La Armonía Universal.

cyranoferdinand
junio 24, 2013

Corría el año 1975 cuando terminé de escribir un ensayo – nunca lo publiqué, pero tengo todavía el manuscrito – en el que pretendía plasmar una serie de reflexiones sobre la realidad, vista desde dos perspectivas diferentes: la científica y la religiosa. En este intento aplicaba una visión crítica a ambas, pretendiendo llegar una síntesis similar a lo que en física se buscaba con la teoría unificada, esto es: un modelo consistente de interpretación que incluyese todos los aspectos de la realidad y pudiera aproximarse a respuestas que en otro marco no existían.

Han pasado 32 años de incesante búsqueda de “La Verdad”, hasta el punto de haberse constituido en el más importante objeto de mi vida, y en consecuencia, este camino me ha ido llevando a hallazgos, intuiciones, deducciones y conclusiones muy personales, que siento la necesidad de dejar por escrito.

Lo que media entre lo que entonces escribí y lo que ahora hago es cerrar un círculo: re-escribir, con idéntico objeto, lo que entonces titulé “La Armonía Universal”. Título que no cambio por no encontrar otro con mayor fuerza descriptiva de la visión interior de la realidad a la que me quiero aproximar.
No pretendía entonces, ni pretendo ahora, fijar unas respuestas (como absolutamente verdaderas) a preguntas universalmente planteadas desde en principio de los tiempos del hombre. Más bien pretenden ser aproximaciones a respuestas personalmente válidas y sin duda compartidas, consciente o inconscientemente, por otras personas. Tampoco, este trabajo, va dirigido directamente a “descubrir” estas “verdades” o modelos a otras personas que en absoluto podrían estar interesadas (ni tienen por qué), si no que pretendo escribir para aquellos que han llegado a estadios similares de interés sobre estos temas. El objetivo de esto es que puedan sentir reflejadas sus opiniones, tal vez ver confirmadas algunas de sus vivencias e intuiciones, y en el mejor de los casos, encontrar algún matiz revelador que les aporte algo; lo cual agradecerán como yo estoy agradecido a muchísimos otros que, a lo largo del camino, han iluminado considerablemente mi vida.
Principalmente escribo desde y para la burguesía intelectual, o sea, el denostado ciudadano ilustrado, para el que reivindico la misma legitimidad de inquietudes intelectuales que a las élites del pensamiento científico y filosófico.

¿Qué tipo de obra es esta que inicio?, ¿es sobre física?, ¿filosofía?, ¿metafísica?, ¿arte?, ¿teología?. Sin duda pretendo acercarme a la realidad desde todos estos campos y verla desde todos ellos con cierto grado de coherencia, pero el argumento central es la ciencia, o mejor aún a donde las investigaciones en distintas disciplinas científicas nos van acercando. Dentro de aquellas disciplinas hay todavía una que considero crucial y es la física cuántica, seguida de cerca por la cosmología, de forma que ambas conforman el pilar básico de acercamiento a la realidad del mundo físico (el universo, a escala cosmológica, o a escala de partículas).

Acometo este libro con un gran desasosiego intelectual –una incertidumbre profunda, una enorme perplejidad- que me hace declarar la inoportunidad del mismo. Y es que abordo cuestiones en un momento de crisis científica (perplejidad científica) a escala de cosmología, derivada del hecho observado que el Universo se expande aceleradamente desde hace cinco mil millones de años y que los cálculos sobre la materia oscura y la energía oscura (la energía del vacío) no concuerdan ni remotamente con lo observado. En física cuántica existen otras dificultades con los campos de partículas y la realidad de un universo multidimensional, aparte del hecho que todavía no se ha encontrado el campo de Higgs que se considera crucial para un nuevo paradigma científico. Todo lo cual invalida de alguna manera el actual paradigma y la interpretación del Universo relativista einsteniano. Tal vez, como el mismo Einstein apuntó: “Un problema no puede resolverse con el mismo tipo de razonamiento que lo generó”. Y también afirmo mi creencia en que estos son los problemas actuales más importantes a los que se enfrenta la humanidad, muy por encima de cualquier otro problema.
No obstante, existe un punto central cuya importancia es crítica para el modelo que aquí desarrollo: la consciencia. Más adelante intentaré demostrar que este punto es crucial para todo modelo y que, de hecho, da sentido a fenómenos difícilmente explicables en la física de las partículas y la cosmología; fenómenos tales como el principio de incertidumbre y la pervivencia de la información en los agujeros negros.

Intentaré formular una hipótesis de trabajo de acercamiento a una Teoría Integral del Todo, y que como tal explique todo lo observado, comprobado por experimentación, y aceptado por el conjunto de las ciencias físicas, humanas y sociales, metafísica, filosofía y teología (teología con base científica) y todos los otros campos, no menos importantes, del pensamiento como son las artes. Pero no es un intento de sincretismo cultural, antes bien pretende ser un esfuerzo de síntesis dentro de conocimientos actuales bien descritos y diversamente interpretados.
¿Es una interpretación más?. Sí, sin duda, pero es un ejercicio de interpretación consistente y coherente de lo observado. Y no es original, ya que contiene dosis mínimas de cosecha propia, al contrario encuentra antecedentes en el acervo cultural de la humanidad, y ha sido formulada, en innumerables ocasiones, por distintas formas de tradiciones culturales.
¿Es una teoría?. Sí, y de forma más específica un modelo. Como tal puede describirse como intento de representación de la realidad actualmente comprendida (o sea como la entendemos desde nuestro conocimiento). Esta representación es un mapa de la realidad que no pretende corresponderse exactamente con la realidad misma, ni tan siquiera tomada parcialmente.
Tal teoría tiene que explicar y dar coherencia a la historia del universo, su funcionalidad y finalidad últimas. Esta coherencia exige explicar en otros términos la historia de la vida, su funcionalidad y finalidad últimas. Y siguiendo la misma línea, de igual manera los procesos superiores de la vida, o si se prefiere, las actividades a mayor nivel de la inteligencia reflexiva.
Aquí por historia entendemos como y por qué se produjeron los orígenes y el como y el por qué se ha seguido un desarrollo hasta la historia actual. Por funcionalidad entendemos como ha sido la mecánica interna de esta historia. Y por finalidad entendemos el objetivo último y necesario que se deduce de la realidad, así como todos los objetivos subsidiarios y necesarios que emanan de la coherencia con el objetivo último.

La teoría que expongo es de gran sencillez altamente coherente y de gran belleza conceptual, tan solo hace falta que se compruebe o por lo menos se acepte como verdadera. Y aquí reside el talón de Aquiles de la misma: no dispongo de conocimientos ni medios científicos necesarios, ni tan siquiera de un nivel suficiente de formulación matemática necesaria para una mediana presentación científica.
Por otra parte carece de importancia la paternidad del nacimiento de ideas (recombinación de otras ideas extraídas del acervo cultural de la humanidad) cuando las mismas pueden aspirar a influencias profundas en la forma de ver la naturaleza y a nosotros mismos en el proceso de ella. También se deducirá en la mecánica interna de esta obra que si la teoría es verdadera y no tan solo verosímil, la misma surgiría (o surge o puede haber surgido ya ajenas a mi búsqueda) necesaria y probablemente por varias fuentes independientes: un nivel de conocimiento es alcanzado por alguien y por tanto, en un momento dado emerge en la historia actual como necesidad intrínseca al desarrollo de la misma.
Las reflexiones que expongo son numerosas pero no exhaustivas, ni por aproximación, ya que me refiero a campos del conocimiento bastísimos y a cuestiones debatidas a lo largo de la historia por mentes mucho más poderosas que la mía, consecuentemente la obra, en el caso de que la hubiese podido realizar, resultaría de una enorme extensión para no dejar sin cubrir ningún elemento importante de análisis y reflexión.
Para aclarar otro punto esencial del modelo en su comprensión formal declaro: que su semántica interna responde al concepto tecnológico de informática. Los conceptos cruciales están tomados de la teoría de la computación: describo todos los procesos físicos e intelectivos en términos de procesos de relación algorítmicos secuenciales y distribuidos, en el concepto más duro de computación.
Por último, aviso que me remitiré a fenómenos, teorías y leyes físicas comúnmente aceptadas, dando por supuesto un conocimiento somero de los mismos, por lo menos a nivel divulgativo, por parte del lector; en cualquier caso al final de esta obra incluyo una pequeña bibliografía de referencia (que lo ha sido para mí) así como una breve referencia a los autores de teorías y un breve resumen de las mismas. Las omisiones, desgraciadamente, serán numerosas, por espacio, olvido o desconocimiento, pero que sepa el lector que las aportaciones de importancia al pensamiento humano son numerosísimas y ninguna debería ser menospreciada: sus autores buscaron sinceramente el conocimiento y en alguna medida influyeron en la marcha de la historia.

cyranoferdinand
junio 27, 2013

“He aquí, que ha devenido como uno de nosotros,
conocedores del bien y del mal”

La Ciencia del Mal.

Cuando escribo para determinada gente -por supuesto vosotros- lo hago despreocupadamente, pero para otros tengo mis temores y reservas a ser mal interpretado.
Las cuestiones de ciencia y religión pueden no ser inocentes en este tiempo. No son cosas que estén desligadas de la subjetividad ni algo ajeno al devenir de la historia futura.
Empiezo por la ciencia: Hay un concepto de ciencia que intenta instaurar el nu-or-mun.
Deduzco que su idea incluye al menos estos supuestos:
1º- Hay que sustraer el conocimiento científico a la generalidad de la población, restringiendo su estudio y aplicación a un mínimo perfectamente controlado. Es el regreso a una ciencia hermética, solo para iniciados y opaca para el resto -tecno-magia práctica-.
No se puede desconocer el hecho de que para los procesos de producción de tecnología y alta tecnología les basta una mano de obra -mientras no se logre una adecuada inteligencia artificial- muy “cualificada”: que haga muy bien lo que tienen que hacer sin saber que están haciendo. Entiéndase bien el proceso que seguimos en sistemas educativos -para nada interesa que se aprenda a pensar-. Por poner un ejemplo: la gente dice “voy a aprender informática”, y se trata del manejo de programas de ofimática, navegación por Internet, programas de diseño de páginas web, sistema operativo y otras cuestiones por el estilo y no ciencia de información automática -se ignora lo que está haciendo el ordenador y como lo está haciendo e incluso como es -ni remota idea- un programa de ordenador.
-Cada vez que pulso la barra espaciadora se produce un número 32 (Código ASCII) en binario de ocho bit: 00100000 precedido de otro código que indica la operación alfanumérica (operador) eso lo interpreta en memoria el programa y produce un espacio (que es un carácter alfabético más y no la ausencia de carácter; es el que más abunda y este escrito está lleno de 32s)-.
Mirad que estoy tratando de ilustrar una idea, no digo que tengamos todos que saber de todo ni en todo momento, pero cuando yo impartía clases de informática SI enseñaba unos fundamentos introductorios para que al menos se forjasen una idea general y no un mito. En la escuela me decían: “dice lo que sabe pero no sabe lo que dice” -va para político, vaya, o peor: economista (me perdonen el chiste Vicent Navarro y otros)- que traslado a: “hace lo que sabe pero no sabe lo que hace”.
2º- Hay que confundir el concepto de ciencia identificándola con las ciencias aplicadas y experimentales, ignorando la teórica y privatizando la investigación -al servicio de las élites- desposeyéndola de todo significado moral para que sirva como panacea infalible de todos los males y amenaza patente, a partes iguales.
3º- Hay que unificar la ciencia, en una gran ciencia empírica -la única verdadera- materialista y práctica que sirva de fundamento ideológico y mantenga a cada uno en su sitio. Ella procurará a la élite la inmortalidad y todos los medios necesarios para el dominio eterno.
La libertad del conocimiento ni se la plantean porque creen que el progreso y la creatividad son solamente cuestión de talento -innato-, trabajo y azar (para los demás, claro). Ignoran el hecho de que creatividad sin libertad es como paella sin arroz: algo absolutamente imposible.
4º- Hay que crear una opinión pública favorable a estos objetivos: ¡pónganse a difundir!
Con la religión pasa otro tanto de lo mismo: ingredientes en las mismas proporciones. La filosofía déjese lejos donde tan siquiera huela, las artes para solaz y entretenimiento, caramelo intelectual de necios. Y así sigue.
Paso final de la receta: viértase, a partes iguales, los sofritos de religión y ciencia, en un recipiente amplio y pásese todo ello con la minipimer.
Esto es lo que yo creo que está pasando, pero a esta cara de la ciencia del mal le corresponde otra muy distinta que es la cara de la ciencia del bien. Pero esto es otra historia.

Anuncios

33 comentarios

Archivado bajo Biblioteca, Colaboraciones

33 Respuestas a “La Armonía Universal.

  1. No puedo dejar de sentir un interés enorme después de leer tu post 🙂

    Saludos y felicitaciónes por tu trabajo, que aunque no conozco, deduzco por la sinceridad que he leído entre líneas , de un gran discernimiento y valor informativo.

  2. FRANLIZ

    Fernando coincido con Masira, creo que detrás de este prologo de TU obra, hay un gran esfuerzo, que merece nuestro RECONOCIMIENTO, pues ES algo en lo que estamos todos, ALUMBRAR LA VERDAD.

  3. Anonimo

    Para quien busca la verdad afuera, en lo externo, en la materia se distancia cada vez de LA VERDAD que se encuentra dentro de si mismo.
    todo lo demas es del intelecto y no trascendera al morir. se quedara aca en este plano humano material.
    Solo lo que esta en el alma, se ira en mi consciencia, lo que alli ponemos y lo que alli descubramos, pues toda esa amalgama cientifica esta en el interno ser de todo yo humano, a la que accedera cuando decida buscarla en si mismo. Todo lo demas es bla bla bla, y no demerito su trabajo, es importante, no ha perdido su tiempo pero honestamente, desde mi punto de vista, le digo, sabe mas de lo que cree, pero analogamente diria: tiene la aguja y el hilo en sus manos, el material para plasmar un maravilloso dechado, pero aun no ha enhebrado la aguja.

    • No solamente respeto su opinión, sino que estoy de acuerdo, en parte -es decir: en la parte que expone-.
      Yo también defiendo que lo verdaderamente importante -para toda persona- se encuentra en el interior: la consciencia a la que nos hacemos trasparentes. En esa consciencia descubro que no tengo existencia alguna (real) pues para mí solamente existe EL QUE ES:, El Espíritu, El Único y nuestra existencia es -por decirlo de alguna forma- en la mente de Dios. Usted y yo somos somos un único espíritu y somos El Espíritu. No hay nada fuera de Dios, porque solamente hay Dios. No solamente existe Dios sino que es lo único que existe.
      Pero eso que usted llama exterior -usted y yo y aquello que vivimos- tiene un sentido para Dios: es el Diálogo de Dios consigo mismo.
      También sabrá que cada persona es -en su interior- un algo único que solamente el conoce y que debe poner en acción. Yo soy un sintetizador de conocimiento y eso es parte de mi cometido espiritual. Baste que le diga que creo que me hace transparente a El. No creo que el plan divino -por decirlo de alguna forma- fuese que nos quedásemos en la vacuidad y el desapego del ego, aún cuando esta sea una vivencia necesaria. Usted podría ser músico, por ejemplo, -ser su íntima naturaleza- y la vacuidad le llevaría a descubrirlo, si así no fuese o no lo realizase estaría tentado a decir que está estancado en el desarrollo espiritual.
      Por otra parte, lo importante es que cada uno realice en sí la acción del espíritu -y esto lo afirman todas las tradiciones espirituales-, que hagan la labor del padre, renuncien a sí mismos y se den amorosamente a la labor que entienden les ha sido encomendada (la parábola de los talentos).
      Por último: permítame preguntarle ¿no cree que el hombre -y toda criatura inteligente- pueda tener un sentido en esa misma inteligencia? Somos inquisitivos por naturaleza, pero no nos hemos dotado a nosotros mismos de ella, y es por ello que evolucionamos y trascendemos.
      Comprendo los prejuicios científicos -de donde vienen- así como los religiosos, pero no importa porque todo responde a un sentido que se nos escapa pero que intuimos completo en sí mismo -perfecto diría Ágora-.
      Personalmente, le invito a seguir haciendo crítica y gustosamente meditaría sus propuestas. Olvídese de la ciencia, hable de sus vivencias, sea generoso para que otros encuentren una ayuda de iluminación.
      Un abrazo en el Ser.
      Fernando.

  4. A modo de reflexión:
    ¿Cómo sé que estoy ante una obra espiritual genuina?
    Porque me inspira sed de Dios, amor, gratitud, sentido, belleza y paz. Estoy en la casa del Padre.
    Vale más habitar en el atrio de la casa del Señor, que en el más fastuoso de los palacios (de un salmo). Y habitaré en la casa del Señor por días sin término.

    Como principio de respuesta a la cuestión planteada por Roverdos: deberíamos meditar sobre el tiempo y la eternidad. Yo le anticipo que -así lo creo- que cada instante es -en sentido literal y real- eterno. No solamente es sino que ha sido y será para siempre.
    Un abrazo.

  5. Anonimo

    De acuerdo, Es Dios y solo Dios lo que realmente existe y EL esta en mi y en cada uno de nosotros , toda la humanidad , todo ser viviente, todo animal toda planta todo mineral, EL es el aire EL agua, La Luz, todo, absolutamente todo. Pero a la par esta el quiere apoderarse de ese todo, queriendo ser DIos. Pero como ya sabe que no lo sera, utiliza todo lo que este a su alcance en este plano y en los parcialmente materiales para destruir LA VIDA que es Dios.
    Y lo peor de todo es que la ignorancia humana le sirve en su causa.
    La tarea esta en no alimentar al contrario a Dios. Como? no ignorandolo, al contrario, comprendiendo su error, pero mostrandole con mi forma de ser y de vivir, cumpliendo las Sagradas Leyes, dia a dia, sin descanso, altruistamente, su poder se desmoronara, y abonaremos el terreno para el Reino de Paz en la Tierra. Todo lo demas, se dara por anadidura.
    tal es mi conviccion y me esfuerzo por hacerlo. No puedo presionar a nadie a que haga lo mismo, pero la Sabiduria Divina ya esta dada, y la obtiene el que la busque sinceramente. La encontre, ahora debo desarrollarla en mi.
    Y ahi esta, para quien quiera tomarla, cuando quiera, humildemente cosa que en el ego humano no es tan facil.
    Pero si ya vemos la Luz entonces acerquemonos a ella. y eso se hace solo individualmente y al final nos encontraremos los que la vimos y nos acercamos a ella.

    • Te comprendo y animo a que sigas el camino del bien -que es lo fundamental. Por otra parte, no puedo afirmarte que tu concepción sea errónea.
      No obstante no sigo muy bien tu visión de Dios. Creo entender -no se si acertadamente- que piensas que hay una especie de Dios bueno y un demiurgo que pretende ser dios, que nos hace creer que es dios y nos engaña induciéndonos al mal (maniqueísmo). Si esto es así difiero en que el origen y la naturaleza del bien y del mal NO están fuera de la acción de Dios, más bien son INTRÍNSECOS a la necesaria libertad y creatividad de ese diálogo divino que denominaré evolución universal -aunque difiere en muchos aspectos importantes de la teoría clásica de la evolución darwiniana y neo-darwiniana-.
      Permíteme que apee el tratamiento de usted porque impone una lejanía que no siento.
      En comentario más abajo voy a escribir una pequeña parábola para ilustrar como veo las cosas, en lo que estamos hablando, y lo titularé “La Orquesta de Jazz”. Añado que me las has sugerido tu, puesto que no se porqué, en vez de Anónimo te he visualizado como Músico.

  6. Bertha

    Querido amigo Fernando, sé que te mueve un interés honesto y sincero en compartir tus vivencias, pesquisas y todas las disquisiciones intelectuales que habrás tenido que destilar y que sabrás desgranar en este ensayo de forma inteligente y modesta para su reflexion. Gracias
    Fijate lo que son mis sincronicidades, que acababa de recibir este magnifico post del blog que soy asidua, cuando he recalado en casa Ágora y me encuentro con el tuyo. Vaya mi ayudita por sí te sirve.
    http://www.erraticario.com/mente/espiritualidad-y-honestidad-intelectual-son-compatibles/#more-7531

    • La honestidad intelectual proviene de la honestidad fundamental de la persona -es una actitud moral y por lo tanto espiritual- y nadie tiene una actitud moral buena en un campo de la vida y otra mala en otro -esquizofrenia del espíritu-. No, somos lo que somos en todo. Quien es honesto en ciencia lo es en espíritu y viceversa. El violento ejerce la violencia -no importa el campo- el compasivo la compasión -no importa el ámbito-.
      Es lo que se me ocurre de pronto. Besos.

  7. LA ORQUESTA DE JAZZ

    Todos formamos parte de una orquesta de jazz -una inmensa orquesta-. Cada uno toca -de manera personal- un instrumento que es único, puede ser similar a otro o estar encuadrado dentro de percusión, cuerda o viento o electrónico o extraño instrumento incalificable.
    Estamos para tocar o componer -en jazz se compone mientras se toca, sobre la marcha-.
    Tenemos una melodía simple que nos ha sido dada -ahora no importa quien- y sobre la que improvisaremos libremente.
    Al principio todos tocamos siguiendo esas notas sin apartarnos mucho de lo que estaría escrito en la partitura, pero a medida que trascurre el tiempo aparecen variaciones cada vez más significativas, también aparecen melodías discordantes que hacen de contrapunto y establecen una pugna de dominio, hasta que nace algo nuevo que no es de nadie pero que resultaría inconcebible sin uno solo de los músicos.
    ¿Cómo resultaría posible la riqueza de matices sin la libertad inherente y esencial para la creatividad?. Eso es el origen del mal, pero también del bien. Al final, cuando la obra ha sido completada, todo es bien e inmensa riqueza. Todo es perfecto, todo ha evolucionado y trascendido.
    Cuanto más yo mismo soy más orquesta soy y cuanto más orquesta más yo mismo.

  8. alma9

    Hola, saludos a todos.
    Comparto tu visión Fernando, el ejemplo del jazz es muy descriptivo. El interior es muy importante, nadie lo duda; pero también es importante comprender el mundo en que nos movemos, porque como en todo, nada está separado. Estoy deseando leer tus escritos, que tan generosamente compartes con todos nosotros.
    Un abrazo

  9. Volviendo hacia esa abstracción intelectual a la que hemos decidido llamar tiempo,… entiendo una vez observadas las diferentes posibilidades, que solo puede tratarse de la correspondencia concreta y directa de una frecuencia vibratoria natural de libre albedrio pero de posible y consumada manipulación,… que al haber sido alterada nos dificulta enormemente o de hecho nos imposibilita progresar hacia un nuevo estado evolutivo

    A mi entender la materialización de esta abstracción es el dinero, y su efecto se ha mostrado como la mejor herramienta para conseguir ese abominable propósito a gran escala,… pues ya no se trata de conducir nuestra vibración en una frecuencia distorsionada, que es de lo que hasta mediados del siglo pasado se habría encargado con éxito la iglesia católica y como todavía hoy consiguen algunas otras religiones o creencias,…. Sino que en la sociedad occidental esto ha sido progresivamente reemplazado por otra abastracción, la economica,… que ha comprado el tiempo y la energia vital de cada uno de nosotros, apropiandose totalmente de nuestros potenciales biologicos y en gran medida tambíen psíquicos,… hasta situarnos masivamente en la casi total ignorancia de nuestro propio valor espiritual y por ende de nuestro ser,…

    Pues bien, las consecuencias de lo que hemos decidido llamar tiempo, se pueden reajustar simplemente con situarnos en nuestra frecuencia natural de vibración,… voluntariamente,…

    • Mira, Roverdos: hay dos enemigos mortales de los poderosos -el dinero solo es un instrumento del poder- y son LA VERDAD y LA LIBERTAD.
      En neo-lengua cuando ellos dicen libertad quieren decir opresión y cuando dicen verdad quieren decir confusión.
      En cuanto al tiempo: es el fondo que permite el ritmo de sonidos y silencios: -el tempus- que permiten la dirección del devenir evolutivo y la eternidad que sigue al ser.
      Ya veremos que lo que llamo unidad de procesamiento en el cosmos es para cada nodo del espacio el despliegue de una distancia de Plank en un tiempo de Plank -En un milímetro caben 1 seguido de 32 ceros de distancias de Plank y en un segundo 1 seguido 46 ceros. No hay nada más pequeño que las unidades de Plank y no pueden existir fracciones, por lo que el tiempo universal es el astronómico numero de Plank multiplicado por los segundos de trece mil cuatrocientos millones años desde el Big Ban y exactamente para TODOS los nodos del espacio -que están separados a una distancia de Plank. Este no es un tiempo relativista y es la medida del presente real. Todo lo demás es retención de la consciencia y ya no existe un pasado al que podamos ir porque esta replegado en una dirección inversa del tiempo, ni del futuro porque todavía no está desplegado. Nuestro tiempo es una percepción de un proceso que no podemos seguir. Pero hay muchísimas más cosas en cuanto al tiempo: ya lo veremos.

  10. alma9

    Curiosamente, también ando dándole vueltas a lo del libre albedrío y la manipulación. La ignorancia en la que estamos sumidos, sobre las leyes de este universo hacen que demos por ciertos o inamovibles ciertos conceptos o comportamientos, cayendo en la desesperanza o en la aceptación pasiva. Realmente estamos usando nuestro libre albedrío, aunque desde la ignorancia.
    Me pregunto que pasaría a TODOS los niveles si, como dices, decidiéramos “voluntariamente” hacer otra cosa.

    • Cierto porque la vida y todo el universo es: MOVIMIENTO, el baile de Shiva. Mientras estoy sentado estoy viajando alrededor del eje terrestre, al rededor del sol alrededor del centro de la galaxia hacia un punto desconocido del universo -todo esto a velocidades enormes y crecientes en ese orden- y no solamente eso sino que soy un loco agitarse de átomos y partículas atómicas en un vacío cuántico que se despliega y repliega 10.000 nonillones de veces en un segundo. La quietud es imposible -física y espiritualmente imposible-.
      Piensa también: sin libertad no hay creatividad -y estamos a un paso de la inexistencia- no es algo opcional.

  11. Bertha

    ALMA, pues que sería por nuestra parte, un acto volitivo ¡¡¡ La conciencia actuando y eligiendo. No en vano ésta precede a la materia, y sin negarle su oportunidad experiencial (a la materia) la conciencia tomaría la delantera en decidir. Buen día

    • Bertha

      Sujeto y objeto sin separatividad. Por la razón que fuere (y aquí hay tela pá cortar) la conciencia establece el yo y lo otro, pero con ese super acto volitivo unifica lo que no deja de ser una ilusión (o maya), ese mundo “tangible y que se puede tocar y medir mediante el concepto tiempo”. El AHORA es glorioso, no deja espacio ni tiempo para el miedo o la desesperanza. Perooooooo…. como apunta ROVERDOS estamos usando el libre albedrío desde la ignorancia. Y esta, ya se sabe, ¡ cuán osada es pardiez ¡

      • Cierto.
        Cualquier nodo del vacío tiene libertad absoluta -la aleatoriedad perfecta es 0,5 a 0,5 de 1, cara o cruz- y puede elegir libremente entre despliegue derecho o despliegue izquierdo a una distancia de pank 50/50. Cuando se realiza cualquier decisión y todo decide (no solamente el hombre) esta elimina muchas historias virtuales futuras. El presente colapsa la realidad, incorpora en él el pasado y establece nuevas posibilidades de futuro.
        Para continuar estas cuestiones dejo abajo algo que acabo de escribir antes de que abramos otros post con otras partes de ésto y otros ajenos que nos den tiempo de meditación y no nos centren en demasía en estas temáticas.

  12. “He aquí, que ha devenido como uno de nosotros, conocedores del bien y del mal”

    La Ciencia del Mal

    Cuando escribo para determinada gente -por supuesto vosotros- lo hago despreocupadamente, pero para otros tengo mis temores y reservas a ser mal interpretado.
    Las cuestiones de ciencia y religión pueden no ser inocentes en este tiempo. No son cosas que estén desligadas de la subjetividad ni algo ajeno al devenir de la historia futura.
    Empiezo por la ciencia: Hay un concepto de ciencia que intenta instaurar el nu-or-mun.
    Deduzco que su idea incluye al menos estos supuestos:
    1º- Hay que sustraer el conocimiento científico a la generalidad de la población, restringiendo su estudio y aplicación a un mínimo perfectamente controlado. Es el regreso a una ciencia hermética, solo para iniciados y opaca para el resto -tecno-magia práctica-.
    No se puede desconocer el hecho de que para los procesos de producción de tecnología y alta tecnología les basta una mano de obra -mientras no se logre una adecuada inteligencia artificial- muy “cualificada”: que haga muy bien lo que tienen que hacer sin saber que están haciendo. Entiéndase bien el proceso que seguimos en sistemas educativos -para nada interesa que se aprenda a pensar-. Por poner un ejemplo: la gente dice “voy a aprender informática”, y se trata del manejo de programas de ofimática, navegación por Internet, programas de diseño de páginas web, sistema operativo y otras cuestiones por el estilo y no ciencia de información automática -se ignora lo que está haciendo el ordenador y como lo está haciendo e incluso como es -ni remota idea- un programa de ordenador.
    -Cada vez que pulso la barra espaciadora se produce un número 32 (Código ASCII) en binario de ocho bit: 00100000 precedido de otro código que indica la operación alfanumérica (operador) eso lo interpreta en memoria el programa y produce un espacio (que es un carácter alfabético más y no la ausencia de carácter; es el que más abunda y este escrito está lleno de 32s)-.
    Mirad que estoy tratando de ilustrar una idea, no digo que tengamos todos que saber de todo ni en todo momento, pero cuando yo impartía clases de informática SI enseñaba unos fundamentos introductorios para que al menos se forjasen una idea general y no un mito. En la escuela me decían: “dice lo que sabe pero no sabe lo que dice” -va para político, vaya, o peor: economista (me perdonen el chiste Vicent Navarro y otros)- que traslado a: “hace lo que sabe pero no sabe lo que hace”.
    2º- Hay que confundir el concepto de ciencia identificándola con las ciencias aplicadas y experimentales, ignorando la teórica y privatizando la investigación -al servicio de las élites- desposeyéndola de todo significado moral para que sirva como panacea infalible de todos los males y amenaza patente, a partes iguales.
    3º- Hay que unificar la ciencia, en una gran ciencia empírica -la única verdadera- materialista y práctica que sirva de fundamento ideológico y mantenga a cada uno en su sitio. Ella procurará a la élite la inmortalidad y todos los medios necesarios para el dominio eterno.
    La libertad del conocimiento ni se la plantean porque creen que el progreso y la creatividad son solamente cuestión de talento -innato-, trabajo y azar (para los demás, claro). Ignoran el hecho de que creatividad sin libertad es como paella sin arroz: algo absolutamente imposible.
    4º- Hay que crear una opinión pública favorable a estos objetivos: ¡pónganse a difundir!
    Con la religión pasa otro tanto de lo mismo: ingredientes en las mismas proporciones. La filosofía déjese lejos donde tan siquiera huela, las artes para solaz y entretenimiento, caramelo intelectual de necios. Y así sigue.
    Paso final de la receta: viértase, a partes iguales, los sofritos de religión y ciencia, en un recipiente amplio y pásese todo ello con la minipimer.
    Esto es lo que yo creo que está pasando, pero a esta cara de la ciencia del mal le corresponde otra muy distinta que es la cara de la ciencia del bien. Pero esto es otra historia.

  13. alma9

    Hola,qué animado está esto.
    Fernando, me acabo de incorporar y tengo que leer tus comentarios detenidamente, pero he cogido unas frases al azar:
    ” Cuando se realiza cualquier decisión y todo decide (no solamente el hombre) esta elimina muchas historias virtuales futuras. El presente colapsa la realidad, incorpora en él el pasado y establece nuevas posibilidades de futuro.”
    “Todo lo demás es retención de la consciencia y ya no existe un pasado al que podamos ir porque esta replegado en una dirección inversa del tiempo, ni del futuro porque todavía no está desplegado. ”
    Entiendo que en cierta manera el futuro puede quedar establecido (todo decide), luego es posible que exista un cierto determinismo (¿destino?).
    Comento esto porque hay personas que pueden adivinar el futuro.
    Aunque aún no esté en nuestra consciencia, nuestro doble, triple, alma…o como queramos llamarlo tiene la posibilidad de ver pasado y futuro (adimensional), ya que el tiempo parece que es lineal sólo en ciertas dimensiones.
    Esto me lleva a otra cuestión relacionada con lo que he comentado anteriormente. Si usamos nuestro libre albedrío adecuadamente, o como dice Bertha, “… pues que sería por nuestra parte, un acto volitivo ¡¡¡ La conciencia actuando y eligiendo.”
    Entiendo que si existe la reencarnación como tanto se dice, esto sería algo voluntario por nuestra parte, no estamos obligados a reencarnar ¿por qué lo hacemos? ¿existe realmente la reencarnación?. Lo dejo aquí para no alargar.
    Saludos liados 🙂

    • Comentas varias cuestiones que son interesantísimas, aunque son cuestiones separadas. ¿Cómo las veo?
      Determinismo: Si alguien tuviese conciencia simultánea de toda la historia del universo -presente, pasada y futura- se podría decir que PARA EL todo estaría determinado.
      Me habéis leído muchas veces que todo es proceso y procesamiento, pero DESDE CUALQUIER PUNTO solamente se percibe -en el presente- el resultado, es decir: lo que ha sucedido -y eso porque está incorporado en el presente- y en ningún caso el futuro, que no es accesible porque no se ha procesado.
      Me dirás: ¿Y la Consciencia -Dios-?.
      Concibo La Consciencia como algo imposible de definir -ahora y en futuro, junto con la nada (que es una imposibilidad ontológica y Kant estaría de acuerdo)- pero: es OMNIPRESENTE. Esto significa que está NECESARIAMENTE en todos los nodos del vacío -si no no existirían- pero también que ESTÁ EN PRESENTE y es EL OBSERVADOR. Repito: ES LO ÚNICO QUE NI ES PROCESAMIENTO NI PROCESA (Motor Inmóvil). Solo se puede decir que ES. Es eternamente presente. Desde cualquier presente no observa presentes pasados ni futuros, esas cuestiones son procesamiento y es la razón de ser de la historia y el universo y por eso lo llamo la acción del espíritu, creación o diálogo del Espíritu consigo mismo.
      Pero desde este de la realidad -lado del procesamiento- esta acción creadora -y por tanto dinámica- es campo y principio de información que contiene leyes (programa-procesando) y relaciones y perpetúa correlaciones y principios estructurales (memoria activa) es lo que llamamos campo universal, campo akásico o -más restringidamente- campo morfogénico. Y es en esto último en donde podríamos centrar la meditación sobre la supervivencia del alma y las posibilidades de reencarnación.
      Para mí estas cuestiones no resultan relevantes -personalmente- porque:
      1º Si como TODO soy, NO NECESITO subsistir como parte. El eterno ignora la inmortalidad.
      2º Como yo, todos los yo son eternamente presentes en todos los presentes pasados.
      3º También como yo -estructura o principio de información- permaneceré incorporado al campo akásico hasta el punto omega o punto final del universo. Eso, para bien o para mal, obra para todo.
      Repito que esta es mi visión personal, sin duda compartida y creo que cada vez más avalada por la física teórica, las tradiciones místicas de todos los pueblos y buena parte de la filosofía.
      Como Alma, y en buena parte Bertha -con lo del libre albedrío- me dan pié, voy a escribir abajo otro comentario para poner una similitud informática.
      Lo titularé: La Computadora.
      Perdonarme si me pongo pesado con tanta literatura.

      • Entonces,…. de la afirmación en tu comentario anterior,…”La quietud es imposible -física y espiritualmente imposible-.”,… nada de nada

        Pues parace ser que existe la quietud o ausencia de movimiento en la consciencia,…
        ¿es tambíen posible entonces que el tiempo solo exista fuera de la consciencia,… ?

        me preocupa un tanto que podamos extraer confiadamente demasiados datos externos,… dando por ciertas diferentes postulaciones que se nos antojen simplemente atractivas,… y no dejemos el suficiente espacio a nuestras propias y serenas observaciones,
        dejandonos llevar en las vertiginosas alas del conocimiento y sin darnos atemporales descansos en los inmoviles estanques de la sabiduría.

        Pero añado que me parece cuando menos interesante la linea de exposición,…

      • alma9

        Entiendo que los hechos pasados cuando son procesados y pasan a formar parte de la consciencia individual, también formarán parte de ese campo universal.
        Según dices, desde un punto sólo se percibe lo que ha sucedido y en ningún caso el futuro porque no se ha procesado y no es accesible.
        Insisto en que hay personas que pueden tener acceso a ese futuro que aún no es accesible. Personalmente sólo he tenido una experiencia clara de esto; pude saber lo que le ocurriría a un conocido con un par de semanas de antelación. No sabía que era futuro, pensaba que había pasado ese mismo día pero al comentarlo con otras personas, buscaron la información y ningún medio de comunicación había dicho nada (yo lo había oído en la radio y la televisión, con todo lujo de detalles). Como he dicho a las dos semanas ocurrió tal y como lo había contado.
        Esto me hace pensar que quizá ciertas cosas ya están determinadas de antemano.
        Gracias por tu respuesta

      • alma9

        Al hilo de tu respuesta roverdos, me ha parecido muy interesante lo que dices:
        “¿es tambíen posible entonces que el tiempo solo exista fuera de la consciencia,… ?”.
        Se me ocurre que si estamos hechos a imagen y semejanza de la Fuente, Gran Espíritu o como queramos llamarle, y Él se fragmentó creando todo lo que existe, quizá nosotros (en origen) también podemos fragmentarnos y vivir muchas vidas a la vez. Toda ésta experiencia iría llenando esa gran Consciencia, a la que lógicamente todos tendríamos acceso; si esta, a su vez, fuera independiente del tiempo, toda la información, pasada, presente y futura sería accesible. En este caso las dos versiones serían aceptables.
        Por esto me replanteo si es necesario reencarnar, una y otra vez. Se que hay mucha literatura que puede contradecir esta idea, pero también hay cosas que debieran decirse y no se dicen en ningún lado.
        Sea como sea, esta polémica creada por los comentarios de Fernando me parece estupenda.
        Saludos

    • un enlace muy interesante, roverdos; gracias,

      habrá que estudiarlo, y podemos abrir un entrada específica, a éste respecto …

      cuándo quieras …

  14. Roverdos:
    “Entonces,…. de la afirmación en tu comentario anterior,…”La quietud es imposible -física y espiritualmente imposible-.”,… nada de nada”.

    La Consciencia -con mayúsculas- se puede decir que es inmóvil, lo único inmóvil y si queremos expresarlo así: fuera del tiempo, pero nuestra consciencia es un acceso -más o menos limitado- a la consciencia divina. Percibimos esa quietud, pero la percibimos en movimiento. Es este lado de la realidad, porque de la consciencia no podemos definir nada y me temo que nunca. De nuestra consciencia podemos definir solamente los límites que nos atañen pero no lo que es en sí misma -puesto que es emanación de La Conciencia.
    La quietud (absoluta) es física y espiritualmente imposible (en nuestra realidad).
    La experiencia de cesación de pensamiento y la experiencia mística son relativas porque no cesa todo absolutamente: temporalmente tienes la experiencia de cesación. Tal vez -y digo tal vez- la muerte sea esa cesación.
    No obstante, puedo caer en contradicción y mis creencias -imperfectas y siempre mapa de territorio- pueden resultar perfectamente falsas, es a donde me llevan cuestiones más o menos contrastadas por otros.
    De mi experiencia personal solamente puedo referirme a esa experimentación de la conciencia y al surgimiento de intuiciones.
    En cuanto a lo demás, pues tienes razón, y las cosas van tomando forma con mucho tiempo.
    En mi vida alterno contemplación, estudio,especulación y acción, teología y ciencia, lo espiritual y lo material, a veces por temporadas, en ocasiones por días y tampoco es difícil que se de todo ello en el mismo día.
    Lo que recomendaría es al menos algún momento de cesación al día, pero pueden darse cuando trabajas mecánicamente.
    Un abrazo.

  15. Son muchas las veces que la carga intelectual bloquea notablemente nuestra capacidad sensible,…

    a veces,…
    observarndo en paz el espacio que hay justo antes de que nada se manifieste,… y justo ahí,…
    todo parece encajar en ese mismo instante.

    Un abrazo y mucha paz.

  16. ¿Por qué crees que la carga intelectual bloquea la capacidad sensible?¿No es posible que sea esa capacidad sensible la que nos lleve a algunos a formular esperanzas, a la lucha o a la contemplación?
    Cuando alguien lucha, lucha por otros -muy raramente por sí mismo- el que intenta dar sentido también y el que medita en la soledad igualmente.
    Te pregunto: ¿No es el amor lo que nos hace asumir cargas que personalmente no necesitamos? Y es que cada uno se ve impelido por el amor a jugar las cartas que tiene.
    Si cualquiera hiciese las cosas que le hacen feliz y no aquellas a las que se ve impelido por la necesidad ajena termina en un estado egóico y yermo.
    En El público (digital) leía hoy la noticia de un hombre que murió tras haber salvado a dos niños ahogarse. Y también la de un conductor de autobús que salvó a un hombre de morir tiroteado. En ambos casos hicieron lo que tenía que hacerse con desprecio de sus vidas.
    ¿Una supuesta sabiduría en espiritualidad o en intelectualidad nos hace mejores que ellos?: Moralmente no. Optaron por el bien con todas las consecuencias, hicieron lo que tenían que hacer por encima de sí mismos, aunque en el segundo caso no tuvo consecuencias fatales.
    Todo lo que llevamos escrito trata no de ciencia, sino de libre albedrío en una humanidad a la que pretenden -gravemente- suprimir la libertad. Hablan de una -entre muchas posibles- visiones del mundo que den sentido y fundamenten esperanza. Y tú también. Y también todos vosotros. Que me perdone Ágora si me equivoco: ¿No sufres una cierta -Ágora- una cierta angustia cuando nos informas de terremotos y maldades varias?¿Por gusto o por compasión? Pues porque es necesario.
    Algunos debemos proponer marcos generales del nuevo mundo del bien porque existe una visión perfectamente definida del nuevo mundo del mal y eso nos llevaría o bien a atacar esa visión -hay quien se dedica a ello- o bien a proponer y destacar lo esperanzador. Tanto en un caso como en el contrario, las ideas cobran vida propia cuando son pensadas por el suficiente número de personas.
    Muchas cosas de las que ahora tratamos parecerán obviedades -eso espero- expresadas con toda nuestra ingenuidad -en el sentido genuino- y sin duda con nuestra mejor intención.
    Pero esto no significa: el pensamiento único deba imponerse, o sea crear otro paradigma y encorsetar la libertad. Más bien considero que una característica esencial y común a todo el que busca el bien es una visión de un mundo plural y cooperativo: plural en ciencias plural en religiones, plural en culturas y concepciones, donde cada persona disponga de la posibilidad de realizarse -interior y exteriormente-.
    Pero soy consciente de que estas son consideraciones que no debería haceros porque las tenéis más que asumidas de antes de conocernos.

    • no me refiero a nada en concreto,…. dispongo de poco tiempo y procuro sintetizar lo que siento sobre la marcha,… supongo que es probable que no me explique como debiéra, a veces ni con todo el tiempo del mundo lo consigo.

  17. Hola, Fernando; saludos, y también a todos,

    Es una gran alegría, comprobar la realidad de lo que compartimos.

    Los diferentes modos de expresión, de cada uno, son también un verdadero incentivo, en el develar de lo más auténtico.

    Todo noble esfuerzo, por querer compartir lo mejor de uno mismo, con los demás, merece el más amplio reconocimiento y sincero aprecio.