Archivo de la etiqueta: En Recuerdo

Inmemoriam de una compañera de el Alma, y también de éste blog.

Quisiera rendir un sentido homenaje, a un persona excepcional, a quien tuve la inconcebible gracia de conocer en persona; plena de vida, alegre inquietud y sensible conciencia; una Rosa de lo Celeste, disimulada y oculta entre árboles místicos,   en cierto lugar de las amplias mesetas  de  Castilla   en donde   hoy   anidan  las  aves,  mecidas  por  los  vientos.

Ella estuvo presente, en las tareas iniciales de éste blog.

  • Pongo aquí la despedida de mi amada porque si se profundiza en lo que está diciendo se puede comprender lo que es auténtica fe. Un hecho real de avanzado estado de consciencia ante la muerte y la vida.
    Lo escribió pocos días antes de su muerte, que fue así de luminosa.
    Con nosotros estuvo ligada espiritualmente y compartió la misma visión del mundo en el que “Dios es Uno y Todo en todo”.

    DESPEDIDA

    Hola a todos. Si Fernando, mi amado compañero, está leyendo esta misiva es porque he muerto. Pero no quiero que sea una despedida triste. La muerte es un acontecimiento que forma parte de la vida y como tal hay que aceptarla. Solo espero que mi muerte haya sido digna y haya traspasado la barrera tranquila y sosegadamente.
    Quiero daros las gracias a todos los que estáis aquí para despedirme, y los que no están y han formado parte de mi vida también, porque seguro que tendrán un huequito pequeño en su corazón para mí. Pero quiero que sepáis que para mí no es una despedida como tal, aunque uno muere nuestro legado permanece, nuestra aportación a la vida queda, para unos habrá sido buena, fructífera, para otros mi existencia no habrá tenido gran importancia, pero eso no importa mucho, lo realmente importante es que yo haya llegado al final de mi proceso y pienso que mi vida ha merecido la pena, que estoy en paz conmigo misma y con los demás.
    A mi partida entiendo que no ha sido un camino fácil. Ha habido momentos de grandes tempestades, donde el dolor y la enfermedad causaban grandes estragos en la fortaleza de mi espíritu, pero en esos momentos, en medio de la tempestad, miraba alrededor buscando alguna tabla de salvación donde me pudiera tomar un momento de descanso y sosiego y eso solo te lo proporciona el amor infinito que te tiene la gente que te quiere, la ilusión de seguir disfrutando de ellos, el pensamiento positivo, la confianza en tus posibilidades etc. pero también tienes que ser consciente que todo tiene un fin y es importante estar preparado para ello y también que lo estén quienes te rodean, porque ellos son los que te pueden ayudar a pasar la frontera sin miedo; con sosiego y amor.
    Soy un infinitésimo grano de arena donde me siento humilde ante tanta inmensidad, pero ese minúsculo grano de arena ahora forma parte del todo, y sin él la vida no habría sido lo mismo. Espero que en mayor o menor medida algo bueno os haya aportado, una sonrisa, una palabra amable, un momento de comprensión o simplemente una mirada inapreciable. Os puedo asegurar que para mí cada uno de vosotros ha sido importante, aunque no haya sido consciente en el momento preciso. Por eso os quiero dar las gracias y mi eterno agradecimiento por haber pasado por mi vida.
    No os digo adiós, os digo hasta siempre, porque aquí seguiré presente aunque físicamente no esté. Ahora formo parte de ese maravilloso e infinito mundo akásico, donde pertenecemos en pasado presente y futuro, porque no hay espacio ni tiempo, donde todo es un maravilloso TODO.
    Estar alegres porque cada primavera mi acacia mimosa florecerá como una enorme sonrisa que os brindo a todos con infinita gratitud.
    No lloréis por mí, llorar por los que no encuentran el camino para regresar.
    Soy libre

acacia mimosa

Estar alegres porque cada primavera mi acacia mimosa florecerá, como una enorme sonrisa que os brindo a todos con infinita gratitud.
No lloréis por mí, llorar por los que no encuentran el camino para regresar.

20 comentarios

Archivado bajo Biblioteca