Archivo mensual: enero 2012

Las Bienaventuranzas, apertura a los siete rayos.

La bienaventuranza surge del propio desenmascaramiento apariencial. De la apertura de los siete sellos, del despertar diáfano del conocimiento.

La correcta captación y transformación, de éstas energias, es la causa de la metanoia interior, necesaria en la viviencia alquímica.

Comprender, es volvernos conscientes de las limitaciones que originan nuestros condicionamientos; pobreza de espíritu: Primer rayo. Voluntad-Poder. «Bienaventurados quiénes son conscientes de su pobreza de espiritu.»

Experimentar dicha pobreza, es amplitud de corazón; Segundo rayo. Amor-Sabiduria. «Bienaventurados quiénes lloran en la hondura de sí mismos.»

«Bienaventurada la mansedumbre»; inteligencia activa: Tercer rayo.

«Bienaventurados quienes sienten hambre y sed de justicia». Ecuanimidad, armonía através del conflicto; Cuarto rayo.

«Bienaventurados los misericordiosos»; Quinto rayo. Correcta mente.

«Bienaventurados los limpios de corazón»; Sexto rayo. Devoción.

«Bienaventurados quiénes establecen Su paz»; tal y cómo es arriba, es abajo; Orden rítmico. Integridad. Séptimo rayo.

Esperamos, que la comprensión, transmisión y asimilación de éstas energias liberadoras, sea nuestro pleno servicio a la Humanidad, en lo universal.

5 comentarios

Archivado bajo Biblioteca

Semejanzas entre el sistema Chákrico humano, planetario, y solar.

La idea de que únicamente el aspecto visible, y sensorio, de la realidad es lo importante, es un importante escollo en la comprensión de la verdad, consecuencia de una visión subjetiva, basada en percepciones limitantes. Captar la realidad de la unicidad en todo lo creado, nos requiere darnos cuenta de los distintos instrumentos, en los cuales podemos disponer una nueva amplitud de nuestra comprensión. La ciencia, también, avanza en éste sentido.

El tema que planteamos, es la observación, estudio y conocimiento, de las relaciones entre el macrocosmos, la naturaleza, y los seres humanos, y la interacción entre las diversas energias que provocan la coherencia en la manifestación.

– El Alma, es el Hijo de la Divinidad, consecuente unión de espiritu con la materia. Personifica, la mentalidad consciente, la expresión, si puede decirse así, de la inteligente percepción sensoria divina. A su vez, es una unidad energética vibrante, unísona en una de las vidas de rayo…

Las siete emanaciones, los siete rayos, los siete alientos de la vida una, emanan desde el centro; en unicidad, es lo que Es Real. La captación ó aprendizaje, en éste sentido, es indagar el origen que nutre y constituye nuestra alma.
Unos apuntes sobre los Siete Rayos.

Primer rayo; voluntad – poder.
Segundo ; Amor – sabiduria.
Tercero ; inteligencia activa.

Éstos los denominan rayos, cualidad, de aspecto divino.

Cuarto rayo; armonia através de conflicto.
Quinto ; mentalidad
Sexto ; devoción
Séptimo ; orden ritmico

Éstos los denominan rayos, de atributo divino.

Los siete rayos, actúan en todo centro energético de vida, y por todo el universo. Las relaciones energéticas, reciben diferentes nombres, según la ciencia humana que estudia los fenómenos de la manifestación, dichas energias, mantienen al universo en coherencia.

2 comentarios

Archivado bajo Biblioteca, Metanoia