La Humanidad, ante diferentes formas y características de Conciencia.

Comprendemos que nuestros sentimientos, pensamientos, son frutos en resultados, de las propias simientes interiores, aquello que anida en lo interior de cada uno de nosotros, que en lo temporal cualifica nuestras acciones. Nuestra integracion en el árbol de la Vida.

arbol vida

La concesión del último Premio Nobel de Medicina a tres cronobiólogos -Jeffrey C. Hall, Michael Rosbash y Michael W. Young- por sus descubrimientos sobre las claves moleculares de los ritmos circadianos podría, sin embargo, servir de acicate para aupar de una vez por todas a una ciencia cuyas aplicaciones son más que prometedoras, comentan ambos especialistas. (posiblemente, resonancia cognitiva, leyes de resonancia)

creatividad, mason

Nuestro reloj interno está en sintonía con la Tierra, con el día y la noche o las estaciones del año. Esta conclusión ha permitido a Jeffrey C. Hall, Michael Rosbash y Michael W. Young ser los ganadores del Premio Nobel de Medicina 2017 tras descubrir los mecanismos moleculares que regulan el ritmo circadiano. «Antes de que la atmósfera tuviera su composición actual, la Tierra giraba sobre su eje, (Vertical, Sutratma) y el ciclo de luz y oscuridad tuvo un impacto en los inicios de la vida». Así se manifestaba Michael Rosbashen la web del Nobel tras saber que era uno de los premiados.

Los ritmos circadianos son cambios físicos, mentales y conductuales que siguen un ciclo de alrededor de 24 horas —circadiano procede de las palabras latinas circa (alrededor) y dies (día)— y que responden, principalmente, a la luz y la oscuridad en el ambiente en el que vive un organismo. Los seres vivos portan en sus células un reloj interno. Se adaptan a estos cambios que influyen en los ciclos de sueño, en la liberación de hormonas, el comportamiento alimenticio, la temperatura del cuerpo e incluso en la presión sanguínea y la temperatura corporal.

La comunidad científica sabe ahora que estos «mecanismos moleculares» surgieron en un estadío inicial de la vida y se conservaron a lo largo de su evolución tanto en formas de vida de una sola célula como en organismos multicelulares, plantas, animales y seres humanos.

otros mundos

Las causas conjuntas que producen la encarnación son tres:

El impulso egoico.
La actividad de los Ángeles solares y lunares.
El karma o el papel que la actuación anterior desempeña en la manifestación.

Difícilmente podemos disociarlas, al considerar nuestro tema, dada la constitución innata del cuerpo egoico mismo y el papel que la conciencia inmanente desempeña al producirse la aparición por medio de un acto de la voluntad. Por lo tanto, reconsideremos brevemente lo que hemos aprendido acerca del cuerpo egoico y su constitución, y luego veamos los pasos dados por el Ego al obtener resultados en los tres mundos.

Hemos visto que en el tercer nivel del plano mental se encuentra el loto egoico, por lo tanto, el estudiante debería imaginárselo de la manera siguiente:

Oculto en el mismo centro o corazón del loto hay un punto brillante de fuego eléctrico de un tono blanco azulado (la joya en el loto), circundado y completamente oculto por tres pétalos herméticamente cerrados. Alrededor de este núcleo central o llama interna, están dispuestos los nueve pétalos en círculos de tres pétalos cada uno, formando en total tres círculos. Dichos pétalos, igual que los tres centrales, están formados por la sustancia de los ángeles solares -sustancia que no sólo es sensoria como la que compone las formas de los tres mundos y los cuerpos lunares, sino que tiene una cualidad adicional de “yoísmo” o autoconciencia, que permite al ente espiritual, situado en el centro, adquirir por su intermedio, conocimiento, percepción y autorrealización. Los nueve pétalos tienen un color predominantemente anaranjado, aunque los otros seis colores existan como secundarios en distintos tonos. Los tres pétalos internos son de color amarillo limón. En la base de los pétalos del loto están los tres puntos de luz que marcan el lugar de los átomos permanentes, el medio de comunicación entre los Ángeles solares y los pitris lunares. El Ego, por intermedio de estos átomos permanentes, de acuerdo a su grado de evolución, puede construir sus cuerpos lunares, adquirir experiencia y conocimiento en los tres planos inferiores y llegar a ser consciente. En una vuelta más alta de la espiral la Mónada, por intermedio de los pétalos egoicos y con la ayuda de los Ángeles solares, adquiere conocimiento y se hace análogamente consciente en niveles más excelsos.

La luz interna que se halla en los átomos permanentes tiene un fulgor rojo apagado; por lo tanto tenemos tres fuegos manifestándose en el cuerpo causal -fuego eléctrico en el centro, fuego solar circundándolo como la llama circunda el núcleo central o esencia en la llama de una vela y fuego por fricción, que se asemeja al pabilo enrojecido que se encuentra en la base de la llama superior.

Estos tres tipos de fuego en el plano mental -que se unen y unifican en el cuerpo egoico- producen con el tiempo irradiación o calor, que afluye por todas partes del loto produciendo esa forma esferoidal que observan los investigadores. Cuanto más evolucionado sea el Ego y estén más abiertos los pétalos, mayor será la belleza de la esfera circundante y más inmaculados sus colores.

En las primeras etapas, después de la individualización, el cuerpo egoico tiene la apariencia de un capullo. El fuego eléctrico del centro no se percibe y los nueve pétalos están cerrados sobre los tres internos; el color anaranjado tiene un aspecto apagado, y los tres puntos de luz en la base sólo son puntos y nada más; tampoco se percibe el triángulo que se ve luego conectando dichos puntos. La esfera circundante es incolora y sólo es observada como vibraciones ondulantes (como las ondas en el aire o el éter) llegando escasamente más allá de la línea de pétalos.

Habiendo considerado, por lo tanto, muy brevemente estos tres tópicos, podemos ahora seguir estudiando el proceso seguido por el Ego cuando trata de manifestarse en los tres mundos. Esforcémonos por interpretar mentalmente los procesos en términos de energía y de fuerza.

En consecuencia, aunque el impulso originador viene del punto central, al principio no se evidencia. En el momento de la individualización, el delineamiento confuso de una forma tal como la descrita anteriormente hace su aparición en niveles mentales, y (aunque todavía no ha sido reconocido por los estudiantes) se hace evidente que en los niveles mentales ha transcurrido un período destinado a prepararse para el inminente acontecimiento. Debido a la actividad de los Ángeles solares, los doce pétalos han tomado forma gradualmente, ya que el punto de fuego eléctrico en el corazón ha empezado a hacerse sentir, aunque todavía no se haya localizado. Entonces, los tres primeros pétalos se configuran y se cierran sobre el punto vibrante o “joya”, regido por el poder de la Ley de Atracción. Uno por uno otros nueve pétalos toman forma a medida que las vibraciones empiezan a afectar a la sustancia solar, siendo cada uno de los tres tipos de pétalos influenciados por uno de los Rayos mayores; éstos a su vez lo son por la fuerza proveniente de centros cósmicos.

En toda manifestación el impulso originador viene del primer aspecto que se halla oculto en el corazón del loto egoico, pero dicha Entidad actúa de acuerdo a la ley.
(posiblemente: cuando estamos preparados, ley de eco no-mia, es decir, posiblemente significa ausencia de egocentrismos farisaicos o inferiores)

Anuncios

12 comentarios

Archivado bajo Biblioteca, Metanoia

12 Respuestas a “La Humanidad, ante diferentes formas y características de Conciencia.

  1. Conviene que tengamos en cuenta, éstas perspectivas:

  2. Tenemos que CONOCER, QUIÉNES SON Y COMO SON, los ENTES
    que actualmente están influyendo DE DIFERENTES MANERAS,
    en las interacciones entre los mundos FISICOS Y ETHERICOS:

    Aunque éstos videos tratan ALGO de éstas cuestiones, LOS CONSIDERO MUY ESPECULATIVOS y algo mitómanos-repetitivos, en todo caso debiéramos de hallarnos en condiciones, para que podamos CAPTAR OTRAS POSIBILIDADES.

    Es decir: lo que expresan los diferentes trabajos, de unos y de otros, PUEDEN no corresponder a la verdad, sino A LA IMAGINACION o percepciones ancestrales de los respectivos autores.

  3. Mediante LOS RITUALES, y los trabajos colectivos en DETERMINADAS actitudes, LOS GRUPOS son conectados A ENTES SUPRAPERSONALES, los cuales desde hace MILENIOS, están dirigiendo o influyendo, con objeto de que EN LOS MUNDOS FENOMENICOS, se desarrollen consecutivamente determinados acontecimientos, que resultan adecuados A SUS INTERESES.

    Particularmente, determinados ENTES ASTRALES, una vez captados los sentimientos de muchos individuos, se hacen con las riendas DE LOS SERES, de maneras muy variopintas, aparte de lo que ya traemos cada uno.

    La posibilidad de neutralizar éstas influencias, que nos afectan A TODOS, es nuestra progresiva apertura a la verdad ESENCIAL BUDICA, es decir, despertar a las energias MONADICAS, atma-Budhi- Manas: nuestra Alma-Espiritu, nuestro SER verdadero, SIN LA CUAL NO TENEMOS LIBERACION, recalco ésto (como simplificacion, no como dogma) porque lo considero vital para nuestra comprension, tal y como se encuentra reflejado también de diferentes maneras en los escritos espiritualistas veridicos; los fenomenismos sensorios nos engañan y cautivan, y aunque leyeramos ésto miles de veces, seguimos sin enterarnos. Averigüemos porqué.

    Nota de el Blog. Suponemos que ALGUNAS Logias Masónicas, u otros grupos, PUDIERAN hallarse correctamente orientadas y bién dirigidas, no tenemos porqué creer a éste señor en las acusaciones SIN PRUEBAS que efectúa. Sin embargo, SI que podemos aplicar: “por sus obras los conoceréis”; y los ocultismos SON DELICADOS y habrá que justificarlos.

  4. LOS MEDIADORES, los seres con los cuales COLABORAMOS, en nuestras sendas discernidoras de lo veridico, ÉSTE ES NUESTRO TEMA: la serenidad y claridad pristina que precisamos para estudiar:

  5. Para que podamos aprender, considero que precisamos despertar el propio interés, y agudizar nuestras percepciones, incluso cotidianas:

  6. En consecuencia, aunque el impulso originador viene del punto central, al principio no se evidencia.

    En el momento de la individualización, el delineamiento confuso de una forma tal como la descrita anteriormente hace su aparición en niveles mentales, y (aunque todavía no ha sido reconocido por los estudiantes) se hace evidente que en los niveles mentales ha transcurrido un período destinado a prepararse para el inminente acontecimiento. Debido a la actividad de los Ángeles solares, los doce pétalos han tomado forma gradualmente, ya que el punto de fuego eléctrico en el corazón ha empezado a hacerse sentir, aunque todavía no se haya localizado. Entonces, los tres primeros pétalos se configuran y se cierran sobre el punto vibrante o “joya”, regido por el poder de la Ley de Atracción. Uno por uno otros nueve pétalos toman forma a medida que las vibraciones empiezan a afectar a la sustancia solar, siendo cada uno de los tres tipos de pétalos influenciados por uno de los Rayos mayores; éstos a su vez lo son por la fuerza proveniente de centros cósmicos.

    Como ya se ha mencionado, dichos pétalos forman un capullo, estando cada uno herméticamente cerrado. Únicamente pueden observarse tenues vibraciones que palpitan en el capullo, apenas perceptibles como para testimoniar que es un organismo viviente. Puede verse sombrío y confuso al “circulo no se pasa”, el límite que ha de circunscribir la actividad de la Conciencia incipiente. Es un ovoide o esfera, muy pequeño todavía. El proceso de formación del loto egoico se ha ido desarrollando silenciosamente desde el momento en que el hombre animal inferior y los cuatro principios inferiores, alcanzaron un punto en que la energía (generada por él) podía empezar a hacerse sentir en niveles mentales. Cuando el fuego (el triple fuego de la sustancia misma) de las envolturas inferiores, ya preparadas, se hace radiactivo, la aparición nebulosa del tercer subplano del plano mental comienza a organizarse como resultado de la atracción descendente que ejerce lo inferior sobre lo superior y de la respuesta del aspecto Espíritu a la irradiación o atracción de la materia. Pero la individualización, tal como la entendemos, todavía no se ha efectuado. Este proceso de radiactidad de lo superior, abarca un largo período en que los Ángeles solares actúan en Su propio plano y los Pitris inferiores también en los Suyos; un grupo produce el núcleo del cuerpo egoico, y el otro el receptáculo para la vida de Dios o la Mónada en los tres mundos.

    Luego llega un momento preestablecido en la vida del Logos planetario en que Sus centros se activan en forma particular, el cual coincide con la encarnación de las Mónadas y su descenso en los tres mundos. Se forma un triángulo en el sistema (pues los tres siempre producen los siete); mediante la liberación de la triple energía se coordina el trabajo de los Pitris solares y lunares, y el jiva correspondiente se apropia de los tres átomos permanentes que aparecen en la base del loto egoico. La individualización ha tenido lugar y el trabajo de unificación se ha completado; el cuarto reino de la naturaleza es un ‘hecho consumado; la Mónada se ha revestido de cuerpos materiales, apareciendo el ente autoconsciente en el plano físico.

    Si leemos lo que expone H. P. B. sobre las tres primeras rondas de nuestro esquema terrestre, considerando que se refiere al período de condensación del cuerpo causal en el nivel mental y abarca el periodo de tiempo que conduce a la aparición del hombre en la cuarta ronda, tal como es en la actualidad, puede arrojarse alguna luz sobre este difícil tema.

  7. Podrá observarse que los lotos egoicos están agrupados, y cada uno forma parte de un grupo.

    A su vez estos grupos forman parte de un loto más vasto que personifica la conciencia de una Entidad mayor, cuya “joya” puede encontrarse en el segundo subplano. A su vez todos pueden dividirse en siete grupos fundamentales. Estos siete grupos o conjuntos de lotos egoicos, forman los siete tipos de conciencia de esas Entidades que son los siete centros de fuerza de nuestro Logos planetario. Estos siete, a su vez también se sintetizarán en niveles superiores, en tres centros superiores, hasta que toda la energía y fuerza que ellos representan es reunida y absorbida por el centro que corresponde al centro más elevado de la cabeza del Logos planetario. Cada Logos personifica a un tipo de energía cósmica y cada uno de Sus centros personifica a una de sus siete diferenciaciones de ese tipo de energía. Cada uno de estos siete nuevamente se manifiesta por medio de grupos egoicos, los cuales también están compuestos por esos puntos de energía que llamamos Egos.

    Tales innumerables grupos egoicos forman un todo radiante y entrelazado, aunque son diversos y diferentes en lo que respecta a su grado de desarrollo y color secundario. Así como los pétalos del loto egoico de los jivas encarnantes se abren con distintos colores y en diferentes períodos, así también los grupos egoicos se desarrollan diversamente en cuanto a tiempo y secuencia. Esto le da una apariencia maravillosa. Así como el Maestro puede (estudiando el grupo o el loto mayor del cual forma parte) asegurarse de la condición en que se encuentran los entes humanos que constituyen el grupo, de la misma manera el Logos planetario puede hacerlo por medio de la identificación consciente (observen los términos) de la condición de los diversos grupos por cuyo intermedio Su trabajo puede ser realizado.

    Será evidente así para el estudiante que la aparición de los Jivas encarnantes en el plano físico será regida:

    Primero, por el impulso basado en la voluntad-propósito de la Vida que anima al conjunto de grupos pertenecientes a cualquier subrayo o a uno de los siete grupos mayores.

    Segundo, por el impulso basado en la voluntad, coloreada por el deseo, de la Vida que anima al grupo egoico de un hombre.

    Tercero, por el impulso basado en el deseo del Ego por manifestarse en el plano físico.

    A medida que madura la identificación de un hombre con su grupo, el impulso del deseo se modifica, hasta que oportunamente es sustituido por la voluntad grupal. Si se medita sobre esto se evidenciará que los Egos no vienen a la encarnación uno por vez, sino de acuerdo al impulso grupal y por lo tanto en forma colectiva. Ésta es la base del karma colectivo y del karma familiar. El impulso individual que lógicamente es una reacción al impulso grupal, es el resultado del karma personal. Aunque se haya arrojado alguna luz sobre el tema de la reencarnación, quizá se ha dicho demasiado para acrecentar su magnitud y complejidad. El hombre común está limitado a emplear el cerebro físico y, por lo tanto, es incapaz de pensar en términos grupales.

    El impulso egoico, en cualquier grupo o unidad grupal, se hace sentir por una palpitación o acceso de energía que emana del punto central. Esta actividad central la produce la actividad del Logos planetario quien actúa por intermedio de Ios grupos que se encuentran en Sus centros y, de acuerdo con el centro estimulado, así serán afectados los grupos correspondientes. No nos podemos extender más sobre esto, pues el tema es estupendo y se halla más allá de la comprensión del hombre; solo es necesario que comprenda que en esta cuestión él depende del Logos planetario.

    En consecuencia, del centro grupal surge el anhelo de emprender una renovada actividad, y ésta se propaga por todo el loto grupal hasta que los entes que responden a la vibración de ese rayo particular “despiertan” en sentido oculto. Durante todo el tiempo (en lo que se refiere a los jivas) éste ha sido el primer aspecto de fuerza, pasando desde un punto central a otros puntos centrales. En cada caso los núcleos positivos son afectados por el surgimiento del fuego eléctrico o energía. Cada punto implicado responde con una contracción primaria, seguida por un despliegue de energía que va hacia afuera o que se expande. Cada Entidad involucrada pronuncia una PALABRA. Este sonido se expande hasta convertirse en un mántram y los Ángeles solares vibran en respuesta. Aquí deben tomar nota de un punto muy interesante.

    El primer aspecto actúa por medio de la Palabra de Poder.
    El segundo aspecto actúa por medio de combinaciones mántricas.
    El tercer aspecto actúa por medio de fórmulas matemáticas.

    Habiendo pronunciado la Palabra el primer aspecto, representado por el fuego eléctrico en el centro del loto, se sumerge en una pasividad y se convierte en una abstracción, en lo que respecta al ente autoconsciente El trabajo ha comenzado, la vibración necesaria ha sido iniciada y todo el proceso prosigue entonces de acuerdo a la ley.

    Los Angeles solares emprenden su actividad y hasta que su trabajo no haya alcanzado una etapa muy elevada, el aspecto Espíritu debe, en el cuerpo causal, convertirse en la analogía del Observador Silencioso.

  8. En cada encarnación se necesitan formas más refinadas; por lo tanto, las fórmulas son más complicadas y los sonidos, sobre los cuales están basadas, más numerosos. Con el tiempo las fórmulas se completan y los Pitris lunares no responden ya a los sonidos o mántram entonados en el plano mental. Esto indica la etapa de perfección y demuestra que los tres mundos ya no ejercen una atracción descendente para el jiva implicado; El deseo de manifestarse y obtener experiencias inferiores ya no influye, quedando sólo el propósito consciente. Solo entonces puede ser construido el verdadero Mayavirupa; entonces el Maestro pronuncia el mántram para Sí Mismo, y construye sin fórmulas en los tres mundos.

    En el momento que el hombre comienza a hollar el Sendero de Probación, los mántram de los Ángeles solares empiezan a desvanecerse, y lentamente (a medida que se abren los pétalos del circulo interno) surge la verdadera Palabra, hasta que los tres pétalos que forman el santuario se abren y la chispa central es revelada. Entonces la Palabra es plenamente conocida, y de nada sirven los mántram y fórmulas. Así se revela la belleza del esquema. Al tratarse del Logos planetario, la Palabra emitida en niveles cósmicos se convierte en mántram en los planos etérico cósmicos, pues Él está en situación de crear conscientemente en esos niveles; sin embargo, actúa por medio de fórmulas en los planos físico densos de Su esquema, nuestros tres mundos de esfuerzo.

    Retomando el tema de los jivas reencarnantes: Cuando se ha dado el impulso inicial la vibración palpita a través de los pétalos, y la actividad se inicia en aquello que responde a la nota de esa Palabra. Los Angeles solares dirigen la vibración y se origina el mántram para ese tipo particular de Ego. Finalmente, la vibración llega hasta la unidad mental en la base del capullo del loto, y los Pitris lunares entran en actividad. Empiezan a desarrollar sus fórmulas para el tipo particular de vehículo requerido.

  9. A continuación; eventos anteriores SUCEDIDOS EN EL TIEMPO, nos están afectando en la actualidad,
    éstos son unos escritos de Drunvalo Melchisedec;

  10. ¿Te han contado alguna vez que “legalmente” no somos propietarios de nada? Quien posee legalmente las cosas es la entidad legal que lleva nuestro nombre, la cual es propiedad del sistema, no nosotros como seres humanos. ¿Sabías que el sistema judicial no está para impartir justicia sino para administrar las propiedades del sistema?

    La buena noticia es que nosotros, como seres humanos, no somos propiedad del sistema. ÉSO ES MENTIRA, Somos libres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.