la actual crisis planetaria y social, y los seres perfectos * Madrid fumigado.

Si llamamos al reino mineral el primer reino, nos damos cuenta de que la humanidad encarnada, existimos en el cuarto reino, formando un conjunto  interpenetrado  en  las dimensiones superiores.

tetraedro humano

Los tres reinos básicos interrelacionados con el cuarto, conforman la figura tetraédrica, en donde cada reino ocupa un vértice.

Desde éste lugar, la conciencia ocupa su espacio en las tareas de realizacion consciente de la verdad. Todos podemos comprender, que la ley y el orden, provienen del uno insondable, y de que los seres perfectos, existen verdaderamente. Sin embargo, necesitamos un interés noble, para darnos cuenta de ésto, prepararnos sinceramente, y experimentarlo al respecto.

Porque, los seres conscientes que quieran la senda de perfección, también la buscan en la crisis actual.

Gobiernos en CONTRA de sus ciudadanos: solamente para adultos. Posiblemente, lo que se expresa en el vídeo es totalmente cauteloso.

Seguramente, que entre las noticias que circulan, hay algunas que son simplemente fantasias. Sin embargo, podemos asegurar de que en lo referente a las fumigaciones sobre Madrid, la noticia es tan notable como totalmente cierta.

Los datos y documentos son alucinantes; parece mentira la ignorancia social.

Anuncios

6 comentarios

Archivado bajo Superando Matrix

6 Respuestas a “la actual crisis planetaria y social, y los seres perfectos * Madrid fumigado.

  1. josè

    De acuerdo en muchas cosas solo Que no creo en seres perfectos, creo en seres infinitos caminando a la perfección infinita

  2. Hola, josé; saludos,

    Efectivamente, son cuestiones que requieren matices importantes.

    Tal y como detectamos actualmente en la situación mundial, nos encontramos inmersos en falsedades, en donde unos presuntos dirigentes y grupos, pretenden acaparar la manifestación para su propio beneficio, originando todo tipo de guerras y pendencias.

    Justamente éste, es el estudio que nos interesa abordar y realizar,
    porque, hasta que no desarrollemos la capacidad de desenmascaramiento y de discernimiento, podemos ser arrastrados por las paradojas que ocultan parte de lo fenoménico.

    Éste es un interés que tenemos que despertar equilibradamente.

    He mencionado a eventuales seres perfectos, en relación al uno insondable, en el mismo sentido, que vd., nos lo indica, creo.

  3. … el tiempo y el dinero …