Archivo mensual: diciembre 2017

los “cuerpos conciencia de los Budas”.

Los Cuerpos o Constitucion que son para beneficio de los demás.

Considero que debemos de fijarnos en éstas cuestiones, porque pueden orientarnos en la percepcion de los principios inteligentes en los Universos, y las circunstancias en las cuales nos hallamos envueltos aquí.

Sin duda alguna, la única cosa que quizás podemos “traernos”, de éste mundo tan cruel, ES LA ACTIVACION de nuestras verdaderas cualidades, algunas de ellas han sido notablemente tratadas desde tiempos antiguos.

noble sendero

Seguiremos, mientras sea posible, intentando descifrar los misterios del Aprendizaje.

Debemos darnos cuenta, de que nos encontramos aquí ante una de las cuestiones cruciales.

En casi todas las PRETENDIDAS exposiciones respecto a espiritualidad, SE INTENTA mantener la idea-visualizacion de la RESURRECCION, como un gimnástico cuerpo físico, LO CUAL PUDIERA SER UNA TARGIVERSACION GARRAFAL.

Lo que debe de “ejercitarse” es nuestro espíritu verídico, al objeto de HALLARNOS CAPACITADOS para volver a ser dotados de nuestros VERDADEROS VEHÍCULOS ESPIRITUALES. Comprendamos que ésto significa metanoia TOTAL.

La palabra “resurrección” tiene un profundo significado latente en su derivación, y pocas veces se ha puesto el énfasis sobre él. Su interpretación común es que la palabra deriva de “re”, nuevamente y “surgere”, elevar, por lo tanto significa elevarse nuevamente. Sin embargo, al consultar el diccionario vemos que el prefijo significa levantarse “volver a un estado original”. Este retorno está descripto en El Nuevo Testamento en el relato del Hijo Pródigo y dice: “Me levantaré e iré a mi Padre”, y en el relato de la resurrección, donde el Maestro Jesús se levantó de la tumba, y no pudieron retenerlo las cadenas de la muerte. En el momento de Su “elevación”, tuvo lugar un acontecimiento mucho más importante, y el Cristo pasó por la séptima Iniciación de la Resurrección, volviendo a Su estado original del Ser -para permanecer allí a través de todas las eternidades. Ésta es la resurrección verdadera y final. El Hijo de Dios ha encontrado Su camino de retorno al Padre y a Su fuente de origen, ese estado de Existencia denominado Shamballa. La conciencia de la Vida universal le pertenece, la cual es algo más que simple conciencia de la inmortalidad, porque la idea o concepto de mortalidad no está en absoluto contenida en ella. Muchas muertes tuvieron lugar dentro del ciclo milenario de vidas del iniciado:

1. La muerte familiar y constantemente repetida del cuerpo físico, encarnación tras encarnación.

2. La muerte de los vehículos astral y mental, cuando el alma, que no muere, los descarta vida tras vida -sólo para crear nuevos, hasta alcanzar la maestría.

3. Luego -como resultado del proceso de encarnación y sus efectos evolutivos- sobreviene la muerte del deseo, siendo reemplazado por una creciente aspiración espiritual.

4. Entonces, por el empleo correcto de la mente, llega la “muerte” de la personalidad o, más bien, su repudio y renunciación a todo lo material.

5. A esto le sigue la muerte o la destrucción del cuerpo causal o del alma, durante la gran Iniciación de la Renunciación.

Este proceso de muerte y resurrección tiene lugar incesantemente en todos los reinos de la naturaleza; cada muerte prepara el camino para una mayor vivencia y amor, y cada muerte (si se la analiza con cuidado) es el prefacio para la resurrección en cualquiera de las formas, hasta llegar a la resurrección final y a una posición en que se obtiene la realización final.Después de la quinta iniciación, el iniciado ha sentido paulatinamente la naturaleza de esta Vida mayor, la Vida “De Dios desconocido”, como ha sido denominada, la cual abarca toda vivencia, todas las formas sobre y dentro de nuestro planeta y, sin embargo, permanece -mayor que nuestra vida planetaria, más omniabarcante que nuestro Logos planetario, Cuya grandeza, belleza, bondad y conocimiento, son para nuestro Logos planetario lo que Su vida es para la forma más inferior de vida, en el tercer reino o reino animal. Sólo por medio de estas comparaciones inadecuadas se puede llegar a una tenue comprensión de ese gran TODO del cual nuestro planeta y nuestro Logos planetario no son más que una parte. Esta revelación es concedida al iniciado en la séptima Iniciación de la Resurrección. Recibe esta iniciación en lo que (a falta de mejor término) llamamos “plano logoico”, en el nivel de conciencia del Señor del Mundo.

agoralibre
5 enero, 2018 en 9:18 am

Hola, quisiera disponer de un detalle especial, para poder SALUDAR Y CONOCER, a todo lector, que también se encuentre interesado en ésto temas.

Nos encontramos ya, según dicen, en el Año “Nuevo” 2018, y lógicamente supongo, que cada uno en nuestra escala, seguimos enfrentados a “los problemas habituales”, más o menos desenvueltos, pero que QUIZÁS, nos están resultando cada vez más dramáticos.

Durante éstos últimos meses, algunos investigadores, NOS ESTAN PROPORCIONANDO datos verdaderamente aterradores de los crímenes y sucesos que se hicieron, y ejercen sobre la humanidad.

A mi modo de ver LA FALSEDAD y la mentira, osea, encubrir aquello que cada uno vamos descubriendo como pernicioso, es una de las peores cuestiones, Y EN ESTE SENTIDO, el famoso EL SILENCIO que tanto se menciona, no tiene validez, PORQUE POR ENCIMA DE EL SILENCIO ESTÁ LA VERDAD, Y ÉSTE ES EL SENTIDO DE ÉSTE BLOG;

la posibilidad de autoexpresion y de eventual comunicacion, de toda persona interesada, porque TODOS nos damos cuenta de que las cosas, NO ESTAN TAN CLARAS como algunos pretenden, y que las manipulaciones psico-físicas, y los intereses creados, alcanzan cotas inimaginables.

Feliz año Nuevo a Todos.

Anuncios

13 comentarios

Archivado bajo Mensajes, comentarios, aclaraciones...

Nirvana, el estado que Es natural innato

Los “nirvanas que regresan” (según se los denomina en la literatura esotérica), deliberadamente y con plena comprensión, tomaron cuerpos humanos a fin de que esas formas inferiores de vida se acercaran más a la meta, y nosotros fuimos y somos esos nirvanas. Los “Señores del Conocimiento y de la Compasión y los de la perseverante e incesante Devoción” -nosotros- eligieron morir a fin de que las vidas inferiores pudieran vivir y este sacrificio permitió que evolucionara la conciencia que mora internamente en la Deidad.
Al abrirse camino a través de los reinos suhhumanos de la naturaleza esta conciencia necesitó de la actividad de los ángeles solares para poder seguir progresando. Aquí reside:

Nuestro servicio a Dios, por medio del sacrificio y la muerte.
Nuestro servicio a otras almas, por medio del propósito deliberado de autosacrificarse.
Nuestro servicio a otras formas de vida en otros reinos.

Todo esto implica la muerte y el sacrificio de un hijo de Dios, un ángel solar, pues desde el punto de vista de la Deidad, al descenso a la materia, la manifestación por medio de la forma, la apropiación de un cuerpo y la expansión de la conciencia mediante el proceso de la encarnación, se lo considera ocultamente que es la muerte.

Pero los ángeles “eligieron morir, y al morir, vivieron”. Debido a su sacrificio la materia es ascendida a los Cielos. Este tema predomina en las páginas de La Doctrina Secreta y está expuesto más detalladamente en el Tratado sobre Fuego Cósmico. El sacrificio de los ángeles, la muerte de los Hijos de Dios, la inmolación del Cristo místico, la crucifixión en tiempo y espacio de todas las entidades vivientes llamadas almas, es el tema tratado en dichos libros. Es el misterio insinuado en las Escrituras del mundo y el secreto de las edades, sólo descubierto por las almas de los hombres a medida que cada uno individualmente se relaciona conscientemente con su propia alma y descubre lo que ha realizado gozosamente en el pasado, llegando así a comprender el supremo sacrificio realizado premeditadamente en los albores del tiempo, y vuelve a repetirlo consciente y simbólicamente en alguna etapa de su transcurso en la tierra como alma, para beneficio de otras almas, a fin de acelerar su progreso hacia sus respectivas metas. Luego, en determinada vida, representa o desarrolla en sí mismo y también ante el mundo expectante, el gran drama simbólico denominado:

El Sacrificio de un Salvador del Mundo. Éste es el tema del romance histórico de todos esos Hijos de Dios que, en el transcurso de las épocas, han llegado a comprender la significación del propósito divino de Dios, del Verbo encarnado a través de un planeta, de los ángeles solares que a su vez son el Verbo encarnado en una forma humana. Aunque represente este drama, como lo hizo el Cristo, para presentar al hombre el simbolismo de la muerte y del sacrificio, o como lo hizo el Buddha, para demostrar al hombre el sacrificio y la muerte del deseo personal (mencionando sólo dos de los manifestados Hijos de Dios), el tema sigue siendo el mismo -la muerte de lo inferior a fin de liberar lo superior- o –en escala mayor- la muerte de lo más elevado en el orden y la escala del ser, a fin de liberar lo inferior.

Pero la lección que debe ser aprendida (y el hombre la está aprendiendo), es que, muerte, dolores y tristezas, pérdidas y desgracias, alegrías y aflicciones, tal como lo comprende la conciencia humana, existen porque el hombre todavía se identifica con la vida de la forma y no con la vida y la conciencia del alma, el ángel solar, cuya percepción es, potencialmente, la de la Deidad planetaria, cuya mayor percepción es, a su vez, potencialmente la de la Deidad solar. El momento en que el hombre se identifica con su alma y no con su forma, comprende el significado de la Ley del Sacrificio; espontáneamente está regido por ella, convirtiéndose en aquel que premeditadamente elegirá morir. Pero no hay dolor ni tristeza y tampoco verdadera muerte.

Tal el misterio de la ilusión y del espejismo. Todos los Salvadores del Mundo están libres de estos dos factores esclavizantes. No son engañados. Sería bueno señalar, al margen, que en la Nueva Era se ampliará el concepto que tenemos acerca del término Salvador Mundial. En la actualidad se aplica predominantemente a las almas que pertenecen al rayo de la enseñanza, el segundo rayo o crístico, las cuales están representando el drama de la salvación. Pero esto es un error, y se debe al poderoso espejismo emocional de la era pisciana, influencia astral que tiene sus raíces en la anterior civilización Atlante que precedió a la nuestra. En esa época el cuerpo astral era el tema de atención. Gran parte de lo que sucede hoy y puede suceder, tiene sus raíces en ese aspecto de la energía. Las simientes entonces sembradas, florecen ahora. Esto es muy bueno y necesario, aunque cause angustia al experimentarlo.

Pero debe reconocerse que los Salvadores del Mundo vienen para servir a la raza, sacrificándose de diversas maneras y en muchas formas. Pueden aparecer como grandes gobernantes, dictadores, políticos, estadistas, científicos y artistas. Su trabajo es salvar, restituir o renovar y revelar, y lo cumplen sacrificándose a sí mismos. Por lo tanto, deben ser reconocidos por lo que son, siendo hoy incomprendidos, mal interpretados y juzgados erróneamente por sus errores, más que por sus objetivos, pero son almas consagradas. Rescatan, elevan, integran e iluminan, y el resultado neto de su trabajo, desde el punto de vista histórico, es bueno.

En el siguiente vídeo, LA VACUIDAD DE TODOS LOS FENÓMENOS:

Se han mencionado algunos métodos, por los cuales el místico puede convertirse en conocedor consciente y también definimos el desarrollo correlativo que con el tiempo produce la iluminación del cerebro físico e induce a llevar una vida inspirada en la tierra. Empezamos con el hombre que, habiendo agotado los recursos y las satisfacciones de vivir físico y enfrentando la inevitabilidad de una gran transición hacia otra dimensión de la vida, busca la senda hacia el conocimiento y la certeza. Descubre, si ha investigado imparcialmente, que han existido en todas las épocas quienes saben y penetraron hasta el corazón del misterio del ser, y regresaron trayendo la seguridad de la inmortalidad del alma y la realidad del reino de Dios. Hablan también de un método por el cual llegaron a esta captación de la Verdad divina, más una técnica que les posibilitó la transición del cuarto al quinto reino de la naturaleza.

Hallamos que en el trascurso de las edades, estos hombres iluminados dan testimonio de la misma verdad y afirman que este método universal les proporciona los siguientes resultados:

Primero: Una experiencia directa de las realidades divinas, de las verdades trascendentales y del mundo sobrenatural. Cuando se hace contacto con esto es un proceso tan natural y parte vital del desarrollo evolutivo, como cualesquiera de los procesos comprobados por las ciencias de la biología, de la física y de la química. Así como estas tres grandes ciencias son esotéricas e inalcanzables para el estudiante común, también la metafísica superior es esotérica e inalcanzable para el académico que carece de la necesaria amplitud de criterio y de un definido entrenamiento y equipo.

Segundo: El desarrollo y la revelación del yo. Mediante la educación mental y espiritual que la práctica de la meditación avanzada confiere, se resuelve el problema de los sicólogos respecto a la naturaleza del yo, el amo, la siquis, y la palabra siquis, nombre dado al alma, vuelve a su significado original. El proceso ha sido la revelación gradual y el acercamiento progresivo al alma, surgiendo la siquis en su verdadero ser.

Detrás de la materia existe un factor potente e inmanente, responsable de la coherencia de la naturaleza forma, y constituye la personalidad actuante en el mundo físico. Este factor puede ser considerado como el aspecto vida, con el cual luchan continuamente los estudiosos que tratan de llegar a su origen y a su causa. Aún más profundamente arraigado tenemos los aspectos, sentimiento, sufrimiento, experiencia y emoción del yo, actuando por medio del sistema nervioso y del cerebro y rigiendo muy poderosamente todas las actividades del mundo de los asuntos humanos. El hombre siente placer y dolor; está ensimismado en su estado de ánimo y reacciones emocionales hacia la vida y en sus preocupaciones y deseos de todo tipo. Esta es la vida personal común de la mayoría de nosotros, porque, en la actual etapa del desarrollo humano, sentimos más que pensamos. La razón de ello nos la da claramente Patanjali, cuando dice:

“El sentido de lo personal se debe a que el conocedor se identifica con el instrumento del conocimiento… La ilusión de que el Perceptor y lo percibido son una y la misma cosa, es la causa (de los efectos que producen dolor) que debe evitarse”.

En otra parte dice Patanjali que la experiencia de la vida y el proceso de vivir y sentir en el plano físico viene de “… la incapacidad del alma para distinguir entre el yo personal y el espíritu o purusha. Las formas objetivas existen para uso (y experiencia) del hombre espiritual. Meditando sobre esto surge la percepción intuitiva de la naturaleza espiritual”.

Mediante esta experiencia vital y por el proceso del deseo sensorio y de la percepción consiguiente, el hombre agota este aspecto de su naturaleza y penetra más profundamente, hasta llegar al tercer factor, la mente. El hombre se halla actualmente en este punto de la investigación, y la cuidadosa consideración de los procesos mentales y el estudio de las reacciones de la mente, sus causas y objetivos, absorben la atención de los sicólogos de todas partes. Entre ellos hay muchas escuelas de pensamiento que mantienen opiniones ampliamente divergentes, pero se acepta universalmente que existe algo llamado mente, lo cual influye acrecentadamente sobre la raza.

CHEMTRAILS EN LA ATMOSFERA DE MADRID, !todos los dias …! pero, NADIE LOS VE, NI LOS MIRA …! ÉSTE ES UN VERDADERO FENÓMENO PARANORMAL NAVIDEÑO … !

DE MADRID, AL CIELO … jajaja .. estos SON CIUDADANOS VALIENTES …

!cuánto amor ¿? sienten los madrileños, por los preciosos “nietos” …!

13 comentarios

Archivado bajo Metanoia, Piedra Angular