Archivo diario: 16 febrero, 2013

relacion filial en conciencia; * circo Teocrático fenoménico.

Para  sanar  la  locura  del  mundo,  necesitaremos  discernir  con  nitidez   éstos   asuntos;  pues  las  causas  de  las  parafernalias   fenoménicas,   pueden  ser  desenmascaradas   y   superadas.

Toda persona dispone de relación directa con lo espiritual,  lo  cual  constituye   nuestra  relación  primordial;  sin embargo,  la madurez  de  dicha  relación  ó   entendimiento,  puede   hallarse   activa,   distorsionada,   ó  latente.

25 Padre justo, el mundo no te ha conocido, pero  yo  te  he  conocido,  y  éstos han conocido   que  la  Verdad  procede  de  tí.   Y  ésta  es  la  vida eterna:   Que  te  conozcan a tí,  el  único  Dios  verdadero.

Podemos darnos cuenta,  por  lo tanto,  que  la  clave  del  conocer   son    los    estados  de   conciencia.  No  las  imágenes,  ni  las  teorías,  sino   algo  que  se  encuentra  más   profundo  que  las   parafernalias  aparienciales;  las enseñanzas  nos  indican  intimidad,  realidad   existencial.  Conocer es  comprender,  y   las  palabras  crísticas   disciernen.

11 Y ya no estoy en el mundo;  pero  éstos  están  en  el mundo.  Padre Santo, a los que me has dado,  guárdalos en tu nombre.

13 Y ahora vengo a ti, y hablo estas cosas en el mundo, para que tengan mi gozo cumplido en sí mismos.  14  Yo  les  he dado  tu   verdad,  y  el mundo  los  aborreció,  porque  no    pertenecen  al  mundo, como tampoco yo soy del mundo. 15  No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal.   17  Santifícalos  en  tu  verdad:  Tu palabra  es  verdad.  18  Como tú me enviaste al mundo, así yo los he enviado al mundo. 19  Y  por  ellos  y en  ellos,  yo me santifico a mí mismo.   26  Y  yo  les  he  dado  a  conocer  tu  nombre, y  lo  daré  a  conocer  aún;   para  que  el   amor  con  que  me  amas  siempre,  esté  en  ellos,  y  yo   permanezca  en  ellos.

Frente a éstas cuestiones,  ¿qué   ofrece   el  mundo…?   simplemente,  es   cuestión  de  verlo;   las   grandes  mitomanías  teocráticas   ó   científicas  solamente sirven para activar   engendros  cirquenses.

Podemos tener la certeza, de que hay algo más auténtico, totalmente olvidado, en todos y en cada uno. La cuestión es preguntarnos si estamos profunda,  suficientemente  interesados.

vía  armónica  universal

8 comentarios

Archivado bajo Mensajes, comentarios, aclaraciones...

bienaventuranza: estado de ser, en el corazón libre, también en las prisiones planetarias y formas materiales

Hacernos conscientes de la prisión material, y sus fenómenos, manifiesta la pobreza en lo inconmensurable, sin engaños, mirando al pneuma espiritual.

Las bienaventuranzas, testifican de una relación directa, entre el individuo y la divinidad, resaltando las cualidades inherentes de lo invisible ó inmaterial. Implican la realidad de una mediación invisible, que depende solamente del propio individuo. Ésto las convierte en piedra angular de la alquimia de la Verdad, la cual se efectúa solamente ante la presencia. Representan las tareas de desarrollo, a semejanza de lo que esencialmente es.

1 Entonces dijo a los discípulos: Es imposible que no vengan tropiezos.  3 Mirad por vosotros mismos.

20 Y preguntándole los fariseos, cuándo había de venir el reino de Dios, respondió y les dijo: El reino de Dios no vendrá con advertencia; 21 ni dirán: Helo aquí, o helo allí; porque he aquí el reino de Dios entre vosotros está.

22 Y dijo a sus discípulos: Tiempo vendrá, cuando desearéis ver uno de los días del Hijo del Hombre, y no lo veréis. 23 Y os dirán: Helo aquí, o helo allí. No vayáis tras ellos, ni los sigáis. 24 Porque como el relámpago, que resplandeciendo, alumbra de un extremo al otro bajo del cielo, así también será el Hijo del Hombre en su día.

Tenemos ante nuestros ojos esbozada al alma planetaria, el caduceo, el Tao, el espíritu perfecto, surgiendo ante los opuestos.

1 Pero el Espíritu dice claramente que en los últimos tiempos algunos apostatarán de la fe en la verdad, que es evidente intuitivamente, prestando atención a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios.

3 Bienaventurados los pobres en espíritu, pues de ellos es la realidad celeste.

bienaventuranzas

cyranoferdinand
febrero 19, 2013 en 5:41 pm

Utilizamos lo necesario para nosotros y la aportación a la humanidad, pero no poseemos nada, porque nada se puede poseer. Todo nos ha sido confiado por El Espíritu en custodia -en heredad- no en propiedad. Pobres de espíritu -ni las ideas son nuestras- y por éso llegamos al reino de los cielos -la consciencia infinita-. Quien no renuncie a todo no podrá encontrar el reino de los benditos. Por muy bien que vivamos en la tierra -en paz, armonía y prosperidad- siempre tendremos la llamada de un reino no material, el reino del espíritu, al que solamente se llega hacia el interior de nosotros mismos previa desentronización del ego. De esta inmersión -bautismo, muerte- se emerge al mundo -resurrección, nueva vida- como hombre nuevo, hombre espiritual responsable de todo, con todo comprometido, fiel reflejo de Dios en el mundo, que al mundo espiritualiza y devuelve a Dios.

13 comentarios

Archivado bajo Piedra Angular