Archivo de la etiqueta: Espíritu y Cracion

La doble Unidad Cósmica, misterios de lo Verídico; conciencia en la creacion.

26   Y dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza.   27  Creó, pues, Dios al hombre a imagen suya, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. (posiblemente, dualidad en Sí mismos, una Plenitud completa) 28  Y los bendijo Dios y les dijo: Sed  CREATIVOS y multiplicaos (posiblemente, otorgar-compartir los dones del espíritu).

Aquel que preside miró hacia adelante, a los hijos de los hombres, que son los Hijos de Dios. Él vio la luz de ellos y el lugar donde estaban parados sobre el Sendero de retorno al Corazón de Dios. La Senda recorre un círculo a través de los doce grandes Portales y, ciclo tras ciclo, los Portales se abren y los Portales se cierran. Los Hijos de Dios, que son los hijos de los hombres, caminan por allí.

Los eones velozmente continuaban su curso. La gran rueda giraba y, girando, traía el alma que buscaba sobre el Sendero. Después, llegó un día en que Aquel que preside el Consejo de la Cámara del Señor atrajo nuevamente al círculo de Su radiante vida al alma que buscaba.

“¿De quién es esta alma sobre la Senda de sumo empeño cuyo resplandor oscuramente se distingue afuera?” Llegó la respuesta: “Un alma que busca la luz de la inteligencia, un alma que lucha”.

“Dile de parte mía que vuelva a la otra senda y luego que viaje alrededor del círculo. Entonces encontrará el objeto de su búsqueda. Vigila sus pasos y, cuando tenga un corazón comprensivo, una mente anhelante y una mano diestra, tráemela”.

En el momento en que la altura intelectual ha sido lograda, el “Observador silencioso” despierta a la actividad. Hércules empieza sus trabajos. El ser humano, hasta aquí arrastrado en el impulso de la marea evolutiva, y gobernado por el deseo de experimentar y por las posesiones materiales, se pone bajo el control del divino Morador, el cual trasluce en Su Ser.

Hermes

El Misterio de la Prueba

La conquista de la materia y la superación de la ilusión se destacaron amplios ante Hércules e indicaban desde el mismo principio de los doce trabajos, la naturaleza de su logro final. Se ha dicho que el principio fundamental del signo Aries es la esperanza  y, mientras él enfrentaba sus doce trabajos, la esperanza era toda la garantía que Hércules tenía entonces de que saldría victorioso. La esperanza, su no experimentado divino equipo, su clava personal, y mucho entusiasmo: así empiezan todos los discípulos.

El significado de la prueba es ahora seguramente sencillo. Hércules tenía que empezar en el mundo del pensamiento a ganar control mental. Durante eras las yeguas madres del pensamiento habían estado engendrando caballos guerreros y, a través de los pensamientos equivocados, palabras equivocadas e ideas erróneas, habían estado devastando la comarca.

Una de las primeras lecciones que cada principiante debe aprender, es el tremendo poder que mentalmente maneja, y la cantidad de daño que puede causar en su vecindad, y en su medio ambiente a través de las yeguas madres de su mente. El tiene, por consiguiente, que aprender el uso correcto de su mente, y la primer cosa que debe hacer es capturar este aspecto femenino de la mente y ver que no sean engendrados más caballos de guerra.

Cualquier aspirante a Hércules puede fácilmente probar que posee estas devastadoras yeguas madres, si por un día entero pone cuidadosa atención a sus pensamientos y a las palabras que habla, que son siempre el resultado del pensamiento. Descubrirá rápidamente que el egoísmo, la falta de bondad, el amor a la murmuración y la crítica, constituyen gran parte del contenido de su pensamiento y que las yeguas madres de su mente están constantemente siendo fertilizadas por el egoísmo y la ilusión. Estas yeguas madres, en lugar de dar nacimiento a ideas y conceptos que tienen su origen en el reino del alma, y en vez de ser fertilizadas desde el reino espiritual, se vuelven las madres del error, la falsedad y la crueldad, las que tienen su origen en el aspecto inferior de la naturaleza del hombre.

Hércules se dio cuenta del daño que las yeguas madres estaban haciendo. Se precipitó valerosamente al rescate de sus vecinos. Se determinó a capturar las yeguas madres, pero se sobrestimó a sí mismo. Tuvo éxito en reunirlas y capturarlas, pero fracasó en darse cuenta de la potencia y fuerza de ellas; por lo tanto, se las entregó a Abderis, el símbolo del yo personal inferior, para retenerlas. Pero Hércules, el alma, y Abderis, la personalidad,  al unísono se necesitaban para guardar a esos caballos devastadores. Abderis solo no era suficientemente fuerte, y lo que había estado ocurriendo a la gente de la vecindad, le ocurrió a Abderis; ellos lo mataron. Este es un ejemplo del trabajo de la gran ley, que pagamos el precio en nuestras propias naturalezas de las palabras erradas y de las acciones malignas.

De nuevo el alma, en la persona de Hércules, tenía que ocuparse del problema del pensamiento erróneo y sólo cuando él llega a ser un aspirante unidireccional en el signo de Sagitario y en ese signo mata los pájaros devoradores de hombres, entonces realmente logra un completo control del proceso del pensamiento, de su naturaleza.
( Sagitario, símbolo cósmico, en la siguiente imagen.)

sagitario

El significado práctico del poder del pensamiento, ha sido bien expresado para nosotros en las palabra de Thackeray: “Siembra un pensamiento, y cosecha una acción. Siembra una acción, y cosecha un hábito. Siembra un hábito, y cosecha un carácter. Siembra un carácter y cosecha un destino”.

Primero: “La naturaleza expresa energías invisibles a través de formas visibles”. Detrás del mundo objetivo de los fenómenos, humano o solar, pequeño o grande, orgánico o inorgánico, yace un mundo subjetivo de fuerzas que es responsable de la forma exterior.

Detrás de la exterior cubierta material se puede encontrar un vasto imperio del Ser, y es dentro de este mundo de energías vivientes, que ambas, la religión y la ciencia, están penetrando ahora. Todo lo exterior y tangible es un símbolo de las fuerzas creativas internas, y es idea que está debajo de toda simbología. Un símbolo es una forma exterior y visible de una realidad interior y espiritual.Es con esta acción recíproca de la forma exterior y de la vida interior  que Hércules lucha.

Él sabía que era la forma, el símbolo, para que el dominio de la naturaleza material inferior hiciera sentir su presencia con la facilidad de la expresión antigua. Al mismo tiempo sabía que su problema era expresar su ser y energía espiritual. Él tenía que saber de hecho y en experiencia que era Dios, inmanente en naturaleza; que era Yo en estrecha relación con el No‑Yo; tenía que experimentar con la ley de causa y efecto, ésta, desde el punto de vista del iniciador de las causas para producir inteligentes efectos. A través de los doce signos del zodíaco pasó, luchando para trabajar subjetivamente y tratando de rechazar la tentación y la atracción de la forma tangible exterior.

“¿Tu nombre?”, le preguntó directamente, y esperó una respuesta.

“HerácIes”, llegó la respuesta, “o Hércules, me dicen que significa preciosa gloria de Hera, el brillo y esplendor del alma. ¿Qué es el alma, oh, Maestro? Dime la verdad”.

“Esa alma tuya la descubrirás a medida que hagas tu obra, y encuentres y uses la naturaleza que es tuya. ¿Quiénes son tus padres? Dime esto, hijo mío”.

“Mi padre es divino, yo no le conozco, excepto que, en mí mismo, sé que soy su hijo. Mi madre es terrenal. La conozco bien y ella me ha hecho como tú me ves.

Asimismo, oh, Maestro de mi vida, soy también uno de los gemelos. Hay otro, parecido a mí. A él también le conozco bien, sin embargo no lo conozco. Uno es de tierra, por lo tanto terrenal; el otro es un hijo de Dios”.

géminis

Considero que, verdaderamente, nuestro GEMELO, vive en OTRO UNIVERSO, creacion Divina, FUERA y más allá DE LOS ARCONTES. En todo caso, debemos considerar la realidad de un tercer Centro, el Espíritu o Mónada, el cual nos indican es un Rayo o esencia del Creador Primigenio.

Tenemos ahora la difícil tarea de considerar un aspecto de la manifestación divina, poco evidente aún en el plano físico, que carecemos de la palabra exacta para expresarlo, y los términos disponibles inducen análogamente a error. Sin embargo, inten­taré proporcionarles ciertos conceptos, relaciones y paralelos que puedan servir para concluir esta parte sobre astrología y sentar las bases para la futura enseñanza, alrededor del año 2025. Por este método vendrá toda revelación. Se da un pensamiento; se describe un símbolo; se delinea una idea. Entonces, a medida que las mentes de los hombres reflexionan sobre ellos y los intui­tivos del mundo captan el pensamiento, sirve como pensamiento simiente que, oportunamente, fructifica mediante la presentación y el despliegue de una revelación que sirve para que la raza de los hombres se acerque más a su meta.

TABULACIÓN X

Rayos Constelaciones Planetas Ortodoxos Planetas esotéricos

Aries El Carnero Marte Mercurio
1ro. Voluntad o Poder Leo El León El Sol El Sol
Capricornio La Cabra Saturno Saturno

Géminis Los Gemelos Mercurio Venus
2do. Amor-Sabiduria Virgo La Vigen Mercurio La Luna
Piscis Los Peces Júpiter Plutón

Cáncer El Cangrejo la Luna Neptuno
3ro. Inteligencia Activa Libra La Balanza Venus Urano
Capricornio La Cabra Saturno Saturno

Tauro El Toro Venus Vulcano
4to. Armonía a través del Conflicto Escorpio El Escorpión Marte Marte
Sagitario El Arquero Júpiter La Tierra

Leo El León El Sol El Sol
5to. Ciencia Concreta Sagitario El Arquero Júpiter La Tierra
Acuario El Portador de Agua Urano Júpiter

Virgo La Vigen Mercurio La Luna
6to. Devoción Idealismo Sagitario El Arquero Júpiter La Tierra
Piscis Los Peces Júpiter Plutón

Aries El Carnero Marte Mercurio
7mo. Orden Ceremonial Cáncer El Cangrejo la Luna Neptuno
Capricornio La Cabra Saturno Saturno

Estamos considerando la expresión de la fuerza de Shamballa en términos de Voluntad, es decir, del propósito divino, latente en la mente de Dios desde Los principios del tiempo y en los albores de la creación. Esa idea existe total y completa en la mente de Dios. En la manifestación es una actividad gradual evolutiva, autorreveladora y manifestada.

“Habiendo compene­trado todo el universo con un fragmento de Mi Mismo, Yo permanezco.”

Anuncios

14 comentarios

Archivado bajo Herederos del Tiempo, TopSecret