Patógenos, Generados en el cuerpo humano: Ondas, Electromagnetismo * Nadie ha conseguido aislar ó visualizar al patógeno: es puramente imaginario.

A toda persona que le interese conocer la simple cruda realidad de los actuales sucesos:

Luego, podemos comprobar, que éste Señor, ESTÁ DICIENDO EXACTAMENTE LO MISMO QUE YA HEMOS INDICADO: https://agoralibre.wordpress.com/2020/05/02/asi-es-como-lo-hacen-radiaciones-electromagneticas-especificas-enferman-y-matan-a-las-celulas/

Campos magnéticos artificiales, alteran, MODIFICAN, todo el funcionamiento de las células en los organismos humanos.

NADIE HA CONSEGUIDO AISLAR AL PATÓGENO, NADIE SABE LO QUE SE TRATA. El patólogo europeo de alto perfil informa que él y sus colegas en toda Europa no han encontrado ninguna evidencia de muertes por el nuevo coronavirus en ese continente.

El Dr. Stoian Alexov llamó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) una «organización médica criminal» por crear miedo y caos en todo el mundo sin proporcionar pruebas objetivamente verificables de una pandemia.Otra sorprendente revelación del presidente de la Asociación Búlgara de Patología (BPA), el Dr. Alexov, es que cree que actualmente es «imposible» crear una vacuna contra el virus.También reveló que los patólogos europeos no han identificado ningún anticuerpo que sea específico para el SARS-CoV-2.Estas asombrosas declaraciones plantean preguntas importantes, incluso sobre las afirmaciones de los funcionarios y los científicos con respecto a las numerosas vacunas que están apurando en ensayos clínicos en todo el mundo.

También plantean dudas sobre la veracidad de las afirmaciones de descubrimiento de anticuerpos anti-novedosos coronavirus (que están comenzando a usarse para tratar pacientes).Se supone que los nuevos anticuerpos específicos contra el coronavirus son la base de los costosos kits de pruebas serológicas que se utilizan en muchos países (algunos de los cuales se han encontrado inaceptablemente inexactos).Y supuestamente son clave para los certificados de inmunidad codiciados por Bill Gates que están a punto de ser ampliamente utilizados, en forma de COVI-PASS, en 15 países, incluidos el Reino Unido, los Estados Unidos y Canadá.El Dr. Alexov hizo sus asombrosas observaciones en una entrevista en video que resume el consenso de los participantes en un seminario web del 8 de mayo de 2020 de la Sociedad Europea de Patología (ESP) sobre COVID-19.

24 comentarios

Archivado bajo Piedra Angular, Sociedad, TopSecret

24 Respuestas a “Patógenos, Generados en el cuerpo humano: Ondas, Electromagnetismo * Nadie ha conseguido aislar ó visualizar al patógeno: es puramente imaginario.

  1. En el siguiente documento, ELLOS MISMOS NOS EXPLICAN,

    CÓMO GENERAR VIRUS, PATÓGENOS Y ANTIGENOS, A DISTANCIA:

    • caspro

      Estos tios son siniestros, por lo que quiero entender que a través del 5G pueden producir enfermedades o «curaciones» y hasta es posible que estos últimos rebrotes sean creados artificialmente, durante el tiempo de prisión estuvieron instalando antenas sin parar.

      • Efectivamente, Sr. caspro. 🙂

        «Ellos» están diciendo que pueden generar alteraciones en el cuerpo humano, es decir: sanaciones, vacunas, VIRUS, etc., etc., A DISTANCIA, incluso de un continente a otro, mediante las técnicas de radiacion electromagnéticas, ondas, ó cuestiones similares.

  2. Así que, estamos seguros, de que éstas cosas no interesan a nadie.

  3. ¿AÚN PUEDE TENER ALGUIEN ALGUNA DUDA, RESPECTO A DE QUÉ VÁ TODO ÉSTE JUEGO, Y SUS DESARROLLOS COLATERALES. ?

  4. La fantástica manipulación, de «obediencia abligatoria» … para «seguridad»:

  5. La IMAGINACION crea «la realidad …» ja ja, VAYA BROMAS … !!!

  6. Día 6 de Julio 2020,

    SE FABRICAN KORONAVIRUS HASTA EN LA SOPA:

    La mina de cobre de China en la que se escondía un pariente cercano al nuevo coronavirus.

    Lunes, 6 julio 2020 – 20:10

    Una cepa hallada en murciélagos, bautizada como RaBtCoV / 4991, hace unos ocho años comparte un 96% de similutud con el patógeno de la pandemia actual.

    Al principio, tras inspeccionar la mina de cobre, la primera conclusión a la que llegó la viróloga Shi Zhengli fue que seis mineros enfermaron porque se habían infectado por unos hongos al limpiar las heces de los murciélagos del fondo de uno de los pozos. Dos de ellos, con síntomas similares a los de una neumonía, murieron rápidamente. Otro lo haría poco después en el hospital. Pero tras unos análisis a los tres supervivientes que quedaban, se comprobó que estos habían generado anticuerpos contra un coronavirus desconocido, similar al síndrome respiratorio agudo severo (SARS) que contagió en 2003 a 8.098 personas.

    Era el año 2012, la doctora Shi Zhengli y su equipo del Instituto de Virología de Wuhan habían recibido ordenes para investigar lo que estaba ocurriendo en aquella mina abandonada en la región de Mojiang, al suroeste de China. Cuatro años después, la viróloga y sus colegas publicaron un artículo («Coexistencia de múltiples coronavirus en varias colonias de murciélagos en un pozo minero abandonado») en el que explicaron que de las 152 secuencias genéticas de coronavirus encontradas en la mina, dos eran similares a las que habían causado el SARS. Una incluso fue descrita como una nueva cepa, llamada RaBtCoV / 4991.
    Una nueva variante en murciélagos

    La viróloga lleva desde la primavera de 2004 adentrándose en la oscuridad de las cuevas para investigar los coronavirus de los murciélagos. Su método de trabajo sobre el terreno siempre ha sido el mismo: colocar redes a la entrada de las grutas, esperar al anochecer, y cuando los muriciélagos salen a cazar, quedan atrapados. Luego, hay que dormir a los animales con un suave anestésico y extraer su sangre de una vena de sus alas. También se les realiza hisopos orales y fecales. Después, ya en el laboratorio, Shi realiza lo que se conoce como «ganancia de función», es decir, remodelar los virus para hacerlos más contagiosos y luego identificar sus debilidades para desarrollar un tratamiento.

    El nombre de esta viróloga -y su apodo en China: Batwoman- se conoció en los medios de todo el mundo cuando el pasado 20 de enero publicó el genoma del nuevo coronavirus, que era un 96 % idéntico al que ella y su equipo habían identificado en murciélagos de herradura -coronavirus RaTG13- en las cuevas de la provincia de Yunnan, al sur del país. La diferencia principal era un segmento de seis aminoácidos que permitía al virus penetrar dentro de las células humanas.

    Ahora, un reportaje publicado este fin de semana por el diario dominical británico The Sunday Times, ha rescatado la historia de lo ocurrido en la mina de cobre donde se infectaron hace ocho años los seis mineros. También aporta nuevos datos que apuntan a que varias de las muestras congeladas del virus encontrado que se llevaron al Instituto de Virología de Wuhan y que se guardaron en el laboratorio P4 de máxima seguridad, contenían la misma cepa que los científicos revelarían más tarde como el pariente más cercano conocido del coronavirus actual.

    Es decir, que el virus de la mina y el de los murciélagos de Yunnan, es el mismo, aunque con diferente nombre. Algo que invita a la confusión. Y que no se detalló en el artículo de la revista Nature del 3 de febrero firmado por Shi Zhengli, una de las coautoras. En cambio, en una base de datos de virus de murciélago publicada por la Academia de Ciencias de China, que supervisa el Instituto de Virología de Wuhan, los enumera como uno solo.

    Transliteracion literal, de la prensa del dia.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.