Archivo mensual: abril 2018

El mundo Real de los Seres Nobles.

El hecho de constatar las caracteristicas de el plano material que habitamos, y sus habitantes visibles e invisibles, no quiere decir que TALES sean las caracteristicas de nuestro propio Ser.

Considero que ésta ausencia de confusión es algo importante, que hemos de tener en cuenta, pues seguramente hay cuestiones en las cuales nos encontramos mezclados por necesidad, tales como nuestra constitucion fisica, pero posiblemente hay otras caracteristicas, materiales o no,  con las cuales nada tenemos que ver, de aqui el correcto desapego hacia lo adicional, y el florecer de la propia autenticidad.

A tal efecto, hagamos lo posible por captar la esencia de las cuestiones, para que que podamos alcanzar, y estabilizarnos, en el estado de ser preciso para alcanzar la Vida, las energías procedentes del espíritu que mantienen en manifestacion a todos los átomos.

pero, dí tu palabra

8   Porque también yo soy hombre puesto bajo autoridad, (consciente de lo que significa responsabilidad en lo universal)tengo soldados bajo mi cargo;  y digo a éste:  Vé, y va; y al otro:  Ven, y viene; y a mi siervo: Haz esto, y lo hace.  9  Al oír estas palabras, Jesús se maravilló de él,   y volviéndose, dijo a la gente que le seguía: Os digo que ni aun en Israel  he hallado  éste tipo de conocimiento. (consciencia de los procesos veridicos)

El problema de la dualidad es el problema de la existencia misma.

1. Que el sistema solar personifica la conciencia de una Entidad, cuyo origen está fuera del “círculo se no pasa” solar.

2. Que la manifestación es periódica y la Ley de Renacimiento el método evolutivo del hombre, del Logos planetario y del Logos solar. De allí el énfasis puesto en el proemio de La Doctrina Secreta sobre los tres fundamentos siguientes:

El Principio Inmutable e Ilimitado.
La Periodicidad del Universo.
La Identificación de todas las Almas con la SuperAlma.

Una vez que los científicos reconozcan los dos hechos mencionados, sus explicaciones tendrán un sentido diferente y la verdad, tal cual es, empezará a iluminar su razón. Pocos hombres están preparados para recibir la iluminación, que simplemente es la luz de la intuición que derriba las barreras erigidas por la facultad de razonar. Con el tiempo se reconocerá que la dualidad del sistema solar depende de los siguientes factores:

De la existencia misma.
Del tiempo y el espacio.
De la cualidad deseo o necesidad.
De la facultad adquisitiva inherente a la vida misma. Esta facultad, por medio del movimiento, reúne en sí el material con que satisface su deseo, construyendo la forma mediante la cual trata de expresarse, confinándose ella misma dentro de la prisión de la envoltura, a fin de adquirir experiencia.

Es correcta la suposición de que esta teoría admite una poderosa Inteligencia que actúa de acuerdo a un plan ordenado; conscientemente toma forma y encarna a fin de cumplir su propio propósito específico. Esta hipótesis constituye por sí sola el hecho fundamental que subyace en las enseñanzas orientales y generalmente es aceptada por los pensadores de todas las escuelas de pensamiento del mundo, aunque lo expresen y perciban de distintas maneras. Incluso este concepto, es sólo una presentación parcial de la Idea real, pero debido a las limitaciones que tiene el hombre en la actual etapa de evolución, es suficiente como base práctica sobre la que se puede erigir el templo de la verdad.

Esta Entidad denominada Logos solar, de ninguna manera es el mismo Dios personal de los cristianos, quien no es más ni menos que el hombre mismo que se ha expandido hasta transformarse en un ser de enorme poder, sujeto a las virtudes y vicios propios de aquél. El Logos solar es mucho más que el hombre, pues es la suma de todas las evoluciones dentro del sistema solar, incluyendo la humana, que se encuentra en el punto medio respecto a las demás evoluciones. Por un lado se alinean las huestes de seres que son más que humanos, quienes en kalpas pasados alcanzaron y traspusieron la etapa en la que se encuentra ahora el hombre; por otro lado se encuentran las huestes de las evoluciones subhumanas, quienes alcanzarán en kalpas futuros la etapa de la humanidad actual. El hombre se encuentra en medio de ambas y en el punto de equilibrio; aquí reside su problema. No participa totalmente del aspecto material de la evolución, ni es la presión total del tercer Logos, el aspecto Brahma de la Deidad, esa expresión de la energía pura o inteligencia que anima ese algo tenue denominado sustancia. El hombre no es totalmente Espíritu, la expresión del primer Logos, el aspecto Mahadeva, una expresión de la voluntad pura o necesario deseo que impele a la manifestación. Constituye el móvil fundamental mismo o la gran voluntad de ser. Es el producto de la unión de ambos y también el lugar de reunión de la materia o sustancia inteligente activa con el Espíritu o voluntad fundamental. Es el hijo nacido en este matrimonio o unificación. Entra a la objetividad a fin de expresar aquello que se halla en los dos opuestos, más el resultado de la fusión de ambos dentro de sí mismo.

1. LA NATURALEZA DEL CUERPO EGOICO O CUERPO CAUSAL

El tema del Rayo egoico y su relación con el segundo fuego tiene vital importancia para tres tipos de personas: las que se interesan por la verdadera psicología o la evolución de la psiquis; las que se hallan en el Sendero o se acercan al mismo y por lo tanto establecen con mayor frecuencia contacto con su propio Ego, y aquellas que trabajan con las almas de los hombres, los servidores de la raza.

Lo antedicho tiene importancia cuando se logra comprender debidamente la función que le corresponde al Ego en el cuerpo causal, entonces se adquiere la capacidad de trabajar en forma científica para resolver el problema de la propia evolución, realizándose un trabajo encomiable a fin de ayudar a evolucionar a nuestros semejantes

1. La Manifestación Egoica se Produce por el Contacto de Dos Fuegos.

Entraremos ahora a considerar brevemente el tema del Rayo egoico y el cuerpo causal desde el punto de vista del microcosmos, dejando al estudiante que establezca por sí mismo las analogías concernientes al Logos, recomendándole que debe tener muy en cuenta que el ente humano sólo puede comprender la manifestación del Logos solar en el cuerpo físico.

Como bien sabemos, en toda manifestación existe la dualidad que produce la triplicidad. El Espíritu establece contacto con la materia; el resultado de ese contacto es el nacimiento del Hijo o Ego, el aspecto conciencia. Por lo tanto, la manifestación egoica constituye el aspecto intermedio, el lugar de unificación y (después de los necesarios ciclos evolutivos) el lugar de equilibrio. Debe observarse que no es exacta la analogía entre el Logos y el hombre porque éste ha de pasar por todo el proceso dentro de la periferia solar, mientras que el Logos (dentro de esa periferia) atraviesa una etapa análoga a la del hombre cuando su envoltura astral se reviste al encarnar, de materia etérica; a esto nos referimos al dilucidar el tema “Fuego por Fricción”. Por lo tanto, es evidente que al considerar la manifestación del Ego, tratamos el punto central y esencial de la triple manifestación del hombre.

Anuncios

8 comentarios

Archivado bajo Piedra Angular, TopSecret

Resonancia Cognitiva, nuestra integracion en lo que Es verídico.

Podemos preguntarnos a cerca de los significados de nuestras experiencias en éste mundo, sobre qué sentido tiene todo ésto, y el porqué nos encontramos envueltos en éste sistema de engaños y distorsiones que nos mantienen tan enajenados y asustados.

Sin duda comprendemos que las respuestas concretas seguramente resultarán muy imperfectas, aunque existen. Un día comprenderemos a aquello que nos libera.

flor de loto arco iris

“Dios es una esfera inteligible, cuyo centro está en todas partes y la circunferencia en ninguna” que es leída salomónicamente en el sentido de que “Dios está en cada una de sus criaturas, pero ninguna Lo limita.”

Y, tambien según está escrito I Reyes 8:27: “El cielo, y el cielo de los cielos, no pueden limitar al absoluto”.

Tras consignar la versión astronómica ptolemaica de la metáfora, según la cual ahora la Tierra es una esfera inmóvil rodeada de nueve esferas concéntricas, parece sobrevenir la celebración de la caída de esas ataduras conceptuales con la revolución copernicana. Borges señala que Giordano Bruno expresa su euforia por la liberación del hombre de aquel agobiante sistema escribiendo con exultación que “el universo es todo centro, o que el centro del universo está en todas partes y la circunferencia (posiblemente, aquello que lo puede contener o limitar) en ninguna”.

Podemos observar la imagen de el Arco Iris, tal y como surge en todo espacio, y podemos verlo produciendo las condiciones adecuadas. Comprendemos así, que ésto es una cuestión que nos atañe a todos, y que si tenemos interés, haremos lo posible y lo imposible, por alcanzar a producir y reunir las condiciones necesarias.

9  Jesús le dijo:  ¿Tanto tiempo hace que estoy con   y  en  vosotros,  y aún no me has conocido,  Felipe?   El que me ha visto a mí, ha visto al Padre.

En el sistema microcósmico, reflejo del triple Logos, el hombre procura, valiéndose de los tres vehículos, alcanzar el mismo desarrollo en su propio plano. En los planos superiores, los Hombres celestiales, por medio de atma-budi-manas, tratan de lograr una progresión similar. Los Hombres celestiales además de los entes de Sus cuerpos, compuestos de mónadas dévicas y humanas, forman en conjunto el gran Hombre celestial. Cuando el hombre realiza, los Hombres celestiales también realizan; cuando Ellos alcanzan Su pleno desarrollo y conocimiento y son autoconscientes en todos los planos, entonces el Hijo realiza y el sistema solar (Su cuerpo de manifestación y de experiencia) ha servido su propósito.
El Hijo se libera.
Extendiendo la idea del triple desenvolvimiento de la conciencia al Logos, en un ciclo aún más amplio (los tres sistemas solares de los cuales el nuestro es el punto medio) se repetirá en los niveles cósmicos, en conexión también con el Logos, el proceso del desarrollo del hombre en los tres mundos.

EL MACROCOSMOS

El primer sistema solar personificó el principio “Yo soy”.
El segundo sistema solar personifica el principio “Yo soy ese
El tercer sistema solar personificará el principio “Yo soy ese yo soy”.

EL MICROCOSMOS

La primera manifestación, la Personalidad, personifica el principio “Yo soy”.
La segunda manifestación, el Ego, personifica el principio “Yo soy Ese”.
La tercera manifestación, la Mónada, personificará el principio “Yo soy Ese yo soy”.

De esta manera los distintos factores desempeñan su parte en el orden general de las cosas; todos están interrelacionados, siendo partes interesadas y miembros unos de los otros.

Por muy increibles que parecen; en la situacion actual ESTAS HIPOTESIS DEBIERAN DE INVESTIGARSE, si es que acaso se esté realizando algún tipo de interaccion con el Astro Solar, al igual QUE TAMBIEN SE EFECTÚAN EN SECRETO, interactuaciones con el mundo atómico en el CERN. 

V. ¿EXISTE UNA ANALOGIA DIRECTA ENTRE UN SISTEMA, UN PLANETA, UN HOMBRE Y UN ÁTOMO.?

Si al formular esta pregunta existe el deseo de comprobar una similitud exacta, la respuesta es la siguiente: No, la analogía nunca es exacta en detalle, sino que sólo ofrece ciertas correspondencias amplias y fundamentales. En los cuatro factores mencionados en la pregunta, hay puntos inmutables de semejanza; pero, durante su desarrollo las etapas de crecimiento quizás no parezcan iguales en los detalles evolutivos, si se los considera desde el punto de vista del hombre en los tres mundos, pues está obstaculizado por su limitada captación. Los puntos de semblanza entre los cuatro se pueden sintetizar de la manera siguiente, tomando el átomo del plano físico como punto de partida y desarrollando el concepto por etapas:

El Átomo

El átomo es un esferoide que contiene dentro de sí mismo un núcleo de vida. El átomo contiene en si mismo moléculas diferenciadas que, en su totalidad, forman el átomo mismo. Se dice, por ejemplo, que el átomo físico contiene en su periferia catorce mil millones de átomos arquetípicos, sin embargo estos millones se manifiestan como uno. El átomo se distingue por la actividad, manifestando las cualidades de: movimiento giratorio, poder discriminativo, capacidad de desarrollo Se dice que el átomo contiene en sí mismo tres espirillas mayores y siete menores, las cuales están en proceso de vitalización, pero no han logrado todavía plena actividad. En esta etapa actúan cuatro únicamente; la quinta está en proceso de desarrollo. El átomo está regido por la Ley de Economía; va siendo lentamente gobernado por la Ley de Atracción y, con el tiempo, estará bajo el dominio de la Ley de Síntesis. El átomo encuentra su lugar en todas las formas, y el conglomerado de átomos produce la forma. Un átomo responde al estimulo externo: Estímulo eléctrico, que afecta su forma objetiva. Estímulo magnético, que actúa sobre su vida subjetiva. El efecto combinado de ambos produce el consiguiente crecimiento y desenvolvimiento internos.

TODO SER HUMANO, DEBIÉRAMOS DE INTERESARNOS en las investigaciones de ÉSTOS ASUNTOS, porque cambian las perspectivas:

17 comentarios

Archivado bajo Mensajes, comentarios, aclaraciones..., Superando Matrix