conciencia Crística en las dualidades

En las grandes dualidades, espíritu-materia, todos nosotros, entanto que almas humanas, necesitamos aprender a evocar al Alma Superior.

Posiblemente, éstas son tareas universales, en las cuales los seres evolutivos nos hallamos voluntariamente involucrados, y por lo tanto son decisiones que requieren de nuestra comprensión, de todo nuestro interés y atención. Éste es el peligro que representa para nosotros las falsas ideas, las mentiras, e incomprensiones, los espejismos provocados por los engaños sensorios.
La amplitud de sensibilidad es facilitada por una comprensión global armoniosa, lo que Es nuestra búsqueda verdaderamente vital.

cristos

gnosis universal

quién tenga oidos, escuche:

notiticias con imágenes: increibles

Anuncios

12 comentarios

Archivado bajo Biblioteca, Mensajes, comentarios, aclaraciones...

12 Respuestas a “conciencia Crística en las dualidades

  1. La Cruz del Cristo Oculto.
    Hablando en forma general, la Cruz Mutable rige por lo tanto a la forma o naturaleza corpórea; controla todo el ciclo de vida del alma individual a través de las etapas de las expe­riencias inferiores de la humanidad, etapas estrictamente huma­nas, y los procesos integrantes del desarrollo de la personalidad, hasta que el hombre se trasforma en una persona alineada, reorientándose lentamente hacia una visión superior, una capta­ción horizontal y vertical más amplia de la realidad, y convir­tiéndose en aspirante. Esta Cruz rige a la triplicidad inferior en manifestación y a los tres mundos de la evolución humana.

    La Cruz Fija rige al alma, que ahora es consciente dentro de la forma humana y en los tres mundos, pero controla todo lo denominado “los cinco mundos de la realización humana” -los tres niveles de actividad estrictamente humanos y los dos super­humanos, es decir, la trinidad inferior y la Tríada espiritual. Concierne a toda la vida de la experiencia y la expresión del alma, después que la Cruz Mutable ha obligado, en realidad, al hombre a pasar los senderos de purificación y del discipulado. Se relaciona con la integración del alma y la personalidad y su total mezcla o fusión. La Cruz Cardinal rige la manifesta­ción de la Mónada en toda su gloria y belleza, ciclo de influencia que tiene dos etapas: Una, en que la Mónada se expresa en los seis planos de manifestación, en “sabiduría, fuerza y belleza”, por intermedio del alma y de la personalidad integradas. Esta etapa es relativamente breve. La otra, en que -retirado y abs­traído de esas formas de Ser- “el UNO prosigue en un Camino superior” y pasa a reinos desconocidos, hasta para los más ele­vados Hijos de Dios en nuestra Tierra.

    Podría decirse que la Cruz Mutable constituye la influencia condicionante de ese gran centro planetario denominado humano; la Cruz Fija constituye eminentemente la principal serie con­troladora de energías regentes, trasmitidas por el centro deno­minado Jerarquía planetaria; la Cruz Cardinal rige y condiciona (en forma desconocida para los hombres) ese gran centro plane­tario denominado Shamballa. Por lo tanto, verán cuán grandioso es mi tema. Permítase­me repetir que sólo quienes pueden pensar en términos de cuales­quiera de las tres Totalidades mencionadas, sabrán de lo que ha­blo; las mentes menos capacitadas obtendrán una imagen o visión de posibilidades trascendentales que los ayudará a obtener una expansión de conciencia, pero lo que expondré permanecerá en el nivel de lo (momentáneamente) inalcanzable.

  2. ¿ HASTA DÓNDE VÁ A LLEGAR LA PERVERSIÓN … ?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s