El cariñoso Ocaso de los dioses.

Circunstancia y mística del asunto:  22   Entonces el Señor Dios dijo: He aquí, el hombre ha venido a ser como uno de nosotros, conociendo el bien y el mal; cuidado ahora no vaya a extender su mano y tomar también del árbol de la vida, y coma y viva para siempre.

“Esto no es una vacuna … utilizan el término «vacuna» para colar esta cosa bajo las exenciones de salud pública … Esto es un ARNm empaquetado en una envoltura de grasa que se entrega a una célula. Es un dispositivo médico diseñado para estimular a la célula humana para que se convierta en creadora de patógenos. Se puede demostrar, con certeza: No es una vacuna.

Es vital saber y decirle a los demás que la vacuna COVID de ARNm actual no es una vacuna. Esto no se debe solo a que llamarla vacuna le da a las grandes farmacéuticas inmunidad legal contra daños, sino también por todas las razones enumeradas anteriormente. Estos dispositivos están diseñados para reprogramarlo al nivel fundamental. No son vacunas, no son medicamentos y, en mi opinión, no son tratamientos ni medicamentos. Por muy aterradores que sean estos términos, iría más allá de simplemente llamarlos dispositivos químicos, sistemas operativos, patógenos sintéticos y dispositivos de producción de patógenos químicos, que ya son términos esclarecedores y lo suficientemente horribles. Yo las llamaría herramientas tecnocráticas y transhumanistas para cambiar permanentemente tu genética y transformarte en un humano sintético.

Perspectivas liberadoras: Mi comprensión actual en el gran esquema de las cosas es que entre 1650 y 1700 el viejo mundo llegó a su fin en un enorme cataclismo que mató a la mayoría de las personas en la tierra. La pintura renacentista muestra este mundo en ruinas. No tenemos una buena comprensión de cómo era realmente este mundo antes de este evento.
Luego, entre 1700 y 1800, los sobrevivientes pudieron recuperarse de este choque, y esencialmente dentro de una generación o dos, construyeron todas las estructuras que hoy conocemos como arquitectura anterior a la guerra o Gründerzeit. Si bien hubo ciertamente esfuerzos de renovación tanto después de 1800 como alrededor de 1900, creo que puedo rastrear los orígenes de este tipo de estilo arquitectónico hasta la sociedad posterior a 1700. Por alguna razón, los orígenes de esta arquitectura se mantienen alejados de nosotros, y los edificios se actualizan a los tiempos modernos. Es bastante absurdo, en Europa, por ejemplo, se supone que básicamente todos los edificios antiguos son de 1900-1910, como si fuera posible construir decenas de millones de esas casas en un par de años. Pero alrededor de 1810 sucedió otro «algo», que una vez más destruyó partes de la tierra, aunque no tan completamente como antes. El misterio es por qué estas cosas que rodean estos eventos han sido enterradas tan completamente. ¿Por qué ocultar los desastres «presuntamente naturales»?

En marzo de 2020 surgió sin esperarlo, quiero decir, sin esperarlo, por la inmensa mayoría de la gente, un nuevo síndrome, una enfermedad singular que por la clínica y por los síntomas dejaba claro que no había sido antes vista. Produjo una rápida mortandad y en poco tiempo, un pico de fallecimientos que alarmó a todos, máxime cuando los medios de comunicación comenzaron en tromba a dedicar casi el cien por cien de su programación a hablar de ella. Se bautizó como Covid 19 y se atribuyó su causa a un virus antes desconocido que vino a llamarse Sars cov 2. Que según parece, se escapó de su jaulita por arte de biri-birloque.

Pero he aquí que a consecuencia de este advenimiento, ha surgido, especialmente en el mundo occidental una nueva “religión” y con ella un ejército innumerable de fervientes feligreses. Se trata de los covidianos.

El covidiano es verdaderamente un hombre de fe. Cree en un virus que no ha sido aislado ni purificado, y cree, por la fe. No llega a una conclusión, parte de una convicción. No cree, ni cabe pensarlo, que ese síndrome pueda ser causado por cualquier otra causa, o por la suma de varias, eso sería herejía. Por supuesto prohibir las autopsias y la investigación es cosa loable, no vaya a ser que alguien ponga en peligro el dogma.

la Palma

Seismos encadenados en España: de SANTA FE, a FUENCALIENTE; ¿puede ser ésto mera casualidad ...?

Noticias del día 2 de febrero de 2021: Decenas de militares expertos en guerra biológica tomaron este lunes la cárcel de Teruel durante horas para combatir el masivo foco de Covid que afecta a este centro penitenciario desde hace un par de semanas. La explosiva propagación del coronavirus en esta prisión ha desbordado a las autoridades, que finalmente han optado por recurrir al Ejército.

13 comentarios

Archivado bajo Influencias Sobre Personas, Mensajes, comentarios, aclaraciones..., Metanoia, Piedra Angular, Sociedad

13 Respuestas a “El cariñoso Ocaso de los dioses.

  1. LOS CAMPOS ELECTROMAGNETICOS ARTIFICIALES, PUEDEN RESULTAR MORTALES:

  2. Manifestaciones de personas que tienen sensibilidad electromagnetica:

  3. ¿PORQUÉ HAN SITUADO POTENTISIMAS ANTENAS, JUSTO FRENTE A LOS HOSPITALES, Y GRANDES NUCLEOS URBANOS, si es que acaso ya tenemos los satélites, para difundir señales radioelectricas …?

  4. Claro que, casualmente, LA COINCIDENCIA ES TOTAL, pero ÉSTO HAY QUE IGNORARLO, Y NUNCA DEBE DE TENERSE EN CUENTA, NI INVESTIGARSE, DE NINGUNA MANERA, NO SEA QUE SE DESCUBRA LA VERDAD DE ÉSTE ASUNTO, CÓMO SE CAUSA Y EN QUÉ CONSISTE: y las personas dejen de morir «infectadas» por la radioelectricidad específica:


  5. EL S. A. R. tasa de absorcion especifica, Y LA RELACIÓN, PRODUCION, VERIFICACIÓN, Y RECONOCIMIENTO ACTIVO, DE LOS PATOGENOS

    CAUSADOS POR LOS CAMPOS ELECTROMAGNETICOS, EN LA

    SANGRE Y FLUIDOS HUMANOS. TOTALMENTE RECONOCIDA Y

    ACEPTADA: pero totalmente oculta para las masas, por supuesto.

  6. Desde luego, estamos rodeados de «cosas», de las cuales NADIE
    debe de estar informado, NI SIQUIERA COMO descabellada HIPOTESIS:

    Noticias de el dia de la fecha: El sindicato CSIF ha remitido un escrito a la Conselleria de Sanidad en el que requiere al departamento dirigido por Ana Barceló que realice una inspección sanitaria «urgente» a la antigua escuela de enfermería de La Fe de Valencia, para valorar las instalaciones y la situación de los pacientes con coronavirus ingresados y los profesionales sanitarios que los atienden.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.