Archivo de la etiqueta: alma

Indagacion en el Sí mismo, la ciencia de la Vida liberadora.

En las sendas del conocimiento propio, descubrimos los medios que nos capacitan para activar las cualidades que precisamos, dándonos cuenta de que no se trata de “adquirir” nuevos conocimientos, ni hacernos dependientes de ésto o de aquello, sino de abrir nuestro Ser en las formas y cualidades correctas que viven en lo universal. Así, nos dicen lo siguiente:

El reino de Dios es interno y el deber de ese oculto Regidor interno es dual; primero hacia esas vidas que forman los cuerpos físico, astral y mental y, segundo, hacia el macrocosmos del cual el microcosmos es sólo una parte infinitesimal.

Comprendamos que la Nuestra Liberación, depende del Ser Verdadero, y no de lo que aquí conocemos como fenómenos.

Cuando el amor a todos los seres, sin tener en cuenta quienes son, comienza a ser una realidad en el corazón del discípulo y, al mismo tiempo, el amor a sí mismo no existe, porque ya se ha dado cuenta de lo ilusorio efímero, ésto indica que se está acercando al Portal de la Iniciación y puede prestar los juramentos preliminares necesarios, antes de que su Maestro entregue su nombre como solicitante de la iniciación.

Si no le importa el sufrimiento y el dolor del yo inferior, si le resulta indiferente ser feliz o no, si el único propósito de su vida es servir y salvar al mundo y si las necesidades del prójimo son para él de mayor importancia que las propias, recién entonces el fuego del amor irradia de su ser y el mundo podrá sentirse confortado.

Que el estudiante investigue dentro de la profunda caverna del corazón. Si allí arde intensamente el fuego, dando calor a su hermano, pero no a sí mismo, ha llegado el momento de solicitar autorización para presentarse ante el portal, la puerta abierta hacia el universo.

Que el desierto de la vida del plano físico florezca como la rosa, para que puedan surgir sonidos y perfumes del jardín de la vida inferior y una vibración muy intensa cruce el espacio intermedio entre el jardín y el portal; que aquiete las turbulentas aguas de la vida emocional, para que en su límpida y tranquila superficie se refleje ese portal y la vida inferior refleje la vida espiritual de la divinidad interna; que a través de la ígnea hoguera purifique móviles, palabras y pensamientos, resortes principales de la actividad originada en el plano mental.

Cuando sean controlados, coordinados y utilizados, aunque a veces inconscientemente, estos tres aspectos del ego en manifestación, el Dios interno, entonces se oirá la voz del discípulo demandando la apertura del portal hacia la vida Real.

Cuando la vida inferior del plano físico se ha fertilizado, lo emocional estabilizado y lo mental trasmutado, nada impedirá que se abra el portal para que entre el discípulo. Sólo la vibración sincronizada con lo que está del otro lado de la puerta, determina su apertura, y cuando la clave de la vida del discípulo se sintoniza con la de la Jerarquía, se abrirán las puertas una tras otra y nada podrá impedirlo.

Alcancemos a ser científicamente consciente de la naturaleza real del ego o yo superior, actuando en el cuerpo causal.
Después debemos cerciorarnos en el plano físico, de lo que es la innata divinidad, (La Presencia) por medio de los tres cuerpos inferiores, demostrando progresivamente su valor esencial. Estudiemos la constitución del hombre, comprendiendo el método de funcionamiento de la naturaleza inferior, dándonos cuenta de la interdependencia e interrelación de todos los seres vivientes, y colocando bajo control las vidas inferiores que componen los tres cuerpos de manifestación.

La visión interna es aquello que todos los seres autoconscientes, desde un Logos a un hombre, están desarrollando. El ego o yo superior es, respecto a la mónada, lo que el tercer ojo es respecto al hombre, por lo tanto, se lo describe como si mirase entre la mónada o yo espiritual por un lado, y el yo personal por otro.

Practiquemos, por lo tanto, a desarrollar la autoconciencia y a aprender a actuar, en cuerpo causal, en los niveles superiores del plano mental, controlando desde allí los vehículos inferiores y viendo claramente todo cuanto puede verse en el pasado y en el futuro en los tres mundos.

Escuchen, toquen, vean, apliquen, conozcan. Estas palabras conciernen a aquello que los cristianos llamarían la consagración de los tres sentidos principales y su empleo en la evolución de la vida interna espiritual. Luego se aplica lo aprendido y comprobado, seguido por la fructificación del conocimiento adquirido.

(Estractos tomados de las Reglas para Aspirantes, de Iniciacion Humana y Solar. Comparemos la abismal diferencia entre éstos requerimientos, con los planteamientos Mundanos Habituales los cuales conforman las cadenas, que nos mantienen apresados.)

Éste es un período de transición entre la saliente era pisceana, con su énfasis sobre la autoridad y la fe, y la entrada en la era acuariana, con su énfasis sobre la comprensión individual y el conocimiento directo. La actividad de estas fuerzas, que caracteriza a los dos signos, produce en los átomos del cuerpo humano la correspondiente actividad. Estamos en víspera de nuevos conocimientos, y los átomos del cuerpo están siendo sintonizados.

Atravesamos hoy un período de enorme poder espiritual y de oportunidad para todos los que recorren los senderos de probación y del discipulado. El toque de clarín se ha emitido en esta hora, para que el hombre no pierda la esperanza y exprese buena voluntad, pues la liberación está en camino.

La claridad de su alma le revelará al aspirante serio la unidad que subyace en todos los grupos y le permitirá eliminar el veneno de la intolerancia que contamina y obstaculiza a tantos; le hará reconocer los fundamentos espirituales que guían los pasos de la humanidad; lo obligará a pasar por alto la intolerancia, el fanatismo y la separatividad que caracterizan a las mentes pequeñas y al principiante en el sendero, y lo ayudará a amar en tal forma que comenzará a ver con más veracidad y ampliará su horizonte; le permitirá estimar en verdad el valor esotérico del servicio y le enseñará sobre todo a practicar esa inofensividad y a alcanzar la actitud positiva, que es la cualidad sobresaliente.

Tríada. Es el hombre espiritual; la expresión de la mónada; el espíritu germinal, conteniendo las potencialidades de la divinidad, que se irán desarrollando en el transcurso de la evolución. Esta Tríada constituye el yo individualizado o separado, el ego.

La ciudad de los Dioses, situada para algunas naciones en Occidente, para otras en Oriente, y aun para otras en el norte o en el sur. Es la Isla Sagrada en el desierto de Gobi. Es el hogar del misticismo y de la Doctrina Secreta.

agoralibre
5 marzo, 2017 en 9:05 am

Hola, alma9; y saludos a Todo lector.

Tratamos de iniciarnos en aprender lo que estamos llamando: Indagacion en el Sí mismo, la ciencia de la Vida liberadora. Y ésto lo hacemos porque creemos haber comprendido, que: El reino de Dios es interno y el deber de ese oculto Regidor interno … el cual, en cierto modo somos “nosotros mismos”, y, en cierto modo somos los discípulos de el Espíritu Universal y que queremos aprender a “Ser perfectos, como ya lo es nuestro Padre Celeste”.

Comprendemos, sin embargo, que ésto tan sólo es, en el mejor de los casos, una inocente declaración de principios, y que nos encontramos ante misterios insuperables, y que todas las estructuras en las cuales nos encontramos envueltos, nos obligan a tener que adoptar diferentes “cuestiones” que creo puedo calificar de “no-fáciles”. Las sendas de liberación parecen encontrarse plagadas de espinosas veredas. Podemos constatar que, generalizando, las cuestiones vitales son así para todos.

Por lo tanto, necesitamos elevarnos o “ser alzados” sobre nuestro estado de ser habitual, y a ésas situaciones es, son, a lo que parecen llamar “iniciaciones”, lo cual tanto me dá que llamemos de otras maneras, pues posiblemente son cuestiones a las cuales, para tener acceso a ellas, necesitamos “cosas”, las que sean.

Sean como resulten ser, éstos procesos; alquímicos, de transmutación, de elevación de conciencia u de otros estados de Ser, que desconocemos, y, debido a éstas caracteristicas de lo que llamamos “mente”, no podemos fiarnos ni de “nosotros mismos”, en nuestra constitucion habitual o actual. Por ello, en otros párrafos que se mencionan en otros vídeos, se ha expresado que “solo la Presencia es Fiable”. Ahora tenemos que constatar que Es así.

Por otra parte, la situación de cada uno, posiblemente tiene caracteristicas bien distintas, y ésto hace el asunto mucho más ameno … y difícil, creo.

Lo que considero importante, es que cada uno nos mantengamos centrados en éstas cosas, y que consideremos a “todo lo demás” como accesorio … y ésto es lo que me parece que podemos hacer entre todos, si co-incidimos en cierta aproximacion en nuestras escalas de valores o en las prácticas cognoscitivas de la comprensión. Las cuales, creo entender, se trata siempre de un “recordar y renovar” interiores.

Éste es el “eventual”, sentido valioso, para el cual quizás pudiera servir el blog u otras cosas, o las eventuales activaciones de nuestra voluntariedad primordial que llamamos servicial.

alma9
5 marzo, 2017 en 1:30 pm

Bueno, la frase creo que dice: “Sed perfectos, como vuestro Padre lo es”, hay diferencia con “Aprended a ser perfectos”
Lo segundo puede implicar tener una ciencia o un profesor, la primera puede implicar simplemente un recordad quienes sois a pesar de las circunstancias.
En líneas generales coincido en lo que dices.
El libro “El juego de Ender”, es un libro que habla de iniciación. Ender , es el tercer hijo y representa la síntesis entre dos polos opuestos. Él es la última esperanza para salvar al mundo de EL ENEMIGO. Se le somete a todo tipo de pruebas y engaños, a sabiendas que sólo cuando decida ser él mismo, será útil. No es un camino fácil pero no tira la toalla y finalmente se da cuenta de que sólo cuando comprendes a tu “enemigo” puedes amarle. Cuando te amas, amarás a “los demás” y el enemigo desaparecerá, ya no serás útil a nadie, salvo a ti mismo que a la vez es a TODO.
Hay muchas más cosas pero, como en todo, cada uno entenderá según su propia perspectiva y por eso esta ciencia no puede ser enseñada, aunque todo a nuestro alrededor nos esté marcando el camino.

Recomiendo visualizar EL VIDEO ANTERIOR, y meditar sobre los significados, aunque puede contener errores.

33 comentarios

Archivado bajo Mensajes, comentarios, aclaraciones...

sanacion universal: energías del Alma

La situación de el mundo en el cual vivimos, los engaños e infiernos en los cuales nos hallamos, nos impulsa a hacer todo lo posible, para que  el Plan   o  Proyecto de la Perfeccion divina, pueda realizarse lo antes posible.

Entendemos, que nuestra propia apertura a las Nuevas Energías, es lo que puede desenmascarar e indicarnos aquello que puede ser efectuado en las maneras correctas: Nuestra sociedad, el mundo en el cual vivimos, precisa urgentemente las Energías Sanadoras que proceden de el Alma.

Alma en busca del Espiritu

alma9
28 febrero, 2017 en 4:58 pm

Curioso tu comentario Ágora. Nunca dejo de sorprenderme por las diferentes interpretaciones que damos a las cosas; como suele decirse: “de cada cabeza una sentencia”. Te agradecería que pusieras el texto que te ha inducido a pensar de esa forma.
Para hacer justicia a la señora de la ECM, 🙂 pondré alguno de sus escritos que curiosamente, y siempre desde mi perspectiva, coinciden con lo que has escrito en este post:
Escribes:
“Toda enfermedad es el resultado de la inhibición de la vida del alma. Esto es verdad para todas las formas de todos los reinos. El arte de la Sanacion, consiste en liberar al alma, a fin de que su vida pueda fluir a través del conglomerado de organismos que constituyen una forma determinada.”

La señora de la ECM escribe:
“Entendí que la verdadera felicidad y gozo sólo los podría encontrar amándome a mí misma, entrando en mi interior, siguiendo mi corazón y haciendo aquello que me diera alegría. Descubrí que cuando mi vida parece no tener dirección y me siento perdida (lo cual todavía me sucede con frecuencia) lo que realmente significa es que he perdido mi Sentido de Ser Yo Misma. No estoy conectada con Quien Realmente Soy y con lo que vine a Ser aquí. “

“Sé que habrá quienes no estén de acuerdo con lo que digo sobre la sanación, lo cual es perfecto. Sólo estoy expresando lo que sentí que pasó en mi interior en ese momento, con la esperanza de que mis palabras puedan ayudar a alguien más.
Como dije, la pregunta más frecuente que me hacen es por qué me dio cáncer. Puedo resumir la respuesta en una palabra: miedo.
¿A qué le temía? Casi a todo: al fracaso, a no gustarle a nadie, a quedarle mal a la gente y a no ser lo suficientemente buena. También le temía a la enfermedad, al cáncer en particular, lo mismo que a su tratamiento. Le tenía miedo a vivir y estaba aterrada de morir.”

“Intenté la sanación a través de la fe, la oración, la meditación y las sesiones energéticas. Leí todos los libros a los que pude echar mano sobre el cáncer, aprendí cada connotación posible dada a la enfermedad. Trabajé en terapia del perdón y perdoné a todos los que conocía y después, los volví a perdonar. Viajé a la India y a China, conocí monjes budistas, yoguis indios y maestros iluminados, con la esperanza de que ellos me ayudaran a encontrar respuestas que condujeran a la sanación.
Intenté ser vegetariana, meditar en la cima de la montaña, el yoga, la medicina ayurvédica, el balance de los chakras, la medicina china herbal, la sanación pránica y Chi Gong.
Pero a pesar de todo esto, mi cáncer continuaba empeorando. Mi mente estaba en un estado de total confusión y yo continuaba perdiéndome, aún más, en diferentes modalidades de sanación, probando todo, sólo para permanecer viva, mientras mi salud continuaba deteriorándose.
Cuando renuncié a aferrarme a la vida física, no sentía que necesitaba hacer nada en particular para entrar en el otro reino, como rezar, cantar, usar mantras, el perdón o cualquier otra técnica.
Continuar era parecido a hacer absolutamente nada. Era algo parecido a decirle a nadie en
especial: “Bueno, no tengo más para dar. Me rindo. Tómame, haz lo que quieras conmigo. Te saliste con la tuya.”
En ese estado de claridad en el otro reino, instintivamente entendí que yo estaba muriendo a causa de todos mis miedos. No estaba expresando mi verdadero ser porque mis preocupaciones no me dejaban hacerlo. Entendí que el cáncer no era un castigo o algo por el estilo. Era simplemente mi propia energía, manifestándose como cáncer porque mis miedos no permitían que me expresara como la fuerza magnificente que se suponía era.
En este estado expansivo, fui consciente de cuán duro me había tratado y juzgado a mí misma durante toda mi vida. Nadie me estaba castigando. Finalmente había entendido que era a mí a quien no había perdonado y no a otras personas. Yo era a quién estaba juzgando, a quién había abandonado y a quién no había amado lo suficiente. No tenía nada que ver con nadie más. Me vi a mí misma como una niña linda del universo. Sólo por el hecho de existir, me hacía merecedora al amor incondicional. Me di cuenta de que no necesitaba hacer nada para merecerlo –ni rezar, ni rogar ni nada más. Entendí que nunca me había amado a mí misma, ni valorado, ni había visto la belleza de mi propia alma.
Este entendimiento hizo que me diera cuenta que ya no había nada que temer. Yo vi aquello a lo que tengo acceso -a lo que todos tenemos acceso. Y por esto hice una poderosa elección: regresar.
Esta decisión, hecha en estado consciente, fue la única y más poderosa fuerza que dirigió mi regreso. En el momento en que desperté de nuevo en mi cuerpo, supe que cada una de las células respondería a la decisión de regresar y que iba a estar bien.”

Continúa en comentarios ……

Gracias por andar por aquí, alma9 … y por escribirnos éstas cosas:

Toda enfermedad es el resultado de la inhibición de la vida del alma. Esto es verdad para todas las formas de todos los reinos. El arte de la Sanacion, consiste en liberar al alma, a fin de que su vida pueda fluir a través del conglomerado de organismos que constituyen una forma determinada.

Respecto a lo que concierne a la salud de las personas, nos dicen lo siguiente:

La suma total de fuerzas, sentimientos, deseos, y procesos mentales ocasionales que caracterizan los tres cuerpos sutiles son los que determinan la vida y experiencia del cuerpo físico.

El efecto que produce sobre el cuerpo físico la condición en que se halla la humanidad como un todo. Un ser humano es una parte integral de la humanidad; un organismo dentro de un organismo mayor. Las condiciones existentes en el todo serán reflejadas en la unidad-yo; y muchos de los males que el hombre sufre hoy, son efectos de las condiciones existentes en el cuarto reino de la naturaleza, no siendo el hombre responsable de ellas.

Es decir, que nos encontramos ante causas constitucionales de origen cosmico o desconocido.

Toda enfermedad ( Y la situacion actual de la sociedad manifiesta notoriamente enfermedad) es producida por la falta de armonía o desarmonía entre el aspecto forma y la vida. Aquello que une la forma y la vida, o más bien el resultado de esta unión, denominada alma, el yo en lo que respecta a la humanidad, y el principio integrador, en lo que concierne a los reinos subhumanos. Las enfermedades aparecen donde no hay alineamiento entre estos diversos factores, el alma y la forma, la vida y su expresión, las realidades subjetiva y objetiva. En consecuencia, espíritu y materia no están libremente relacionados entre sí. Existen Leyes o determinada Inteligencia en la manifestación.

Así nos dicen lo siguiente: Mediante la reorientacion de el pensamiento hacia la verdad y el alma, las enfermedades del plano físico comenzarán a desaparecer.

“Ante todo, sólo existe energía, la cual se manifiesta como muchas variadas energías. El universo está compuesto de estas numerosas energías. También los cuerpos del hombre, o vehículos de manifestación, están, sin excepción, constituidos de unidades de energía. A éstas se las denomina átomos, y estas unidades atómicas están sujetas a la forma corpórea, por la fuerza coherente de energías más potentes.

2. El principal punto focal de energías que existe en los seres humanos es el alma, pero su potencia como agente de cohesión e integración es mayor que su cualidad potencial. En las primitivas etapas de la evolución humana se manifiesta el aspecto coherencia. Cuando los mecanismos o cuerpos de respuesta del hombre están más desarrollados, el aspecto cualidad del alma comienza a manifestarse cada vez más.

3. Visto desde el aspecto interno, donde no existe el factor tiempo, la criatura humana se manifiesta como un calidoscopio, maravilloso y mutable fenómeno. Los así llamados cuerpos o más bien conglomerados de unidades atómicas se desvanecen y desaparecen, o vienen de nuevo a la manifestación. Corrientes de colores pasan y repasan, se tejen y entretejen. Entonces ciertas zonas intensifican repentinamente su brillo y resplandecen con brillantez, o también puede verse cómo se desvanecen, siendo el fenómeno incoloro y aparentemente inexistente en ciertas zonas. Pero siempre hay una persistente luz influyente, desde la cual descienden al hombre fenoménico haces de luz, los cuales pueden verse cómo se adhieren a dos zonas principales del núcleo denso interno del hombre físico. Los dos puntos de adhesión se hallan en la cabeza y el corazón. Tenuemente al principio, pero con acrecentada brillantez, también pueden verse otros siete pálidos discos de luz, los cuales constituyen las primeras evidencias de los siete centros.

Estos centros, que constituyen los aspectos cualidad y conciencia y cuya función es colorear la apariencia o expresión externa del hombre. Con el despertar de los centros a través de la experiencia de la vida. Ocasionalmente sólo se puede desarrollar un centro en determinada vida, pero a veces varios son llevados a una mayor actividad consciente.

c. Finalmente, con el despertar de tales centros mediante el proceso de iniciación. Esto sólo acontece cuando el hombre recorre conscientemente el Sendero.

5. Los centros determinan el punto de evolución del hombre en lo que concierne a su expresión fenoménica, y actúan directamente sobre el cuerpo físico por medio del sistema endocrino. Por lo tanto, se señala la necesidad de la inofensividad, pues es el método científico por excelencia, hablando esotéricamente, de limpiar la casa y purificar los centros. Esta práctica limpia los canales obstruidos y permite la entrada de energías superiores.

Todos los órganos subsidiarios del hombre son efectos, no causas predisponentes. Las causas predisponentes en el hombre y que hacen de él lo que es, son las glándulas, siendo exteriorizaciones de los tipos de fuerza que afluyen a través de los centros etéricos desde los mundos más sutiles del ser. Expresan el punto de evolución que el hombre ha alcanzado; son vitales y activas o bien no vitales e inactivas, de acuerdo a la condición de los centros.

El método por el cual las fuerzas astrales (que como sabemos son preeminentemente las determinantes fuerzas de la vida para la mayoría de los hombres en la actualidad) llegan a la manifestación, es algo relativamente simple. En el vehículo astral de expresión existen, como podrán darse cuenta, las analogías de los siete centros en el cuerpo etérico, siendo esencialmente los siete puntos focales principales de fuerza, y cada uno es la expresión de las siete energías de rayo. Antes que nada quisiera hacer una aclaración sobre los centros que expresan estos siete tipos de rayo:

Centro Rayo Cualidad Origen
1. Centro de la cabeza 1ro. La Voluntad divina Monádico
2. Centro ajna 7mo. Organización

Dirección

Átmico
3. Centro cardíaco 2do. Amor-Sabiduría

Amor grupal

Búdico
4. Centro laríngeo 5to. Creatividad Mental
5. Plexo solar 6to. Emoción

Deseo

Astral
6. Centro sacro 3ro. Reproducción Etérico
7. Base de la columna vertebral 4to Armonía.

Unión a través del conflicto

Físico

“Todos somos,  parte integrante de un Todo grande y vibrante; únicamente con el tiempo aprenderemos que por el proceso de la evolución puede registrar las diferentes zonas de expresión divina. Sólo cuando el cuerpo etérico es impelido a la  actividad por la influencia de las “fuerzas plasmadas” del alma, de la mente y temporariamente del cuerpo astral, y a través de ellas, puede el hombre llegar a ser consciente de todos los mundos, de cada fenómeno y estado de conciencia, y así lograr ese conocimiento y sabiduría o gnosis, que es el derecho de primogenitura de todos los hijos de Dios.

Pero durante el período en que este estado del ser está en proceso de realización, la falta de desarrollo, de registro, el trabajo de despertamiento y organización de los distintos centros durante la vida y luego su relación mutua y correcta, produce muchas dificultades. Esta condición es la fuente fructífera de esas dificultades que, cuando se introducen en el cuerpo físico, producen los diversos tipos de enfermedad, muchas tensiones y congestiones, la sobrestimulación de los centros en una parte del vehículo etérico y el subdesarrollo en otra, más el desigual desenvolvimiento y desequilibrio de los centros.”

Por lo tanto, TODOS nos encontramos ante; El Sagrado Arte de Curar .

(Algunos datos de éste post, han sido estractados del Tratado  sobre los siete Rayos, Curación Esotérica)

Trato de señalar, el interés que tenemos en captar LOS MEDIOS de trabajo.

Quizás hay algunas personas, a quienes puede interesar más la siguiente exposición, que nos indica las maneras de mantener la energía:

Otros datos complementarios en éste blog: realidad etérica interplanetaria, en la Presencia Divina.

10 comentarios

Archivado bajo Mensajes, comentarios, aclaraciones...