agni yoga, protección en nubes ethéricas

Me agradaría que las cosas fuesen quedando claras  en  los  temas  que  se  plantean, y a tal efecto intento ir desgranando las cuestiones, compartiendo así algunas, las cuales son objeto las prácticas liberadoras en conocimiento.

He aquí que viene con las nubes  (  de  los  éteres),  y   todo ojo le verá, y los que le traspasaron;  y  todos los  linajes  de  la  tierra  se  lamentarán  sobre  él.

3 Bienaventurados los pobres de espíritu, pues son el reino de los cielos.
4 Bienaventurados los que lloran, pues ellos serán consolados.
5 Bienaventurados los humildes, pues ellos heredarán la tierra.
6 Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, pues se saciarán.
7 Bienaventurados los misericordiosos, pues ellos recibirán misericordia.
8 Bienaventurados los de limpio corazón, pues ellos verán a Dios.
9 Bienaventurados los que procuran la paz, pues serán llamados hijos de Dios.

Como bien sabemos, en toda manifestación existe la dualidad que produce la triplicidad. El Espíritu establece contacto con la materia; el resultado de ese contacto es el nacimiento del Hijo o Ego, el aspecto conciencia. Por lo tanto, la manifestación egoica constituye el aspecto intermedio, el lugar de unificación y, después de los necesarios ciclos evolutivos, el lugar de equilibrio.

La Manifestación del Ego se Produce Durante la Individualización. El cuerpo causal es esa envoltura de sustancia mental producida en el momento de la individualización cuando los dos fuegos hacen contacto. La fuerza o energía que desciende de los planos superiores (el aliento de la Mónada si así quieren denominarlo) produce un vacío, o algo similar a una burbuja en suspenso, formándose la envoltura del cuerpo causal, “círculo no se pasa” de la Vida central individualizada.

11Yo  a  la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento; mas el que viene tras mí, más poderoso es que yo; los zapatos del cual yo no soy digno de llevar; él os bautizará en Espíritu Santo y en fuego 12 Su aventador en su mano está, y aventará su era: y allegará su trigo en el alfolí, y quemará la paja en fuego que nunca se apagará. ( Los fenómenos que HEMOS producido o abstenido en la temporalidad.)

Los principios básicos del Agni Yoga, fueron expuestos por el maestro Jesús de Nazareth, en el misterio de las Bienaventuranzas, en donde hizo partícipe al pueblo de la verdad desenmascaradora y sanadora del espíritu: una mentalidad totalmente diferente, en contraposición con todos los conceptos mundanos conocidos: un activismo revolucionario:

10 Bienaventurados aquellos que han sido perseguidos por causa de la justicia, pues de ellos es el reino de los cielos. 11  Bienaventurados seréis cuando os insulten y persigan, y digan todo género de mal contra vosotros falsamente, por causa de mí. 12 Regocijaos y alegraos, porque vuestra recompensa en los cielos es grande, porque así persiguieron a los profetas que fueron antes que vosotros.
13 Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se ha vuelto insípida, ¿con qué se hará salada otra vez? Ya para nada sirve, sino para ser echada fuera y pisoteada por los hombres.   14 Vosotros sois la luz del mundo. Una ciudad situada sobre un monte no se puede ocultar; 15 ni se enciende una lámpara y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en la casa. 16 Así brille vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas acciones y glorifiquen a vuestro Padre,  la  Mónada,  vuestro ser verdadero, que está en los cielos.

Las Bienaventuranzas, apertura a los siete rayos.

Anuncios

13 comentarios

Archivado bajo Mensajes, comentarios, aclaraciones...

13 Respuestas a “agni yoga, protección en nubes ethéricas

  1. El atender en las bienaventurazas, viene a estabilizar nuestra atención
    en los planos abstractos, cuestion que es diferente para cada persona.
    Debido a ésto, es por lo que no considero aconsejable fijarnos demasiado
    en las apariencias fenomenológicas, ni en las diferentes técnicas, que pueden variar según las caracteristicas de cada presunto instructor; lo
    único valioso en todo ésto, es entender la idea, saber de qué se trata,
    y de ésta manera, flotando sobre las aguas de las paranoias, sin dejarnos contaminar por ellas, aceptamos la esencia de las bienaventuranzas, y entonces, la mente no quedará enganchada, en espejismos, buscando técnicas, ni líderes, ni enseñanzas, pues iremos descubriendo la propia esencia de la enseñanza espiritual.

  2. Estamos en una sociedad planetaria, estructuralmente ilusoria, y por el hecho de tener aquí un cuerpo físico, nuestros sentidos se encuentran así.

    Todos somos empujados, a intentar buscar soluciones, en los fenómenos
    que constantemente surgen ante nuestra conciencia, al igual que cuando
    éramos bebés, buscábamos hacer ruiditos con el sonajero de la cunita; otorgando así sensación a nuestros sentidos ilusorios.

    Si recapacitamos un poco, podemos darnos cuenta de los múltiples engaños: estamos sumergidos en lo inferior, el hábitat obligado de los seres y conciencias propios de éste plano: debemos conocerlos sin calificativos, pues posiblemente ellos cumplen instintivamente las funciones que las han sido impuestas por inteligencias superiores.

    Solamente debemos de darnos cuenta, de que la solución verdadera debemos de buscarla, en cumplir las propias funciones, que nos han sido asignadas, con arreglo a la propia vocación; y para ello hemos de tener todo el interés en ir despejando nuestras comprensiones.

    La inteligencia nos indica, que si queremos librarnos de nuestros propios demonios, hemos de dirigirnos directamente a nuestra autoridad superior, y dejar de ser víctimas de los engaños ilusorios mentales.

    Ésto es diferente para cada uno; pero también tenemos muchas cosas en común, y si una personas más, se dá cuenta de los engaños, la liberación de las locuras que a todos nos afectan, estará más cerca.

    Solamente las energías que proceden de las Inteligencias Superiores, Son Liberadoras para el Alma Humana.

    logos solar

    V CLASIFICACIÓN

    AGNI-SEÑOR DEL FUEGO
    Aspecto Fuego Resultado Manifestación Subjetiva Origen de la Energía Manifestación Objetiva

    Primero,Voluntad Fuego Eléctrico Actividad del Espíritu La Vida Una Sol central espiritual Sistema solar (etérico y denso)
    Unidad

    Segundo, Amor- Sabiduría Fuego Solar Actividad de Conciencia Los siete Hombres celestiales El Corazón del Sol Los siete Rayos manifestándose a través de los siete esquemas planetarios.

    Los siete Rayos

    Vitalidad Los siete Tipos de Mente
    Magnetismo
    Tercero, Actividad Fuego por Fricción Actividad de la Materia Los siete fuegos El Sol físico Los siete planos
    Vitalidad Atómica El akasha
    Energía

    fructificación perfecta. Toda potencialidad reside en el poder vitalizador y energetizador de Agni y en su capacidad para estimular, pues es la vida misma y la fuerza impulsora de la evolución, del desarrollo psiquico y de la conciencia, lo cual se halla oculto en estos guarismos y no en la evolución de la sustancia que sólo es el resultado de causas síquicas. Los tres números constituyen la base de los cálculos cíclicos concernientes a los ciclos egoicos y a los ciclos de Vishnu, diferenciándose de los ciclos que tienen que ver con el tercer aspecto. Los estudiantes de ocultismo no han captado suficientemente el hecho de que la objetividad es el resultado inevitable de una vida interna subjetiva y consciente. Cuando esto sea mejor comprendido, los cuerpos en el plano físico por ejemplo, serán purificados, desarrollados y embellecidos por medio de una dedicación científica a fin de desarrollar la psiquis, el Ego y estimular la vibración egoica. Se tratará la causa y no el efecto, a ello se debe la acrecentada tendencia de la familia humana a dedicarse al estudio de la psicología y aunque recién se está investigando el cuerpo kama-manásico, no se ha llegado todavía hasta la conciencia egoica. Los Señores lunares han tenido su oportunidad; ahora Agni, como Señor solar de vida y energía, asumirá Su debida importancia en la vida humana.

    c. Agni y los Tres Fuegos.

    Al estudiar la manifestación de Agni en el sistema solar debe recordarse que estamos considerando su naturaleza esencial como fuego activo. Hemos visto que constituye la triple personalidad logoica, el triple Logos en sentido subjetivo, siendo el aspecto forma solo subsidiario. Quizá una clasificación aclararía este punto.

    Cada uno de estos tres aspectos del Fuego Uno, manifestados como Fuego Creador, Fuego Preservador y Fuego Destructor, será estudiado como fenómeno eléctrico y bajo los aspectos de luz, llama y calor; electricidad, radiación y movimiento; voluntad, deseo y acción. Únicamente de esta manera se alcanzará a comprender la verdadera naturaleza de Agni. Como personalidad logoica se manifiesta a través de tres envolturas que forman una unidad; sólo así se percibirá por qué en esta etapa de evolución el aspecto materia es el más importante.

    El sistema constituye la envoltura física del Logos y, por lo tanto, la más fácilmente reconocible, pues estando aún el Logos centrado en Sus envolturas cósmicas, sólo puede revelarse por su Intermedio.

    El hombre solamente llegará a comprender este misterio de la electricidad cuando se estudie a sí mismo y sepa que es un triple fuego que se manifiesta en varios aspectos.

    EN RESUMEN DE TODO ESTE LIO: EL HOMBRE: UN FUEGO (CADA UNO DE NOSOTR@S)

    Fuego monádico: osea, Fuego eléctrico, Voluntad del Espíritu, El Sol central espiritual (en fase de despertar)

    Fuego egoico: Fuego Solar, Conciencia Amor-Sabiduría El Corazóndel Sol (en diferentes fases de vitalizar)

    Fuego de la personalidad: Fuego por fricción, Hombre físico, Sol físico, (también en diferentes fases)

  3. Las cuestiones que tratan de la comprensión de las energías liberadoras,
    requieren planteamientos serenos, porque en gran medida depende de que nos demos cuenta de las cosas, el hecho de que podamos separar las esencias, de los diferentes caparazones que envuelven las parafernalias.

    Captar una cuestión, puede resultar vital para quién tenga interés en desarrollar las alquimias transformadoras, sin que tal cosa pueda ser impuesta forzosamente a nadie, “pequeño” detalle que “olvidamos” la
    mayoria de las personas, cuando intentamos compartir.

    Lo que algunos llaman “espíritus”, son concentraciones energéticas más o menos consolidadas, debido a nuestro propio estado de Ser, y cada uno podemos reconocer, si somos honestos, que las melodias todavia no suenan demasiado armónicas, que digamos … si decimos que tenemos que poner nuestra atención, y practicar las
    diferentes partituras que tenemos ante nuestros ojos, hemos de reconocer que tenemos que reconocer lo que significan las prácticas de los armónicos, que si tenemos interés pondremos en ello toda nuestra capacidad de atención: lo interior en cada uno de nosotros, que también es compartido.

    Conjugar ésta atención interior y la vida fenoménica, es el arte a practicar.

    Podemos apercibirnos, de que en ésta sociedad, los diablillos o demonios se encuentran bién provistos de energía, y pueden apropiarse con gran
    facilidad de los estados anímicos propios, de casi todos los estudiantes; ésto no es una negatividad de la persona que lo escribe, sino que son, las tareas cotidianas sencillas que cada uno desempeñamos habitualmente.

    Ésta corrupción, física, emocional, y mental, puede ser tratada voluntariamente si comprendemos las etiologias; y si llamamos fuerza crística a las energías que pueden liberarnos, sabemos que no estamos diciendo ninguna tonteria, aunque dá igual como las llamemos, si somos
    capaces de averiguar de qué es lo que se trata; una comprensión distinta.

  4. Otros conceptos,…

    LA ANGUSTIA,… LA GRAN PARTERA.

    CRISIS VERSUS ANGUSTIA ,… EL CALDO QUE SE GUISA EN LAS COCINAS DE LOS DIOSES MENORES

    CUAL ES EL SENTIDO QUE SIGUE NUESTRO MODERNO MUNDO?

    Por el barrio por el que suelen perderse mis pensamientos, anda suelto un poeta anónimo que se hace oír de la siguiente manera:,…
    “Temed la incertidumbre,…
    somos yonkis del sentido”

    (según J. Gebser)…,
    Si dirigimos nuestra atención por un instante al problema de la Angustia ante todo hay que que señalar la relación entre las palabras germánicas “Angst” (miedo o angustia) y la palabra “Enge” (estrechez) ,…( que por si se quiere mas claro causalmente en buen castellano se puede trasladar con sorprendente facilidad a los términos “Angustia” y “Angosto”),… y continua diciendo,…
    Porque en los últimos tiempos se está inflando, con una intención en parte mitificadora, y en parte mágica, ese denominado “miedo primigenio” (versus crisis financiera provocada) que activa innecesariamente los poderes deficientes y de ningún modo activa las fuerzas eficientes de las estructuras de conciencia mágicas y míticas, y de ese modo se contribuye a confundir aún más la situación actual, en vez de aclararla.

    Los que fomentan esta angustia son, según las estructuras que predominen, en parte los vitalistas y emocionalistas, en parte los psiquistas, incluyendo a los que no se consideran más que psicólogos, así como aquellos ocultistas que activan indiscriminadamente las fuerzas fundamentales invisibles de estas estructuras; después ciertamente, si llegan a ser conscientes de lo realizado, se muestran sumamente sorprendidos cuando lo hecho con ignorancia, que siempre es mágico, se vuelve amenazadoramente contra ellos. De ese modo se convierten en victimas de sus propias acciones; incapaces de dominar solos esos poderes desencadenados, ellos mismos se ven acosados y se dedican a fomentar ese “miedo primordial” para sentirse guías aunque solo sea de un rebaño.

    La angustia – ya sea en la vida del individuo, de las estirpes, de los pueblos o de la humanidad – surge inevitablemente allí donde, por agotamiento de una actitud, se torna evidente, consciente o inconscientemente, la imposibilidad de hallar una salida de esa actitud, ya que esa imposibilidad refleja no el carácter poderoso, sino el impotente de la actitud agotada.

    La angustia siempre es la primera señal de que una mutación ha llegado al final de sus posibilidades expresivas y efectivas, con lo cual se acumulan nuevas fuerzas que causan opresión y estrechez. Estas fuerzas se liberaran en un punto culminante de la angustia; pero esto equivale a una nueva mutación, así visto la angustia es la gran partera. Y también la estrechez cavernaria , que contiene la claridad en potencia, forma parte de esa angustia, así como el deseo inherente a todo miedo de que la causa sea una transición al polo opuesto: a la holgura y la claridad.

    Las orgias del miedo en el Renacimiento, o por ejemplo sus danzas de la muerte y sus desmedidas fantasías apocalípticas, se interrumpen por completo y no por casualidad en el momento en que la perspectiva de Leonardo da Vinci se convierte en una fuerza eficiente. Esas orgias angustiosas están en conexión causal con la irrupción hacia una nueva y necesaria dimensión mundial, por medio de la cual quedó definitivamente constituido el mundo tridimensional perspectívico. Y las actuales orgias de miedo, fantasias apocalípticas y psicosis de masas podrían ser manifestaciones paralelas de la misma índole que las del Renacimiento. Las fiestas Dionisiacas, en la medida que eran extáticas y se habían desprendido en parte del estremecimiento numinoso primitivo – que no tiene nada que ver con el miedo -, también podrían haber surgido de ese carácter angustiosos que dominaba en ese momento, ya que por entonces se acababa de adquirir la nueva estructura: con la tragedia clásica antigua

    Esta línea de pensamiento que pone en duda por una parte el progreso, por otra cualquier conexión con el pasado, desencadena la angustia y es a su vez desencadenada por esa angustia. Y en tanto que este problema se plantea hoy a través de alternativas, toda solución unilateral es ilusoria; lo es porque está condicionada por la época y porque es mental, es decir porque está condicionada por la mentalidad. Unos abogan por lo mensurable, otros por lo inconmensurable; ya sea de una manera positiva o negativa, todos han sido victimas de una concepción del mundo mental-racional, que es unilateralmente cuantitativa, dualista y divisoria, y además transitoria, hecho este que muy pocos parecen tener en cuenta.

    No se trata ni de perdida ni de ganancia: ni de descenso ni de ascenso. Se trata de una trasposición de un despliegue mutacional. Que en el escenario terrenal, esto es, en el mundo espacio-temporal, en el que aparece y se consuma, es tanto positivo como negativo; pero solo lo es respecto a la tierra, respecto a ese campo de batalla, campo de juego o escenario; “fuera” de este ámbito – en la medida en que se puede hablar de un “fuera”, inapropiado en términos espaciales – se encuentra ese “nucleo” que lo terrenal apenas toca, que probablemente sea idéntico a ese origen omnipresente y que, como tal, forma o constituye, moldea o rige, a cada ser humano como individuo.

    Lo que aquí se ha designado como “núcleo” – para evitar conceptos como “esencia”, “ser”, “sustancia”, “súper-yo”, “si mismo”, “chispa divina” y otros similares-, podríamos circunscribirlo con la expresión “el se” (en germánico “das Sich”), que puede ser visible en la reflexividad del yo, sin caer en el autismo o en el narcisismo de “uno mismo”, y sin aceptar el tinte psíquico inherente a la “chispa divina” mística, que se pone de manifiesto con el simbolismo de fuego–espíritu , demostrando así su dependencia de la estructura psíquico–mística.
    Tanto en el aspecto impersonal, que en la reflexividad evidencia su vinculo con lo personal, como la distancia del si mismo, que caracteriza al “se” en nuestro sentido, nos inclinan a emplear esta expresión. Entre el “yo” y el “se” existe la misma diferencia de grado que la que se percibe cuando pensamos en aquello que expresa un “o veo” en comparación con “un verse”. Como en el sentido gramatical se da una dependencia entre el “se” y el yo, esta solución parece acertada, puesto que la estructura gramatical refleja realidades internas a las que da expresión. Entre estas realidades internas en nuestro sentido se encuentran también, por tratarse de realidades “invisibles”, las llamadas “extraplanetarias”.

    El hecho de que la estructura gramatical también sea un espejo de realidades “internas” indica que el yo depende de el “se” en la esfera realmente efectiva. Así considerado, aquí encontramos una posibilidad mutacional: la de la conciencia del yo hipertrofiada, que hoy se hunde en la “inconsciencia” del nosotros (de la masificación) o se aísla desesperanzada en su propia y particular autointensificacion, en la conciencia del “se”, que no solo se refiere a todo yo, sino también a todo tu, a todo ello y a todo nosotros”. Visto así , este “se” es lo que pasa a través de todo, y en el lo “diáfano–espiritual” se hace transparente en la presencia actual del origen. Esta presencia del origen, que en si es preespacial y tempórica y no, por ejemplo mágica, es decir, inespacial e intemporal, anticipa con su preespacialidad y pretemporicidad la inespacialidad e intemporalidad mágica de la misma manera en que esta, por su parte aunque en apariencia sin forma, anticipan el espacio y el tiempo. Es en y a través del “se” humano como la presencia del origen que con el se “corresponde” puede volverse diáfanamente visible.

    Esta visualización es posiblemente lo decisivo y lo que traería lo “nuevo”, es decir, sería la expresión de la nueva mutación. Y aquí hay que volver a indicar que el diaphainon, o sea, lo que se trasparenta, no tiene nada que ver con todo aquello que mentalmente se circunscribe con los conceptos de “esencia”, “existencia”, “sustancia” y similares, lo que psíquicamente se parafrasea con las imágenes o símbolos del fuego, o del sol, de la chispa, de la luz, o que mágicamente se expresa mediante una unidad o identidad representada de un modo u otro. Estos conceptos imágenes o identidades tienen solo una existencia aparente, ya esté justificada por la razón, fundada en el mito o mantenida mágicamente por la unidad; pues tienen – sobre todos los conceptos – una limitación espacial por proceder del mundo del ser, del espacio y del pensamiento, gracias al cual son posibles, y que a su vez no solo posee una limitación temporal, sino también espacial. Así pues, el diaphainon no se inscribe ni en un simbolismo ni en una metodología; no es psíquico ni mental, ni tampoco se le puede poner el sello mágico. Volverse invisible en el hombre y a través del hombre es la prueba de una nueva mutacion, mediante la cual los despliegues precedentes espacio-temporales como se presenta en la creciente dimensionalización de la conciencia, se integran y adquieren plenitud de “sentido”.y como estos pliegues y desenvolvimientos espacio-temporales hacen posible la concienciación de la presencia del origen , esta presencia accede de manera diáfana en la efectividad consciente desde la inconsciente y oculta; muta en el hombre mismo – ¿o es el hombre el que muta hacia ella? -; y además, muta en él desde su preespacialidad y pretemporicidad hacía una actualidad del origen, libre del espacio y el tiempo, que se manifiesta operante en el “se” humano.

    Si intentamos definirlo racionalmente en términos antiéticos, el “se” es, por una parte, “nuestro mas profundo núcleo esencial” , la intensidad “en” nosotros, que está libre tanto del espacio como del tiempo y que se corresponde con la presencia preespacial y pretempórica del origen; y es, por otra parte, esta identidad originaria misma que lo atraviesa todo y en todas partes trasparece, y que, si logramos mutar de la mera conciencia del yo espacio-temporal, también se nos volverá transparente a nosotros, así como el mundo, e incluso lo que podríamos llamar el antimundo.

  5. verdaderamente, unos datos muy valiosos, los que deja éste vídeo:

    ¿inconcebible…? ….¿ demoledor …? … ¿ cómo vamos a encajar ésto;?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s