pensamientos, sentimientos … samsara

Constantemente alquimizamos todo tipo de energias que promueven diferentes fractales, resonancias, impulsos divinos materiales y sutiles se entremezclan, unen y separan, en los pulsos que proceden de lo desconocido.

Solamente la diafanidad de discernimiento puede aclarar directamente, a todo ser, las diferentes vicisitudes en las cuales nos hallamos inmersos. Por ello el interés, y los datos informativos objetivos, son vitales.

El individuo viene a la encarnación obstaculizado por el espejismo existente, el cual es de origen muy antiguo y está más allá de su control en esta etapa. Posee un enorme poder. Utilizo la palabra “obstaculizado” deliberadamente a falta de un mejor término. Sin embargo, quisiera señalar que el verdadero significado de la situación existe en el hecho de que estas condiciones ofrecen al hombre la oportunidad de evocar la comprensión y punto de vista del alma, y por lo tanto, proporcionan los medios por los cuales se obtiene experiencia. Esta experiencia conducirá oportunamente a que el alma asuma el control de su mecanismo, la personalidad, dando así a aquélla un definido campo de servicio. Los vehículos a través de los cuales el alma busca experiencia y expresión están, normal y naturalmente sujetos a los espejismos mundiales y al espejismo y a la ilusión de la humanidad.

El hecho de que el alma, en las primeras etapas de la experiencia, sea atrapada por maya, por el espejismo y oportunamente por la ilusión, se debe a que el alma se identifica con esas formas y, por lo tanto, con el espejismo circundante, no logrando identificarse consigo misma. A medida que la evolución prosigue, se hace evidente, para el alma en encarnación, la naturaleza del problema, iniciándose entonces un proceso por el cual se libera de las consecuencias de la identificación errónea. Cada alma encarnada, que logra liberar su conciencia del mundo de la ilusión y del espejismo, sirve definidamente a la raza y ayuda a liberar a la humanidad de esta antigua y potente esclavitud.

vacuidad cosmica

Pero debe tenerse en cuenta que cuando el hombre se acerca a la etapa de conciencia en que los cuerpos astral y mental están activos y funcionantes, se convierte en un creador de espejismo. Lucha contra las fuerzas que se hallan dentro de sí mismo y del mundo en que vive, y el creciente poder de la afluyente energía del alma (que entra en conflicto con las fuerzas de la personalidad) produce gradualmente, a su alrededor, un campo de espejismo y un ámbito de ilusión, que activa plenamente este espejismo resultante.

Tales espejismos dependen de la forma en que se expresan las diferentes fuerzas que constituyen la naturaleza inferior del hombre, de las cuales es cada vez más consciente, atraviesan las etapas en que son reconocidas, se expresan poderosamente, llegando a ser violentas cuando están en conflicto, hasta que el alma luchadora se detiene ‑como lo hizo Arjuna‑ en medio de las dos fuerzas antagónicas (las fuerzas de la personalidad y la energía del alma) preguntándose:

1. ¿Qué es lo correcto, esto o aquello? 2. ¿Cómo puedo saber cuál es mi deber o mi responsabilidad? 3. ¿Cómo puedo salir de esta confusa situación?

geminis

Los espejismos individuales, de los cuales el discípulo llega a ser consciente, se caracterizan por cinco tipos de fuerzas. Cuando entran en actividad simultáneamente, producen esos espejismos que inicia y crea exclusivamente el hombre mismo, los cuales son:

1. Las fuerzas de su naturaleza física densa y del cuerpo vital, que al actuar a través de la naturaleza física densa, producen maya o energía incontrolada.

2. Las fuerzas de la naturaleza astral, basadas en el deseo y en las sensaciones que, en esta etapa, constituyen dos grupos denominados pares de opuestos. Su potencia se está acentuando en este período de la historia individual porque el discípulo, en la mayoría de los casos, está polarizado en su cuerpo astral y sujeto, por lo tanto, a los espejismos producidos por la interacción de los opuestos además de la condición de maya, mencionada anteriormente.

3. Las fuerzas de la naturaleza mental inferior, chitta o sustancia mental, que compone el cuerpo mental, estando matizada por actividades pasadas, como lo está la sustancia de que están compuestos todos los vehículos. Esto agrega maya y espejismo a la ilusión.

4. Luego surge el rayo de la personalidad e intensifica los tres aspectos en que se expresa la fuerza, produciendo oportunamente su trabajo sintético. Después tenemos esa condición llamada “triple espejismo”, reducida a un solo espejismo.

5. El rayo o energía del alma, durante todo este tiempo incrementa constantemente su potencia rítmica, tratando de imponer su propósito y voluntad sobre la personalidad. Esta relación unida y su interacción es lo que impulsa al hombre cuando se ha logrado un punto de equilibrio hacia el Sendero de Probación o el Sendero del Discipulado, hasta el portal de la iniciación. Allí, ante el Portal, reconoce la última dualidad que aguarda la resolución, el Morador en el Umbral y el Ángel de la PRESENCIA.

La naturaleza de estos espejismos difiere con las personas, porque la cualidad de rayo determina el tipo de espejismo o ilusión ante el cual sucumbe más fácilmente el hombre y ese tipo de espejismo que con mayor facilidad creará. Los discípulos tienen que aprender a diferenciar entre:

1. El espejismo o espejismos, existentes en su ámbito, los cuales lo atraerán o él atraerá fácilmente, por constituir la línea de menor resistencia. El espejismo que él crea, cuando enfrenta la vida por medio de un equipo particular, matizado por las experiencias de encarnaciones pasadas y por la cualidad de rayo bajo el cual vino a la existencia.

Contraste entre Maya e Inspiración.

Entramos aquí definitivamente en el ámbito de la sustancia material, siendo esencialmente y en forma particular, el reino de la fuerza.

Maya es predominantemente, para el individuo, el conjunto de fuerzas que controlan sus septenarios centros de fuerza, excluyendo, debo recalcarlo, la energía controladora del alma. Observarán por lo tanto, que toda la humanidad, hasta que el hombre llega al Sendero de Probación, se halla controlada por maya, porque un hombre sucumbe a maya cuando es controlado por cualquier fuerza o fuerzas, no por energías que provienen directamente del alma, que condicionan y controlan a las fuerzas menores de la personalidad, como oportuna e inevitablemente deben hacerlo y lo harán.

Cuando un hombre está controlado por las fuerzas físicas, astrales y mentales, está convencido de que tales fuerzas para él son correctas. Aquí reside el problema de maya. Sin embargo, cuando dichas fuerzas controlan al hombre, se manifiestan como actitud separatista y producen un efecto que nutre y estimula la personalidad y no permite penetrar la energía del alma, la verdadera individualidad. Este análisis deberá ser iluminador para ustedes. Si hombres y mujeres permitieran que el verdadero hombre interno o espiritual analice sus vidas más concienzudamente, podrían determinar qué combinación de energía condiciona la actividad de sus vidas y no continuarían actuando -como hasta ahora- tan ciega, inadecuada e ineficazmente.

Por esta razón tienen tanto valor e importancia el estudio y la comprensión de los móviles, fuerzas, intenciones comprensivas, pues tal estudio determina intelectualmente (si es investigado con propiedad) qué factor o factores inspiran la vida diaria. Esta afirmación es digna de una cuidadosa consideración. Les preguntaría: ¿Cuál es el principal móvil-impulso que los hace actuar? Cualquiera que sea, condiciona y determina la tendencia predominante en su vida.

agoralibre
19 junio, 2016 en 6:43 pm

Hola, Bertha y Mariham; y saludos a Todos.

Creo que podemos afirmar, que nos hallamos muy apegados a lo material, y que el Alma ( con arreglo a las enseñanzas, lo que verdaderamente somos ) dispone en nosotros de una “conciencia” o apertura, cuyas caracteristicas desconocemos, pero todos nos hallamos muy afectados por nuestras emociones y la formación cultural a la cual nos hemos adherido.

¿Cómo podemos dejar el “legado de conciencia” de que dispongamos…?

A mi modo de ver, necesitamos desenmascarar todo lo posible, adquirir
cierta capacidad de “visión objetiva” de las cosas, que nos permita percibir aquello que está manipulando toda ésta existencia.

Tenemos dos problemas … 🙂 … es un decir; me refiero a los desenmascaramiento propios, y al “descubrimiento” de el estado mundano en el cual estamos inmersos, el cual me parece de semejantes maneras que nuestra propia constitución, … con algunos aditamentos especiales.

Por ejemplo; me parece inconcebible que las personas no seamos capaces
de resolver los engaños que suceden, en la política, ni en religión, por ejemplo … ¿cómo es posible que se nos pida que votemos a los partidos que nos han llevado a ésta situación, y que han pactado el TTIP, por ejemplo, vendiendo de ésta manera los derechos de el pueblo.?

Pues ahí están las cosas; ¿ porqué no tenemos energía para desenmascarar éstas cuestiones. ? ¿ Porqué no se clarifican éstas cuestiones, cuando se están demostrando constantemente las mentiras. ?

¿Porqué NINGÚN POLITICO DIALOGA CON EL PUEBLO …? ¿Es que nadie de el pueblo sabe hablar, ni expresarse … ? .. SÓLO SE ESCUCHA A ENERGÚMENOS VOCIFERANDO … ¿a nadie le recuerda… otras situaciones que se han dado en la HISTORIA …?

Anuncios

6 comentarios

Archivado bajo Mensajes, comentarios, aclaraciones...

6 Respuestas a “pensamientos, sentimientos … samsara

  1. ¿Qué es el alma? ¿Podemos definirla? ¿Cuál es su naturaleza?

    Expondré aquí sólo cuatro definiciones que servirán de base para todo lo demás:

    A. El alma puede denominarse Hijo del Padre y de la Madre -Espíritu-Materia-, por lo tanto es la personificación de la vida de Dios, y encarna con el fin de revelar la cualidad de la naturaleza de Dios -el amor esencial.

    Esta vida al tomar forma nutre la cualidad del amor que existe dentro de todas las formas y, finalmente, revela el propósito de toda la creación. Esta es la definición más sencilla para la humanidad común, expresada en el lenguaje del místico que vincula la verdad tal como se encuentra en todas las religiones. Lógicamente es inadecuada, porque no pone el énfasis sobre la verdad de que lo que puede decirse del hombre también puede decirse de la realidad cósmica y así como una apariencia humana en la Tierra oculta tanto la cualidad como el propósito (en diversos grados), así la síntesis de todas las formas o apariencias, dentro de esa unidad que llamamos el sistema solar, oculta la cualidad y el propósito de la Deidad. Sólo cuando al hombre ya no lo engañan las apariencias y se ha liberado del velo de la ilusión, llega a conocer la cualidad de la conciencia de Dios y el propósito que ella revela, y esto en forma triple:

    Descubre su propia alma, el producto de la unión de su Padre en el cielo con la Madre, o naturaleza material, la personalidad. Después de haber descubierto la personalidad, descubre la cualidad de la propia vida egoica, y el propósito para el cual ha “aparecido”.

    Encuentra que esta cualidad se expresa mediante siete aspectos o diferenciaciones fundamentales, y que este septenario de cualidades cobra esotéricamente las formas de todos los reinos de la naturaleza, constituyendo la totalidad de las revelaciones del divino propósito. Se da cuenta de que esto es esencialmente un conjunto septenario de energías, y que cada energía produce diferentes efectos y apariencias. Hace este descubrimiento cuando halla que su propia alma está coloreada por una de las cualidades de los siete rayos y que él se identifica con el propósito de su rayo -cualquiera que sea- y expresa un tipo particular de energía divina.

    Desde ese punto reconoce entonces a todo el septenario, y en el Sendero de Iniciación logra obtener una vislumbre de la Unidad, hasta ahora desconocida, y ni siquiera presentida.

    Así, de ser consciente de sí mismo, el hombre llega a percibir la interrelación que existe entre las siete energías fundamentales o rayos; de allí avanza hasta llegar a comprender la triple Deidad, hasta que en la última iniciación (la quinta) se fusiona conscientemente con el intento divino unificado, el cual reside detrás de todas las apariencias y cualidades. Podría agregar que las iniciaciones superiores a la quinta, revelan un propósito más amplio y más profundo que el que se está desarrollando en nuestro sistema solar.

    El propósito de nuestro Logos manifestado es sólo parte de un intento mayor. Podría también observarse que en el cuarto reino de la naturaleza, en el sendero de evolución y de probación, el hombre llega a un conocimiento de su alma individual y vislumbra la cualidad y el propósito de esa alma. En el sendero del discipulado y de la iniciación vislumbra la cualidad y el propósito de su Vida planetaria, y se descubre a si mismo como parte de una Vida de rayo que está apareciendo a través de la forma de un planeta e incorpora un aspecto de la energía y propósitos divinos. Después de la tercera iniciación percibe la cualidad y el propósito del sistema solar y ve la vida y la energía de su rayo como parte de un todo más grande. Éstos sólo son modos de expresar la cualidad que surge y el propósito oculto en las Vidas graduadas que dan forma a las apariencias y las coloran con la cualidad.

    B. El alma puede ser considerada como el principio inteligente -inteligencia cuyas características son la mente y la percepción mental, que a su vez se demuestran como el poder de analizar, discernir, separar, distinguir, elegir o rechazar, y todas las implicaciones que estos términos significan. Mientras un hombre se identifica con la apariencia, estos aspectos del principio mental producen en él “la gran herejía de la separatividad”. La apariencia de la forma produce la ilusión astral y lo alucina completamente. Se considera a sí mismo como la forma, y después de comprenderse a sí mismo como la forma material e identificarse con la apariencia externa, se da cuenta que él es un deseo insaciable. Luego se identifica con su cuerpo de deseos, sus apetitos buenos y malos, considerándose también uno con sus estados de ánimo, sus sentimientos, sus anhelos, aunque se irradien hacia el mundo material o internamente hacia el mundo del pensamiento, o el reino del alma. Está atormentado por el sentido de la dualidad. Más tarde se identifica con otra de las apariencias o naturaleza, el cuerpo mental. Sus pensamientos llegan a ser tan tangibles que lo impelen, instigan e influencian; y el mundo de las formas mentales se incorpora al mundo de las apariencias materiales y al de la gran ilusión. Entonces está sujeto a una triple ilusión, y él, que es la vida consciente detrás de la ilusión, comienza a unificar las formas en un conjunto coordinado a fin de controlarlas mejor.

    Así aparece la Personalidad del alma. Está al borde del sendero de probación. Entra en el mundo de las cualidades y de los valores, comienza a descubrir la naturaleza del alma, y el énfasis puesto sobre la apariencia lo transfiere a la cualidad de la Vida que la produjo. Esta identificación de la cualidad con la apariencia se acrecienta constantemente en el sendero, hasta que la fusión de la cualidad y la apariencia, osea, de la energía y aquello que ella energetiza, es tan perfecta, que la apariencia ya no oculta la realidad, y el alma se convierte en el factor dominante; entonces la conciencia se identifica consigo misma o con su rayo, y no con su apariencia fenoménica.

    Más adelante el alma misma es reemplazada por la Mónada, y esa Mónada llega a ser en verdad el propósito personificado.

  2. Bertha

    Hola le iba a “pegar” un grafitti en el post, pero luego me endilga lo de transgresora. Se lo escribo sin más : – en vista de que la sinfonia nº 8, del gran Schubert, habia quedado inacabada ruego tengan a bien aportar sus notas abemoladas.
    Abstenganse los que aun usen las garrapateas. Es prehistórico. Dejenlo en fusas y semifusas. Punto. (La CHONI)

    Luego ataco en este concierto, necesito aire.

  3. mariham

    Muchas veces -y depende del día- pienso que somos afortunados los que ahora estamos encarnados pues los tiempos modernos que vivimos nos propician mucha y cuantiosa información. Y eso unido al nivel cultural que nuestras mentes inteligentes han alcanzado nos dan la oportunidad de elegir qué deseamos o no aceptar como válido de toda la información que se recibe.
    Pero claro, tantas ventajas que se nos ofrecen hoy día traen un contrapeso : accedemos tan rápido a la información que terminamos por engullir todo lo que se nos trasmite sin cuestionar apenas su validez.
    Y a esto de la rapidez hay que sumarle la “tendencia interesada”que se le imprime a todo, por lo que no se facilita el detenernos a pensar mesuradamente sobre algo que en pocas horas – días va a estar obsoleto.
    Y otras veces – depende del día y el ánimo- ,también observo lo difícil que lo tenemos los que ahora estamos encarnados por, precisamente, estar inmersos en estas vorágines de vidas que apenas nos permiten “entrar dentro” pues todo alrededor conspira agitando y aturdiendo nuestras evolucionadas mentes.

    Así que pienso que lo tiene difícil el alma, esto no se puede negar, para hacernos llegar su sonido y nota vibratoria: hay demasiado ruido y movimiento y se necesita serenidad para que , mediante la Voz del Silencio , oigamos “el llamado” de esa conciencia nuestra que permanece alejada de este mundo de espejismos creados por nuestros deseos.

    … Y puede que muchos no nos sintamos responsables de ellos pues “ahora” ni los fomentamos ni los deseamos,…pero estamos aquí y tenemos que apechugar y arrimar el hombro. Porque posiblemente en otros “tiempos y vidas”, éramos nosotros los que actuábamos gustosos bajo estos mismos influjos en los que ahora,- más conscientes de la voz de nuestras almas-, intentamos no ser arrastrados.

    SI lo meditamos bien todo hombre aporta una herencia a la humanidad y no sólo a su familia, así que todos somos responsables “del nivel” que dejamos cuando nos vamos….y que será el que nos encontremos cuando nuestra alma retorne al cuerpo de nuevo para vivir una nueva experiencia … ( si antes no dejamos por fínnn la rueda del samsara 🙂 )

    Siempre somos nuestros propios herederos, los unos de los otros, y heredamos en justicia lo mismo que dejamos. Por ello es TAN importante que sea el alma y no la personalidad material la que deje en forma de conciencia el legado de lo vivido.

  4. Hola, Bertha y Mariham; y saludos a Todos.

    Creo que podemos afirmar, que nos hallamos muy apegados a lo material, y que el Alma ( con arreglo a las enseñanzas, lo que verdaderamente somos ) dispone en nosotros de una “conciencia” o apertura, cuyas caracteristicas desconocemos, pero todos nos hallamos muy afectados por nuestras emociones y la formación cultural a la cual nos hemos adherido.

    ¿Cómo podemos dejar el “legado de conciencia” de que dispongamos…?

    A mi modo de ver, necesitamos desenmascarar todo lo posible, adquirir
    cierta capacidad de “visión objetiva” de las cosas, que nos permita percibir aquello que está manipulando toda ésta existencia.

    Tenemos dos problemas … 🙂 … es un decir; me refiero a los desenmascaramiento propios, y al “descubrimiento” de el estado mundano en el cual estamos inmersos, el cual me parece de semejantes maneras que nuestra propia constitución, … con aditamentos especiales.

    Por ejemplo; me parece inconcebible que las personas no seamos capaces
    de resolver los engaños que suceden, en la política, ni en religión, por ejemplo … ¿cómo es posible que se nos pida que votemos a los partidos que nos han llevado a ésta situación, y que han pactado el TTIP, por ejemplo, vendiendo de ésta manera los derechos de el pueblo.?

    Pues ahí están las cosas; ¿ porqué no tenemos energía para desenmascarar éstas cuestiones. ? ¿ Porqué no se desenmascararan éstas cuestiones, cuando se están demostrando constantemente las mentiras. ?

    ¿Porqué NINGÚN POLITICO DIALOGA CON EL PUEBLO …? ¿Es que nadie de el pueblo sabe hablar, ni expresarse … ? .. SOLO SE ESCUCHA A ENERGÚMENOS VOCEANDO …

  5. mariham

    Ágora, has hecho un buen resumen cundo dices que tenemos “dos” problemas básicamente,claro. Uno es conocer a fondo y en profundidad qué somos. El otro deviene del primero y consiste en conocer el mundo material en que habitamos físicamente.
    De los dos es el de conocernos y estudiarnos el prioritario y sobre el que tenemos un acceso directo; aqui nadie interviene si nosotros NO queremos.Somos los dueños de nuestro espacio interno individual.
    El otro tiene más difícil solución encararlo pues depende de otros y sus voluntades y no directamente de uno mismo. Aqui entra ya la pluralidad.

    Otra cosa muy importante a tener en cuenta es que “en este mundo de todos” hay rangos de desenvolvimiento de las fuerzas, es esa pirámide de poder que como un símbolo expresa los niveles alcanzados. Y es evidente que una tendencia=fuerza domina sobremanera ahora mismo sobre el planeta y es un materialismo salvaje.
    Esta fuerza materialista está atrayendo muchas almas que todavía vibran en su rango y tiene por tanto mucho poder de actuación : están organizados y controlan a muchos que ni saben a quien están sometidos.
    Es el caso de la mayor parte de los políticos cuyas ambiciones en este momento responden a estas fuerzas. Por eso da lo mismo a quienes votemos ya que las directrices a seguir están escritas y sólo están esperando en un despacho presidencial a que salga el partido que las va a ejecutar. Dá igual sean derechas o izquierdas y esto por desgracia lo veremos todos.
    Todavía falta tiempo, -aunque no mucho-, para que este barco toque fondo, por tanto NO sirve de nada que las nuevas organizaciones formadas por hombres y mujeres con sentido verdadero de unidad hacia el Bien, puedan actuar. Hacerlo ahora sería un gasto de energía inútil pues no tendría apoyos o bien sería “ahogado” incluso casi antes de comenzar.
    Y un reciente y triste ejemplo lo acabamos de tener con la diputada laborista Jo Cox , una chica joven inglesa que han asesinado recientemente y que abogaba por la unidad europea,,..para muestra un botón.

    La última 2ª guerra mundial fue un ejemplo de lo que ahora mismo está pasando : determinadas “fuerzas” se manifestaron en el planeta y los hombre eligieron qué posición coger : así tomó forma el nacinalsocialismo alemán bajo la directriz de Hitler , y muuuchos hombres respondieron ante esas mismas fuerzas (de ahí que se pensara erróneamente en el “gran carisma” de Hitler, cosa que no era tal sino que la “respuesta o adhesión ” que se dio no era al líder sino a las fuerzas que estaban fluyendo en ese momento y que “encontraron eco” en el “interior” de tantos…y que Hitler tan BIEN personificó)….y fue por ello que en este caso ganó el MAL , o lo que es lo mismo=LOS BAJOS INSTINTOS DEL HOMBRE.
    Ergo, se produjo una inevitable guerra mundial.

    Por tanto, ante TANTA respuesta humana en determinada “línea o fuerza” hacia lo material , NADA se pudo hacer y los hombres que tenían más conciencia (y que eran pocos, evidentemente) NO PUDIERON EVITAR el desastre de la guerra. Ganó por tanto el egoísmo y el materialismo personificados por un grupo pequeño que se hizo muy grande (una nación entera) porque muchos otros respondieron a esa llamada o vibración. Así que perdimos una oportunidad y encima se generó mucho sufrimiento, desastre y dolor.

    continuo…

    • … nos indicas algunos puntos muy interesante, creo; … el hecho de que
      es la “llamada” o vibración lo que incita a las masas, a sumergirse en las agrupaciones … que les transforman en autómatas ciegos … como peces zambulléndose en las aguas …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s