relacion filial; nuestra verdadera esencia

Seguramente que, en los mundos manifestados hay cosas maravillosas, dioses y seres inconcebibles o maravillosos, y muchas cuestiones que desconocemos. También aquí en la tierra, tenemos muchas posibles experiencias, perspectivas y sensaciones, muy diferentes.

Los tiempos y sus criaturas siguen sus ciclos, y los seres se van situando en las diferentes experiencias, con arreglo a posibles criterios de sabiduría y perfección universal. Así, sin duda, hay civilizaciones muy avanzadas, y otras que se encuentran en sus albores, y seguramente se suceden éstas diferentes escalas también con los estereotipos y entidades que las pueblan. El alfa y la omega de lo temporal, seguramente que cunde bastante en lo referente a las extensiones de los tiempos, con sus necesidades, y constantes cambios y permutas.

Comprendamos que los creadores universales u de otros tipos, seguramente se encuentran en responsabilidad, ante el Creador Primigenio en el Pleroma del Perfecto Origen:   48    Por tanto, sed vosotros perfectos como vuestro Padre celestial es perfecto.

Comprendamos, por lo tanto, el asunto que estamos planteando: aquí no se trata de eventuales contactos ni de buscar relaciones con otros entes, sean de “éste mundo o de cualquier otro,” sinó que lo que estamos intentado plantear, es la relación directa de los Seres, con Su creador, y las consideraciones que debemos de tener en cuenta antes de éstos planteamientos. Y éstas son cuestiones que tendremos que aprender a asumir: porque las puertas celestes seguramente se encuentran bién cerca, y por éso estamos aquí.

Podemos comprobar, cómo van cambiando los conceptos científicos respecto a la constitución atómica. Apreciemos fehacientemente, la increible inteligencia que se manifiesta en el micro-universo, y posiblemente la vitalidad innata que atraviesa los reinos naturales que conocemos aquí.

13 comentarios

Archivado bajo Piedra Angular, TopSecret

13 Respuestas a “relacion filial; nuestra verdadera esencia

  1. Bueno, vamos a ver si nos aclaramos … 🙂

    El hecho de que nos hallemos viviendo, físicamente, en un plano 3d, y que POSIBLEMENTE nos hallamos establecidos en una superficie PLANA, nada tiene que ver con ELEGIR NINGÚN TIPO DE PASTILLA … jajaja … en realidad, considero QUE DÁ IGUAL, si cada uno de nosotros concebimos el planeta EN EL CUAL EXISTIMOS, (entanto que cuerpos físicos), como que tiene forma esferoidal, ó si es plano, y si fuese PLANO, cómo nos encontramos situados en las coordenadas espaciales.

    Los datos técnicos nos indican que nos hallamos en una planicie, pero aparte de ésto NADA MAS podemos comprobar CON nuestros sentidos ordinarios, sobre todo mientras existan los intereses por la dominación, tal y como podemos verificar que está sucediendo.

    Lógicamente, quienes han sido educados a formarse la idea de que vivimos sobre una forma esférica, pueden seguir pensando lo mismo, pues ÉSO no cambia en casi nada las cuestiones.

    Bueno, he dicho en casi nada, pero, posiblemente la cosmologia, y las repercusiones a nivel social, SI que resultan muy diferentes en uno u otro caso. Y, sobre todo nos sitúa en un nivel de desenmascaramiento asombroso.

    Lo que verdaderamente considero, es que nos hallamos en un sistema de DIMENSIONES, y que por lo tanto, lo que llamamos TRES dimensiones más el tiempo, se encuentra incluido en un sistema de múltiples dimensiones, posiblemente totalmente coherente entre sí, y que ha sido denominado PLEROMA.

    A ésos sistemas de dimensiones, es a lo que denomino PÉTALOS o texturas, pues cabe la posibilidad de que existamos en un sistema SEMEJANTE a los múltiples pétalos que rodean al CORAZÓN de las flores, pero solamente éso entanto que imagen de semejanza, para nada que las cosas sean en verdad ni parecidas: nuestros sentidos sólo captan lo perceptivo y nuestra comprension depende de ello.

    Es decir, la cuestión fundamental, a mi entender, es que aceptemos la realidad de que nos encontramos en un sistema soberanamente inteligente y coherente, que pudiéramos denominar de características atómicas-cuánticas en sistemas fractales, y que por lo tanto, TODAS ÉSTAS HIPÓTESIS precisan ser investigadas en lo externo a indagadas en lo interior, pues LOS ÁTOMOS NO SÓLO SON CUESTIONES FÍSICAS u objetos inertes, sinó que son inteligencias formando texturas, y todos vivimos y/o nos manifestamos através de y en los átomos.

  2. Posiblemente, hay canciones, que reflejan la realidad de las cosas:

  3. Más documentos, respecto a cómo ha ido evolucionando en los últimos años, la comprensión humana, respecto a las caracteristicas de las partículas que constituyen nuestro mundo “fisíco”.

    Si ÉSTO es lo que sucede respecto a los mundos microcósmicos, ¿Cómo podemos pretender que YA TENEMOS un concepto, una comprensión establecida, respecto a la constitución y funcionamiento de el MACROCOSMOS.? Mi sincera opinión, es que no sabemos casi nada COHERENTE, al respecto, sobre todo porque nos están mintiendo.


  4. … los siguientes videos contienen datos valiosos para investigacion …

    … ESTAMOS ATENTOS …

  5. Por supuesto, siempre observamos éstas cosas en las tareas de servir …

  6. Recordemos, que los vídeos y datos que dejamos apuntados en éste blog,
    son meramente expositivos. SOMOS INVESTIGADORES, y por lo tanto consideramos que los diferentes símbolos, verbalizaciones, etc.,pueden contener y contienen errores de interpretación que pueden ser más o menos serios; en todo caso precisamos aplicar criterios correctos.

    El hecho de afrontar la vida en éste mundo como un reto de investigacion, unas sendas de autoperfeccionamiento o cuestiones de ésas, significa
    detalles que NO somos; por ejemplo, no somos Teólogos, ni Bíblicos, ni Budistas, ni cualquier apelativo que indique un estereotipo determinado.

    Entendemos cualquier eventual aspecto religioso, como un sistema de vida en el cual podemos aprender y practicar aquello que somos verdaderamente.

  7. INTRODUCCIÓN

    El tema de la curación es tan antiguo como las mismas edades y ha sido siempre materia de investigación y de experimentación.

    Pero el correcto empleo de las fuerzas de curación y de la facultad de curar está en su infancia. Sólo en esta era y generación, es posible, por fin, impartir las leyes de la curación magnética e indicar las causas de esas enfermedades –originadas en los tres cuerpos internos- que hoy devastan la estructura humana, causan un sinfín de sufrimiento y dolor, y hacen que el hombre atraviese el portal que conduce al mundo de la existencia incorpórea. Recién ahora el hombre ha llegado a un grado de evolución de su conciencia en que puede comenzar a comprender el poder de los mundos subjetivos y la nueva y vasta ciencia de la Psicología es su respuesta a este creciente interés. Los procesos de adaptación, eliminación y curación constituyen la preocupación de las personas que piensan y sufren. Tenemos mucho que hacer, por lo tanto les pido que tengan paciencia.

    Cuando entramos en el reino de la curación, penetramos en un mundo de gran conocimiento esotérico y de infinidad de conclusiones, y enfrentamos las formulaciones de innumerables mentes, que en el transcurso de las épocas han tratado de curar y ayudar. El por qué y el motivo de las enfermedades ha sido tema de un sinfín de investigaciones y especulaciones y se han efectuado incontables deducciones categóricas respecto a la cura de tales dolencias. También se han formulado innumerables métodos, técnicas, fórmulas, prescripciones, variedad de manipulaciones y teorías. Todo esto sirve para colmar la mente de ideas –unas correctas, otras erróneas- lo cual dificulta la entrada de nuevas ideas y la asimilación, por parte de los estudiosos, de lo hasta ahora desconocido.

    Los aspirantes pierden valiosos conocimientos si rehúsan abandonar lo que la mente inferior estima. Cuando han logrado abrir su mente y estén dispuestos aceptar las nuevas teorías e hipótesis, descubrirán que las antiguas y estimadas verdades, realmente no se pierden, sino que son relegadas a su debido lugar en un esquema mayor.

    Los iniciados de la Sabiduría Eterna son necesariamente sanadores, aunque quizás no todos curen el cuerpo físico. La razón de ello es que todas las almas que han logrado cierta medida de verdadera liberación son transmisoras de energía espiritual. Esto, automáticamente, afecta algún aspecto del mecanismo utilizado por las almas con quienes entran en contacto. Cuando empleo la palabra “mecanismo” en estas instrucciones, me refiero a los diferentes aspectos del instrumento, el cuerpo o naturaleza forma, a través del cual las almas procuran manifestarse, por lo tanto me refiero a:

    El cuerpo físico denso, suma total de todos los organismos que lo componen; éstos realizan las distintas funciones que permiten al alma expresarse en el plano físico u objetivo, como parte de un organismo mayor, más grande e incluyente. El cuerpo físico es el mecanismo de respuesta del hombre interno espiritual, y sirve para poner esta entidad espiritual en armonía con el mecanismo de respuesta del Logos planetario, esa Vida en la cual vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser.

    El cuerpo etérico, tiene un fundamental objetivo, que consiste en vitalizar y energetizar al cuerpo físico y así integrarlo al cuerpo de energía de la Tierra y del sistema solar. Es una red de corrientes de energía, de líneas de fuerza y de luz. Constituye parte de la vasta red de energías que subyace en todas las formas, grandes, pequeñas, micro o microcósmicas. A través de estas líneas de energía fluyen las fuerzas cósmicas, así como la sangre corre a través de las venas y arterias. Esta constante circulación individual (humana, planetaria y solar) de fuerza de vida a través del cuerpo etérico de todas las formas, es la base de toda vida manifestada y la expresión de “la esencial no separatividad” de cada vida.

    El cuerpo astral o de deseos (a veces denominado cuerpo emocional) es el efecto producido por la interacción del deseo y de la respuesta sensible sobre el yo que se halla en el centro, y el efecto resultante (en dicho cuerpo) se experimenta como emoción, dolor, placer y todos los pares de opuestos. En ambos cuerpos, el cuerpo etérico y el astral, reside el noventa por ciento de las causas de las enfermedades y dolencias físicas.

    El cuerpo mental, o esa cantidad de sustancia mental o chitta, que la unidad humana individual puede utilizar e impresionar, constituye el cuarto mecanismo de la serie, a disposición del alma. Recordemos también que los cuatro cuerpos constituyen un solo mecanismo. El cinco por ciento de las enfermedades modernas se originan en este cuerpo u estado de conciencia; quiero aclarar aquí que lo que reiteran constantemente ciertas escuelas de curadores, de que la mente es la causa de todas las enfermedades, aún no es un hecho comprobado. Dentro de un millón de años, cuando la atención humana cambie su enfoque de la naturaleza emocional a la mental, y cuando el hombre sea tan esencialmente mental como hoy es esencialmente emocional, entonces las causas de las enfermedades deberán buscarse en el reino de la mente. Hoy pueden atribuirse, excepto en pocos y raros casos, a la falta de vitalidad o al excesivo estímulo, y a las esferas del sentimiento, de los deseos (frustrados o excesivamente satisfechos) y también al carácter, a la supresión o expresión de anhelos profundamente arraigados, a la irritabilidad, placeres secretos y muchos impulsos ocultos, que emanan de la vida de deseo del sujeto.

    Este anhelo de ser y poseer, ha construido y está construyendo el mecanismo físico externo de respuesta, y hoy está forzando a ese mecanismo, que fue construido expresamente para fines físicos, a servir propósitos más subjetivos. Esto produce dificultades, y sólo cuando el hombre comprenda que dentro de la envoltura física externa existen otros cuerpos que responden a propósitos más sutiles, entonces veremos el gradual reajuste y la salud del cuerpo físico. De estas sutiles envolturas nos ocuparemos más adelante.

    Naturalmente se preguntarán aquí: Qué plan general seguiré a medida que los instruyo sobre las leyes de curación, esas leyes que guían a los iniciados y gradualmente reemplazarán a los métodos físicos del actual arte de curar. Lógicamente querrán conocer la técnica especial que -como curadores- deben aprender a aplicar tanto ustedes como los que tratan de curar. Delinearé brevemente la enseñanza que impartiré; señalaré dónde deben poner el énfasis, cuando comiencen a estudiar este tópico.

    Primero, me ocuparé de las causas de las enfermedades, porque el estudiante esotérico siempre ha de comenzar en el mundo de los orígenes y no en el mundo de los efectos.

    Segundo, elaboraré los siete métodos de curación que rigen el “trabajo de restitución” (denominado así en la terminología esotérica) tal como lo practican los iniciados del mundo. Estos métodos determinan las técnicas que deben ser empleadas. Se observará que tales métodos y técnicas están condicionados por los rayos, (sobre los cuales ya he escrito) y por lo tanto el curador debe considerar no sólo el rayo a que pertenece, sino también el rayo del paciente. Existen en consecuencia siete técnicas de rayo y éstas requieren una elucidación antes de poder aplicarlas inteligentemente.

    Tercero, pondré el énfasis sobre la curación psicológica y la necesidad de tratar al paciente de acuerdo a su vida interna, porque la ley básica que fundamenta toda curación ocultista puede decirse que es la siguiente:

    LEY I

    Toda enfermedad es el resultado de la inhibición de la vida del alma. Esto es verdad para todas las formas de todos los reinos.
    El arte del curador consiste en liberar al alma, a fin de que su vida pueda fluir a través del conglomerado de organismos que constituyen una forma determinada.

    Es interesante observar que el intento de los científicos de liberar la energía del átomo es en general de la misma naturaleza que el trabajo del esotérico cuando se esfuerza por liberar la energía del alma. En tal liberación se halla oculta la naturaleza del verdadero arte de curar. Aquí hay una insinuación esotérica.

    Cuarto: consideraremos el cuerpo físico, sus enfermedades y sus males, pero sólo después de haber estudiado esa parte del hombre que se halla detrás del cuerpo físico denso y lo rodea. De esta manera trabajaremos desde el mundo de las causas internas al mundo de los acontecimientos externos. Veremos que todo lo que concierne a la salud del hombre tiene su origen en: La suma total de fuerzas, sentimientos, deseos y procesos mentales ocasionales que caracterizan los tres cuerpos sutiles y determinan la vida y experiencia del cuerpo físico. El efecto que produce sobre el cuerpo físico la condición en que se halla la humanidad corno un todo. Un ser humano es una parte integral de la humanidad; un organismo dentro de un organismo mayor. Las condiciones existentes en el todo serán reflejadas en la unidad-yo; y muchos de los males que el hombre sufre hoy, son efectos de las condiciones existentes en el cuarto reino de la naturaleza, no siendo el hombre responsable de ellas. El efecto sobre su cuerpo físico, producido por la vida planetaria, expresión de la vida del Logos planetario, una Entidad en evolución. Las implicaciones de esto están más allá de nuestra comprensión, pero los efectos son discernibles.

  8. Las Guerras, y las grandes movilizaciones de personas sumergidas artificialmente en la miseria, por las clases dominantes; PENSEMOS:


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .