somos átomos (microcosmos), inmersos en relacion quantum con Macrocosmos

Quisiera enviar un afectuoso saludo a todo lector, y pedir disculpas por la imperfeccion con la cual intento señalar éstas cuestiones, las cuales considero nos afectan a todos.

Posiblemente, las problemáticas que se muestran en la totalidad de la manifestación, los síntomas son de envergadura; pero sean cuáles resulten ser, quisiera señalar que el antídoto existe, es decir, la solucion a cualesquiera patologias que surjan, está o estará a nuestro alcance inteligente cognoscitivo, si estamos interesados, si comprendemos, ! Y SI DIALOGAMOS, CLARO !… situándonos totalmente decididos a ser consecuentes, porque posiblemente ésto viene de antiguo y por lo tanto todas éstas cuestiones pueden ser investigadas y conocidas.

En el siguiente vídeo, !claramente señalado!, POSIBLEMENTE, UNO DE LOS TEMAS MAS INTERESANTES Y TREMENDOS, QUE TENEMOS PLANTEADO ANTE NUESTRAS CONCIENCIAS: la POSIBLE explicacion de MUCHOS hechos y aconteceres:

Quisiera repetir una vez más, posiblemente el tiempo que tenemos EN ÉSTA VENTANA DE OPORTUNIDAD, sea limitado. Se necesita colaboracion en varias cuestiones; si alguien está interesado porfa, contacte: agoralibres@gmail.com

Anuncios

10 comentarios

Archivado bajo Piedra Angular, Sociedad

10 Respuestas a “somos átomos (microcosmos), inmersos en relacion quantum con Macrocosmos

  1. Hola, saludos a todo lector:

    Comprendemos, que las “nuevas perspectivas de la comprensión”,
    vá a situarnos correctamente en el Universo; pero será dificil:


  2. Las energías que emanan los seres humanos, posiblemente sirven para dar consistencia o sensacion de existir, o vitalidad ethérica, a seres que se encuentran en otros planos.

    Todos los datos indican, que existen vehículos transdimensionales, que algunos llaman ovnis.

    ÉSTOS VEHÍCULOS, NO VIAJARIAN ENTRE “esferas situadas en el espacio, el cual es una imaginacion”, SINÓ ENTRE PLANOS DIMENSIONALES, los cuales podrian resultar existir, semejantes a como los pétalos de las flores.



  3. Considero, por lo tanto, respecto a éstos asuntos, que tendremos que DARNOS CUENTA, de que hay síntomas y detalles que TODOS podemos distinguir y catalogar, incluso en nuestros estados de conciencia “normales” u ordinarios: “por SUS FRUTOS, los conoceréis”.

    Ahora, el detalle reside, “en la manipulacion colectiva de conciencias”:
    los aliens, o como queramos denominar a determinados ENTES, con arreglo a estudios, disponen de la facultad de controlar y dirigir a miles de humanos, posiblemente influyéndoles en “estados de ánimo” e ideas (energías o vibraciones) colectivas E ILUSORIAS.

    Toda persona objetiva, puede comprobar éstas cuestiones, simplemente dándose cuenta de los desarrollos fenoménicos y sucesos habituales.

  4. Podemos encontrar bastantes referencias A LOS CONTACTOS EXTRAPLANETARIOS, en los escritos esotéricos, pero hay que buscarlos:

    Así por ejemplo, dicen: “No existe nada en el universo manifestado – solar, planetario y en los distintos reinos de la naturaleza – que no posea una forma sutil e intangible, aunque sustancial, de energía que controle, rija y condicione al cuerpo físico externo. Este es lo que llaman el cuerpo etérico, ” FRACTAL INTEGRADO EN LO UNIVERSO.

    RELACIONES INTERPLANETARIAS Y EXTRAPLANETARIAS:

    Al considerar la Suprema Ciencia de Contacto vemos que el tema referente al cuerpo etérico de todas las formas y del Logos planetario, es el de mayor importancia. Lo que quiero destacar, a medida que estudiamos los tres puntos o conceptos básicos explicados en el capítulo anterior, es el concepto contacto sensible. Los términos tales como planos, grupos, Jerarquías creadoras y centros, son simplemente modismos para designar relación, interacción o impresión mutua entre los seres o las vidas que componen la totalidad de nuestro universo manifestado; sin embargo, significa que estamos llegando a una síntesis o integridad planetaria, de naturaleza hasta ahora no imaginada por el hombre.

    Inevitablemente el tema es muy difícil, porque todos los seres humanos piensan en términos de sus propios contactos y relaciones, que son muy limitados y no se expresan en términos de la Vida Una que fluye a través de todas las formas y reinos y de las distintas evoluciones planetarias (sobre las cuales ustedes nada saben) y crean, en tiempo y espacio, una Entidad planetaria viviente e inteligente de madurez universal, cualificada por numerosas energías atractivas e integradoras, puestas en acción por el Propósito supremo, el cual es parte del vasto propósito del Logos solar, actuando por medio de los Logos planetarios y, por consiguiente, responsable de la evolución progresiva y del bienestar de todas las vidas dentro de la estructura esencial de nuestro planeta.

    La relación evocada es, como bien se imaginan, interplanetaria y extraplanetaria; estos términos significan poco para el estudiante común y hasta que el proceso iniciático no lo lleve a una posición determinada, no podrá valorar cabalmente la situación. De estas últimas etapas nada se puede saber; sólo en la Cámara de Concilio de Shamballa se conocen estos contactos y relaciones extraplanetarios. Pero ha de ser captado el hecho fundamental de que el medio para establecer la relación y el contacto es la SUSTANCIA; el efecto de tales relaciones, llevado a cabo por este medio, es el gradual desarrollo y progresivo desenvolvimiento de los tres aspectos divinos conocidos por todos los esotéricos, además de otros, que el milenio venidero revelará El factor contribuyente, dentro y fuera de nuestro planeta, podría ser considerado como los tres centros mayores de nuestro Logos planetario:

    El Centro Coronario. Agente dinámico del Propósito extraplanetario, expresión de la divina Voluntad planetaria enfocada en Shamballa. Es la Energía de Síntesis, origen de toda vida planetaria; significa el Ser esencial.

    El Centro Cardíaco. Agente del Plan de evolución. Expresión del Amor divino o Razón pura, la Jerarquía. Es esencialmente la energía de Atracción, el reino de las almas.

    El Centro Laríngeo. Agente de los tres aspectos en relación con los tres reinos subhumanos de la naturaleza, expresión de la inteligencia divina, la Humanidad. Esta energía, que es Mente activa, hace que la humanidad sea el macrocosmos del microcosmos, los tres reinos subhumanos. La humanidad es para ellos lo que la Jerarquía es para el cuarto reino de la naturaleza, el reino humano.

    Éstos son los elementos de la ciencia esotérica y, para los estudiantes, no encierra nada nuevo. Sin embargo, deben ser considerados en su triple relación y modalidad, si se quiere captar con mayor claridad que hasta ahora, la manera en que actúa la Vida Una. El objetivo de todo el esquema evolutivo consiste en llevar estos tres centros a una relación tan estrecha, que la síntesis del Propósito divino pueda actuar armónicamente en todo posible nivel de conciencia (observen esta frase). Si ello se lleva a cabo, podrá finalmente ser revelado al hombre el Pensamiento básico, la Proposición fundamental del Logos planetario.

    Deseo recordarles la afirmación oculta de que todo ser viviente o vida manifestada – desde el Logos planetario hasta el más ínfimo átomo – ha sido, es o será un hombre. Esto se refiere al pasado, al presente y al futuro de toda vida manifestada. Por lo tanto, la realidad de la existencia de la humanidad y lo que ésta representa, constituye, probablemente, el aspecto primordial y principal del Propósito divino. Deténgase y reflexionen sobre esta afirmación. Por lo tanto, es el primer hecho que indica claramente el alcance y la magnitud de un ser humano, y hasta que no sean revelados consecutivamente otros dos hechos, no será posible medir con exactitud los aspectos más amplios del propósito de Sanat Kumara. Todo lo subhumano avanza paulatinamente hacia una definida experiencia humana; también está atravesando la etapa del esfuerzo humano y la consiguiente experiencia, o bien ha salido de este aspecto limitador y – a través de la Iniciación – está llevando a la naturaleza humana a un estado de divinidad (empleando una frase inadecuada).

    En consecuencia, la nota clave del Señor del Mundo es HUMANIDAD, por ser la base, la meta y la estructura interna esencial de todos los seres. La humanidad misma es la clave de todos los procesos evolutivos y de la correcta comprensión del Plan divino que expresa en tiempo y espacio, el Propósito divino. No sabemos por qué Él quiso que esto fuera así; pero es un punto que debe ser aceptado y recordado al estudiar la Ciencia de Impresión, pues es el factor que hace posibles la relación y el contacto, siendo también la fuente de toda comprensión. Estas cosas son muy difíciles de ser expresadas y dilucidadas, porque únicamente la aguda intuición puede esclarecer estas cuestiones a las mentes ávidas y activas.

    Por lo tanto se observará que, aunque llamamos a uno de los Centros principales la HUMANIDAD, sin embargo, en último análisis, todos los centros están constituidos por vidas que progresan hacia la etapa humana, por esas unidades de vida que se hallan en dicha etapa y por los que ya la han pasado, pero que están dotados de todas las facultades y todos los conocimientos plasmados en la expresión humana en esquemas planetarios o sistemas solares anteriores, o a través de nuestra propia, definida y característica vida planetaria.

    La uniformidad de experiencias permite que el arte de establecer contacto y la ciencia de impresión sean totalmente factibles y normalmente eficaces. Las grandes y omnipotentes Vidas, en Shamballa, pueden impresionar las Vidas omniscientes y las vidas menores de la Jerarquía, porque comparten una humanidad común; los Trabajadores o Maestros y los iniciados jerárquicos pueden, por lo tanto impresionar a la humanidad debido a la comprensión y experiencia compartidas; entonces las vidas que componen la familia humana presentan la meta a los reinos subhumanos y pueden impresionar y los impresionan, debido a las tendencias instintivas fundamentales que se manifiestan en el grupo humano, pero son tendencias instintivas latentes y acervo potencial de los tres grupos subhumanos. Esta enseñanza siempre ha estado implicada en las doctrinas esotéricas, pero no había sido suficientemente acentuada debido al grado de evolución de la Humanidad. Actualmente la humanidad ha progresado tanto, que estas etapas pueden ser alcanzadas en forma efectiva. Quisiera que observaran que esto fue la nota clave de los Evangelios: la naturaleza divina-humana de Cristo lo relaciona con el Padre por medio de Su divinidad esencial y también con el hombre por medio de Su humanidad esencial.

    La iglesia cristiana dio a la enseñanza una interpretación errónea al presentar al Cristo como único, aunque la crítica constructiva (considerada como una ofensa hace cincuenta años) ha hecho mucho para corregir esta falsa impresión. Sensibilidad inteligente a la impresión es la característica sobresaliente de la humanidad. Reflexionen sobre esta manifestación definida y enfática. Después de todo, el trabajo de la ciencia consiste simplemente en desarrollar el conocimiento acerca de la sustancia y de la forma; este conocimiento permitirá a la humanidad actuar oportunamente como principal agente impresor respecto a los tres reinos subhumanos de la naturaleza; tal es la responsabilidad principal de la humanidad. Esta tarea de establecer relación consiste prácticamente en desarrollar o desenvolver la sensibilidad humana. Me refiero aquí a la sensibilidad a la impresión por la Jerarquía o desde Ella.

  5. El cuerpo físico, como otras tantas cosas de la naturaleza, es triple en su formación. Tenemos:

    a. El cuerpo etérico.
    b. Los nadis sustanciales.
    c. El cuerpo físico denso.

    Éstos forman una unidad y cuando están encarnados son inseparables.

    Todos los centros y los muchos puntos de contacto focales existentes en el vehículo etérico son responsables de la creación y conservación del sistema glandular endocrino, ya sea en forma limitada e inadecuada o totalmente adecuada y representativa del hombre espiritual. Los nadis a su vez son responsables de la creación y precipitación del doble sistema nervioso. Esto es algo que debe tenerse muy en cuenta y la clave de todo el problema de la creatividad.

    El tipo de la “sustancial” sustancia etérica de cualquier forma, depende de dos factores:

    El reino de la naturaleza implicado. Fundamentalmente los cuatro reinos extraen cada uno su vida pránica de cualquiera de los cuatro niveles de sustancia etérica, contando desde el inferior hacia arriba:

    1. El reino mineral está sustentado desde el plano 1.
    2. El reino vegetal está sustentado desde el plano 2.
    3. El reino animal está sustentado desde el plano 3.
    4. El reino humano está sustentado desde el plano 4.

    Ése fue el estado original pero, a medida que prosiguió la evolución y se estableció una emanación interactiva entre todos los reinos, cambió automáticamente. Este “cambio esotérico emanante”, fue el que produjo al hombre animal, hace milenios. Cito esto como ejemplo y clave de un gran misterio.

    En forma curiosa en el reino humano (y sólo en éste) el cuerpo etérico está compuesto ahora de los cuatro tipos de sustancia etérica. La razón estriba en que (cuando la humanidad esté espiritualmente desarrollada) cada uno de estos cuatro planos o tipos de sustancia etérica responderán a los [ cuatro niveles del plano físico cósmico – los niveles etéricos denominados logoico, monádico, átmico y búdico. Esto acontecería como resultado del desenvolvimiento de la conciencia y de la iniciación.

    También debe recordarse que la sustancia de la que se componen estos canales etéricos o tubos de canalización, está compuesta de prana planetario, energía dadora de vida y de salud del planeta. A través de estos tubos pueden fluir todas o cualquiera de las energías – emocional, mental, egoica, manásica, búdica o átmica, según el grado de evolución a que haya llegado el hombre. Esto significa que diversas energías fluyen a través de estos tubos, a no ser que el grado de evolución sea extremadamente superior o de que exista una brecha; estas distintas energías están fusionadas y combinadas, pero encuentran sus propios puntos de enfoque en el cuerpo etérico cuando entran directamente en el cuerpo físico denso. Lo que puede decirse del alma o de la Deidad, también puede decirse del cuerpo o entidad etérica energética o vital: “Habiendo compenetrado el entero universo con un fragmento de Mí mismo, Yo permanezco”.

  6. Con arreglo a los significados de las enseñanzas, nuestro “yo” limitado, es una constructio ilusoria que adoptamos o creamos en cada encarnación con objetivos sincréticos en nuestro Ser Causal.


  7. La Radioactividad de lo Insondable, y nuestra integridad consciente, es seguramente la proteccion verídica:

  8. El sol físico, y nuestro SOL INTERIOR, (alma), cosas para saber …

    PORFA, tengamos cuidado con las cosas que se dicen; SIEMPRE NOS HACEN LAS MISMAS JUGADAS, después de expresar algunos aciertos, nos inducen a expresar ERRORES, … SEAMOS CONSCIENTES, ! es evidente, QUE EL SOL FISICO PUEDE DAÑAR AL OJO, de la misma manera que puede quemar la piel !!!

    La palabra “prana” es casi tan mal interpretada como lo son los términos “etérico” y “astral”. Esta vaga designación es responsable de la gran ignorancia que prevalece en los círculos esotéricos.

    Prana puede definirse como la esencia de vida de cada plano en la zona séptuple a la que denominamos plano físico cósmico. Es la VIDA del Logos planetario, reducida dentro de los límites, animando, vivificando y correlacionando a los siete planos (en realidad los siete subplanos del plano físico cósmico) y a todo lo que se encuentra dentro de ellos y sobre los mismos. El sustratma cósmico o hilo de vida del Logos planetario se manifiesta en el más elevado de nuestros planos (el logoico) y, mediante la instrumentalidad de las Vidas que dan forma, que se hallan en Shamballa (debo recordarles que no es el nombre de una localidad), entran en contacto o están relacionadas con la materia de la cual están formados los mundos manifestados – amorfos, como los planos etérico cósmicos (nuestros cuatro planos superiores), o tangibles y objetivos, como los tres planos inferiores. El hecho de que se llame tangible sólo a lo que se puede ver, palpar y tocar mediante los cinco sentidos, es completamente erróneo. Todo lo que existe en el plano físico, en el astral y en los niveles de la mente inferior, se considera como perteneciendo al mundo de la forma. Este plano mental inferior, al que me referí anteriormente, incluye el nivel en que se encuentra el cuerpo causal, el plano en que “flota el loto del amor”, como lo expresa El Antiguo Comentario. Todo lo que se halla por encima de esto, en los niveles mentales, y asciende hasta al más elevado de los planos físico cósmicos, es amorfo. Estas diferencias deben tenerse en cuenta.

    En el cuerpo humano existe un maravilloso símbolo que establece la diferencia entre los niveles etéricos superiores y los llamados físicos. El diafragma separa la parte del cuerpo que contiene el corazón, la garganta, la cabeza y los pulmones, del resto de los órganos del cuerpo, los cuales son de gran importancia desde el ángulo de la VIDA. Aquello que la cabeza decide, el corazón impulsa, el aliento sostiene y se expresa por medio del aparato laríngeo, determina lo que el hombre ES.

    Abajo del diafragma se encuentran los órganos cuyo uso es mucho más objetivo, aunque de gran importancia; para que cada uno de estos órganos inferiores tenga vida y propósitos propios, su existencia y funcionamiento deben estar impulsados, decididos y condicionados por la vida y el ritmo que emanan desde la parte superior del vehículo. Esto no lo comprende fácilmente el hombre común, pero cualquier grave limitación o enfermedad física que exista arriba del diafragma, tiene un grave efecto compulsivo sobre todo lo que se produce abajo del mismo. No sucede lo mismo a la inversa.

    Esto simboliza la potencia y esencialidad del cuerpo etérico, tanto micro como macrocósmico, y la expresión macrocósmica de la cuádruple Vida, condiciona todas las formas vivientes.

    Cada uno de los cuatro éteres, como se los denomina a veces, está destinado, en lo que concierne al hombre, a ser canal o expresión de los cuatro éteres cósmicos. En la actualidad esto no es así, y lo será realmente cuando esté construido el antakarana y actúe, por lo tanto, como canal directo para los éteres cósmicos, a los que hemos denominado vida universal, intensidad monádica, propósito divino y razón pura. Reflexionen sobre estos tipos de energía e imaginen en forma creadora el efecto que producen cuando, en el trascurso del tiempo y del desarrollo espiritual, pueden fluir sin restricciones en el cuerpo etérico de un ser humano y a través de éste. Hoy, el cuerpo etérico responde a energías que provienen de:

    El mundo físico. No son principios sino energías alimentadoras y controladoras de los apetitos animales.

    El mundo astral. Determinan los deseos, emociones y aspiraciones que el hombre expresará y buscará en el plano físico.

    El plano mental inferior o mente inferior, desarrollando la propia voluntad, el egoísmo, la separatividad y la dirección o tendencia de la vida en el plano físico. Este instinto directivo que, cuando se dirige a cosas superiores, abre oportunamente la puerta a las energías superiores.

    El alma, el principio del individualismo, el reflejo en el microcosmos de la intención divina, hablando simbólicamente, es, para la expresión monádica, aquello que “está en el punto medio”, el instrumento de la verdadera sensibilidad, de la capacidad de respuesta, de la contraparte espiritual del plexo solar, que se encuentra en el punto medio entre lo que se halla arriba del diafragma y lo que está abajo de éste.

    Cuando el antakarana ha sido creado y los tres superiores se hallan directamente relacionados con los tres inferiores, entonces el alma ya no es necesaria. Luego, reflejando este acontecimiento, los cuatro niveles etéricos se convierten simplemente en trasmisores de la energía que emana desde los cuatro niveles etérico cósmicos. El canal entonces es directo, completo e ininterrumpido; la trama etérica de luz resplandece, y todos los centros en el cuerpo se despiertan y actúan al unísono y rítmicamente. Entonces el centro coronario – la vinculación con la Mónada y la Personalidad directamente relacionada – el loto de mil pétalos, el brahamarandra, estará directamente relacionado con el centro en la base de la columna vertebral. Así se establece el dualismo en lugar de la triple naturaleza de la manifestación divina:

    1. Mónada……………………………………………………………………………………… Personalidad Con la triple alma que ya no es necesaria.
    2. Centro coronario……………………………… Centro en la base de la columna vertebral.
    Con los cinco centros intermediarios que ya no son necesarios. El Antiguo Comentario referente a esto dice:

    “Los tres que eran considerados como todo lo que era, actuando como Uno y controlando los siete, ya no existen. Los siete que respondieron a los tres, respondiendo al Uno, ya no oyen la triple llamada que determinó todo lo que fue. Sólo quedan los dos, para demostrar al mundo la belleza del Dios viviente, la maravilla de la Voluntad al Bien, el Amor que anima al Todo. Los dos son Uno, y así el trabajo queda terminado. Y entonces los “Ángeles cantan”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.