los Alucines y nuestra Higiene Mental

Éste mundo siempre se encuentra lleno de alucines sensoriales: ésto es algo que todos podemos constatar cotidianamente.

Con los desarrollos de las comunicaciones, nuestras conciencias se encuentran bombardeadas por todo tipo de conceptualizaciones e ideas, los cuales provocan en cada uno de nosotros, diferentes “constructio mentales” basadas y promovidas por las propias subjetividades, y con los desarrollos de Internet y otros medios de comunicación, pueden originar en las personas diferentes tipos de intoxicaciones mentales, y ésto Sin mencionar 🙂 la política ni la religión.

don quijote

Camprendemos que ésto son temas delicados, y por lo tanto siempre he intentado advertir, a todo lector de éstos blogs o de el material que se maneja en todos ( todos ) los medios de comunicación, la necesidad que tenemos de aprender a protegernos, comunicarnos correctamente. La Higiene Mental, es una ciencia que no se nos ha enseñado, y que necesitamos aprender sobre la marcha.

Éste es el problema de los dogmas, o el tomar lo que debe de ser investigado, como una verdad establecida. Quisiera expresar claramente mi advertencia, que es válida para todos, a fin de que nadie pueda resultar confundido o hacerse imaginaciones basadas en falsedad.

El discernimiento entre eventuales hipótesis, los juegos de la falsedad, necesita de la aportación verídica de cada persona, para discernir las películas, y alucines, de las paranoias u otras mitomanías que pueden resultar patológicas.

fantasias

LA VERDAD, A MEDIAS Y DISTORSIONADA, ES PEOR QUE LA MENTIRA:. ¿ De dónde procede la mentira. ?

En las imágenes: Las modas y modos de los Alucines cambian con las épocas, pero su base es la misma … 🙂 … ES POSIBLE DISCERNIR Y CONOCER LA VERDAD, ASÍ NOS LO HAN PROMETIDO.

LA PRIMERA INICIACION – EL NACIMIENTO EN BELEN

He conservado la nomenclatura cristiana que antecede, debido su familiaridad y porque (hablando simbólicamente) imparte un aspecto de una mayor. Así como el nacimiento de un niño es una entrada en la luz, hablando literalmente, y el comienzo de un sistema de vida totalmente nuevo, así cada iniciación sucesiva es, en forma exactamente similar, una entrada en la luz, involucrando la revelación de un mundo diferente del hasta entonces conocido y la adquisición de experiencias totalmente nuevas. Si los estudiantes mantuvieran cuidadosamente presente esta simbología y definición, obtendrían un concepto más agudo de los procesos que tienen por delante. Esto es particularmente verdad en relación con la primera iniciación; la analogía rige desde los mismos albores de la historia, en lo que a la humanidad concierne.

En la antigua Lemuria, con el advenimiento de las ideas y del mecanismo mental, la vida animal de grado inferior (que en cierta medida parecía humana, pero definidamente no poseía mente, era ignorante y ciega) fue repentinamente consciente de lo que arrojaba luz en su camino, lo cual significó muy poco para los hombres animales de esos días, pero acrecentadamente tuvo significación a medida que transcurrieron los milenios; civilizaciones aparecieron y desaparecieron; también se desarrollaron razas y desaparecieron. En los días lemurianos, la luz de la percepción que moraba internamente (aunque era una percepción tan distante de la nuestra, lo que es prácticamente inconcebible) reveló el mundo físico y lo que en él existía, y que el ser humano de entonces consideraba deseable. Luego, en la época atlante, esa misma luz que moraba internamente y la luz de la mente en desenvolvimiento, sirvieron para develar el mundo de las emociones, y en la segunda mitad de ese período se revelaron los valores más estéticos; las artes empezaron a florecer y se registraron el color y la belleza. En nuestra moderna raza aria, la luz nos ha revelado el mundo del pensamiento y nos ha llevado a una síntesis de los sentidos, desarrollados en anteriores ciclos de la vida humana. Cada una de estas tres razas tiene en escala racial, en forma misteriosa, una analogía con las primeras tres iniciaciones.

Hoy, a medida que entramos en la nueva era, tiene aplicación la simbología de la cuarta iniciación, la Renunciación; los hombres enfrentan la necesidad de renunciar a los valores materiales para sustituirlos por los espirituales. El fermento del proceso iniciático continúa minando el materialismo de la raza humana, revelando cada vez más la realidad subyacente en el mundo fenoménico (único mundo reconocido por los lemurianos) y, al mismo tiempo, proporcionando ese campo cultural de experiencia en el cual los hijos de los hombres, que están preparados para ello, pueden pasar por las cinco iniciaciones, técnicamente entendidas. Éste es el factor importante. Por consiguiente, es nuestro punto de partida.

Primera Iniciación. El Nacimiento. Liberación del Control del cuerpo físico y sus apetitos.
Segunda Iniciación. El Bautismo. Liberación del control de la naturaleza emocional y de la sensibilidad egoísta del yo inferior.
Tercera Iniciación. La Transfiguración. Liberación del antiguo autoritarismo de la triple personalidad, marcando un momento culminante en la historia de todos los iniciados.

Cuarta Iniciación La Renunciación Liberación del propio interés y renunciamiento de la vida personal en bien del todo mayor. Hasta la conciencia del alma deja de tener importancia y es reemplazada por una percepción más universal, cercana a la Mente divina.
Quinta Iniciación La Revelación Liberación de la ceguera- que permite al iniciado ver una nueva visión. Esta visión concierne a la Realidad, que está más allá de cualquier otra, sentida o conocida hasta ahora.

Sexta Iniciación La Decisión Libertad de elección. He tratado estas elecciones en otra parte de este libro.
Séptima Iniciación La Resurrección Liberación del aferramiento de la vida fenoménica en los siete planos de nuestra Vida planetaria, siendo, en realidad, la “elevación fuera del plano físico cósmico, o sobre él”.

Octava Iniciación La Transición Libertad de la reacción de la conciencia (tal como comprenden esa palabra) y liberación hacia un estado de percepción, una forma de reconocimiento consciente que no tiene relación con la conciencia, según se comprende dicho término. Podría considerarse como la total liberación de la sensibilidad, habiendo sin embargo pleno florecimiento de esa cualidad que denominamos inadecuadamente “compasión”. Más no puedo decir: [i687]
Novena Iniciación La Negación Liberación de todas las formas posibles de tentación, particularmente en lo referente a los planos superiores.
Debe recordarse constantemente (y de allí mi constante reiteración) que nuestros siete planos son los siete subplanos del plano físico cósmico.

Anuncios

17 comentarios

Archivado bajo Mensajes, comentarios, aclaraciones...

17 Respuestas a “los Alucines y nuestra Higiene Mental

  1. Hola, saludos a Todos.

    He querido indicar lo más claramente posible, la necesidad que tenemos
    de permanecer lo más emancipados posible, de las anomalías fenoménicas que constantemente se manifiestan, en éste mundo y también en nosotros mismos, en las cuales todos estamos inmersos.

    La orientación de nuestros sentimientos, son las velas que recogen las corrientes astrales que deambulan y nos mueven en distintos rumbos,
    y necesitamos lo inédito en nuestro corazón, para poder ser libres.

    Quizás es normal, que intenten perturbarnos de diferentes maneras, causan las nieblas que nos dificultan discernir con claridad,.

  2. En éste planeta, estamos rodeados de diferentes “reinos”, y así, podemos experimentar, incluso científicamente, con lo que llaman reino animal, vegetal y mineral; pero, las enseñanzas esotéricas nos indican, que también hay otros “reinos” o derivaciones de los conocidos, en los planos no-visibles, los cuales también interactúan constantemente con todos los seres vivos, con nosotros, claro.

    Cada reino y plano de manifestación, manifiesta diferentes tipos de conciencia, y hemos de aprender a ser precavidos, conocerlos y discernirlos, para no caer en influjos o simples emanaciones, que proceden de diferentes “estratos” planetarios, con fines espúreos.

  3. Dada la trascendencia que considero en éste asunto, vay a dejar aquí en éste post, un enlace correspondiente al tópico de lo que llaman “segunda iniciación”, en referencia fundamental a las emociones y sentimientos, o lo que denominan cuerpo astral.

    EL ASPIRANTE Y LAS INICIACIONES MAYORES

    LA SEGUNDA INICIACION – EL BAUTISMO EN EL JORDAN

    La iniciación que vamos a estudiar es quizás una de las más importantes, porque concierne a ese aspecto de la personalidad que presenta mayor dificultad para todos: el cuerpo emocional o astral. Actualmente, la masa humana es arrastrada por las emociones y por una respuesta sensoria a las circunstancias; no es impelida generalmente por una reacción inteligente a la vida, tal como es. La reacción normal y generalmente violenta sirve sólo para aumentar la confusión y las correspondientes dificultades, produciendo vórtices de energía, espejismo e ilusión incontrolados. Aunque al mismo tiempo pueda producir un aspecto salvador en algunos casos, la violencia de la prueba astral y la potencia de la tentación astral (como podría bien llamársela), conducen a una esfera de sufrimiento grandemente acrecentada. A esto puede agregarse la inclinación materialista de la mayor parte de las soluciones presentadas, atrayendo la fuerza del maya mundial y complicando grandemente el problema.

    Por penoso que pueda ser todo esto y aunque signifique el fin de esta era y la cesación de la vibración y cualidad atlantes, llevada a cabo tan poderosamente en este ciclo ario, sin embargo, indica el logro de una oportunidad definidamente racial. La humanidad -en una escala relativamente amplia- enfrenta la segunda iniciación o la Iniciación del Bautismo.

    El concepto del bautismo está siempre asociado con el de la purificación. El agua ha sido siempre el símbolo de la purificación y también del plano astral, con su inestabilidad, tormentas, intranquilidad, aplastante reacción emocional y su flexibilidad, que la hace un agente muy bueno para la facultad que posee el hombre no regenerado de construir formas mentales engañosas. Reacciona a cada impulso y deseo y a toda “atracción” magnética posible, provenientes del aspecto material o sustancial de la naturaleza forma. En sus ciclos de tranquilidad, refleja también el bien y el mal; por lo tanto, es el agente del engaño cuando es manipulada por la Logia Negra, o de reacción aspiracional, cuando es influida por la gran Logia Blanca, la Jerarquía espiritual de nuestro planeta. Es el campo de batalla entre las pares de opuestos; el problema se complica porque los hombres deben aprender a reconocer esos opuestos, antes de estar en condiciones de hacer la correcta elección que conduce a la victoria espiritual.

    Actualmente, el deseo de paz, a cualquier precio, de alimento adecuado, de calor y vivienda, del restablecimiento de la estabilidad y seguridad y de cesación de la ansiedad, controlan al conjunto de las reacciones humanas y hace que el plano astral sea de tanta importancia para los hombres y las decisiones mundiales. Esto es tan predominantemente así, que el conocimiento que la mente podría revelar, y del cual los intelectuales son los custodios, se pierde de vista y tiene poca influencia.

    En la tercera iniciación se establece finalmente el control de la mente iluminada por el alma, asumiendo ésta la posición dominante y no la forma fenoménica. Entonces se trascienden todos los límites de la naturaleza forma. La visión de esta trascendencia es comunicada en el momento de la segunda iniciación, bajo el simbolismo de una purificación llevada a cabo positivamente.

    Aquí no hago hincapié sobre el relato bíblico de ese proceso purificador, el cual resume simbólicamente la naturaleza acuosa del plano astral y el “lavado por el agua” del iniciado. Expreso la forma puramente atlante del proceso iniciático, dándonos un concepto del descenso en el agua y el ascenso fuera del agua, en respuesta a una Palabra de Poder desde lo alto. El acercamiento ario a esta misma iniciación no ha sido todavía plenamente comprendido.

    La segunda iniciación -tal como se lleva a cabo ahora- es hasta cierto punto una de las más difíciles. Involucra la purificación, pero la purificación por el fuego, simbólicamente comprendido. La oculta “aplicación del fuego al agua” produce resultados muy serios y devastadores. El agua, bajo la acción del fuego, “es reducida a vapor, siendo el iniciado sumergido en las nieblas y las miasmas, los espejismos y las brumas”. El iniciado debe salir de esta niebla y espejismos, y de las actuales brumas de los asuntos humanos saldrá también eventualmente la humanidad. El éxito del iniciado individual es la garantía del destino racial. Las complicaciones que produce la conjunción del agua y el fuego en esta época aria, son mucho mayores que las producidas totalmente por el agua en la época atlante; la era actual es kama-manásica (deseo-mente) y no simplemente kámica o estrictamente astral. Por lo tanto, recuerden cuando leen estas palabras que hablo simbólicamente. Hoy el fuego de la mente debe considerarse en conjunción con el agua del deseo, de allí la mayoría de los problemas de la humanidad. Por esa causa la segunda iniciación es una de las más difíciles por las que el discípulo moderno debe pasar.

  4. ALU – (etimologia)
    Aunque se acepta generalizadamente que el significado literal de la palabra alu es «cerveza, bebida alcohólica» los investigadores consideran necesario examinar con más profundidad el significado del término. Las primeras etimologías propuestas para la palabra buscaron conexión con el protogermánico *aluh «amuleto, tabú» de *alh «proteger».5 Los cognados en los dialectos germánicos serían el inglés antiguo ealh «templo», el gótico alhs «templo» y el nórdico antiguo alh «amuleto».6 Edgar Polomé propuso inicialmente una conexión etimológica entre el germánico alu y el hitita alwanza «afectado por la brujería» que a su vez están conectados con el griego alúõ «estar junto a uno mismo» y el letón aluôt «estar afligido». Posteriormente Polomé demostró que esta etimología era incorrecta y la descartó, aunque él sigue sugiriendo que hay una conexión semántica entre estas palabras y alu.7

    Se han propuesto conexiones lingüísticas entre el término protogermánico *aluþ, que significa «cerveza» y por ello se traduce como tal,”8 9 aunque esta aproximación lingüística se ha criticado por conllevar problemas cruciales.2 Polomé propone que la palabra pertenecía al «vocabulario técnico y operativo» de los pueblos germánicos, y que originalmente se refería al «estado mental de éxtasis producido por una bebida potente» usada en los rituales del paganismo germánico.8

    Se han descubierto dedicatorias etruscas en objetos votivos de Retia en la que aparece la palabra alu con el significado de «dedicación». Se ha propuesto que hay una conexión entre estos objetos y el término alu encontrado en las inscripciones rúnicas. Estas teorías proponen que el término se tomó prestado para el uso rúnico desde esta fuente.3

    CINE – asociada al concepto de movimiento.

    Espléndido articulo sobre una supuesta presentación de vida extraterrestre …próximamente en todos los alu-cines.

    https://elrobotpescador.com/2016/09/01/que-se-oculta-tras-la-extrana-senal-recibida-del-espacio-exterior/

  5. Bertha

    Holassss. Es el segundo día que intento dejar mi comentario. Bué, mal de muchos y muchas ya sé sabe. En diversos blogs se comenta parecido : cosas locas que ocurren motivadas a lo mejor por los duendecillos traviesos hertzianos.
    Comparto una parte de tu post Agora One, y por si aca te regocijas con mi compartir si quiero hacer hincapié en lo de observa, analiza con cuidado y saca “tus” propias conclusiones. Ni todo es oro ni todo es oropel.
    Aconsejaba ayer el blog de DDLA y su último post.
    Con el amigo administrador – como en general hago con todos los blogs que leo y sigo – he aprendido a separar sujeto y objeto y me va relativamente bien. Entre otros muchos conocimientos que él comparte desde hace un lustro. Asi que tampoco se “libra” de mi criba particular, pero aún y con esta premisa, le sigo siendo fiel.
    Este post que nos dejas para reflexion, junto con la lectura del de Morféo, tienen para mi un valor importante. Muy importante.
    Cuando una cree que ha comprendido las segundas “intenciones” o lecturas es porque algo muy especial se ha puesto de manifiesto- esto. Así de golpe y porrazo. Por eso lo de ir con tiento en lo de meter como alucines too too en esta vida.
    A veces hay que cotejar lo mental con lo físico (ilusorio para muchos) y ver los resultados. Muchas son 16 realidades a la vez, para imaginarlas siquiera que las vivimos al alimón, pero por increible que parezcan los resultados no dependen del T (tiempo lineal) son hechos que “casan” en ese espacio que nos toca (o hemos querido que nos toque experimentar) y para algunos el ensamblaje paulatino de las 16 es una realidad real.
    Allá cada cual con sus alucines. Yo desde luego no me gasto un euro en los psiquiatras ni psicologos.

  6. Bertha

    Agora, muy bonita la música de “Noches de blanco satén” Pero yo no abro el video, porque luego se me crecen los enanos del circo y me provocan alucines mentales que pá qué.
    Es lo que tiene la buena música melódica, que te atrapa en la esfera de lo imposible y la caida a la esfera de lo posible resulta un batacazo monumental.
    Gracias no obstante, porque me has recordado una grata melodia, para mi de los 90′

    • ! Hola, Bertha. ! Me alegra de encontrate por aquí, en ésos “paseos” que nos dices que haces por toda la ” nube ” … de internet …

      Creo entender, que el mero hecho de “encontrarnos en ésta nube informática “, ya podemos entender que tenemos algo de ÉSO que menciono en el post, y que he llamado ALUCINE … 🙂

      verdaderamente, a mi me sucede éso que dijo alguien: … ¿quién..?
      ” ! el que esté libre de alucines, que tire la primera piedra …. ! ”

      a ver …. ¿ o no eran alucines la palabrita adecuada … ? 🙂

  7. Saludos roverdos; gracias por tu colaboracion, y también a Todos.

    Podemos constatar que nos hallamos en uno de los puntos críticos
    espaciotemporales, posiblemente en ésos “momentos de cruce” en los cuales diferentes líneas temporales, de diferentes índoles, nos pueden permitir discernir, e intentar levantar los velos ilusorios.

    Por ello, quisiera adjuntar un nuevo enlace, en los cuales se escribe
    respecto a la constitución “mental” en éstos Universos.

    Ello no quiere decir que constate la veracidad comprensiva de las expresiones que voy a adjuntar; ésto queda, precisamente, A LA GNOSIS de cada uno; sin embargo considero positivo estudiarlo.

    Recuerdo la frase de el Maestro Gaudapada, en su Mandukya Upanishad.

    ” La Mente, la verdadera mente, es eterna e incondicionada.

  8. Manas ha sido definido como mente, o la facultad de deducir y razonar en forma lógica, y la actividad racional que distingue al hombre del animal. Sin embargo es mucho más que eso, porque subyace en toda la manifestación; la forma misma de una ameba o la facultad discriminadora del átomo o célula más inferior se produce por un determinado tipo de mente. Únicamente cuando se comprenda y reconozca, dentro de su esfera mayor, el lugar que le corresponde a ese célula o átomo discriminador se obtendrá un concepto claro de lo que podrá ser esa incluyente, racional y coherente mentalidad.

    2. Manas es Electricidad

    El fuego de la mente es fundamentalmente electricidad, manifestándose en sus actividades superiores, y no una fuerza de la materia. La electricidad se manifiesta en el sistema solar en siete tipos principales, que se pueden describir como:

    Electricidad en el primer plano, logoico o divino, manifestándose como Voluntad de ser, aspecto primordial de esa fuerza que, oportunamente, produce la objetividad. Considerada cósmicamente es el impulso o vibración inicial que emana del cuerpo causal logoico en el plano mental cósmico y establece contacto con el primer plano etérico cósmico o plano solar de adi.

    Electricidad en el plano monádico, se demuestra como primera manifestación de la forma, aquello que causa la coherencia de la forma. La materia (electrificada por “el fuego por fricción”) y el fuego eléctrico del espíritu se unen y mezclan y aparece la forma. La forma es el resultado del deseo de existir, de allí que el fuego dinámico de la Voluntad sea transmutado en el ardiente fuego del Deseo. Llamaré la atención sobre lo excepcional de ambas frases, que también pueden ser expresadas en los términos siguientes:

    Manifestación dinámica eléctrica.

    Manifestación ardiente eléctrica.

    En este segundo plano el mar de Fuego eléctrico, que caracterizó al primero, se transforma en Akasha o materia etérica ardiente. Es el plano del Sol llameante, así como el primer plano es el de las nieblas de fuego [i312] o las nebulosas. Esta idea se comprenderá más fácilmente si recordamos que estamos tratando del plano físico cósmico.

    En el segundo plano acontecen ciertas cosas que debemos comprender aunque solo hayan sido aceptadas teóricamente.

    Se ve primeramente el calor o la irradiación llameante.

    Se toma posesión de una forma y se inicia la forma esferoidal de todo lo que existe.

    Se siente la primera interacción entre los polos opuestos.

    Se percibe primero la diferenciación, no sólo en la ya conocida dualidad de todas las cosas sino también en el movimiento, y se reconocen dos vibraciones,

    Empiezan a actuar ciertos factores vibratorios: atracción, repulsión, rechazo discriminativo, asimilación coherente, manifestación aliada de formas giratorias y sendas orbitales, originándose esa curiosa atracción descendente que lleva hacia la materia y da corno resultado la evolución misma.

    Se expresan las siete manifestaciones primarias de la existencia logoica y los tres y los cuatro comienzan Su trabajo.

    [e273] Empiezan a vibrar las siete ruedas o centros etéricos del cuerpo etérico de esa gran Entidad cósmica, de Quien nuestro Logos solar es un reflejo, y se percibe Su actividad vital.

    Estamos considerando, en este punto, las manifestaciones de la electricidad en los diferentes planos del físico cósmico o los planos de nuestro sistema solar. De allí que todo cuanto se halla en manifestación es fundamentalmente electricidad física. Hemos visto que la manifestación primaria es aquello que vitalizó, coloreó y compenetró la materia del espacio, corporificando así -en conexión con la manifestación logoica- aquello que es análogo al calor, a la actividad y a la irradiación vitales de un ser humano, [i313] que se manifiestan en el plano físico solar. Ciertos fenómenos eléctricos caracterizan al ser humano, pero (como no han sido considerados ni expresados en términos de electricidad) se ha perdido de vista la analogía. Tales manifestaciones podrían ser las siguientes:

    Primero, esa VITALIDAD coherente que mantiene a todo el cuerpo girando alrededor de una unidad central de fuerza. Debe tenerse en cuenta que toda la manifestación de un sistema solar constituye el cuerpo etérico y el cuerpo denso de un Logos.

    Segundo. ese MAGNETISMO irradiante que caracteriza al hombre y lo hace doblemente activo, en relación con:

    La materia de la cual están compuestos sus vehículos.
    Las unidades que componen sus cuerpos.

    Tercero, esa ACTIVIDAD, en el plano físico, que trae por resultado la debida actuación de la voluntad y del deseo de la entidad inmanente, lo cual en el hombre constituye la analogía del aspecto Brahma.

    Puede observarse la actuación de estas tres manifestaciones eléctricas -vitalidad, magnetismo e impulso fohático- en un Logos solar, en un Hombre celestial y en un ser humano. Son manifestaciones objetivas de la naturaleza síquica; de las cuales (por ejemplo cuando se trata de un Logos solar) hablamos en términos de cualidad y denominamos voluntad, sabiduría y actividad. Por consiguiente, se ha de observar que los tres primeros planos del físico cósmico -los planos logoico, monádíco y átmico- son fundamentales y de suma importancia, pues de ellos emanan los cuatro secundarios; en otras palabras, los tres primeros éteres cósmicos personifican, en sentido literal, esas tres Entidades que conocemos como Mahadeva, Vishnu y Brahma. En sentido similar, las Tres encuentran Su objetividad más densa en los tres éteres físicos. Los cuatro inferiores se manifiestan en el curso de la evolución, pero oportunamente se sintetizan en los tres [i314] superiores. Se ha de tener también presente que, en los siete subplanos de un plano solar, se [e274] desarrollan, en conexión con los fenómenos eléctricos en materia etérica, procesos paralelos a los de los planos mayores. Esto se ve fácilmente en el plano mental en conexión, por ejemplo, con el Hombre. Se acepta teóricamente que el cuerpo causal absorbe todas las facultades y en él se interrumpe toda obligada objetividad en los tres mundos al finalizar el período sintetizador. En otros planos no es tan evidente. En el plano búdico, los Constructores en el arco evolutivo o gran parte de la evolución dévica, están sometidos a una síntesis paralela. En el plano físico tiene lugar una misteriosa síntesis en conexión con el “espíritu de la Tierra”, y los primeros tres éteres se relacionan con él en forma aún poco comprendida.

    Podemos resumir lo dicho de la manera siguiente:

    Primero, el equilibrio de los fenómenos eléctricos o el logro de la síntesis, en conexión con el Hombre, transcurre en los tres niveles superiores del plano mental.

    Segundo, algo similar, en conexión con el Hombre celestial, transcurre en los tres subplanos superiores del plano monádico. Visto en sentido más amplio tal proceso tiene lugar en los tres planos mayores -atmico, búdico y manásico-; de la misma manera en los tres mundos de la evolución humana -físico, astral y mental- el proceso sintetizador se lleva a cabo en el más elevado de los tres.

    Tercero, en conexión con un Logos solar (dentro del sistema y sin considerar Su síntesis cósmica) en los tres subplanos superiores del plano logoico se ve Su absorción o abstracción final y lo mismo ocurre con los tres planos de los tres Logos.

    Se debe tener muy en cuenta que estamos tratando con materia eléctrica, por lo tanto con la sustancia etérica cósmica; toda materia en el sistema es necesariamente etérica. Por consiguiente tratamos literalmente con los fenómenos físicos en todos los planos [i315] del sistema. En tiempo y espacio tratamos con unidades de polaridad distinta, las cuales, durante el proceso evolutivo, procuran la unión, la igualdad, el equilibrio o la síntesis, hasta que finalmente lo logran. Esta interacción eléctrica entre dos unidades causa lo que llamamos luz, y por consiguiente la objetividad. Durante la evolución esto se manifiesta como calor e interacción magnética, y es la fuente de todo crecimiento vital; cuando se alcanza la meta deseada, la unión o unificación, ocurren dos cosas:

    Primero, la aproximación o fusión de los dos polos o un resplandor o luz radiante.

    Segundo, la oscuración o la desintegración final de la materia, debido al intenso calor.

    Esto puede observarse con respecto a un hombre, a un Hombre [e275] celestial, a un Logos solar y a sus cuerpos objetivos. Cuando el hombre alcanza esta polarización se manifiestan los tres tipos diferentes de fenómenos eléctricos, entonces la luz resplandece, irradiando sobre el cuerpo causal del iluminando todo el sutratma o cordón (textualmente el Sendero), que conecta el vehículo causal con el cerebro físico. Después se produce la desintegración o destrucción, el cuerpo causal se desvanece como una llamarada de fuego eléctrico, y el “hombre” verdadero o yo, es abstraído de los tres cuerpos del mundo. Lo mismo ocurre con el cuerpo de un Hombre celestial, de un esquema planetario, como así también con el cuerpo del Logos un sistema solar.

    Resulta difícil captar esta idea, porque necesariamente nos vemos obstaculizados por la falta de términos adecuados; pero aquí sólo me ocupo de las ideas principales, pues lo que más interesa en esta sección es la manifestación eléctrica del magnetismo, así como anteriormente dilucidamos superficialmente el mismo fenómeno eléctrico al manifestarse como actividad de la materia.

    Por lo tanto tenemos: [i316]

    1. Actividad manifestación eléctrica de la materia.
    2. Magnetismo manifestación eléctrica de la forma.
    3. Vitalidad manifestación eléctrica de la existencia.

    Esto literalmente (como dice H. P. B.) (20) es fuego por fricción, fuego solar y fuego eléctrico.

    Fuego por fricción es electricidad animando a los átomos de materia o sustancia del sistema solar, y da por resultado:

    La forma esferoidal de toda manifestación.
    El calor innato de todas las esferas.
    Diferenciación de los átomos entre sí.

    Fuego solar es electricidad que anima las formas o conglomerados de átomos, dando por resultado:

    Los grupos coherentes.
    La irradiación de todos los grupos o la interacción magnética de dichos grupos.
    La síntesis de la forma.

    Fuego eléctrico es electricidad manifestándose como vitalidad o voluntad de ser de alguna Entidad, y se manifiesta como:
    Ser abstracto.
    Oscuridad, Unidad.

    [e276] Hemos visto que la manifestación eléctrica en el primer plano causó la vibración inicial, y en el segundo su actividad produjo la forma arquetípica de toda manifestación, desde un Dios hasta el hombre y un átomo.

    En el tercer plano que es primordialmente el plano de Brahma esta fuerza eléctrica se manifestó como propósito inteligente. La voluntad de ser y la forma deseada están correlacionadas con el propósito inteligente que subyace en todo. Este propósito inteligente o voluntad activa, utilizando un instrumento, nos lleva al más difícil de los problemas metafísicos, o sea a la distinción entre voluntad y deseo. No es posible [i317] dilucidar este tema tan delicado, excepto indicar que tanto en la voluntad como en el deseo el factor fundamental es la inteligencia o manas, y ello debe ser reconocido. El principio compenetrante de manas -que cobra los aspectos voluntad y deseo- ocasiona gran confusión entre los estudiantes; se obtendrá un pensamiento claro únicamente cuando se comprenda:

    Primero, que toda manifestación emana o es electrificada desde el plano mental cósmico

    Segundo, que la Mente Universal o Pensador divino, es el Principio inteligente que se da a conocer como “Voluntad de ser”, Deseo o “Amor de Ser” y ese propósito inteligente activo que anima al Sistema solar.

    Tercero, que Mahadeva o Voluntad divina: Vishnu, el aspecto Sabiduría o el manifestado “Hijo de la necesidad” y Brahma o propósito activo, son la suma total de la conciencia inteligente y (para la Entidad cósmica en manifestación) lo que el cuerpo mental, astral y físico son para el hombre -el pensador en los tres mundos- que actúa en el cuerpo causal. No se ha de olvidar que el cuerpo causal contiene los tres átomos permanentes o las tres esferas que personifican el principio inteligencia deseo y objetividad física. Debe tenerse siempre presente la analogía que existe entre el triple Logos y el triple hombre, y cuando se reflexiona sobre la similitud que existe entre ambos se adquiere nitidez de pensamiento y de concepto El hombre es una unidad que funciona como tal en el cuerpo causal; una triplicidad que actúa regida por el aspecto voluntad, el cuerpo mental; gobernada por el aspecto deseo o sabiduría, el cuerpo astral; controlada por el aspecto actividad, el cuerpo físico. Electrifica o vitaliza los tres cuerpos o aspectos, unificándolos en uno y produciendo -mediante la Inteligencia que Él es en esencia, coherencia en la acción, simultaneidad de propósito y esfuerzo Sintético.

    [i318] Finalmente, es evidente que, estudiado desde cualquier punto de vista, el triple Logos (o Su reflejo, el microcosmos), mediante el principio manásico convierte inteligentemente la materia en [e277] forma y la utiliza para cumplir la voluntad, el deseo y el propósito la existencia inmanente; podrá observarse que este principio subyace en Los tres aspectos.

    No es necesario indicar aquí las distintas triplicidades que se pueden formar sobre la idea básica de Espíritu y materia, vinculados por la Inteligencia. Esto ya se ha realizado muchas veces. Trato simplemente de hacer resaltar que la INTELIGENCIA es la cualidad principal del Logos; se manifiesta como voluntad, deseo sabiduría y actividad, y la razón de ello reside en el trabajo realizado anteriormente por la Entidad cósmica, abarcando los ciclos relegados a un remoto pasado, incluso desde el ángulo de un Logos solar.

    Este principio manásico desarrollado constituye el propósito inteligente que está produciendo la unificación en cada plano del sistema solar, en conexión con los subplanos. Oportunamente producirá la síntesis de todos los planos, poniendo al plano físico cósmico, como un todo unificado, bajo el total control de esa Entidad cósmica que trata de expresarse por medio de esa triple manifestación denominada sistema solar o cuerpo logoico.

    En el tercer plano, el principio inteligencia se manifiesta como actividad coherente, ya sea del sistema, del planeta o de la mónada, y también como triple vibración de espíritu-materia-inteligencia, resonando como la triple Palabra Sagrada o electricidad que se manifiesta como sonido.

    Tenemos aquí una interesante secuencia o inversión, de acuerdo al punto de vista, involucrando los planos tal como los conocemos:

    Electricidad como impulso vibratorio. Causa la acumulación de materia y su actividad dentro de ciertos límites, o su entrada a la actividad dentro del “círculo no se pasa” [i319] solar. Constituye la primera letra de la Palabra Sagrada.

    Electricidad como luz. Causa la objetividad esferoidal. Es el nacimiento del Hijo. Abarca la enunciación de la segunda letra de la Palabra Sagrada. (21)

    [e278] Electricidad como sonido. Aquí tenemos la triple Palabra Sagrada completa.

    Esta fuerza eléctrica se manifiesta como color en el cuarto plano. En estos cuatro enunciados tenemos los conceptos fundamentales de toda manifestación; los cuatro tienen un origen electrodinámico. Constituyen básicamente una diferenciación o efecto del impulso que emana del plano mental cósmico y toma forma (con un propósito inteligente) en el plano físico cósmico. El hombre repite el proceso, en minúscula escala, limitándose a los tres planos y llegando a la objetividad en el físico solar. Esto se comprobará más adelante cuando la ciencia comprenda cada vez más la verdad de que: Todos los fenómenos físicos, tal como entendemos el término, tienen un origen eléctrico y una vibración inicial en el primer subplano del plano físico. La Luz, en el plano físico, está íntimamente vinculada con el segundo éter, que la utiliza como medio, El sonido actúa a través del tercer éter. El color, en un sentido peculiar, está vinculado al cuarto éterHemos de observar aquí que cuando se desarrollan los sentidos, el oído precede a la vista como el sonido precedió al color.

  9. Quizás, para intentar hacernos una idea de lo que estamos tratando,
    sería bueno que tengamos en mente, el esquema correspondiente a los siete planos, de lo que llaman “plano físico Cosmico” de éste Universo.

    Aquí vemos claramente significada, la situación egoica, y el “cuarto plano” o plano correspondiente a la MENTE BÚDICA.

    alma

    Creo, que si leemos un poco los significados que se intentan transmitir, podemos hacernos unos esquemas comprensivos sorprendentes, respecto a los misterios inherentes “en el Ser Uno”.

  10. /Users/rover/Desktop/IMG-20160902-WA0003.jpg

  11. bueno,…solo queria subir un par de fotos sobre el corte trasversal del ADN,… ya las subiré.
    saludados.

  12. Hola, saludos. Pues no sé a cual imagen del adn os estáis refiriendo, así que mirad a ver si podeis aportar más datos …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s