Archivo de la etiqueta: Iniciación

preparacion universal, las iniciaciones

¿Quién puede disipar los   espejismos  planetarios, sino aquéllos que lo reconocen por lo que es y lo  estamos  experimentando en nuestra  vida diaria? ¿Cómo puede haber éxito en extirpar el espejismo del mundo mediante la iluminación, si esta iluminación no es producida por quienes  estamos  aprendiendo a dirigir el faro del alma en los lugares oscuros, y diluyendo o discerniendo,  trabajando como individuos o grupo, el espejismo que  nos  circunda?

Consideremos el esfuerzo que toda la humanidad realiza por comprender el problema, y su capacidad de llegar a resoluciones en sus propias vidas, para contribuir a solucionar este   formidable   problema mundial.

Disipamos  los espejismos cuando  nos  hallamos morando en la  claridad,  en  la  cual  mantenemos  la mente firme en las  intenciones  de  comprensión,  la  cuales  nos  permiten   disipar  las brumas de los engaños  que  nos  esclavizan en  los  mundos,  planos astrales de manifestacion. A éstas cuestiones es a lo que llaman Servir.

La resolución de estas dualidades tiene lugar cuando el alma, el verdadero hombre espiritual, no se identifica ya con ninguno de los opuestos, sino que se mantiene libre en este camino medio; el discípulo ve ante sí “el Camino iluminado”, aprendiendo a recorrerlo sin ser atraído por los mundos del espejismo que se extienden a ambos lados. Va directamente hacia su meta.

septenario

  • La etapa en que el hombre reflexivo e inteligente, ya sea discípulo, aspirante bien intencionado o iniciado de primero o segundo grados, debe aprender a distinguir entre la verdad y las verdades, el conocimiento y la sabiduría, la realidad y la ilusión. Cuando esta etapa ha sido superada lo conduce a la tercera iniciación, donde la personalidad (propensa al maya, espejismo e ilusión) permanece libre. Experimenta de nuevo una sensación de unificación. Esto se debe al desarrollo del sentido de la intuición, que pone en manos del discípulo un instrumento infalible para discriminar y discernir. Su percepción se agudiza y se halla relativamente libre del engaño y de las erróneas identificaciones e interpretaciones.
  • Habrán observado en qué forma la carrera de la vida del hombre ha progresado, de una crisis de dualidad, a una de relativa unidad, sólo para hallar que ese sentido de unificación ha sido perturbado por un renovado reconocimiento de que existe una dualidad superior y más profunda. Esta dualidad produce momentáneamente otra brecha en la vida del hombre, y así se reinicia el torturante proceso de establecer un puente o de “salvar esotéricamente”  esa brecha que existe en la continuidad de la conciencia espiritual. Les recordaré aquí que esa sensación de paz o percepción de la separación es en sí una ilusión, de la misma naturaleza del espejismo, y se funda en el sentido pasajero de identificarse con aquello que resulta temporal o ilusorio, y que por lo tanto, no es el yo o alma.
  • El problema puede ser resuelto totalmente si la conciencia deja de identificarse con las experiencias inferiores y se identifica con el hombre real y verdadero.

Etapa tras etapa, el hombre ha progresado de un estado de ilusión o de espejismo a otro, de un punto de oportunidad discriminativa a otro, hasta que ha desarrollado en sí mismo tres capacidades fundamentales:

La capacidad de manejar fuerza.
La capacidad de hollar el camino medio entre los pares de opuestos.
La capacidad de utilizar la intuición.

Ha desarrollado dichas capacidades resolviendo los pares de opuestos en los planos físico, astral y mental inferior. Ahora enfrenta la resolución culminante, equipado con estos poderes. Se hace consciente de esas dos grandes entidades aparentemente antagónicas (con las que se encuentra concientemente identificado), el Ángel de la Presencia y el Morador en el Umbral. Detrás del Ángel presiente tenuemente, no a otra dualidad sino a una gran Identidad, una viviente Unidad que -a falta de mejor término- denominamos PRESENCIA.

Por favor, profundicemos serenamente ESTAS cuestiones y palabras.
Los siguientes, son textos seleccionados con vigencia actual:

Se trata de que comprendamos, los modos en que pueden surgir con toda claridad en sus mentes los actuales problemas y la inmediata oportunidad, a fin de trabajar inteligente y comprensivamente. Es necesario dilucidar la Ciencia del Servicio y comprender el Sendero del Hombre. La actitud de la conciencia iniciática, respecto a los problemas humanos, no es como la del ser humano común. Comenzaremos por estudiar el nuevo mundo, las nuevas oportunidades y complejidades y también la nueva y futura simplificación de la vida y del ser. Se relacionan primordialmente con el servicio que presta el iniciado; hasta ahora sólo se ha considerado el servicio que pueden prestar los discípulos aspirantes y los hombres de buena voluntad.

Daré algunas claras y definidas instrucciones sobre la utilidad del cuerpo etérico. Este vehículo de vitalidad o energía, es el factor esencial que condiciona la actividad del cuerpo físico. Es el iniciador, porque no puede haber actividad física, tal como lo entendemos, si no la impulsa la energía que emana del cuerpo etérico. Por el conocimiento del cuerpo de la vitalidad vendrá la comprensión de los procesos de la iniciación. El cuerpo etérico es el órgano por el cual se evidencian en el plano físico las expresiones de la personalidad y el alma. Su poder evoca la forma física. La mayoría de los vehículos poseen dos facultades – invocar y evocar. Desempeñan también una tercera función: arraigar o enfocar la energía, produciendo un punto de tensión, un punto de crisis y un intervalo previo al proceso de trasmisión. Reflexionen sobre estas palabras. El cuerpo físico puede ser evocado para que se manifieste e inicie la consiguiente actividad, pero no tiene el poder de invocar. De allí que no es un principio, sino fundamentalmente un autómata. El cuerpo etérico invoca y evoca, pero también en relación con el plano físico precipita energía por un proceso de apropiación. El estudio de estas cosas nos introduce en el tema de los centros, que encararemos desde el ángulo de la invocación y evocación.

La enseñanza sobre el cuerpo etérico le seguirá lógicamente a toda instrucción que imparta sobre la comunicación telepática y el manejo de la energía por el discípulo-iniciado, por intermedio de los centros individuales y grupales, y -cuando es muy evolucionado y tiene cierto grado iniciático- por intermedio de los centros planetarios. No he dado mucho sobre este tema, pero lo haré posteriormente. No obstante, lo trataré en breve y como ensayo, pues la mayoría de los aspirantes y discípulos no están todavía preparados para este estudio particular.
(así es tal y como nos lo expresan en ésos escritos; ¿porqué …?)

APUNTES EN ESTE BLOG: LOS LIBROS DE LA VIDA: “Almas”.

Otros escritos en éste blog, sobre dimensiones y partículas cuánticas.

10 comentarios

Archivado bajo Mensajes, comentarios, aclaraciones..., Superando Matrix

Toda Alma participa en la Iniciacion.

Descubrir el sentido de la Vida, elimina parásitos de la Ignorancia.

Al tratar los diferentes aspectos de el despertar, será de valor para el estudiante recordar que el gran momento, en que el hombre salió del reino animal y pasó al humano, denominado en muchos libros de esoterismo el “momento de la individualización”, fue en sí una de las más grandes iniciaciones.

La individualización es la captación consciente por el yo, de la relación que tiene con todo lo que constituye el no-yo y en este gran proceso, que puede ser llamado iniciático, como en todos los posteriores, el despertar de la conciencia es precedido por un período de gradual desarrollo; el despertar es instantáneo en el momento que se produce la primera autorrealización y siempre va seguido por otro período de gradual evolución, ( maduracion o profundizacion ) período que, a su vez, conduce a una crisis ulterior denominada iniciación.

En un caso, tenemos la iniciación en la existencia autoconsciente; en el otro la iniciación en la existencia espiritual.

Estos conocimientos o expansiones de conciencia, están regidos por la ley natural, y toda alma, sin excepción, los experimenta a su debido tiempo. Cada ser las obtiene diariamente en menor grado, a medida que aumenta gradualmente su comprensión y experiencia de la vida, pero únicamente se convierten en iniciaciones en la sabiduría (diferentes de las expansiones del conocimiento) cuando el conocimiento adquirido ha sido:

a. Buscado conscientemente.
b. Aplicado a la vida en forma autosacrificada.
c. Empleado en servicio de los demás, voluntariamente.
d. Utilizado inteligentemente en bien de la evolución.

Sólo almas de cierta experiencia y desarrollo realizan estas cuatro cosas en forma consciente y perseverante, trasmutando el conocimiento en sabiduría y la experiencia en cualidad. El hombre común trasmuta la ignorancia en conocimiento y la experiencia en facultad. Sería de utilidad que todos reflexionaran sobre la diferencia entre la cualidad inherente y la facultad innata; una es la propia naturaleza de budi o sabiduría, la otra de manas o mente. La unión de ambas, por medio del esfuerzo consciente del hombre, trae por resultado un incremento en la capacidad consciente.

Estos resultados se logran de dos maneras: Primero, por el propio esfuerzo del hombre, que a su debido tiempo lo conduce a descubrir su propio centro de conciencia, a ser guiado y dirigido plenamente por el regidor interno o Alma – ego, y a develar, tras intenso esfuerzo y penosas tentativas, el misterio del universo, oculto en la sustancia material, energetizada por el Fuego Inherente. Segundo, por el esfuerzo del hombre, complementado por la amorosa colaboración inteligente de los Conocedores de la raza. El método por el cual un hombre asume su lugar conscientemente, en el cuerpo de un Hombre celestial, difiere en los diferentes esquemas planetarios.

Pueden recibirse iniciaciones en el plano físico, en el astral y en el mental inferior, pero no se las considera mayores ni son estímulos conscientes, coordinados y unificados, que abarcan al entero hombre.

Un hombre, por consiguiente, puede recibir la iniciación en cada plano, pero sólo son consideradas iniciaciones, en el verdadero sentido de la palabra, las que señalan su trasferencia del cuaternario inferior a la Tríada, y únicamente son iniciaciones mayores aquellas en que el hombre transfiere su conciencia del cuaternario inferior a la Tríada.

Aprovechando el actual día presente, y dando cumplimiento a las reglas para hollar el sendero, llegará para muchas personas, la oportunidad de dar estos pasos. La encontrará el hombre que está preparado, en el lugar donde se halle y en las circunstancias familiares de su vida diaria.

La descubrirá en el cumplimiento del deber, en saber sobreponerse a las pruebas y experiencias y en esa íntima adhesión a la voz del Dios interno, que distingue a todo aspirante a la iniciación. La iniciación implica las cosas que lleva a cabo diariamente quien se esfuerza conscientemente en entrenarse a sí mismo: el Maestro, ya sea el Dios interno o el Maestro del hombre, si es consciente de Él, le señala en comprensión, el siguiente punto a alcanzar y el trabajo que debe realizar y le explica la razón de ello.

“Aquel que es leal en lo poco, lo es también en lo mucho”. Esta afirmación esotérica debe en realidad caracterizar la actividad diaria del verdadero aspirante.

Podemos comprender una cosa: las mentes divinas, y aquello que sostiene el universo, disponen, sin duda alguna de cualidades inconcebibles para nuestra conciencia animal. Quizás alguien presuponga, que ya dispone de caracteristicas que superan lo animal; éso cada uno de nosotros lo puede comprobar fácil y fehacientemente … 🙂 … si tenemos sincero interés …

Lo Divino nos permite SER, al igual que a toda persona que nos rodea en lo fenoménico, y desconocemos si también en otros planos. Creo que podemos quedar anonadados si investigamos lo que puede significar ésto.

Por lo tanto, la “senda” es comprensible, la autentificacion es viable. En la siguiente imagen: Lo que llaman “cuaternario inferior” y nuestra propia “constitución Triádica”, a la cual nos dicen hemos de transferir la conciencia. Posiblemente ésto deba también asumirse en los cauces de los siete Rayos.

Entonces, ¿Qué puede significar éso de EL PLAN, de lo cual algunos hablan.? Personalmente, lo interpreto como AQUELLO que nos impulsa hacia la libre y responsable REALIZACION de cada Ser; lo que consideramos justo servir.

sanacion

mariham
30 enero, 2017

En lo que respecta al apunte anterior (en comentarios) que hace referencia a la afluencia de energía y fuerza al cuerpo etérico quería ahondar en un aspecto que ahora está de tanta actualidad porque está saliendo a la luz constantemente.
Me refiero al problema tan grave de los abusos en la clase sacerdotal.
Y es que este texto explica de dónde proviene tantos y tan abundantes desórdenes en la conducta sexual de esas personas que, como consecuencia de “adentrarse” en la vida espiritual… acaban precisamente en el lado opuesto, el del abuso y la depravación.

Tiene por tanto su explicación , aunque NO su disculpa evidentemente, pues cada uno sabe en su fuero interno qué modo de obrar es el correcto aunque estén sometidos a impulsos descontrolados y desconocidos por ellos mismos.
Y es precisamente también en “esos impulsos” dónde se halla oculta la prueba a la que han de enfrentarse para poder continuar en ese camino espiritual libremente elegido .

Es por ello que tantos sacerdotes, como consecuencia de esas fuerzas provenientes del contacto con el alma, han sido incapaces de manejarlas y llevarlas a los centros que se encuentran arriba del diafragma,dónde no habrían supuesto un peligro de cara a su deleznable comportamiento posterior .

Asi que la fuerza que afluye, al no ser debidamente trasmutada a esos centros superiores, se queda “estancada” en los chakras o centros inferiores y al no darles salida de forma racional y conveniente, les producen una energetización de los centros que están abajo del diafragma y que moverán sus instintos más primarios, por lo que en este caso se producirá una inevitable activación sexual.

A esto que hay que sumarle ésa costumbre impuesta bajo premisas puramente de interés político y económico -y que surgió en determinado Concilio-, llevando a no permitir el matrimonio en la clase sacerdotal, dejando así que, primero, cualquier bien material que se poseyera se destinara a la iglesia . Y, segundo y no menos importante, preservar “el interés” de ésa institución de no tener la “obligación de mantener” las cargas, ni de las viudas ni de los huérfanos, dejados a morir ( o ignorados, abandonados,) por esos hombres “dedicados a Dios.”

Así surgió la aberrante imposición del celibato,,.. reforzada en sus libros por la imagen de que el Maestro Jesús, como el ” ÚNICO Hijo de Dios” era célibe (por cierto,aspecto intrascendente respecto a su ministerio y trabajo) y, fomentándose de este modo el ejemplo de ABSTINENCIA a seguir.

En cambio en Oriente ,en su antiguo Conocimiento ya se sabía que todo deviene de las energías, estudiándose todo lo relativo a ellas y sobre cómo afectan a los cuerpos físico y sutiles del hombre.
Y han aprendido a canalizarlas “subiéndolas” a los centros superiores evitando así el sobreestímulo que tan nefastas consecuencias puede llegar a producir , como ya se ha visto.
Esta subida y control de las energías en Oriente se realiza mediante el Tantra Yoga, Y por otra parte no hay imposición al celibato, lo que permite la libre relación hombre-mujer entre aquellos que así lo deseen.

Queda mucho por hacer todavía en nuestra “avanzada civilización “, sobre todo salir de la ignorancia que tanto dolor produce, pues al final todos somos víctimas de esa incomprensión.
Porque si terrible es ser víctima de algo, más terrible debe ser el darnos cuenta del dolor y daño que hemos infringido.
…”Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen….”…¡¡Qué Gran Hombre!

🙂 un saludo a todos

15 comentarios

Archivado bajo Herederos del Tiempo, Mensajes, comentarios, aclaraciones..., Superando Matrix