los viajes del Alma, en la temporalidad

Asentamos nuestros pies en la observacion que nos permite la correcta valoración, lo que llaman “cuerpo o estructura mental”, mirando al Alma universal; la verdad que existe siempre, y que se encuentra más allá, libre de cualesquiera programaciones. ¿ A QUIÉN ó qué DEBEMOS DE “SERVIR”…?

Si, como dicen, la esencia inevitable de el Alma es Servir: ¿qué es lo que falta,? y cuál es NUESTRA FUNCIÓN, para la cual *seremos* capacitados…

¿Qué efecto produce el servicio sobre la mente, las emociones y el cuerpo etérico? Cabe recordar que, mediante sus efectos,
el científico del futuro comenzará a deducir la existencia efectiva de una causa y de una realidad internas, osea, de un yo o alma.

” Vimos que servir no es simplemente la actividad desarrollada por una persona o grupo cuando realiza algo con buena intención para otra persona o grupo. Servir es el resultado definido de un grandioso acontecimiento interno, y cuando tiene lugar ese resultado habrá producido un sinnúmero de causas creadoras secundarias, que son principalmente un cambio en la conciencia inferior, una tendencia a apartarse de las cosas del yo personal y dirigirse a los asuntos esenciales del grupo, una real reorientación que expresa el poder de cambiar las condiciones (por medio de la actividad creadora), demostrando algo dinámicamente nuevo.”

” Cuando tal acontecimiento interno se convierta en una condición interna estabilizada y equilibrada, los cambios citados se efectuarán con más regularidad y serán menos esporádicos, observándose en los tres cuerpos los efectos de las nuevas fuerzas que afluyen a la personalidad, y se utilizarán después en forma creadora. Así el verdadero servidor toma posesión de sus instrumentos para servir, y desde ese momento el trabajo creador, de acuerdo al Plan, puede seguir adelante en los tres planos. Así Dios, en Su sabiduría, decidió limitarse a Sí Mismo y así prosigue el trabajo de la evolución, únicamente por intermedio de Sus constructores elegidos y dirigidos -en este planeta- por esas personas, cuyas vidas están siendo trasformadas por medio del contacto con el alma y el servicio.”

” Cuando se ha efectuado el alineamiento, cuando se ha obtenido con más regularidad la unificación y cuando el antakarana (puente que conecta lo superior con lo inferior) está definidamente en proceso de construirse, la verdadera naturaleza del servicio, tal como la practica cualquier individuo, comienza a evidenciarse. El primer efecto de la afluyente fuerza del alma, factor principal que conduce a prestar servicio, es integrar la personalidad y unir los tres aspectos inferiores del hombre en una sola unidad de servicio. Esta etapa es elemental y difícil, respecto al estudiante que está en el Aula de la Sabiduría.

La persona llega a ser consciente de su poder y capacidad después de comprometerse a prestar servicio, lo hace impetuosamente; crea un canal tras otro a fin de expresar la fuerza que lo impele, y derriba y destruye tan rápidamente como crea. Momentáneamente se convierte en un serio problema para los otros servidores con los cuales está asociado, pues sólo percibe su propia visión; entonces el ambiente de crítica que lo circunda y el fuerte empuje de la fuerza impulsora contenida dentro de él, constituyen el obstáculo con que tropiezan los “pequeños”, lo cual obliga a los discípulos más antiguos y experimentados a hacer constantemente reparaciones, en vez de hacerlas él, quien es momentáneamente víctima de su propio anhelo de servir y de la fuerza que fluye a través de él. En algunos casos, en esa etapa, se aventará la llama de la ambición latente. En último análisis, esta ambición es sólo el anhelo de la personalidad por mejorar, constituyendo en su debido lugar y tiempo un haber divino que debe ser extirpado cuando la personalidad se convierte en instrumento del alma.”

“En otros casos, la visión del servidor será más amplia y amorosa y, se despreocupará de sus propias realizaciones, trabajará al unísono y silenciosamente con los grupos de verdaderos servidores y sumergirá sus tendencias personales, sus ideas y ambiciones en el bien del todo, y el yo se perderá de vista. Quizás la sugerencia más valiosa que puede hacerse al hombre o a la mujer que tratan de actuar como verdaderos servidores, es pedirles que pronuncien diariamente, poniendo detrás de las palabras el corazón y la mente, la dedicación del Catecismo Esotérico que se halla al final del libro Iniciación Humana y Solar. Quisiera recordar a dichos servidores que si se rebelan o desalientan por las ideas contenidas en las palabras, quizás indique cuán necesario es que este objetivo de la vida se plasme en sus conciencias.”
La promesa es:
"Desempeño mi parte con firme decisión y decidida aspiración; miro arriba, ayudo abajo; no sueño ni descanso; trabajo; sirvo; ruego; Yo soy la Cruz; Yo soy el Camino; olvido mi trabajo realizado; me elevo sobre mi yo vencido; mato el deseo; me esfuerzo, olvidando toda recompensa; renuncio a la paz; rechazo el descanso y, en la tensión del dolor, me pierdo a mí mismo, para encontrarme a Mí mismo, y así penetrar en la paz. Solemnemente me comprometo a realizar todo esto, invocando a mi Yo Verdad."

A medida que el trabajo de aprender a servir prosigue y el contacto interno se afirma, le seguirá la profundización de la vida de meditación, y la luz del alma iluminará con mayor frecuencia a la mente. Así se ha revelado el Plan.

Esto no significa que se arrojará luz sobre los planes del servidor, en lo que concierne a su propia vida o al campo elegido para servir, lo cual debe ser bien comprendido. Si así ocurriera indicaría la capacidad mental del servidor para buscar medios que justifiquen su propia ambición. Ello se debe a que su mente reconoce el Plan de Dios que corresponde al mundo en ese momento particular en que vive el servidor, y la parte que él puede desempeñar para desarrollar los objetivos de quienes son responsables de llevar a cabo ese Plan. Entonces, voluntariamente, se convierte en una ínfima parte de ese gran Todo, actitud que no varía aunque el discípulo llegue a ser un Maestro de Sabiduría. Se pone en contacto con un concepto mucho más vasto del Plan, y su humildad y sensatez permanecen.

El servidor orientará su esfuerzo en dos direcciones: a) En ayudar a los demás a “permanecer en el ser espiritual”, así como él lo está aprendiendo.
b) En ayudar al individuo para que preste servicio en el campo elegido y como desea hacerlo y no como cree que debería efectuarlo quien lo ayuda.

mariham
19 enero, 2017 en 2:47 pm

Hoy quería compartir un pensamiento íntimo 🙂

Hace años ya me encontré por casualidad con un texto que ni recuerdo dónde lo leí, pero el caso es que me pareció muy bello y además me produjo una cierta emoción que , aunque no alcanzaba a comprender el significado de lo leído con toda la profundidad que a simple vista parecía contener, venía a reflejar algo que interiormente sentía y sabía como cierto.
Así que lo copié en una hoja de libreta y lo pegué dentro de la puerta de un armario y así cada vez que lo abría le echaba un vistazo, hasta que mi mente acabó por hacerlo suyo. Luego lo olvidé,aunque no del todo por lo visto ,pasa como con esos versos que a veces nos enseñaban en el colegio y que tan tedioso nos parecía entonces memorizar,y que luego de adultos y con otra perspectiva, nos trae bastante satisfacción el recordarlos,…aunque tal vez sea mayormente porque nos vuelva a situar en épocas más livianas e inocentes de nuestra vida 🙂

El caso es que hoy me ha venido a la mente ( bueno,antes he ido a refrescarme la memoria volviéndolo a leer,jjeje.., que esto es como quitarle el polvo y las telarañas a la vieja bici ).
.. y sobre todo ha sido el recuerdo de aquel momento lo que ha asomado al leer este párrafo de su último apunte,sr. Ágora, y que vuelvo a copiar aquí:

” El hombre altruista, orientado espiritualmente, también integra los diversos aspectos de sí mismo en un todo funcionante; pero el foco de su actividad consiste en contribuir no en adquirir, y mediante la actuación de la ley superior, la Ley del Servicio, se integrará en la civilización prevaleciente, no sólo como un ser humano sino también en ese más amplio y más incluyente mundo de actividad consciente denominado Reino de Dios.”

Es por ello que creo sinceramente que todos, llegado el momento en este viaje del vivir, cogemos el sendero de vuelta e inclinándonos ante lo más sagrado que somos, nos hacemos esta promesa:

– Desempeño mi parte con firme decisión y decidida aspiración; miro arriba, ayudo abajo; no sueño ni descanso; trabajo,sirvo,ruego; Yo Soy la Cruz; Yo Soy el Camino; olvido mi trabajo realizado ; me elevo sobre mi yo vencido; mato el deseo; me esfuerzo, olvidando toda recompensa; renuncio a la paz; rechazo el descanso y, en la tensión del dolor, me pierdo a mí mismo, para encontrarme a Mí mismo, y así permanecer en la paz. Solemnemente me comprometo a realizar todo esto, invocando a mi YO Superior. –

dedicado a todos los Hombres y Mujeres de Bien, y con especial cariño a Gilga (gracias de nuevo . 🙂 )

Un saludo a todos

!! TO ER MUNDO ES GÜENO …!! … ¿cómo se explica ESTO … ?

Por lo tanto, el libre albedrío y la voluntad al bien de la humanidad deben poner fin activamente al conflicto actual. Uno de éstos, el primero, se relaciona con la responsabilidad del hombre hacia el hombre; el otro, correctamente comprendido, concierne a la recta relación del hombre con el propósito divino, su correcta orientación hacia la buena voluntad divina y su debida participación en su expresión. Donde estas condiciones existen, puede iniciarse un acto de intervención divina.

agoralibre
23 enero, 2017 en 11:22 am

Como es habitual, nos encontramos ante grandes paradojas; por una parte, los aspectos del servicio a la verdad, son muy amplios, y por otra, se manifiesta la necesidad de cumplir condiciones bastante específicas.

Se nos manifiesta un tipo de fuerza, que resulta encubridora de la verdad, y necesitamos apelar a energías desenmascaradoras, para discernir a qué debemos de atenernos: a fin de no complicar las cosas, y para que podamos intentar asimilarlo, quisiera pedir que nos fijemos en ésto.

(continúa en comentarios)

Anuncios

23 comentarios

Archivado bajo Mensajes, comentarios, aclaraciones..., Metanoia

23 Respuestas a “los viajes del Alma, en la temporalidad

  1. EL RAYO DEL EGO

    1. El Acrecentamiento de la Influencia del Alma

    ANTES de entrar a considerar este tema tal como ha sido delineado al final del primer tomo, quisiera decir algunas palabras acerca del simbolismo que emplearemos al referirnos al control del ego y de la personalidad. Todo lo que se diga al respecto intenta definir y considerar lo que es realmente indefinible, fugaz y sutil, y aunque se lo denomine energía o fuerza, tales palabras no imparten la verdadera idea. Por consiguiente al leer y considerar este tratado de psicología, se debe recordar que hablamos en símbolos, lo cual es inevitable porque nos referimos a la expresión de la divinidad en tiempo y espacio, y hasta que el hombre no sea conscientemente consciente de su divinidad y la demuestre, sólo es posible hablar en parábolas y metáforas de significado simbólico -para que sean corroboradas por medio de la percepción mística y la sabiduría del hombre iluminado. Sin tener una verdadera comprensión del significado de las palabras empleadas, se dice comúnmente que nos ocupamos de fuerzas y energías, las cuales, a medida que siguen su curso cíclicamente y actúan sobre otras energías y potencias y se entremezclan con ellas, producen esas formas de materia y sustancia que constituyen la apariencia y expresan la cualidad de esas omniabarcantes Vidas y de la Vida en la cual todo “vive, se mueve y tiene su ser”

    La conciencia de una vida tras otra se va desenvolviendo secuencialmente de una existencia a otra, reconociendo y comprendiendo que estas vidas son en sí la suma total de todos los poderes y energías cuya voluntad es crear y manifestarse. Sin embargo, al considerar dichas energías y fuerzas, no es posible expresar su apariencia, cualidad y propósito, excepto en forma simbólica. Por lo tanto, deberían recordarse los siguientes puntos:

    La conciencia de la personalidad corresponde al tercer aspecto de la divinidad, el aspecto creador. Actúa en materia y sustancia a fin de crear formas para que pueda expresarse la cualidad, demostrando así la naturaleza de la divinidad en el plano de las apariencias.
    La conciencia del ego corresponde al segundo aspecto de la divinidad, el del alma, expresándose como cualidad y determinante “color” subjetivo de la apariencia. Esto lógicamente varía de acuerdo a la capacidad del alma contenida en cualquier forma, para dominar su vehículo, la materia, y expresar su cualidad innata por intermedio de la forma externa.
    La conciencia de la mónada corresponde al primer aspecto de la divinidad, aquello que personifica la intención y el propósito divinos de la vida y emplea al alma con el objeto de manifestar el propósito inherente de Dios por intermedio de esa alma, lo cual determina la cualidad. El alma encierra el propósito y la voluntad de Dios a medida que va expresándose en siete aspectos. La mónada manifiesta el mismo propósito tal como existe, unificado en la Mente de Dios Mismo. Este conjunto de palabras prácticamente nada imparte al pensador común.

    A medida que en el plano físico el hombre va comprendiendo estas tres expresiones de la Única Gran Vida, se sintoniza conscientemente con el emergente Plan de la Deidad, y toda la historia del proceso creador se convierte en la historia del conocido propósito de Dios.

  2. En primer lugar, y también a medida que el tercer aspecto se desarrolla conscientemente, el hombre llega a conocer la materia, la sustancia y la actividad externa creadora. Luego comprende las cualidades subyacentes que la forma está destinada a revelar, y se identifica con el ego, alma o ángel solar, llegando a conocerlo como su verdadero yo, el verdadero hombre espiritual. Después comprende el propósito que se va manifestando a través de las cualidades cuando se expresan por medio de la forma. Estos párrafos resumen lo expuesto anteriormente, pero es necesario que los conceptos vertidos sobre estos temas sean claros.

    A medida que se profundiza el estudio, se evidencia que todo este progresivo proceso de comprensión gira alrededor de la manifestación de la forma, y tiene relación con la cualidad y el propósito de la Mente Divina. Inevitablemente resultará claro para quien ha estudiado el tema en el Tratado sobre Fuego Cósmico, que se refiere específicamente al proceso creador y al de la manifestación. Por lo tanto, se ocupa de la expresión externa de la personalidad de esa gran Vida que todo lo incluye y [e19] denominamos Dios a falta de mejor término. Debe recordarse que nuestro universo (hasta donde puede concebirlo la más elevada conciencia humana) se halla en los siete subplanos del plano físico cósmico, y que el tipo más elevado de energía, que representa para nosotros la más pura expresión del espíritu, no es nada más que la manifestación de la fuerza del primer subplano del plano físico cósmico. Por lo tanto, en lo que a la conciencia concierne, tratamos lo que podría considerarse simbólicamente como la reacción y la respuesta cerebral al propósito cósmico -la reacción cerebral de Dios Mismo.

    En el hombre, el microcosmo, el objetivo del propósito evolutivo en el cuarto reino de la naturaleza, es capacitarlo para que se manifieste como alma en tiempo y espacio y se sintonice con el propósito del alma y el plan del Creador, tal como lo conocen y expresan los Siete Espíritus ante el Trono, los siete Logos planetarios.

    Pero aquí sólo podemos hacer alusión a un gran misterio, y es que todo lo que pueden captar los más elevados Hijos de Dios en nuestro mundo planetario manifestado, es una parcial realización del propósito y del plan del Logos solar, así como lo capta, comprehende y expresa, uno de los Logos planetarios que está (en Su lugar y período de actuación) condicionado y limitado por su propia y peculiar etapa de evolución.

    Una séptima parte del Plan en desarrollo se está expresando en nuestra Vida planetaria particular, y como este gran Ser no es una de las siete Vidas sagradas y, por lo tanto, no se expresa a través de uno de los siete planetas sagrados, el Plan, tal como se desarrolla en la tierra, es parte de una expresión dual del propósito, y únicamente cuando otro planeta no sagrado alcance su culminación, podrá ser comprendido el entero Plan destinado al planeta Tierra. Quizás no sea fácilmente comprendido, pues sólo los iniciados, como ya se ha dicho, pueden captar parcialmente la significación de la afirmación que dice “los dos serán uno y conjuntamente expresarán la divinidad”.

    Todo lo que concierne ahora a la humanidad es la necesidad de una constante y consciente respuesta a la revelación evolutiva y a la gradual captación del Plan, que le permitirá al hombre:

    trabajar consciente e inteligentemente,
    comprender la relación que tiene la vida con la forma y la cualidad,
    producir esa transmutación interna que traerá a la manifestación el quinto reino de la naturaleza, el Reino de las Almas.

    Todo esto debe ser llevado a cabo en el reino de la percepción o de la respuesta consciente, por intermedio de los vehículos o mecanismos de respuesta, que se perfeccionarán constantemente, ayudados por la comprensión y la interpretación espirituales.

    No trataremos las preguntas principales ni nos ocuparemos de la conciencia de la vida de Dios, tal como se expresa en los tres reinos subhumanos, sino totalmente de los tres puntos siguientes:

    La conciencia estrictamente humana que comienza con el proceso de la individualización y culmina en la dominante personalidad.
    La conciencia egoica, la del ángel solar cuando comienza la preparación para la iniciación en el Sendero del Discipulado y culmina en el perfecto Maestro.
    La comprensión monádica. Esta frase nada significa para nosotros porque concierne a la conciencia del Logos planetario, la cual se va comprendiendo recién en la tercera iniciación, cuando el alma domina y actúa a través de la personalidad.

    El hombre, el ser humano común, es una totalidad de tendencias separatistas, fuerzas incontroladas y energías desunidas que lenta y gradualmente se coordinan, fusionan y mezclan en la personalidad separatista.

    El hombre, el Ángel solar, es la totalidad de esas energías y fuerzas unificadas, mezcladas y controladas por la “tendencia a la armonía”, efecto del amor, y la sobresaliente cualidad divina.

    El hombre, la Mónada viviente, es la realidad velada y lo que el Ángel de la Presencia oculta. El hombre es la expresión sintética del propósito de Dios, simbolizado por la cualidad divina revelada y manifestada por intermedio de la forma. Apariencia, cualidad, vida -nuevamente nos enfrenta esta antigua triplicidad. Hablando simbólicamente, puede ser estudiada como:

    1. El hombre el Ángel la Presencia.
    2. La raíz el loto la fragancia.
    3. La zarza el fuego la llama.

    El trabajo de la evolución, por ser parte de la determinación de la Deidad de expresar la divinidad por medio de la forma, es necesariamente la tarea de la revelación y, en lo que al hombre concierne, esta revelación se expresa como acrecentamiento de la evolución del alma y en tres etapas:

    1. La individualización La personalidad.
    2. La iniciación El ego.
    3. La identificación La mónada.

  3. LAS TRES ETAPAS DEL DESARROLLO DEL EGO

    Debemos recordar constantemente las siguientes afirmaciones. La personalidad es una triple combinación de fuerzas que impresionan y controlan totalmente el cuarto aspecto de la personalidad, el cuerpo físico denso. Las tres clases de energía de la personalidad son el cuerpo etérico, vehículo de la energía vital, el cuerpo astral, vehículo de la energía de la sensación o fuerza sensoria, y el cuerpo mental, vehículo de la inteligente energía de la voluntad, destinado a ser el aspecto creador dominante. La ciencia cristiana ha puesto el énfasis en esta verdad. Dichas fuerzas constituyen el hombre inferior. El ángel solar es una combinación dual de energías -la energía del amor y la energía de la voluntad o propósito-, cualidades del hilo de la vida. Cuando ambas dominan a la tercera energía, la de la mente, producen al hombre perfecto. Ellas explican el problema humano; indican al hombre su objetivo; justifican y definen la energía de la ilusión, y señalan el camino del desarrollo psicológico que conduce al hombre (desde el triángulo de la triplicidad y de la diferenciación) a través de la dualidad a la unidad.

    Éstas son verdades prácticas, de allí la razón por la que los esotéricos ponen hoy predominante énfasis sobre la comprensión del Plan; lo mismo sucede en forma similar en el trabajo de los sicólogos al tratar de interpretar al hombre, y de allí también las diferencias respecto al mecanismo humano, de manera que al hombre se lo ve como quien dice, diseccionado en sus partes componentes. Se está reconociendo que la cualidad del hombre determina externamente el lugar que ocupa en la escala de la evolución, pero la psicología moderna de la escuela extremadamente materialista supone erróneamente que la cualidad del hombre está determinada por su mecanismo, mientras que el factor determinante es lo contrario. (las características intrínsecas determinan los mecanismos)

  4. alma9

    Ufff, ¡que texto! 🙂 . Bueno, pasaba por aquí y me quedo un ratito.
    Dice :
    “Vimos que servir no es simplemente la actividad desarrollada por una persona o grupo cuando realiza algo con buena intención para otra persona o grupo. Servir es el resultado definido de un grandioso acontecimiento interno,…”

    Me parece una idea muy acertada y quizá la conclusión lógica de ese “acontecimiento interno” sea esa promesa que acompaña el texto ; y bueno, aunque ya no hago promesas, creo que ciertos conceptos es preciso entenderlos desde esa visión elevada que nos otorga el espíritu para no caer, como dice el texto “víctima de su propio anhelo de servir”. Aquí podemos diseccionar esa idea de “contribuir y no adquirir”, pero mejor lo dejo para no alargar 🙂
    Me llaman la atención algunas de estas ideas, quizá producto de una mala interpretación del texto, pero para no alargar me centro en estas dos:

    “En otros casos, la visión del servidor será más amplia y amorosa y, se despreocupará de sus propias realizaciones, trabajará al unísono y silenciosamente con los grupos de verdaderos servidores y sumergirá sus tendencias personales, sus ideas y ambiciones en el bien del todo, y el yo se perderá de vista. ..”

    “ Quizás la sugerencia más valiosa que puede hacerse al hombre o a la mujer que tratan de actuar como verdaderos servidores, es pedirles que pronuncien diariamente…”

    ¿Quiénes son “los grupos de verdaderos servidores?. Personalmente me parece que cada uno debe ser él mismo y seguir sus propios ritmos para no caer en un “buenismo” poco o nada recomendable

    Me viene al recuerdo ese texto que nuestra querida Bertha nos regaló y que nunca está de más repetir:
    El Reino de los cielos no se parece a nada. Solo tú puedes crearlo y mantenerlo. Dios en ti será siempre único e irrepetible. La manera de manifestarlo será siempre original. …………………….. El Reino nunca será el fruto de una programación. No surgirá por muchas doctrinas que atesores. No lo encontrarás en los ritos litúrgicos. Tampoco será producto del cumplimiento de unas normas. …………………… Surgirá de una intuición de lo que en realidad eres, manifestada en tus relaciones con los demás; cuando dejes de considerarte como un yo aislado y descubras que eres uno con toda la Realidad. ( Escrito atribuido a Fray Marcos )”

    Saludos a todos y ágora luego leo tus comentarios que lo poco que he visto creo que va por esta línea

    • Hola, alma9; saludos afectuosos, me alegro de tu visita, tan fructífera
      como las que siempre nos tienes acostumbrados.

      Según vaya teniendo tiempo, veré ésas cuestiones que nos planteas,
      que me parecen muy acertadas. Me alegra mucho tu participación.

  5. Como bién te has dado cuenta, alma9, éste tema se encuentra en relación con nuestra vocación, con las cuestiones que cada uno tratamos de aprender o “recordar” aquí, y aquello que sabemos que podemos realizar, si lo queremos verdaderamente y estamos dispuestos.

    Hemos comprendido que éste mundo es imperfecto, y por lo tanto no tenemos más remedio que asumirnos, cada uno, tal y como somos o como resultamos, con las caracteristicas inherentes a ésta manifestación.
    … unas veces con alegría … otras veces quizás no tanto … 🙂

    La alegría, posiblemente es que hemos comprendido, que éstas cosas,
    explicitadas de unas u otras maneras, es una cuestión inherente que requiere de toda nuestro interés, y que: ” nuestras vidas están siendo trasformadas por medio del contacto con el alma y el servicio, ”
    y que son, ante todo, cuestiones internas que pugnan con lo externo.

    Creo, por lo tanto, que lo importante es que hagamos lo posible por incorporarnos junto con ésos “grupos de verdaderos servidores”, que
    se menciona en los escritos, y de los cuales, tú nos indicas algunas de sus características: “cada uno debe ser él mismo y seguir sus propios ritmos … ” sin duda alguna que hay cuestiones que son preciosas, y que podremos ir verificando, atravesando nuestras crisis,
    y permaneciendo, tal y como estamos aprendiendo a practicar. !Porque nuestro interés en el contacto interno se afirma …!

  6. Quisiera indicar, que estamos tratando cuestiones MUY INTERESANTES, algunas de las cuales se encuentran ya expresadas hace tiempo … PUES HAY POCO NUEVO BAJO EL SOL … 🙂 !ya me agradaría que más personas se interesasen por éstas cosas: ! bién sencillas, por cierto …

    La liberación de grandes fuerzas impersonales es siempre un aspecto serio. Los efectos producidos dependen de la cualidad de los aspectos receptores y de la naturaleza de la cualidad de la forma sobre la que ellas hacen impacto. En el campo de la química, un catalizador puesto en contacto con ciertas sustancias producirá algo totalmente nuevo y traerá cambios normalmente inesperados. Empezamos ya a estudiar y a comprender estos cambios. La intervención de ciertas potencias serias y excepcionales y su efecto sobre las Fuerzas de la Luz y las fuerzas de la agresión interactuantes, es aún más impredecible y sólo la comprensión y el firme sacrificio de las personas espiritualmente orientadas del mundo -más su claridad de visión y su enfoque mundial unido- pueden hacer que la situación no sea peligrosa para toda la humanidad. Tengan presentes estos pensamientos cuando empleen las nuevas invocaciones.”

    Entraremos a analizar las tres estrofas. La primera se refiere al atento grupo expectante de Vidas espirituales que tratan de ayudar cuando la demanda correcta coincida con el momento correcto. La segunda, concierne a la humanidad y sus reacciones y a la posibilidad de una interacción entre ambos grupos -de Vidas espirituales y hombres. La tercera indica métodos y resultados. Tomaremos cada frase o idea por separado, pues cada una tiene su propia importancia y todas poseen varios significados. No puedo considerar todos los significados, sino que presentaré los más simples e importantes:

    Que surjan los Señores de la Liberación. Que traigan ayuda a los hijos de los hombres.

    ¿Quiénes son los Señores de la Liberación y de dónde vienen? Todas las ideas y conceptos que controlan la vida humana y dieron lugar a nuestra civilización, comenzaron como emanaciones de ciertas grandes Vidas que son la expresión de una Idea divina. La nota que emiten y la cualidad que de ellos emana, llega y hace impacto.

  7. El despertar de LA CONCIENCIA DE EL ALMA, es lo que nos libera de lo falso y puede encauzarnos hacia las sendas insondables verídicas.

    presos en la ilusiones

  8. Como es habitual, nos encontramos ante grandes paradojas; por una parte, los aspectos del servicio a la verdad, son muy amplios, y por otra,
    se manifiesta la necesidad de cumplir condiciones bastante específicas.

    Se nos manifiesta un tipo de fuerza, que resulta encubridora de la verdad,
    y necesitamos apelar a energías desenmascaradoras, para discernir a
    qué debemos de atenernos: a fin de no complicar las cosas, y para que podamos intentar asimilarlo, quisiera pedir que nos fijemos en ésto.

    • mariham

      El tema del servicio es muy interesante pero trae consigo muchas preguntas, o al menos yo me las planteo, porque aunque intuyo por dónde van los tiros me parece que no es fácil descubrir hacia dónde se dirigen.
      Servicio hay de muchas modalidades seguramente, pero hay que hilar muy fino para descubrir dónde dirigir nuestros pasos ¿ acaso son las tareas terrenas un modo de servir?,,¿ o estamos hablando de procesos internos de los cuales todavía no podemos ser conscientes, pero que de todos modos ocurren?…¿ el servicio sólo puede ser hecho en el plano físico o también se puede realizar en otros niveles más sutiles?..
      ..¿ sólo sirven los Maestros y sus allegados o bien participan y colaboran más seres?…¿ estamos obligados a servir por causas-fuerzas externas o tal vez podemos permanecer exentos de hacerlo?…en fín , que las preguntas son interminables, es fácil cuestionarse las cosas pero ya no tanto dar con las respuestas que -y esto es lo más importante- se verifiquen como verdades interiormente.
      Porque según parece, ese servicio del que se habla responde a una demanda interna de nuestra alma, la cual SABE a ciencia cierta que su tarea connatural e innata es servir.
      Al fin y al cabo, ¿de qué nos valdría la trabajosa tarea de expandir nuestras conciencias -con la de vidas que nos está llevando el hacerlo,! – si no fuera para emplearla en hacer servicio?…la verdad, no se me ocurre mejor forma de darle uso a las tomas de conciencia si no es empleándola en un propósito común.
      Es como tener un precioso cuadro, o una partitura de música exclusiva o un descubrimiento científico vital…que sólo están destinados a nuestro disfrute, Sería muy pobre entonces la comprensión alcanzada me parece a mi…..pero bueno, transcribo algo más sobre el tema por si despeja alguna duda….

      ” Segundo, esta Ley del Servicio no puede ser evadida. Eludirla trae el consiguiente castigo,si se hace conscientemente. La capacidad de servir marca una definida etapa de progreso en el Sendero y, hasta no llegar a esa etapa, no puede prestarse un servicio espontáneo, brindado con amor y guiado por la sabiduría. Hasta ese momento lo único que habrá serán buenas intenciones, diversidad de móviles y frecuente fanatismo.
      Esto lo dilucidaré más adelante.
      Esta ley consiste en imponer al ritmo planetario ciertas energías e impulsos que emanan de ese signo del zodíaco hacia el cual nos dirigimos firmemente. Por lo tanto no hay escapatoria. El efecto de esta fuerza , en algunos países, regimenta a las masas en tal forma que el individuo sirve al grupo debido a una negación forzada de su yo personal.
      Sus propias ideas, bienestar personal e individualidad, están subordinados al todo y queda relativamente INUTILIZADO en lo que respecta al desarrollo de su alma. Está obligado voluntariamente o no, a conformarse con las condiciones del grupo. Esta es una de las manifestaciones inferiores del impacto de esta ley sobre la conciencia humana. En su expresión más elevada tenemos el servicio prestado en el planeta por la Jerarquía de Maestros a todos los reinos de la naturaleza.
      Hay una gran diferencia entre estas dos expresiones extremas, pero ambas son similarmente producidas por la respuesta (una prestada conscientemente y la otra dirigida inconscientemente) a la Ley del Servicio.

      Tercero, esta Ley del Servicio la expresó plenamente , por primera vez, el Cristo hace dos mil años. Fue el precursor de la era acuariana y de allí el constante énfasis puesto sobre el hecho de que El era el “agua de la vida”, el “agua viviente” que los hombres necesitaban.
      Por eso el nombre esotérico de esta ley es “el agua y los peces”.
      La era pisciana preparó lenta, muy lentamente, el camino para la divina expresión del servicio, que será la gloria de los siglos venideros.
      Hoy el mundo está llegando firmemente a comprender que “ningún hombre vive para sí mismo” y que sólo cuando el amor,sobre el cual se ha escrito y hablado tanto, se exterioriza como servicio, el hombre puede estar a la altura de su capacidad innata. ”

      (continuo en cuanto pueda )

      — Alma9,,¡un abrazo!,,,me alegra mucho leerte de nuevo, 🙂

  9. alma9

    ¡Gracias mariham! otro abrazo para ti.
    Me ha parecido muy interesante tu comentario y me ha hecho sonreír porque es cierto que nos hacemos preguntas constantemente.
    Me pregunto 🙂 porque simplemente no nos dejamos llevar por la situación concreta que estemos viviendo, ese “aquí y ahora” en vez de hacernos tanta pregunta.
    A mi lo que me da un poco de repelús son las palabras que se utilizan: servicio, obligación, sacrificio…
    y es que en nuestro subconsciente estas palabras tienen sus propios significados que inevitablemente afectan nuestra comprensión.
    He estado buscando y pongo el significado y procedencia de alguna:

    SERVICIO
    La palabra servicio viene del latin SERVITIUM y significa “acción y efecto de servir, ser esclavo”. Sus componentes léxicos son: SERVUS (esclavo) más el sufijo -io (acción y efecto)
    Otras palabras: servil, siervo, servilleta,…

    SERVIL
    El adjetivo SERVIL viene del latín SERVILIS (servil, propio de esclavos), adjetivo formado sobre la raiz de SERVUS (esclavo) y del verbo SERVIRE (servir, ser esclavo, adaptarse a otro) mas el sufijo -il, que expresa unas veces disponibilidad o posibilidad, y otras rasgo propio de lo que indique la raíz
    otras palabras derivadas de esta raíz son: siervo, servir, servicio y servidumbre

    AYUDAR
    Hacer algo de manera desinteresada para otra persona por aliviarle el trabajo, para que consiga un determinado fin, para paliar o evitar una situación de aprieto o riesgo que le pueda afectar, etc.

    No me parece acertado ser la servilleta de nadie, jaja, y por eso me gusta más la palabra AYUDAR, que al ser algo que se suele hacer de forma natural, espontánea y sincera implica alegría.
    Recupero un texto que ya puse en otra ocasión y que va en línea con lo que digo:

    “Me habéis llamado Maestro, pero yo no os llamo sirvientes.
    “-Recordad: es lealtad lo que yo pido. No sacrificio. La conciencia de sacrificio implica la ausencia de ese afecto incondicional, que hubiera hecho de dicho servicio amoroso una suprema alegría. La idea de deber u obligación
    significa que, mentalmente, os convertís en sirvientes, perdiendo así la poderosa sensación de practicar vuestro servicio como amigos y para los amigos. La amistad trasciende el significado del deber y el servicio de un
    amigo hacia otro jamás debe calificarse como sacrificio. El Maestro os ha enseñado que sois los hijos de Dios. Os ha llamado hermanos y ahora, antes de partir, os llama sus amigos. “ CABALLO DE TROYA 2

  10. Hola, saludos a Todos.

    Efectivamente, tratamos de que las cosas sirvan … sencillamente … 🙂
    considero que éstas cuestiones se encuentran más allá de las visualizaciones mundanas, es decir, se refieren a lo vertical, están mirando hacia la vocacion superior, aquello que puede darnos aliento.

    Seguramente que hay palabras más adecuadas, intentemos comprender, pero sin confundirnos con los significados ordinarios, pues considero que éstas cosas, posiblemente nada tienen que ver con lo mundano.

    En sentido mundano, es el “servicio” imaginado de un amigo hacia otro, de una persona hacia otra, etc., etc., pero intentemos mirar más allá:
    13 Respondió Jesús y le dijo: Todo el que beba de esta agua volverá a tener sed, 14 pero el que beba del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás, sino que el agua que yo le daré se convertirá en él en una fuente de agua que brota para vida eterna.

    Se trata de cuestiones angélicas, de el Ser: no de ningún fenomenismo,
    se trata por lo tanto de cuestiones de Gozo y de Bienaventuranza.

  11. 6 Entonces vino a Simón Pedro; y Pedro le dijo: Señor, ¿tú me lavas los pies? 7 Respondió Jesús y le dijo: Lo que yo hago, tú no lo entiendes ahora; pero lo entenderás después. 8 Pedro le dijo: No me lavarás los pies jamás. Jesús le respondió: Si no te lavare, no tendrás parte conmigo. 33 Porque el pan de Dios es aquel que descendió del cielo y da vida al mundo. 35 Y Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás.
    … (recordemos la unicidad de el ser universal) …

  12. mariham

    ¡Qué razón tienes Alma9¡..tantas y tantas preguntas lanzadas al aire,,,,
    Eso es porque la mente es muy indagona, le gusta tenernos ocupados en modo bucle y claro, ese “aquí y ahora” se diluyen sin estar plenamente conscientes al momento vivido. Y ese es mi actual caballo de batalla precisamente : estar lo más presente-consciente en cada momento…y ufff, tarea escurridiza donde las haya porque menos en el aqui-ahora ,ando por todos lados,cáchis…
    Y lo del repelús hacia algunos términos lo entiendo, porque las palabras han ido dejando un poso en nuestras mentes al estar ligadas a ciertos actos y a determinadas imágenes mentales.
    Mañana voy a tratar de completar mejor el significado de sacrificio dentro del contexto de este autor, es tal vez la mejor manera de matizar los términos dentro de un lenguaje que nos puede llevar a muchas interpretaciones.

    Y,aunque no tiene nada que ver con esto ,pero algo sí, precisamente esta tarde comentaba con una amiga lo ambiguo de las palabras cuando se quieren utilizar a la conveniencia de algo,porque estábamos mirando una mochila y en la etiqueta ponía : “piel sintética”,,¡¡ ¿?¡¡…. y nos hemos dicho ¿ y éso qué é ??¡… pues el nuevo nombre dado al plástico de toda la vida,sólo que ahora suena más sugestivo. Ay¡,,las palabras… 🙂

  13. mariham

    Hola de nuevo a todos ,,bueno ,primero voy a continuar por aqui tratando el tema del servicio respecto a la era de acuario y que es continuación de la anterior aportación ,y luego trataremos de definirr mejor qué es el servicio según estos textos.

    “” El signo de la era acuariana representa a un hombre que lleva sobre sus hombros un cántaro de agua que rebasa sobre todo y todos y, sin embargo, se mantiene lleno. El signo de la Ley del Servicio es muy similar al de la era acuariana, pero la diferencia reside en que el hombre está perfectamente equilibrado en forma de cruz, con los brazos extendidos y el cántaro de agua en la cabeza.
    Un real significado hay en esta diferencia.El cántaro de agua sobre los hombros significa la obligación de servir. No es fácil servir. Recientemente el hombre comienza a aprender a servir. El cántaro de agua “sobre” la cabeza del hombre, que ha permanecido en la cruz del sacrificio durante tanto tiempo, de modo que tal posición ha llegado a ser para él perfectamente natural, indica que la cruz que lo ha sostenido durante tanto tiempo, ha desaparecido.
    El hombre con el cántaro sobre la cabeza indica aplomo, ecuanimidad y equilibrio. La comprensión de la Ley del Impulso Magnético lo ha preparado para este equilibrio. Esta es la Ley de Unión Polar y su símbolo el originador del signo zodiacal de la constelación de Libra – equilibrio y servicio.
    Estas son dos expresiones de la divinidad que, en la actualidad,representan para el hombre el siguiente gran objetivo.

    El servicio generalmente se interpreta como algo muy deseable, pero raras veces se comprende cuán difícil es servir. Implica sacrificar tiempo, todo aquello que nos interesa y las propias ideas; requiere un trabajo excesivamente arduo, porque necesita un esfuerzo deliberado,sabiduría consciente y habilidad para trabajar sin apego.
    Estas cualidades no logra fácilmente el aspirante común; sin embargo, la tendencia a servir es una actitud que posee hoy una vasta mayoría de personas en el mundo. Tal el éxito obtenido por el proceso evolutivo.

    A menudo se considera que servir consiste en lograr que las personas adopten el punto de vista de aquel que sirve, porque el seudo servidor lo ha encontrado bueno, verdadero y útil y cree que, lógicamente, será bueno, verdadero y útil para todos. Muchos creen que servir es darle algo al pobre, al afligido, al enfermo y al desgraciado, porque consideran que deben ayudarlos, sin comprender que esta ayuda se ofrece primordialmente porque se sienten incómodos ante las condiciones afligentes y, por lo tanto, deben esforzarse por mejorar tales condiciones a fín de sentirse nuevamente cómodos. Esta forma de prestar ayuda, alivia el propio malestar, aunque no logre liberar ni aliviar a los que sufren.

    El servicio demuestra con frecuencia un temperamento preocupado o superactivo, o bien una disposición de autosatisfacción que lleva a su poseedor a realizar ingentes esfuerzos para cambiar las condiciones y convertirlas en lo que él cree que deben ser, obligando así a las personas a estar de acuerdo con lo que el servidor cree que debe hacerse.

    También el servicio puede surgir del deseo fanático de seguir los pasos del Cristo, el gran Hijo de Dios que “hizo el bien” y dio el ejemplo para que siguiéramos Sus pasos. Por lo tanto estas personas sirven por el sentido de obediencia y no por el sentimiento espontáneo de exteriorizarse hacia el necesitado. Allí no existe esa cualidad esencial de prestar servicio, y todo se reduce a tentativas.
    El servicio puede similarmente efectuarse por un profundo y arraigado deseo de alcanzar la perfección espiritual, considerada una de las facultades necesarias para el discipulado, y el que quiere llegar a ser un discípulo debe servir. Esta teoría es correcta, pero carece de la sustancia viviente del servicio. El ideal es correcto, verdadero y meritorio, pero el móvil que subyace en él es completamente erróneo.

    El servicio puede ser prestado porque está de moda y se ha convertido en una costumbre el estar ocupado haciéndolo de algún modo. La marea sube. Todo el mundo sirve activamente en sociedades de beneficencia, en empresas filantrópicas, en la Cruz Roja, en instituciones de elevación cultural y en la tarea de aliviar las malas condiciones del mundo.
    Servir está en boga. Servir da la sensación de poder, conquista amigos y es una forma de actividad grupal y, con frecuencia, beneficia mucho más al servidor ( en el sentido mundano) que al servido.

    Sin embargo.. ( continuará 🙂 )

    • mariham

      ” Sin embargo, a pesar de los móviles erróneos y las falsas aspiraciones, se presta un constante y espontáneo servicio.

      La humanidad va hacia una correcta comprensión de lo que significa servir; cada vez responde más a esta nueva ley y está aprendiendo a reaccionar a la voluntad de esa gran Vida que se impone constantemente y anima a la CONSTELACIÓN DE ACUARIO, análogamente a como el Logos solar lo hace con nuestro sistema solar, y el Logos planetario con nuestro planeta Tierra.

      En la actualidad el servicio es la principal idea que debe ser captada, porque (al captarla) nos abrimos ampliamente a LAS ENTRANTES NUEVAS INFLUENCIAS. La Ley del Servicio es la EXPRESIÓN de de la energía de una Gran Vida que, en colaboración con “Aquel en Quien vivimos,nos movemos y tenemos nuestro ser”, está sometiendo a la familia humana a ciertas influencias y corrientes de energía que producirán oportunamente tres cosas:
      1.- Despertarán el centro coronario de todos los aspirantes y discípulos.

      2.- Capacitarán a la humanidad, emocionalmente polarizada, a enfocarse en la mente en forma inteligente.

      3.- Trasferirán la energía del plexo solar al corazón.

      Este desarrollo que podríamos denominar “la conciencia del corazón” o el desarrollo del VERDADERO SENTIMIENTO , es el primer paso hacia la percepción grupal.
      Esta percepción e identificación con el aspecto sensorio DE TODOS LOS GRUPOS , es la cualidad que conduce a prestar servicio, el cual debe prestarse como lo hacen los Maestros, y el Cristo nos lo mostró en Galilea.

      -PREGUNTAS RESPECTO AL SERVICIO-

      ….(…) ..Quizás la forma más simple para poder tratar un tema tan nuevo y , sin embargo, tan trillado, es formulando ciertas preguntas y contestando tan completa y concisamente como sea posible.

      1.- ¿ Cómo se define la palabra “servicio” ?
      2.- ¿ Cuál es el campo de esta ciencia, y por qué la denominamos ciencia?
      3 – ¿Cuales son las características del verdadero servidor?
      4 – ¿ Qué efecto tiene el servicio sobre:
      a- la mente ?
      b- las emociones ?
      c- el cuerpo etérico ?
      5 – ¿ Comprueba esta ciencia que los siete tipos de rayo emplean métodos distintos para servir?

      (responderá luego .-) )

  14. Sin duda alguna, el hecho de querer aprender a servir, es una ciencia dorada,
    uno de los hechos más maravillosos que existen, que sólo puede proceder de la Divinidad verdadera; servir es semejante al alimento angélico en la procedencia espiritual de la verdad, cuya base más segura, es el silencio.

    1 Cuidad de no practicar vuestra justicia delante de los hombres para ser vistos por ellos; de otra manera no tendréis recompensa de vuestro Padre que está en los cielos.

    3 Pero tú, cuando (quieres servir), que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha, 4 para que tu “limosna” sea en secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará.

  15. 6 Pero tú, cuando ores, (para rogar que te sea permitido servir) entra en tu aposento, y cuando hayas cerrado la puerta, ora a tu Padre que está en secreto, y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará.

  16. alma9

    Ufff, las palabras 🙂
    mariham, espero que tengas suerte con lo del “aqui y ahora”; me parece algo ¿imposible? estar todo el tiempo atento, pero es divertido oír a la mente decirse a si misma, cual reina madre: “¿por qué no te callas?”.
    Muy interesantes vuestros escritos. He hecho una pequeña recopilación y como dicen los textos, la verdadera entrega o el verdadero servicio tiene que ser “un sentimiento espontáneo” carente de auto engaño o de deseos de figurar.
    Es el producto de “un grandioso acontecimiento interno”, es algo “no ordinario” que se encuentra “más allá de las visualizaciones mundanas”

    Bien, me parece importante todo esto porque está hablando de alquimia, de transformación, de algo tan profundo e íntimo que no existen palabras que puedan definir ese estado o esa percepción; sólo podemos hablar de aproximaciones mundanas, tan limitadas que constituyen una imagen desvirtuada de este hecho.
    Igualmente habla de un camino, de experiencia. Es muy posible que esas energías de las que se habla esten actuando para facilitar algún tipo de proceso en estos tiempos que parecen tan especiales, aunque no quiero ponerle nombre a nada, porque mi actual “caballo de batalla” es dejar en el anonimato cualquier hecho que no me resulte comprobable de forma particular. Ardua tarea lo sé 🙂

    Hasta otro ratito

    • mariham

      pero…¡qué bien escribes 🙂 ,,, tan sencilla y clara tu escritura es…que tan buena mente la acompaña!

      un abrazo y otro pa Bertha, a ver si deja ya de voolaaar … y aterriza 🙂

  17. Hola, alma9; y saludos también a todo lector.

    Efectivamente, podemos comprender que éstos temas que tratamos, son ante todo, consecuencias de el trabajo interior; y éstas cuestiones internas
    resultan siempre de la aplicación que cada uno hacemos del entendimiento.

    El hecho de “ampliar nuestro entendimiento” supone una práctica que algunos
    denominan “servicio”, en el sentido que expresa la sabiduría: “7 Porque ninguno de nosotros vive para sí mismo, y ninguno muere para sí mismo”.

    Comprendemos que necesitamos alcanzar el nivel de la mente crística, si queremos alzarnos sobre las miserias habituales de el mundo. y éste descubrimiento propio es aquello que nos conmueve en éste mundo.

    … con vuestra aquiescencia 🙂 proseguimos éste asunto en el siguiente post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s