Vida interior más abundante, exenta de parásitos fenoménicos:

No Busques al Maestro de la Verdad, en los Planos Ilusorios.

Maya. En sánscrito “ilusión”, del aspecto forma o limitación. Resultado de la manifestación. Generalmente se aplica en sentido relativo a las apariencias fenoménicas u objetivas, creadas por la mente.

Mayavi-Rupa. En sánscrito “forma ilusoria”. Es el cuerpo de manifestación creado por el adepto, por un acto de voluntad, para ser utilizado en los tres mundos. No tiene conexión material con el cuerpo físico. Es espiritual y etéreo y pasa por todas partes sin dificultad o entorpecimiento. Es construido, por el poder de la mente inferior, con el tipo más elevado de materia astral.

Manas o principio manásico. Literalmente, la mente, la facultad mental, lo que distingue al hombre del mero animal. Es el principio individualizante; el que permite al hombre saber que existe, siente y conoce. Algunas escuelas lo dividen en dos partes, mente superior o abstracta y mente inferior o concreta.

Atma. El Espíritu universal, la Mónada divina; el séptimo principio, según se lo denomina en la constitución septenaria del hombre. (Véase diagrama en la Introducción).

Átomos Permanentes. Esos cinco átomos, uno en cada plano de los cinco de la evolución humana, con la unidad mental (la unidad mental existe también en el plano mental), que la mónada se apropia para manifestarse. Constituyen centros estables y relativamente permanentes. A su alrededor se construyen los diversos cuerpos o envolturas, siendo literalmente pequeños centros de fuerza.

Budi. Alma o Mente universal. Es el alma espiritual en el hombre (el sexto principio) y, por consiguiente, el vehículo de Atma, el Espíritu, el Séptimo Principio.

Microcosmos. El pequeño universo, o el hombre manifestándose por medio de su cuerpo físico.

Mónada. El Uno, el triple Espíritu en su propio plano. En ocultismo con frecuencia significa la triplicidad unificada. Atma, Budi, Manas; Voluntad espiritual, Intuición y Mente superior, es decir la parte inmortal del hombre que reencarna en los reinos inferiores y gradualmente progresa a través de éstos hasta llegar al hombre y de ahí a la meta final.

EL RAYO DE LA PERSONALIDAD Y EL FUEGO POR FRICCIÓN

I. El trabajo de los tres rayos.

1. El Rayo de la Personalidad.
2. El Rayo Egoico.
3. El Rayo Monádico.

II. El rayo de la personalidad y los átomos permanentes.

III. El rayo de la personalidad y la ley del karma.

I. EL TRABAJO DE LOS TRES RAYOS

Ahora nos ocuparemos de un tema que es de amplio y general interés, sin embargo, a pesar de todo, es muy poco comprendido. Me refiero a los átomos permanentes. Cada cuerpo o forma en que el espíritu funciona, tiene, como punto focal en cada plano, un átomo compuesto de materia del subplano atómico de cada plano, tal átomo sirve de núcleo para distribuir fuerza, conservar las facultades, asimilar la experiencia y preservar la memoria. Dichos átomos están en relación directa con uno u otro de los tres grandes Rayos respecto al microcosmos:

a. El Rayo Monádico, rayo sintético del microcosmos.
b. El Rayo Egoico.
c. El Rayo de la Personalidad.

Cada uno de estos Rayos está vinculado con uno u otro de los átomos permanentes del triple inferior y ejerce una acción directa sobre las espirillas del átomo. En Cartas sobre Meditación Ocultista se dice que los átomos del triple hombre inferior fueron sometidos a un doble proceso:

Primero, fueron vivificados en forma correlativa y cada uno mantuvo la luz en orden consecutivo, hasta que el triángulo inferior quedó totalmente iluminado.

Con el tiempo tuvo lugar la transmutación, o -en otras palabras- la polarización oportunamente pasó a los tres átomos permanentes de la Tríada, retirándose de los tres átomos permanentes del triángulo inferior. Al trascender el átomo físico permanente, la polarización se convierte en manásica o mental; al trascender el átomo astral permanente la polarización se convierte en búdica; en tanto la unidad mental es reemplazada por el átomo permanente del quinto plano, el átmico. Todo esto se realiza por la acción de los tres rayos sobre los átomos y sobre la vida de cada uno de ellos. La relación entre estos rayos y los átomos permanentes puede compendiarse de la manera siguiente:

El Rayo de la Personalidad ejerce acción directa sobre el átomo físico permanente.

El Rayo Egoico ejerce una acción similar sobre el átomo astral permanente.

El Rayo Monádico tiene una estrecha relación con la unidad mental.

El efecto que éstos producen es triple pero no simultáneo; actúan, como todo en la naturaleza, en ciclos ordenados. El estímulo resultante, por ejemplo, de la acción del Rayo monádico sobre la unidad mental, se hace sentir únicamente cuando el aspirante se halla en el Sendero, o después de haber pasado la primera Iniciación. La acción del Rayo egoico, sobre el átomo astral permanente se percibe en cuanto el Ego logra establecer una buena conexión con el cerebro físico; cuando así ocurre, el Rayo egoico empieza a afectar poderosa y constantemente al átomo, lo cual sucede cuando el hombre está altamente evolucionado y se acerca al Sendero. Esta triple fuerza se hace sentir de la manera siguiente:

Primero: Actúa sobre la pared del átomo como fuerza externa y afecta la acción vibratoria y giratoria del mismo.

Segundo: Estimula el fuego interno del átomo y hace que la luz brille con acrecentado resplandor.

Tercero: Actúa sobre las espirillas y gradualmente las pone en actividad.

II. EL RAYO DE LA PERSONALIDAD Y LOS ÁTOMOS PERMANENTES

El Rayo de la Personalidad se relaciona con las primeras cuatro espirillas y es su fuente de estímulo. Obsérvese la analogía que tiene con el cuaternario inferior y su estimulación por el Ego. El Rayo Egoico tiene que ver con la quinta y la sexta espirillas, y es la causa de que pasen del estado de latencia y potencialidad al de poder y actividad. El Rayo Monádico es la fuente de estímulo para la séptima espirilla.Este tema es de gran interés y de amplio alcance, y ofrece al pensador vastos horizontes; abre extensos campos de investigación a los estudiantes que ansían saber. Esta triple acción varía, en cuanto a tiempo y sucesión, según el rayo al cual pertenece la Mónada; pero el tema es demasiado vasto para que podamos tratarlo ahora.

15 comentarios

Archivado bajo Mensajes, comentarios, aclaraciones..., Metanoia, Piedra Angular

15 Respuestas a “Vida interior más abundante, exenta de parásitos fenoménicos:

  1. … cosas simpáticas … 🙂 … sin duda alguna, con cuestiones valiosas …

  2. Hola, Buenas noches, y saludo a Todo lector.

    Gracias por vuestro beneplácito, y a la libre atención que prestáis a éste blog.

    Cotejamos que los diferentes “frentes psicológicos”, prosiguen convergiendo hacia lo verídico, en muy diferentes aspectos. ! Uf …!

  3. ! LA BATALLA POR LA INTELIGENCIA Y LA LIBERTAD … SIGUE …!!!

    … otra “versión oficial” de éste mismo asunto …

  4. TODOS LOS DATOS NOS INDICAN QUE HAY “trampa” CON Y EN LAS ENERGIAS:


  5. • Lo estará el día en que despierte, cuando se revele toda la información
    Los únicos interesados en que no esté preparada la humanidad son los parásitos.
    • ¿Está preparada la humanidad para sufrir tanto como se sufre en este mundo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.