las señales celestes del Hijo del Hombre

25   Jesús le dijo: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque muera, ( es decir, SE ENCUENTRE EN CONCIENCIA LIMITADA) vivirá,  26   y todo el que vive y cree en mí, no morirá jamás.  ¿Crees ésto?

La percepcion verdadera, el entendimiento de los significados, es anterior a las palabras, es percepcion pristina, tal y como sucede en la infancia; precisamos la nueva cognición superior más allá de las programaciones; es la línea vertical de la unicidad: EL YO ELEVADO.

Las energías que SON el YO verdadero, ( el que es totalmente incondicionado, pristino, inconcebible … ) se encuentran “aparentemente impregnadas” inmerso de las características cósmicas en éste universo.

Por éso expresan y podemos expresar: “Habiendo compenetrado el Universo entero, con un fragmento de Mí Mismo, YO, permanezco.”

Por ésto, se nos solicita que creamos en la Realidad de éste Ser Universal.

“El Velo se rasgó de Arriba a Abajo: la Verdad desciende desde lo superior, LAS HIPERDIMENSIONES, hasta los planos REFLEJADOS ILUSORIOS de las criaturas limitadas, también através de los seres humanos.

Entonces, una nueva comprensión es posible, y nos damos cuenta de que nuestros deseos y pensamientos nos atan, a un pretendido mundo tridimensional, que resulta totalmente de los propios y colectivos MONTAJES ILUSORIOS, posiblemente resultantes de voluntades especulativas con falsos intereses subterráneos, y de los deseos.

resurreccion

La Cruz del Cristo Resucitado – La Cruz Cardinal. En esta Cruz, de acuerdo a la paradoja ocultista y al tiempo y espacio, el Espíritu es crucificado. Sus cuatro energías rigen y dirigen al alma cuando avanza en el Sendero de Iniciación. Por lo tanto es preeminentemente, la Cruz de la Iniciación y de los comienzos. Concierne fundamentalmente “al comienzo del interminable Camino de la Revelación” que se inicia cuando se entra en el Nirvana, para lo cual todas las etapas previas al Sendero de Evolución no han sido más que preparatorias.

La citas dadas a continuación pueden aportar com­prensión y ayuda a fin de iluminar este tema tan difícil, indicando el significado de esta Cruz Cardinal como in­fluencia culminante y revelando lo que tienen por de­lante quienes logran la correspondiente categoría jerárquica:

“Toda belleza y bondad, todo lo que contribuye a la desaparición del dolor y la ignorancia en la Tierra, debe ser dedicado a ‘la Gran Culminación. Entonces, cuando los Señores de Compasión hayan civilizado espiritualmen­te a la Tierra y hecho de ella un Cielo, quedará revelado para el peregrino el interminable Sendero que se extiende hasta el Corazón del Universo. El hombre, que entonces ya no será hombre, habrá trascendido la naturaleza, e impersonalmente, no obstante en forma consciente, unificado con todos los Seres Iluminados, ayudará a cum­plir la Ley de la Evolución Superior, de la cual el Nirvana no es más que el principio”.
(Yoga Tibetano y Doctrinas Secretas.)

Comprendemos que se intenta señalar aquí, a los Misterios de el Padre.

Las energías de la Cruz Cardinal se fusionan con esas energías a las cuales sólo podemos dar el nombre de energía cósmica, aunque ésta no les signifique nada. Con­tienen la cualidad de Aquel del Cual Nada Puede Decirse, y están “matizadas con la Luz de los siete sistemas sola­res”, de los cuales nuestro sistema solar es uno.

Artículo complementario: LOS SIETE ESPIRITUS ENVIADOS A LA TIERRA.

Día 30 de Octubre, siguen con los peligrosos seismos en Italia; Hoy, intensidad 6,5 y continúan produciéndose.

Día 29 de octubre, intenso seismo, que ha sido sentido, en los alrededores de Santiago de Compostela.

Día 28 de octubre; intenso seismo de 3,0 en el Pais Vasco, entre las ciudades de San Sebastián, Vitoria-Gasteiz, y Bilbao, a las 15:56 utc. (Nota: éste seismo, no aparece en la relación del i.g.n.)

pais vasco

Éste seismo en el Pais Vasco, ha sucedido SIMULTÁNEAMENTE (diferencia de segundos) con éste de 3,8 en el Centro de Italia.

italia

Anuncios

11 comentarios

Archivado bajo Piedra Angular, TopSecret

11 Respuestas a “las señales celestes del Hijo del Hombre

  1. Un tiempo para nosotros ?,… ese tiempo es este, no existe ningún otro,… y el lugar, … ese lugar es el corazón,… nuestros propios corazones,… así que,…no perdamos más tiempo.
    salutodos.

  2. Si yo le hubiera cortado las alas,
    habría sido mío,
    no se habría marchado.
    Pero de esa manera, nunca más hubiera seguido siendo pájaro,
    y yo… yo amaba al pájaro.

  3. Hola, Sr. roverdos; saludos afectuosos, y también a TODOS …

    me alegra encontrarnos por aquí, según vayamos disponiendo de tiempo para ello, … mientras intentamos “navegar” ésas tormentas
    solares, con las cuales nos “atormentan” … 🙂 de vez en cuando…

  4. Hola, saludos a todos.

    En lo referente a éstas cuestiones que estoy intentado plantear, quisiera
    comenzar en la observacion de nuestras experiencias entre consciente y subconsciente, es decir, en lo que son nuestra relación con los reinos planetarios, los “reinos naturales”, se encuentran en nosotros, cumpliendo sus funciones, las cuales nos resultan subconscientes, pero sin embargo nuestra consciencia depende (o es influida) por las características de ésos reinos, que conforman nuestra naturaleza.

    Las diferentes tensiones que surgen en nosotros, pueden tener sus causas o raices en las energías que surgen de éstos reinos o de las transformaciones alquimicas que constantemente realizamos.

    La conjugación de las propias energias vitales, se producen mediante la interaccion de sentimientos y pensamientos, evocados de diferentes maneras, bien conscientemente por el individuo, o bién provenientes de la respiración de energias de y en el entorno.

    Intentaré ir aportando ahora, lo que otros dicen respecto a éstas cosas.

    cruz liberadora

    1. La Cruz Mutable rige a los tres mundos y al plano astral en particular. Sobre esta cruz el hombre común está “crucificado” hasta adquirir la experiencia necesaria y se reorienta conscientemente hacia otra fase de desenvolvimiento.

    Virgo es uno de los brazos de la cruz mutable, con su signo opuesto, Piscis, y el aéreo Géminis y el ígneo Sagitario completando los cuatro brazos. Es la cruz común de aquellos que tienen un estado probatorio. Su descripción es como sigue: “La cruz mutable es la cruz del Espíritu Santo, de la tercera persona de la trinidad cristiana, ya que organiza la sustancia y evoca una respuesta sensible desde la misma”.

    El alma humana (en contraposición con al alma, cuando actúa en su propio reino, libre de las limitaciones de la vida humana) está aprisionada y sujeta al control de las tres energías inferiores, durante la mayor parte de su experiencia.

    Luego, en el sendero de probación, la energía dual del alma empieza a acrecentar su actividad, y el hombre trata de emplear su mente en forma consciente y expresar amor-sabiduría en el plano físico. Éste es un simple enunciado de la meta a alcanzar por todo aspirante. Cuando las cinco energías empiezan a emplearse consciente y sabiamente en el servicio, se establece un ritmo entre la personalidad y el alma. Es como si se estableciera un campo magnético, y ambas unidades o energías agrupadas, vibrantes y magnéticas, se lanzan cada una al campo de influencia de la otra. Esto sucede sólo ocasionalmente, aunque raras veces en las primeras etapas; luego acontece más frecuentemente, estableciéndose así un sendero de contacto que, en su oportunidad, se convierte en la línea de menor resistencia, “el camino de acercamiento familiar”, como a veces ha sido denominado.

    De esta manera se construye el primer tramo del “puente” o antakarana. Cuando se ha recibido la tercera iniciación, el Camino se completa, y el iniciado puede “pasar a voluntad a mundos más elevados, dejando los mundos inferiores muy atrás, retornar y penetrar en el camino que conduce de la oscuridad a la luz, de la luz a la oscuridad, y de los mundos inferiores a los reinos de la luz”.

  5. El segundo punto, que quisiera presentar, son las influencias siderales
    o Astrales, es decir, la absorción o interacción con energias eónicas
    que conforman nuestros vehículos astrales, de diferentes características con arreglo a nuestro nacimiento natural planetario.

    Quisiera indicar, que éstas son cuestiones “benéficas”, o que, al menos no debemos de considerarlas como nada negativo: nos suceden a todos, cotidiana e inevitablemente, otra cosa es que en nuestra situación actual, raramente sepamos interactuar o discernir.

    cruz alma

    Lógicamente, estoy simplificando, y únicamente pretendo que intentemos
    memorizar el significado de lo que llaman “las tres cruces”, con la prevencion de que se trata de ideas muy imperfectas o elementales.

    Veré si encuentro datos más claros, próximamente. En el dibujo se representa lo que llaman “la Cruz Fija” o cruz del Alma.

    La Cruz del Cristo Crucificado – La Cruz Fija.

    Es la Cruz compuesta por las cuatro energías que condicionan la vida del hombre, que es ante todo un discípulo en probación y luego un discípulo aceptado o con­sagrado.

    Es, destacadamente, la Cruz del alma. El hombre que se halla en la Cruz Fija está llegando a ser acrecentadamente consciente de su orientación e influencia, y no responde tan ciegamente como el hombre que se halla en la Cruz Mutable. No “asciende, en un sentido técnico a esta Cruz de Correcta Orientación”, hasta no haber alcanzado, en cierta medida, contacto con el alma y reci­bido un toque de iluminación y de intuición espiritual -no importa cuán fugaz pueda ser ese destello.

    Es la Cruz de “la visión fija y de ese intento inmutable que impele al hombre a ir desde un punto de luz hasta la brillante luz solar”. El hombre en la Cruz Fija dice: “Soy el alma y aquí permanezco. Nada moverá mis pies fuera del estrecho lugar en el que permanezco. Enfrento la luz. Soy la Luz, y en esa luz veré la Luz”.

    Es la Cruz cuyas cuatro energías se mezclan con las ener­gías del sistema solar mismo y las trasmiten. Esto puede hacerlo el hombre porque en la Cruz Fija está llegando a ser acrecentadamente consciente de los acontecimientos más importantes que él, y más absorbentes que sus ante­riores intereses que conciernen a la humanidad, en su relación con las fuerzas solares, no sólo con las fuerzas planetarias. Va siendo cada vez más sensible a un todo mayor.

    Las energías de esta Cruz continúan evocando respuesta hasta el momento de recibir la tercera iniciación.

    Los cuatro brazos de esta Cruz son Tauro-Leo-Es­corpio-Acuario. Se la denomina Cruz Fija porque el hom­bre está crucificado en ella por la directa elección y la intención inamovible de su alma.

  6. ” El tema de las tres Cruces es fusión e integración. La fusión de la personalidad en un todo funcionante; la fusión consciente del Alma Universal y la personalidad; la fusión de la triple expresión de la divinidad Mónada, ego y personalidad, a fin de que apa­rezcan las energías fusionadas. La nota clave de sus influencias es el poder de incluir y la plena expresión en forma simultánea de la vida vertical y horizontal en tiempo y espacio. ” ( Es decir, lo atemporal. )

    en el Monte Gólgota las tres Cruces están representadas como:

    La Cruz Mutable el la-dron que no se arrepiente. Huma­nidad.

    La Cruz Fija-el ladrón arrepentido. Jerarquía, Alma.

    La Cruz Cardinal-la Cruz del Cristo. La Energía Pristina o Verdad.

    cruz  polidimensional

    símbolo de “cruz plana” y “polidimensional” o hiperdimensional …

  7. Entonces, comprendemos que nos referimos a cuestiones Hiperdimensionales, y que nuestra conciencia se encuentra actualmente constreñida a unos esquemas dimensionales limitados.

    ” Los siete rayos son la personificación de siete tipos de fuerza que nos demuestran las siete cualidades de la Deidad. Estas siete cualidades tienen por consiguiente un séptuple efecto sobre la materia y las formas que existan en todas partes del universo, y también una séptuple interrelación entre sí.

    Vida, cualidad y apariencia, forman una síntesis en el universo manifestado y en el hombre encarnado, y el resultado de esta síntesis es séptuple, dando origen a siete tipos de formas cualificadas que surgen en cada plano y en cada reino. Debe recordarse que todos los planos, que desde nuestro pequeño punto de vista consideramos amorfos, no lo son en realidad. Nuestros siete planos son sólo siete subplanos del plano físico cósmico. No nos ocuparemos de los planos, excepto en su relación con el desarrollo del hombre, ni del macrocosmos, ni de la vida en desarrollo del Cristo cósmico.

    Limitaremos totalmente nuestra atención al hombre y a sus reacciones psicológicas hacia las formas cualificadas, en tres direcciones: hacia las formas que existen en los reinos subhumanos de la naturaleza, aquellas con las cuales está asociado en la familia humana, las de la Jerarquía guiadora, y las del mundo de las almas. Los siete tipos de rayo deben ser estudiados en su totalidad desde el punto de vista humano, porque este tratado está destinado a proporcionar al hombre un nuevo acercamiento psicológico mediante la comprensión de las energías, siete en total, y sus cuarenta y nueve diferenciaciones, las cuales lo animan y hacen de él lo que es. Más adelante, a medida que estudiemos cada tipo de rayo, someteremos al hombre a un detenido análisis y estudiaremos su forma de reaccionar en estas tres direcciones.

    Estos siete rayos son las siete corrientes de fuerza que emergen de una energía central después que (desde el punto del tiempo) fue establecido ese vórtice de energía. Entonces entre el espíritu y la materia se produjo la interacción, y la forma, o apariencia, del sistema solar inició su proceso de llegar a ser -proceso que conduce oportunamente a ser.

    Esta idea es antigua y verídica. En los escritos de Platón y de los iniciados que antiguamente sentaron las proposiciones fundamentales que guiaron a la mentalidad humana durante épocas, se hace referencia a los siete eones y a las siete emanaciones, a la vida y a la naturaleza de los “Siete Espíritus que están ante el Trono de Dios”. Estas grandes Vidas, actuando dentro de los límites del sistema solar, reunieron en Sí la sustancia que necesitaban para la manifestación, y construyeron las formas y apariencias mediante las cuales podían expresar mejor Sus cualidades innatas. Dentro de Su radio de influencia reunieron todo lo que ahora existe. Este conglomerado de material cualificado constituye Su cuerpo de manifestación, así como el sistema solar es el cuerpo de manifestación de los aspectos de la Trinidad.

    Esta idea podrá captarse mejor si se recuerda que todo ser humano constituye a su vez un conjunto de átomos y células que componen la forma, en la cual están diseminados órganos y centros de vida diferenciados, que actúan con ritmo y relación, pero poseen distintas influencias y diferentes propósitos. Este conglomerado de formas animadas tiene la apariencia de una entidad o vida central, caracterizada por su propia cualidad que actúa de acuerdo al grado de evolución, impresionando así con su radiación y vida a todo átomo, célula y organismo dentro del radio de su influencia inmediata y también a cada ser humano con quien se pone en contacto. El hombre constituye una entidad síquica, una Vida que, mediante la influencia irradiatoria, ha construido una forma, la ha matizado con Su cualidad síquica, presentando así en el mundo circundante una apariencia que persistirá durante todo el tiempo que viva en esa forma.” (Tratado sobre siete rayos, tomo I)

  8. Aunque son cosas obvias, que teóricamente ya conocemos todos, dejo aquí un enlace, respecto cómo debemos proceder con nuestros vehiculos:

    LA PURIFICACIÓN DE LOS VEHICULOS

    1. El cuerpo físico.
    2. El cuerpo emocional.
    3. El cuerpo mental.

    En la época presente urge la necesidad de poseer instrumentos probados. Cuando Quienes guían la evolución humana en este período, escudriñan la raza en busca de esos instrumentos, ven que muy pocos están preparados para el servicio requerido. Pero también ven que algunos podrían, con cierto entrenamiento, satisfacer la necesidad en forma bastante adecuada.

    A medida que la evolución avanza, cambia la polarización de la raza. Los hombres están ahora polarizados principalmente en su cuerpo emocional -están regidos por los sentimientos, los deseos y las preocupaciones de la personalidad. El cuerpo emocional es el punto focal de la personalidad, actuando como receptor y distribuidor de todo cuanto a ella concierne, siendo el punto de unión de lo superior y lo inferior. Es análogo a una terminal de línea férrea de mucho tránsito, que recibe carga de todas direcciones, y las descarga en la gran ciudad de la vida personal en el plano físico. A medida que progresa, cambia el escenario a un punto más elevado, y el cuerpo mental se convierte en punto focal. Más adelante el cuerpo causal se convierte en una unidad importante y aún más tarde, se produce el sacrificio final de ese cuerpo, hasta que el hombre, despojado de todo cuanto vibra en respuesta a los tres mundos, habrá terminado con todo lo relativo a la vida personal. Sólo queda ]a vida del Espíritu, y la entrega voluntaria de la vida para ayudar al mundo.

    En la tarea de acelerar el proceso evolutivo, ciertas cosas deben ser realizadas antes de que el hombre pueda ser utilizado como instrumento de confianza, noble como acero templado, para ayudar a la raza. No olviden que por regla general, el hombre (una vez probado y experimentado) es el mejor instrumento, porque abarca totalmente la conciencia de la raza y se introduce en los problemas diarios en forma más completa que un Ego de un periodo anterior. Por eso los Maestros desean utilizar a quienes viven ahora, a fin de curar las heridas de la doliente generación actual. Qué es lo que debe hacerse? Lo que voy a exponer no tiene nada de extraordinario, pero contiene ideas para que reflexione todo aquel que desea ayudar… Al preparar un alma para prestar servicio, los Guías de la raza deben ocuparse de cada uno de los cuerpos.

    Entrenamiento del cuerpo físico.

    Esto implica ciertas condiciones precisas:

    La construcción con materia de los subplanos superiores y la eliminación de la materia inferior y más burda. Esto es necesario porque resulta imposible, para quienes poseen cuerpos toscos, hacer contacto con una vibración elevada. Al Ego le es imposible trasmitir el conocimiento y guía superiores por medio de un cuerpo físico burdo, y también a las elevadas corrientes del pensamiento hacer impacto sobre un cerebro poco evolucionado. Por eso el refinamiento del cuerpo físico es esencial, efectuándose de varias maneras, todas razonables y útiles.

  9. Se da un pensamiento; se describe un símbolo; se delinea una idea. Entonces, a medida que las mentes de los hombres reflexionan sobre ellos y los intui­tivos del mundo captan el pensamiento, sirve como pensamiento simiente que, oportunamente, fructifica mediante la presentación y el despliegue de una revelación que sirve para que la raza de los hombres se acerque más a su meta.

    El hombre que trata de dominar su naturaleza inferior y tiene como meta expresar su divinidad innata, necesita el hilo dorado por el cual hallar el camino que lo saque de las cavernas de la confusión y de las zonas de especulación y de exploración. La Ciencia de la Astro­logía Esotérica y sus ciencias subsidiarias, proporcionarán con el tiempo este proceso de investigación, deducción y comprobación. La base ha sido establecida. Lo que aquí expongo puede consti­tuir otro paso y arrojar más luz.

    Podría decirse que hasta que no se esté construyendo definidamente el antakarana (el puente de luz entre las mentes superior e inferior, entre la Tríada espi­ritual y la triple personalidad), estas ciencias permanecerán a oscuras para el intelecto común. Sin embargo, cuando la intuición [e385] pueda entrar en acción, por conducto del antakarana, la luz empezará a afluir gradualmente. El mundo debe comenzar a aceptar y dar importancia a las conclusiones a que llegan los intuitivos, pues ellos han dado siempre los necesarios primeros pa­sos, en el desarrollo de la conciencia humana.

    La complejidad de los detalles es principalmente responsable de la confusión. La intui­ción (tal como el filósofo la comprende) es la capacidad de llegar al conocimiento por medio de la actividad de algún sentido innato, aparte de los procesos del razonamiento o de la lógica. Entra en actividad cuando los recursos de la mente inferior han sido em­pleados, explorados y agotados. Sólo entonces empieza a entrar en acción la verdadera intuición, es el sentido de síntesis, la capacidad de pensar en términos del todo y entrar en contacto con el mundo de las causas. Cuando esto llegue a ser posible, el astrólogo investigador hallará que las complejidades del problema desaparecerán y los detalles se encasillarán de tal manera que la suma total aparecerá con una exactitud asombrosa. Según el proverbio, los árboles impiden que los estudiantes puedan ver el bosque, y el proverbio es exacto. Estas ciencias se interpretan mutuamente.

    Durante el ciclo de vida de la humanidad por el cual estamos pasando ahora, vemos en relación a los centros y los rayos y a los centros y los planetas, que los centros están regidos por los rayos siguientes:

    HOMBRE COMÚN PLANETAS EXOTÉRICOS

    Centro Coronario primer rayo Plutón.
    Centro Ajna quinto rayo Venus.
    Centro Laríngeo tercer rayo La Tierra.
    Centro Cardíaco segundo rayo El Sol
    Centro Plexo Solar sexto rayo Marte.
    Centro Sacro séptimo rayo Urano.
    Centro en la base de la columna vertebral primer rayo Plutón.

    DISCIPULOS INICIADOS PLANETAS ESOTÉRICOS

    Centro Coronario primer rayo Vulcano.
    Centro Ajna quinto rayo Venus.
    Centro Laríngeo tercer rayo Saturno.
    Centro Cardíaco segundo rayo Júpiter.
    Centro Plexo Solar sexto rayo Neptuno.
    Centro Sacro séptimo rayo Urano.
    Centro en la base de la columna vertebral primer rayo Plutón.

    A estos rayos debe añadirse (en los dos grupos de seres humanos) el cuarto rayo que rige a la humanidad como centro en el cuerpo del Logos planetario, llevando así todas las influencias de rayo a una séptuple corriente de energía, que actúa sobre el yo inferior en los tres mundos, o sobre quienes están entrando en el quinto reino de la naturaleza, o forman parte de él. Intensificando el problema de la humanidad como un todo, existe el problema del individuo dentro de ese todo. A las influencias a que está sujeto como individuo por su pasado y su propio horóscopo particular, y a las que participa como integrante del cuarto reino de la naturaleza, deben agregarse los efectos de sus dos rayos princi­pales (personal y egoico). Éstos indican el tipo del mecanismo y la cualidad del alma. No debe olvidarse que sus siete centros están en estrecha relación con los centros planetarios y que está condicionado no sólo por los centros de su propia naturaleza y sus rayos, sino por los centros que se hallan dentro del reino humano y también por los planetarios, los cuales Consideraremos a continuación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s