sanacion universal: energías del Alma

La situación de el mundo en el cual vivimos, los engaños e infiernos en los cuales nos hallamos, nos impulsa a hacer todo lo posible, para que  el Plan   o  Proyecto de la Perfeccion divina, pueda realizarse lo antes posible.

Entendemos, que nuestra propia apertura a las Nuevas Energías, es lo que puede desenmascarar e indicarnos aquello que puede ser efectuado en las maneras correctas: Nuestra sociedad, el mundo en el cual vivimos, precisa urgentemente las Energías Sanadoras que proceden de el Alma.

Alma en busca del Espiritu

alma9
28 febrero, 2017 en 4:58 pm

Curioso tu comentario Ágora. Nunca dejo de sorprenderme por las diferentes interpretaciones que damos a las cosas; como suele decirse: “de cada cabeza una sentencia”. Te agradecería que pusieras el texto que te ha inducido a pensar de esa forma.
Para hacer justicia a la señora de la ECM, 🙂 pondré alguno de sus escritos que curiosamente, y siempre desde mi perspectiva, coinciden con lo que has escrito en este post:
Escribes:
“Toda enfermedad es el resultado de la inhibición de la vida del alma. Esto es verdad para todas las formas de todos los reinos. El arte de la Sanacion, consiste en liberar al alma, a fin de que su vida pueda fluir a través del conglomerado de organismos que constituyen una forma determinada.”

La señora de la ECM escribe:
“Entendí que la verdadera felicidad y gozo sólo los podría encontrar amándome a mí misma, entrando en mi interior, siguiendo mi corazón y haciendo aquello que me diera alegría. Descubrí que cuando mi vida parece no tener dirección y me siento perdida (lo cual todavía me sucede con frecuencia) lo que realmente significa es que he perdido mi Sentido de Ser Yo Misma. No estoy conectada con Quien Realmente Soy y con lo que vine a Ser aquí. “

“Sé que habrá quienes no estén de acuerdo con lo que digo sobre la sanación, lo cual es perfecto. Sólo estoy expresando lo que sentí que pasó en mi interior en ese momento, con la esperanza de que mis palabras puedan ayudar a alguien más.
Como dije, la pregunta más frecuente que me hacen es por qué me dio cáncer. Puedo resumir la respuesta en una palabra: miedo.
¿A qué le temía? Casi a todo: al fracaso, a no gustarle a nadie, a quedarle mal a la gente y a no ser lo suficientemente buena. También le temía a la enfermedad, al cáncer en particular, lo mismo que a su tratamiento. Le tenía miedo a vivir y estaba aterrada de morir.”

“Intenté la sanación a través de la fe, la oración, la meditación y las sesiones energéticas. Leí todos los libros a los que pude echar mano sobre el cáncer, aprendí cada connotación posible dada a la enfermedad. Trabajé en terapia del perdón y perdoné a todos los que conocía y después, los volví a perdonar. Viajé a la India y a China, conocí monjes budistas, yoguis indios y maestros iluminados, con la esperanza de que ellos me ayudaran a encontrar respuestas que condujeran a la sanación.
Intenté ser vegetariana, meditar en la cima de la montaña, el yoga, la medicina ayurvédica, el balance de los chakras, la medicina china herbal, la sanación pránica y Chi Gong.
Pero a pesar de todo esto, mi cáncer continuaba empeorando. Mi mente estaba en un estado de total confusión y yo continuaba perdiéndome, aún más, en diferentes modalidades de sanación, probando todo, sólo para permanecer viva, mientras mi salud continuaba deteriorándose.
Cuando renuncié a aferrarme a la vida física, no sentía que necesitaba hacer nada en particular para entrar en el otro reino, como rezar, cantar, usar mantras, el perdón o cualquier otra técnica.
Continuar era parecido a hacer absolutamente nada. Era algo parecido a decirle a nadie en
especial: “Bueno, no tengo más para dar. Me rindo. Tómame, haz lo que quieras conmigo. Te saliste con la tuya.”
En ese estado de claridad en el otro reino, instintivamente entendí que yo estaba muriendo a causa de todos mis miedos. No estaba expresando mi verdadero ser porque mis preocupaciones no me dejaban hacerlo. Entendí que el cáncer no era un castigo o algo por el estilo. Era simplemente mi propia energía, manifestándose como cáncer porque mis miedos no permitían que me expresara como la fuerza magnificente que se suponía era.
En este estado expansivo, fui consciente de cuán duro me había tratado y juzgado a mí misma durante toda mi vida. Nadie me estaba castigando. Finalmente había entendido que era a mí a quien no había perdonado y no a otras personas. Yo era a quién estaba juzgando, a quién había abandonado y a quién no había amado lo suficiente. No tenía nada que ver con nadie más. Me vi a mí misma como una niña linda del universo. Sólo por el hecho de existir, me hacía merecedora al amor incondicional. Me di cuenta de que no necesitaba hacer nada para merecerlo –ni rezar, ni rogar ni nada más. Entendí que nunca me había amado a mí misma, ni valorado, ni había visto la belleza de mi propia alma.
Este entendimiento hizo que me diera cuenta que ya no había nada que temer. Yo vi aquello a lo que tengo acceso -a lo que todos tenemos acceso. Y por esto hice una poderosa elección: regresar.
Esta decisión, hecha en estado consciente, fue la única y más poderosa fuerza que dirigió mi regreso. En el momento en que desperté de nuevo en mi cuerpo, supe que cada una de las células respondería a la decisión de regresar y que iba a estar bien.”

Continúa en comentarios ……

Gracias por andar por aquí, alma9 … y por escribirnos éstas cosas:

Toda enfermedad es el resultado de la inhibición de la vida del alma. Esto es verdad para todas las formas de todos los reinos. El arte de la Sanacion, consiste en liberar al alma, a fin de que su vida pueda fluir a través del conglomerado de organismos que constituyen una forma determinada.

Respecto a lo que concierne a la salud de las personas, nos dicen lo siguiente:

La suma total de fuerzas, sentimientos, deseos, y procesos mentales ocasionales que caracterizan los tres cuerpos sutiles son los que determinan la vida y experiencia del cuerpo físico.

El efecto que produce sobre el cuerpo físico la condición en que se halla la humanidad como un todo. Un ser humano es una parte integral de la humanidad; un organismo dentro de un organismo mayor. Las condiciones existentes en el todo serán reflejadas en la unidad-yo; y muchos de los males que el hombre sufre hoy, son efectos de las condiciones existentes en el cuarto reino de la naturaleza, no siendo el hombre responsable de ellas.

Es decir, que nos encontramos ante causas constitucionales de origen cosmico o desconocido.

Toda enfermedad ( Y la situacion actual de la sociedad manifiesta notoriamente enfermedad) es producida por la falta de armonía o desarmonía entre el aspecto forma y la vida. Aquello que une la forma y la vida, o más bien el resultado de esta unión, denominada alma, el yo en lo que respecta a la humanidad, y el principio integrador, en lo que concierne a los reinos subhumanos. Las enfermedades aparecen donde no hay alineamiento entre estos diversos factores, el alma y la forma, la vida y su expresión, las realidades subjetiva y objetiva. En consecuencia, espíritu y materia no están libremente relacionados entre sí. Existen Leyes o determinada Inteligencia en la manifestación.

Así nos dicen lo siguiente: Mediante la reorientacion de el pensamiento hacia la verdad y el alma, las enfermedades del plano físico comenzarán a desaparecer.

“Ante todo, sólo existe energía, la cual se manifiesta como muchas variadas energías. El universo está compuesto de estas numerosas energías. También los cuerpos del hombre, o vehículos de manifestación, están, sin excepción, constituidos de unidades de energía. A éstas se las denomina átomos, y estas unidades atómicas están sujetas a la forma corpórea, por la fuerza coherente de energías más potentes.

2. El principal punto focal de energías que existe en los seres humanos es el alma, pero su potencia como agente de cohesión e integración es mayor que su cualidad potencial. En las primitivas etapas de la evolución humana se manifiesta el aspecto coherencia. Cuando los mecanismos o cuerpos de respuesta del hombre están más desarrollados, el aspecto cualidad del alma comienza a manifestarse cada vez más.

3. Visto desde el aspecto interno, donde no existe el factor tiempo, la criatura humana se manifiesta como un calidoscopio, maravilloso y mutable fenómeno. Los así llamados cuerpos o más bien conglomerados de unidades atómicas se desvanecen y desaparecen, o vienen de nuevo a la manifestación. Corrientes de colores pasan y repasan, se tejen y entretejen. Entonces ciertas zonas intensifican repentinamente su brillo y resplandecen con brillantez, o también puede verse cómo se desvanecen, siendo el fenómeno incoloro y aparentemente inexistente en ciertas zonas. Pero siempre hay una persistente luz influyente, desde la cual descienden al hombre fenoménico haces de luz, los cuales pueden verse cómo se adhieren a dos zonas principales del núcleo denso interno del hombre físico. Los dos puntos de adhesión se hallan en la cabeza y el corazón. Tenuemente al principio, pero con acrecentada brillantez, también pueden verse otros siete pálidos discos de luz, los cuales constituyen las primeras evidencias de los siete centros.

Estos centros, que constituyen los aspectos cualidad y conciencia y cuya función es colorear la apariencia o expresión externa del hombre. Con el despertar de los centros a través de la experiencia de la vida. Ocasionalmente sólo se puede desarrollar un centro en determinada vida, pero a veces varios son llevados a una mayor actividad consciente.

c. Finalmente, con el despertar de tales centros mediante el proceso de iniciación. Esto sólo acontece cuando el hombre recorre conscientemente el Sendero.

5. Los centros determinan el punto de evolución del hombre en lo que concierne a su expresión fenoménica, y actúan directamente sobre el cuerpo físico por medio del sistema endocrino. Por lo tanto, se señala la necesidad de la inofensividad, pues es el método científico por excelencia, hablando esotéricamente, de limpiar la casa y purificar los centros. Esta práctica limpia los canales obstruidos y permite la entrada de energías superiores.

Todos los órganos subsidiarios del hombre son efectos, no causas predisponentes. Las causas predisponentes en el hombre y que hacen de él lo que es, son las glándulas, siendo exteriorizaciones de los tipos de fuerza que afluyen a través de los centros etéricos desde los mundos más sutiles del ser. Expresan el punto de evolución que el hombre ha alcanzado; son vitales y activas o bien no vitales e inactivas, de acuerdo a la condición de los centros.

El método por el cual las fuerzas astrales (que como sabemos son preeminentemente las determinantes fuerzas de la vida para la mayoría de los hombres en la actualidad) llegan a la manifestación, es algo relativamente simple. En el vehículo astral de expresión existen, como podrán darse cuenta, las analogías de los siete centros en el cuerpo etérico, siendo esencialmente los siete puntos focales principales de fuerza, y cada uno es la expresión de las siete energías de rayo. Antes que nada quisiera hacer una aclaración sobre los centros que expresan estos siete tipos de rayo:

Centro Rayo Cualidad Origen
1. Centro de la cabeza 1ro. La Voluntad divina Monádico
2. Centro ajna 7mo. Organización

Dirección

Átmico
3. Centro cardíaco 2do. Amor-Sabiduría

Amor grupal

Búdico
4. Centro laríngeo 5to. Creatividad Mental
5. Plexo solar 6to. Emoción

Deseo

Astral
6. Centro sacro 3ro. Reproducción Etérico
7. Base de la columna vertebral 4to Armonía.

Unión a través del conflicto

Físico

“Todos somos,  parte integrante de un Todo grande y vibrante; únicamente con el tiempo aprenderemos que por el proceso de la evolución puede registrar las diferentes zonas de expresión divina. Sólo cuando el cuerpo etérico es impelido a la  actividad por la influencia de las “fuerzas plasmadas” del alma, de la mente y temporariamente del cuerpo astral, y a través de ellas, puede el hombre llegar a ser consciente de todos los mundos, de cada fenómeno y estado de conciencia, y así lograr ese conocimiento y sabiduría o gnosis, que es el derecho de primogenitura de todos los hijos de Dios.

Pero durante el período en que este estado del ser está en proceso de realización, la falta de desarrollo, de registro, el trabajo de despertamiento y organización de los distintos centros durante la vida y luego su relación mutua y correcta, produce muchas dificultades. Esta condición es la fuente fructífera de esas dificultades que, cuando se introducen en el cuerpo físico, producen los diversos tipos de enfermedad, muchas tensiones y congestiones, la sobrestimulación de los centros en una parte del vehículo etérico y el subdesarrollo en otra, más el desigual desenvolvimiento y desequilibrio de los centros.”

Por lo tanto, TODOS nos encontramos ante; El Sagrado Arte de Curar .

(Algunos datos de éste post, han sido estractados del Tratado  sobre los siete Rayos, Curación Esotérica)

Trato de señalar, el interés que tenemos en captar LOS MEDIOS de trabajo.

Quizás hay algunas personas, a quienes puede interesar más la siguiente exposición, que nos indica las maneras de mantener la energía:

Otros datos complementarios en éste blog: realidad etérica interplanetaria, en la Presencia Divina.

Anuncios

10 comentarios

Archivado bajo Mensajes, comentarios, aclaraciones...

10 Respuestas a “sanacion universal: energías del Alma

  1. Hola, saludos afectuosos a Todos.

    Quisiera comentar unas cuestiones.
    Seguramente, hemos comprendido que las energías que nos proporcionan la vitalidad, y nuestras experiencias, provienen de nuestros cuerpos sutiles.

    Éste es el motivo, por el cual me encuentro muy reticente, respecto a las presuntas EXPERIENCIAS ECM, en la cuales se apoyan algunas personas.

    No necesitamos esperar a ningún eventual accidente físico, y pensar en ello como via terapeútica o experiencial, me parece más que dudoso. Pues, tendríamos que comprobar, si las experiencias son verídicas o a qué estados subjetivos han obedecido.

    Considero que nuestra percepción, y sistema de trabajo, es mucho más directo y vital, y que lo importante es la apertura que logremos en el conocimiento y desenmascaramiento de la sociedad, es decir, de el medio en el cual vivimos, y de nosotros mismos, pues nuestra conciencia habitual, es UNICAMENTE, la punta del iceberg, de otros muchos estados que nos afectan, y de los cuales, para hallarnos conscientes, necesitamos DESCUBRIR las claves de ésos estados.

    Tradicionalmente, ésos estados; LOS CUALES TODOS TENEMOS, han sido denominados INICIACION, o iniciaciones, y, podemos comprobar, que efectivamente son estados propios subjetivos, los cuales pueden conducirnos hacia las crisis y experiencias cognitivas verídicas.

    La consecuencia inherente, es que si ésos estados o experiencias, son normalmente inducidos de determinadas maneras por nosotros mismos,
    nos van conduciendo hacia UNA APERTURA, y un deseo de integracion
    con OTROS SERES, en las tareas que consideremos EN CONCIENCIA,
    o si por el contrario, tienden a que utilicemos nuestra inteligencia en el sentido MUNDANO, entanto que aprovecharnos de las deficiencias ajenas, y en beneficio propio, o de algunos presuntos intereses grupales.

    Creo que éstas son las disyuntivas; o una pasividad que nos hace simples oyentes de lo que OTROS dicen, procedan de ECM, o de Marte o de las Pléyades … 🙂 o tomar el “toro por los cuernos”, y
    decidirnos a dar los pasos inteligentes que nos involucren verídicamente.

    • alma9

      Curioso tu comentario Ágora. Nunca dejo de sorprenderme por las diferentes interpretaciones que damos a las cosas; como suele decirse: “de cada cabeza una sentencia”. Te agradecería que pusieras el texto que te ha inducido a pensar de esa forma.
      Para hacer justicia a la señora de la ECM, 🙂 pondré alguno de sus escritos que curiosamente, y siempre desde mi perspectiva, coinciden con lo que has escrito en este post:
      Escribes:
      “Toda enfermedad es el resultado de la inhibición de la vida del alma. Esto es verdad para todas las formas de todos los reinos. El arte de la Sanacion, consiste en liberar al alma, a fin de que su vida pueda fluir a través del conglomerado de organismos que constituyen una forma determinada.”

      La señora de la ECM escribe:
      “Entendí que la verdadera felicidad y gozo sólo los podría encontrar amándome a mí misma, entrando en mi interior, siguiendo mi corazón y haciendo aquello que me diera alegría. Descubrí que cuando mi vida parece no tener dirección y me siento perdida (lo cual todavía me sucede con frecuencia) lo que realmente significa es que he perdido mi Sentido de Ser Yo Misma. No estoy conectada con Quien Realmente Soy y con lo que vine a Ser aquí. “

      “Sé que habrá quienes no estén de acuerdo con lo que digo sobre la sanación, lo cual es perfecto. Sólo estoy expresando lo que sentí que pasó en mi interior en ese momento, con la esperanza de que mis palabras puedan ayudar a alguien más.
      Como dije, la pregunta más frecuente que me hacen es por qué me dio cáncer. Puedo resumir la respuesta en una palabra: miedo.
      ¿A qué le temía? Casi a todo: al fracaso, a no gustarle a nadie, a quedarle mal a la gente y a no ser lo suficientemente buena. También le temía a la enfermedad, al cáncer en particular, lo mismo que a su tratamiento. Le tenía miedo a vivir y estaba aterrada de morir.”

      “Intenté la sanación a través de la fe, la oración, la meditación y las sesiones energéticas. Leí todos los libros a los que pude echar mano sobre el cáncer, aprendí cada connotación posible dada a la enfermedad. Trabajé en terapia del perdón y perdoné a todos los que conocía y después, los volví a perdonar. Viajé a la India y a China, conocí monjes budistas, yoguis indios y maestros iluminados, con la esperanza de que ellos me ayudaran a encontrar respuestas que condujeran a la sanación.
      Intenté ser vegetariana, meditar en la cima de la montaña, el yoga, la medicina ayurvédica, el balance de los chakras, la medicina china herbal, la sanación pránica y Chi Gong.
      Pero a pesar de todo esto, mi cáncer continuaba empeorando. Mi mente estaba en un estado de total confusión y yo continuaba perdiéndome, aún más, en diferentes modalidades de sanación, probando todo, sólo para permanecer viva, mientras mi salud continuaba deteriorándose.
      Cuando renuncié a aferrarme a la vida física, no sentía que necesitaba hacer nada en particular para entrar en el otro reino, como rezar, cantar, usar mantras, el perdón o cualquier otra técnica.
      Continuar era parecido a hacer absolutamente nada. Era algo parecido a decirle a nadie en
      especial: “Bueno, no tengo más para dar. Me rindo. Tómame, haz lo que quieras conmigo. Te saliste con la tuya.”
      En ese estado de claridad en el otro reino, instintivamente entendí que yo estaba muriendo a causa de todos mis miedos. No estaba expresando mi verdadero ser porque mis preocupaciones no me dejaban hacerlo. Entendí que el cáncer no era un castigo o algo por el estilo. Era simplemente mi propia energía, manifestándose como cáncer porque mis miedos no permitían que me expresara como la fuerza magnificente que se suponía era.
      En este estado expansivo, fui consciente de cuán duro me había tratado y juzgado a mí misma durante toda mi vida. Nadie me estaba castigando. Finalmente había entendido que era a mí a quien no había perdonado y no a otras personas. Yo era a quién estaba juzgando, a quién había abandonado y a quién no había amado lo suficiente. No tenía nada que ver con nadie más. Me vi a mí misma como una niña linda del universo. Sólo por el hecho de existir, me hacía merecedora al amor incondicional. Me di cuenta de que no necesitaba hacer nada para merecerlo –ni rezar, ni rogar ni nada más. Entendí que nunca me había amado a mí misma, ni valorado, ni había visto la belleza de mi propia alma.
      Este entendimiento hizo que me diera cuenta que ya no había nada que temer. Yo vi aquello a lo que tengo acceso -a lo que todos tenemos acceso. Y por esto hice una poderosa elección: regresar.
      Esta decisión, hecha en estado consciente, fue la única y más poderosa fuerza que dirigió mi regreso. En el momento en que desperté de nuevo en mi cuerpo, supe que cada una de las células respondería a la decisión de regresar y que iba a estar bien.”
      Continua……

      • Escribes en tu post:
        “El efecto que produce sobre el cuerpo físico la condición en que se halla la humanidad como un todo. Un ser humano es una parte integral de la humanidad; un organismo dentro de un organismo mayor. Las condiciones existentes en el todo serán reflejadas en la unidad-yo”

        Ella, que insiste constantemente en ese sentimiento de pertenencia a la unidad, escribe:
        “Fue importante darme cuenta que soy mucho más que mi biología, que soy algo infinitamente mayor. Y nuevamente, quiero reiterar que ¡la enfermedad no es nuestra culpa! Pensar de ese modo puede ser frustrante para cualquier persona que esté enferma; pero estoy diciendo que nuestra biología responde a nuestra consciencia; nuestros hijos, animales y nuestros alrededores también lo hacen. Nuestra consciencia puede cambiar las condiciones del planeta de una forma mayor de la que nos damos cuenta. Esto se debe a que ¡todos estamos conectados -no me canso de repetirlo lo suficiente!

        Para mí, el primer paso para estar consciente es entender cómo la naturaleza quiso que fueran las cosas. Esto significa estar conscientes de nuestros cuerpos y nuestros alrededores y ser capaces de respetar la esencia de las cosas, sin exigir que sean diferentes -y esto nos incluye a nosotros mismos. Debemos entender la magnificencia de cómo el universo tiene la intención de que seamos sin necesidad de cambios. No tenemos que tratar de vivir para llenar las expectativas de perfección de otras personas y luego sentirnos inadecuados cuando fallamos.
        Estoy en mi nivel más alto de poder cuando me permito a mí misma ser lo que la vida intenta que yo sea –a eso se debió que mi sanación ocurriera solamente cuando toda acción consciente, de mi parte, hubo cesado completamente y la fuerza de la vida tomó el mando. En otras palabras, estoy en mi punto de poder más elevado cuando trabajo fluyendo con la vida en vez de ir en contra de ella.

        Está muy bien que yo les hable sobre sanación después de que lo experimenté o que yo les diga que crean y se suelten dejando que la corriente de la vida se encargue; pero cuando uno está pasando por un período realmente bajo, es difícil hacerlo –y, más aún, saber por dónde empezar.
        Sin embargo, creo que la respuesta es más simple de lo que parece y es uno de los secretos mejor guardados de nuestro tiempo. La importancia de amarse a sí mismo. Ustedes pueden fruncir el ceño o bajar la cabeza desaprobando esta idea pero no puedo enfatizar lo suficiente qué tan importante es cultivar un profundo romance con ustedes mismos.”

        ¿Hay en estos escritos algo que justifique lo que comentas en tu comentario de arriba?… y que transcribo para que haya algo de orden:

        “Quisiera comentar unas cuestiones.
        Seguramente, hemos comprendido que las energías que nos proporcionan la vitalidad, y nuestras experiencias, provienen de nuestros cuerpos sutiles.

        Éste es el motivo, por el cual me encuentro muy reticente, respecto a las presuntas EXPERIENCIAS ECM, en la cuales se apoyan algunas personas.

        No necesitamos esperar a ningún eventual accidente físico, y pensar en ello como via terapeútica o experiencial, me parece más que dudoso. Pues, tendríamos que comprobar, si las experiencias son verídicas o a qué estados subjetivos han obedecido.”

        Me gustaría dejar el tema de la ECM, así que cada uno saque sus propias conclusiones, que se suele decir.

        Saludados

      • Es muy bello y valioso, todo ésto que expresas, alma9; gracias.

    • Hola, alma9 … saludos afectuosos, 🙂 … y también a Todos.

      Ajáa … pues sí. Te comentaré.

      Mi impresión es que ésta persona, en éste caso la Sra. Moorjani,
      muy posiblemente tiene “méritos propios”, y ya habla de éstas mismas
      cuestiones, ! desde niña, desde mucho antes que la famosa ECM…!

      Por lo tanto, desconozco si la ECM, la ayudó o la estorbó; tampoco sé si es auténtica o un montaje interesado, en el nivel que sea.

      Lo que Sí me consta, es que es muy dificil, MÉDICAMENTE, sobrevivir a una ECM, sin graves secuelas, y mucho más difícil sobrevivir a un tipo de cáncer y ECM, como el que ella describe, sin connotaciones físicas, emocionales o psiquicas. Por lo tanto, creo que puedo expresar con claridad … ! éso no es una ECM cualquiera … ! éso, SI ES CIERTO, se trata de lo más parecido A UN MILAGRO DE SANACION.

      Como sabes, conocemos también a otras personas, que através de una experiencia de PRESUNTA ECM, han logrado ser escuchadas, en la ingenuidad de que tendría algo importante que transmitir, y éso depende.

      Y ésto es lo que digo y planteo: que éso puede ser cierto o no.

      Lo válido evidentemente es la coherencia de las cuestiones, y si sirven a algunas personas para alcanzar la comprensión sin dependencias de pagar cursos, conferencias y teatros; es decir, hacia una experiencia espiritual simple y verídica, con sus crisis correspondientes o lo que sea.

      Es decir, seguramente, por lo que tú nos explicas, ésta persona manifiesta caracteristicas propias, que la capacitan para transmitir detalles que pueden ser importantes para toda persona que ESTAMOS
      intentando empezar en la salud psicologica y espiritual de el Alma, o como queramos denominar a la constitucion de los vehiculos sutiles.

      Por ello, me parece estupendo que podamos proseguir atendiendo a lo que ella manifiesta o a otros puntos de vista, y si éste incidente sirve para que podamos explayarnos al respecto, e interviniendo otras personas, pues me parece estupendo.

      Desconozco las cuestiones y temas de la Sra.Moorjani, por lo tanto,
      estoy totalmente de acuerdo, en que soslayes mis opiniones respecto a ella y a sus enseñanzas, las desconozco y no las he leido ni estudiado.

      Ahora, si se pretende que su actual “sabiduria” se debe a la presunta experiencia de ECM, entonces pudiera ser que no estuviese de acuerdo:
      se trata de algo intrínseco a ella misma, con o sin ECM.

      ¿ Tás de acuerdo o no … ?

      Quiero decir una cosa: creo que todo, todo en la vida, son experiencias para compartir. Gracias, por lo tanto, a Todos.

  2. curioso, muy curioso … creo que “merece la pena” escuchar éstos vídeos …

  3. … las noticias optimistas … sólo aptas para masocas

  4. … más cosas optimistas; por si hay alguien que todavia vea telediarios …

  5. … ! SEGUIMOS CON LAS NOTICIAS OPTIMISTAS … !

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s