arcontes, egregores, entes, … ¿vampiros del alma e inteligencia humana … ?

En éste Universo, todo requiere su alimento, quizás o no con derecho a ello, pero lo toma ansiosamente, para existir. Antes de que podamos asimilar las respuestas, necesitamos plantearnos las preguntas, para comprender.

Éstos apuntes, los considero fundamentales, para que podamos entender la problemática existente en ésta manifestación, el drama en el cual nos hallamos inmersos, entanto que personas y humanidad.

12 Porque nuestra lucha no es contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los poderes de este mundo de tinieblas, contra huestes espirituales de maldad en regiones  del  espacio.

Las enseñanzas nos indican que el Alma del Mundo, nuestra constitución sutil, es una, forma una unidad en la inteligencia universal. Lo que ésto quiere significar requiere una investigación profunda.

En primer lugar, hemos de hallarnos asentados en la certeza de que las fuerzas liberadoras se encuentran en nosotros, son inherentes a nuestra constitución, aunque las denominan de diferentes maneras por todo el planeta; porque necesitamos ésta seguridad-certeza, y si es posible, experiencia, para afrontar el problema. El desarrollo de ésto llevará tiempo.

Éstos son esbozos, de unas ciencias que deben de investigarse, por lo cual no es necesario creer que lo escrito y explicado es así en literal:
la verificación de las cuestiones es necesario para que comprendamos las etiologías. Conocer éstas cosas, es imprescindible para afrontar los problemas que surgen en lo aparente, los cuales tienen Su causa.

Todo está envuelto en campos sutiles, los cuales son habitados por energías en diferentes grados de conciencia, tanto en nuestra atmósfera, como en cualesquiera otro lugar de el espacio. Ésta es la “noticia” increible que todos afrontamos en éstos tiempos. Lo que ésto signifique, es difícil de ser evaluado, y requerirá posiblemente reestructurar muchas cosas.

Por lo tanto, éstas son las cuestiones que vamos a intentar proseguir tratando en éste blog. Toda persona que pueda comprender de qué trata éste asunto, está invitada a participar, si bién los requisitos son estrictos, y requieren contacto previo y armonía. Entretanto: muchas gracias, y saludos a Todos.

“Dicen los filósofos que el alma tiene dos caras, la superior contempla siempre a Dios, la inferior mira hacia abajo e informa a los sentidos; el rostro superior, cúspide del alma, se halla en la eternidad y nada tiene que ver con el Tiempo: nada sabe del tiempo ni del cuerpo”. Meister Eckhart.

Necesitamos conocer los medios para desenmascarar y disipar éstas cuestiones, las cuales se encuentran, por ejemplo, en la aplicación práctica de el significado esotérico de las parábolas Crísticas, la ceguera; el despertar de las cualidades de el Alma, las cuales podemos potenciar en el despertar de la voluntad liberadora universal, aportando cierto esfuerzo.

La vida humana, en éste plano de existencia, se encuentra necesariamente complementada con seres vivientes en otros grados de conciencia.

El espacio es una entidad y la “bóveda celeste” -como poéti­camente se la denomina- es la apariencia fenoménica de ésa entidad. Conjeturar sobre la naturaleza, la historia y la identidad de esa entidad, sería inútil y de ningún valor. Tendremos una idea vaga, que proporcionará una analogía, aunque eluda las especificaciones, si nos esforzamos por considerar a la familia humana, el cuarto reino de la naturaleza, como una entidad que forma una sola unidad y se expresa a través de las innumerables y diversificadas formas del hombre. Cada uno de ustedes, como individuos, son parte integrante de la humanidad, no obstante cada uno lleva su propia vida, reacciona a sus propias impresio­nes, responde a las influencias e impactos externos, y a su vez emana influencias, envía irradiaciones temperamentales y expre­sa alguna cualidad o cualidades, afectando así, en cierta medida, a su medio ambiente y a aquellos con quienes entran en contacto. Sin embargo, durante todo el tiempo, forman parte de la entidad fenoménica denominada humanidad. Podríamos ampliar esta idea hasta abarcar una entidad fenoménica mayor, el sistema solar. Esta entidad es en sí misma parte integrante de una vida aún mayor, la cual se expresa a través de siete sistemas solares, de los cuales el nuestro es uno. Si pueden captar esta idea surgirá en la conciencia una vaga imagen de una gran verdad esotérica subyacente. Consideraremos, en lo posible, la vida y las influencias, las radiaciones y emanaciones de esta entidad y el efecto unido que producen sobre nuestra vida planetaria, en los reinos de la naturaleza y en las civilizaciones humanas en desarrollo.

El éter del espacio constituye el campo en y a través del cual actúan las energías que provienen de innumerables Fuentes de origen. Por lo tanto, estamos relacionados con el cuerpo etérico del planeta, del sistema solar y de los sistemas solares, de los cuales el nuestro es uno, y con el vasto y general cuerpo etérico del universo en el cual estamos localizados … un ininterrumpido campo de actividad en constante e incesante movimiento, medio eterno para el intercambio y transmisión de energías. ”

¿ HAY UN PLANETA EXTRAÑO, visible en las cámaras de el mediterráneo español.? …ESTADO SISMICO ACTUALIZADO EN ESPAÑA.

EN COMENTARIOS: ¿EXISTEN LOS INFIERNOS ASTRALES…?

Anuncios

25 comentarios

Archivado bajo Mensajes, comentarios, aclaraciones..., Piedra Angular

25 Respuestas a “arcontes, egregores, entes, … ¿vampiros del alma e inteligencia humana … ?

  1. mariham

    mariham
    18 marzo, 2016 en 1:13 pm Editar

    Sr. Ágora quisiera pedirle que quite mi comentario (anterior) pues considero, previa reflexión , que nada aporta a este grupo sino tan solo un momento de ofuscación partidista y negativa por mi parte. Suelo preferir enfocar la atención en aquello que hable en positivo y con esperanza y tal comentario no refleja para nada este criterio, asi que pido disculpas a aquellos que haya podido molestar o herir con tal disertación, (incluidos los protagonistas) y si es posible ofrecer otra más acorde al sentir de nuestras almas y el derecho a elegir que ellas tienen.

    ” Ante cada hombre se abre
    un Camino, y Caminos y un Camino.
    Y el alma superior asciende por el Camino superior
    y el alma inferior va a tientas por el inferior;
    y entremedio, en las brumosas planicies,
    los demás van a la deriva de aquí para allá.
    Pero ante cada hombre se abre
    un Camino superior y otro inferior,
    y cada hombre decide
    el Camino que debe seguir su alma “.

    John Oxenham

    Un saludo a todos,

    • Coincido con mariham, este muchacho esta con los pleyadanos (los pitufos azules) el lado “amable” de un linaje anunaki, krishna (hemisferio derecho)… angeles caidos en definitiva, nuestro Ser de luz es mucho mas que eso. Lo he investigado, pueden googlearlo como desinformador y aparecera su apestosa simbologia oculta. Estamos en un tiempo en que es dificil mantener ocultos los secretos gracias a Dios

    • mariham

      Sr. Ágora quisiera pedirle que quite mi comentario de arriba (fecha 14 de marzo) pues considero, previa reflexión , que nada aporta a este grupo sino tan solo un momento de ofuscación partidista y negativa por mi parte. Suelo preferir enfocar la atención en aquello que hable en positivo y con esperanza y tal comentario no refleja para nada este criterio, asi que pido disculpas a aquellos que haya podido molestar o herir con tal disertación, (incluidos los protagonistas) y si es posible ofrecer otra más acorde al sentir de nuestras almas y el derecho a elegir que ellas tienen.

      ” Ante cada hombre se abre
      un Camino, y Caminos y un Camino.
      Y el alma superior asciende por el Camino superior
      y el alma inferior va a tientas por el inferior;
      y entremedio, en las brumosas planicies,
      los demás van a la deriva de aquí para allá.
      Pero ante cada hombre se abre
      un Camino superior y otro inferior,
      y cada hombre decide
      el Camino que debe seguir su alma “.

      John Oxenham

      Un saludo a todos,

  2. ” La meditación difiere de la oración en que es, ante todo, una orientación de la mente, orientación que produce comprensión y posible reconocimiento, (recuerdo) y se convierten en conocimiento formulado. Existe una gran confusión en la mayoría de las personas sobre esta diferencia. Bianco de Siena hablaba realmente de meditación, cuando dijo: “¿Qué es la oración, sino la elevación de la mente directamente a Dios?”.

    Las personas polarizadas en su naturaleza de deseos, siendo predominantemente de tendencia mística, demandan lo que necesitan, se esfuerzan por adquirir en la plegaria virtudes largo tiempo anheladas; ruegan a la Deidad que los escuche y mitigue sus dificultades; interceden por sus seres queridos y quienes los rodean; importunan a los cielos por las posesiones materiales o espirituales, que consideran esenciales para su felicidad. Aspiran y ansían cualidades, circunstancias y factores condicionantes, que simplifiquen sus vidas o los liberen, para alcanzar lo que creen ser la libertad para una mayor utilidad; agonizan orando, para obtener alivio en sus enfermedades y padecimientos, y tratan de que Dios responda a su demanda mediante alguna revelación. Pero este pedir, demandar y esperar, son las principales características de la oración, predominando el deseo e implicando el corazón.

    La naturaleza emocional y la parte sensoria del hombre busca lo que necesita, y el campo de las necesidades es grande y real; el acercamiento se hace por medio del corazón.
    Lo antedicho contiene cuatro tipos de plegaria:
    Para beneficios materiales y ayuda.
    Para virtudes y cualidades del carácter.
    Para otros, es decir, oración intercesora.
    Para iluminación y comprensión divinas.
    Se observará en el análisis de estos cuatro tipos de plegaria, que todos tienen su raíz en la naturaleza de deseos, y el cuarto lleva al aspirante a un punto donde puede terminar la oración y comenzar la meditación. Séneca debió haber comprendido ésto cuando dijo: “La oración no es necesaria, salvo para pedir por un buen estado de la mente y por la salud (plenitud) del alma, inmersa en la verdad.”

    La meditación lleva el trabajo hasta el reino mental; el deseo cede su lugar al trabajo práctico de preparación para el conocimiento divino, de manera que el hombre que inició su larga carrera y experiencias de la vida con el deseo como cualidad básica, y alcanzó el estado de adoración de la Realidad divina tenuemente percibida, pasa ahora del mundo místico al del intelecto, al de la razón y de la eventual comprensión. La oración más la abnegación del altruismo disciplinado produce al místico. La meditación más el servicio disciplinado y organizado produce al Conocedor. “

  3. Éste asunto de los planteamientos “círculos cerrados”, y el reconocimiento de el espíritu Universal, siempre ha sido expresado en parecidas maneras …

    19 La mujer le dijo: Señor, me parece que tú eres profeta. 20 Nuestros padres adoraron en este monte, ( al aire libre ) y vosotros decís que en el Templo de Jerusalén está el lugar donde se debe adorar. 21 Jesús le dijo: Mujer, créeme; la hora viene cuando ni en este monte ni en Jerusalén adoraréis al Padre. 22 Vosotros adoráis lo que no conocéis; ES NECESARIO CONOCIMIENTO, CONCIENCIA, nosotros adoramos lo que conocemos. 23 Pero la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque ciertamente a los tales el Padre busca que le adoren. 24 Dios es espíritu, y los que le adoran deben adorarle en espíritu y en verdad.

  4. Constelaciones, sistemas solares, planetas, reinos de la naturaleza y el hombre microscópico, son el resultado de la actividad y la manifestación de la energía de ciertas Vidas. El esoterismo enseña -y la ciencia moderna está llegando a la misma conclusión- que subyacente en el cuerpo físico y en su complejo e intrincado sistema de ner­vios, existe un cuerpo vital o etérico, contraparte y verdadera forma del aspecto fenoménico externo y tangible, siendo análoga­mente el medio para transmitir fuerza a todas las partes de la estructura humana y el agente de la conciencia y de la vida que mora internamente. La cual, determina y condiciona al cuerpo físico, pues constituye en sí el receptáculo, y el transmisor, de energías prove­nientes de los diversos aspectos subjetivos del hombre y también del medio ambiente en el cual vive: el hombre interno y el externo.

    Agregaré aquí otros dos puntos. Primero: el cuerpo etérico individual no es un vehículo humano aislado y separado, sino que en forma curiosa es parte integrante del cuerpo etérico de esa entidad que denominamos familia humana. Este reino de la naturaleza, por medio de su cuerpo etérico, forma parte inte­grante del cuerpo etérico planetario, que no está separado de los cuerpos etéricos de otros planetas, sino todos ellos conjuntamente con el cuerpo etérico del sol, constituyen el cuerpo etérico del sistema solar, que está relacionado con los cuerpos etéricos de los seis sistemas solares, los cuales forman con el nuestro una unidad cósmica, afluyendo a ellos energías y fuerzas de ciertas grandes constelaciones. El espacio es etérico en su naturaleza, y su cuerpo vital está compuesto de la totalidad de los cuerpos etéricos de todas las constelaciones, sistemas solares y planetas que se encuentran en él. En todas partes de esta áurea red cós­mica circulan constantemente energías y fuerzas, constituyendo la base científica de las teorías astrológicas. Así como las fuerzas del planeta y del hombre espiritual interno (para mencionar sólo un factor entre muchos) fluyen en el plano físico a través del cuerpo etérico del hombre individual y condicionan su expresión externa, actividad y cualidades, así también las variadas fuerzas del universo fluyen a través de cada parte del cuerpo etérico de esa entidad que llamamos espacio, y condiciona y determina la expresión externa, las actividades y las cualidades de cada una de las formas que se hallan dentro de la periferia cósmica.

    Segundo, en el cuerpo etérico humano hay siete centros principales de fuerza, agentes distribuidores y acumuladores de electricidad, que proporcionan al hombre fuerza dinámica y energía cualitativa, produciendo efectos definidos sobre su mani­festación física externa. Por medio de su constante actividad aparecen en el hombre sus cualidades y comienzan a emerger las tendencias de sus rayos, indicando claramente su etapa de evolución.

    Este “control de la forma por medio de un septenario de energías” (como lo define El Antiguo Comentario) constituye una regla inalterable del gobierno interno de nuestro universo y de nuestro particular sistema solar, así como en el caso del hombre individual. Existen, por ejemplo, en nuestro sistema solar, siete planetas sagrados, que corresponden a los siete centros de fuerza individuales del hombre. Los siete sistemas solares, de los cuales el nuestro es uno, a su vez son los siete centros de energía de Aquel a quien me he referido en otros libros como “Aquel del Cual Nada Puede Decirse”. (Es decir, el soberano integral.)

  5. …permanezcamos atentos; pidamos al creador la nueva alma que espera nuestra preparación correcta … más allá del vacío iridiscente que nosotros en conjunto representamos …

    Comprendamos claramente, que el propio interés es la emancipación de los errores de comprensión, a los cuales hemos sido inducidos en éste mundo. También a las imperfecciones que hemos asumido en éste mundo de fantasías, para alquimizarlas.

    Nuestra actitud, es la misma que la indicada en la parábola de las diez vírgenes: necesitamos estar apercibidos, porque nuestra Alma, necesita al Esposo, que es el Espíritu de Verdad; no las propias tozudeces y las percepciones imperfectas de las presuntas creencias infantiles.

    Solamente el espíritu, puede elevar nuestra vibración, de tal manera, que podamos elevarnos sobre los parásitos astrales y mundanos que abusan de nosotros. Ésta es el hambre y la sed que necesitamos, para salir de la confusión, poder entender y colaborar espontánea y libremente sin los torpes vaivenes de los juicios basados en apreciaciones distorsionadas.

    La potencia de el Espíritu, posiblemente revelada en la Autoiniciacion de el Ser, en la cual nos interesamos, una vez que aprendamos a discernir, reconocer y remover los obstáculos. Porque, el fuego comprensivo de el Alma es poderoso … el fuego del conocer es lo que puede liberarnos.

    … entretanto; ésto es lo que dicen algunos investigadores, respecto a los infiernos astrales … lógicamente, ésto nada tiene que ver con las ñoñerias dulzonas o fantasias, y resulta posible, si miramos al mundo…

    • Verdaderamente, los datos que ofrecen éstos informadores, son
      terribles, y preocupantes. También hay datos que nos permiten afianzarnos en un esperanzado optimismo: algo tendremos que aprender de todos éstos asuntos: cosas maravillosas, y otras, infernales.

      Creo que es conveniente, conocer las dos versiones existenciales;
      nada ganamos intentando ocultar ésto, cuando los indicios de que algo anormal existe y se manifiesta, y sucede, son tan evidentes.

      También se habla de terapias, y de cambios cósmicos; y bién que me gustaría que pudiéramos aprender a discernir las cuestiones.

  6. … la aplicacion de la unicidad es plausible … la apertura, necesaria … las teorias, quizás son ayudas para el despertar de la nueva conciencia que necesitamos … comprendamos que investigando honestamente, estamos BIEN acompañados de tantos seres de Buena Voluntad,

  7. se plantean preguntas … ¿qué sucederá: ? la elevacion de conciencia

  8. Ante tamaña cantidad de despropósitos, sean reales o imaginarios, y sean quienes resulten ser los causantes demoníacos de todos éstos fenómenos, necesitamos asentar nuestro corazón en la esencia de la verdad, que algunos llaman jerarquía de almas liberadas, o simplemente: jerarquía, porque es evidente, que desde antes de la manifestación de todo ésto, ya tienen que existir, y sin duda existe, aquello que es perfecto: los cánones de toda esperanza.

    Existe un solo Principio Inmutable e Ilimitado; una sola Realidad Absoluta precediendo a todo Ser manifestado y condicionado. Está más allá del conocimiento y alcance de todo pensamiento y expresión humanos. El Universo manifestado se halla contenido en esta Realidad Absoluta y es el símbolo que la condiciona. “ La totalidad de este Universo manifestado comprende tres aspectos:

    1. El Primer Logos Cósmico, impersonal e inmanifestado, el precursor de lo Manifestado.
    2. El Segundo Logos Cósmico, Espíritu-Materia, Vida, el Espíritu del Universo.
    3. El Tercer Logos Cósmico, Ideación Cósmica, el Alma Universal del Mundo.

    De estos principios creadores fundamentales surgen correlativamente, en sucesivas graduaciones, innumerables universos que encierran incontables estrellas y sistemas solares en manifestación.

    Cada sistema solar es la manifestación de la energía y de la vida de una gran Existencia cósmica a quien denominamos, a falta de mejor término, Logos solar.
    Este Logos solar encarna, o viene a la manifestación, a través de un sistema solar.
    Este sistema solar constituye el cuerpo o la forma de esa Vida cósmica, y es en sí triple.
    Este triple sistema solar puede describirse en términos de tres aspectos, o (según lo denomina la teología cristiana) de tres personas.

    Cada uno de estos tres se manifiestan también en forma triple, totalizando a: las nueve Potestades o Emanaciones b. los nueve Sephirot c. las nueve causas de la Iniciación.

  9. Quisiera dejar aquí éste apunte: ” concierne al énfasis que necesitamos sobre la naturaleza del principio integrador que reside en todas las formas coherentes, y en aquello que denominamos alma o yo, a falta de mejor término. Este principio, que anima al cuerpo y expresa sus reacciones por medio de sus estados emocional y mental, es lógicamente reconocido por muchas escuelas de psicología, pero sigue siendo, sin embargo, la entidad desconocida e indefinible. No pueden descubrir su origen; no saben qué es, si es o no una entidad animadora, distinta y separada del cuerpo; se preguntan si es la suma total energética integrada, traída a la existencia mediante la función de las células corporales y, por lo tanto, a través del proceso de la evolución, que constituye un ente pensante y sensible, si es sólo el conjunto de vida y conciencia de las mismas células.

    Lo antedicho es una generalización que servirá a nuestro propósito y abarcará el tema en general. A medida que se estudia, veremos que las energías que animan a las personalidades y constituyen la naturaleza del ser humano se dividen lógicamente en tres grupos:

    El espíritu es Uno, pero dentro de esa esencial unidad se ven y observan “los puntos de fuego” o “las chispas divinas”. Estas unidades, dentro de la unidad, están matizadas por tres tipos de energía y reaccionan a ellas en forma cualitativa, porque es una verdad científica y una realidad espiritual de la naturaleza de que Dios es Tres en Uno y Uno en Tres. El espíritu del hombre vino a la encarnación a lo largo de una línea por donde emana la fuerza proveniente de una u otra de estas tres corrientes, las cuales forman una corriente que emana desde el Altísimo.

    Estas corrientes de energía se dividen en tres corrientes principales, no obstante ser una sola corriente. Esto es un hecho oculto, que merece la más profunda reflexión. A su vez se diferencian en siete corrientes que “conducen hacia la luz” a los siete tipos de almas, según se dice, los cuales consideraremos aquí.

    Las energías dentro de las cuales se distribuyen las tres corrientes se convierten en siete, que a su vez producen los cuarenta y nueve tipos de fuerza que se expresan a través de todas las formas, en los tres mundos y en los cuatro reinos de la naturaleza. Por lo tanto tenemos:

    Tres grupos monádicos de energías. La Unidad esencial expresa, mediante estos tres, las cualidades de Voluntad, Amor e Inteligencia.

    Siete grupos de energías, por cuyo intermedio los tres grupos expresan las cualidades divinas.

    Cuarenta y nueve grupos de fuerzas, a las cuales todas las formas responden, constituyendo el cuerpo de expresión de los siete, que a su vez son reflejo de las tres cualidades divinas.

    Por lo tanto, en cierta forma misteriosa, las diferenciaciones que se manifiestan en la naturaleza se encuentran en el reino de la cualidad, un reino intermedio, y no en la realidad que corresponde a lo primordial.

    Consideraremos los siete grupos de almas (o energía del alma) y las triples formas del cuarto reino de la naturaleza que ellas crean, a través de las cuales tienen que expresar la cualidad de su grupo de rayo y la energía de uno de los tres grupos esenciales con el que se relaciona el rayo del alma. Por eso intentaremos, si es posible, agregar algo más a la psicología moderna y enriquecer su contenido con la psicología esotérica que trata del alma o yo, la entidad animadora dentro de la forma.

    C. El tercer efecto que se producirá al estudiar los rayos será doble. No sólo llegaremos a comprender algo de la parte interna de la historia, o a adquirir una idea de las cualidades divinas que surgen de los tres aspectos y determinan las formas de expresión en el plano físico, sino que tendremos un método práctico de análisis para llegar a una correcta comprensión de nosotros mismos como entidades animadoras, y a una comprensión más inteligente de nuestros semejantes. Por ejemplo, cuando comprobamos por el estudio que la tendencia de nuestro rayo de alma es de poder o voluntad, pero que el rayo que rige a la personalidad es el de devoción, entonces podemos medir con más exactitud nuestras oportunidades, capacidades y limitaciones y determinar con más precisión nuestra vocación y servicio, nuestro debe y haber y nuestro verdadero valor y fortaleza. Cuando podemos agregar a ese conocimiento un análisis que nos permita comprender que el cuerpo físico reacciona preeminentemente al rayo del alma, mientras que el cuerpo emocional está bajo la influencia del rayo de la personalidad, históricamente en manifestación en ese momento, entonces estamos en posición de juzgar con acierto nuestro problema, y podemos ocuparnos más inteligentemente de nosotros mismos, de nuestros hijos, amigos y asociados. Descubriremos que somos capaces de colaborar más inteligentemente con el Plan, a medida que trata de manifestarse en determinada época.

    (continuará …)

  10. Música Atlante, para escuchar … e ir ambientando la situación …

  11. HAY COSAS QUE NO ME LAS PUEDO CREER … QUE UN SIMPLE ANIMAL, TENGA NOBLES SENTIMIENTOS … !!! y que tantos dirigentes, y PRESUNTOS EXTRATERRESTRES, o lo que sea, SE DEDIQUEN A LAS MASACRES Y A LA CODICIA EN EL UNIVERSO …!!! … no me lo puedo creer …


  12. Cada uno debemos de comprobar, si estamos entendiendo y practicando.

    Éstos son otros de los presuntos conocimientos en boga. ¿Qué es ésto.?

    ¿Son creibles, éstas desventuras cósmicas, o se trata de otro engendro novelístico, con fines determinados…? … ¿Porqué los presuntos escritos mediúmnicos son TODOS tan dispares: textos novelados indemostrables, sólo aptos para sus acólitos …?

  13. Quizás debo de intentar expresarme con claridad.

    Los conocimientos conceptuales que inciden através del intelectualismo,
    en laaaargas hileras de palabras y frases, los veo de dudosa eficacia: establecen limitaciones, imágenes preconcebidas, ¿hipnosis?.

    Creo que el verdadero conocimiento, llega al corazón de otras maneras.
    Quizás ésto ya lo hemos comentado en muchas otras ocasiones … pero,
    así están las cosas, y me ha parecido conveniente exponerlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s