Archivo de la etiqueta: realidad

sendas de liberación; vida en Alma Nirvánica servidora

36  Jesús respondió: MI  REALIDAD,   no es de este mundo.  Si mi realeza,  fuese  de este mundo,  entonces mis servidores pelearían para que yo no fuera entregado a los judíos;  mas ahora mi reino no es de aquí.

Por lo tanto, ante éstos planteamientos, nos surge la pregunta; ¿puede-debe nuestra ALMA NIRVÁNICA ser “entregada” o “sometida” … a las homicidas, mentirosas manipuladoras fuerzas rectoras de éste mundo?

El Buda no hablaba de Dios, ni se consideró profeta de ningún Dios conceptualizado, tampoco se declaró; como un Ser divino. En el Budismo no existe el concepto de un Dios creador de éstos fenomenismos. ¿Cómo se consideró EL BUDA, a sí mismo?, no lo sabemos. El Buda fue un ser humano, quien, a través de visión y esfuerzos correctos, se transformó; y trascendió su limitación humana, creándose en él un nuevo orden de Ser.

Comprendamos la terrible rémora de ésta temporalidad, las horrorosas violencias, y LOS ATAVISMOS que NOS LASTRAN en nuestra actual CIVILIZACION.

agoralibre
13 enero, 2018 en 4:59 pm

Saludos a Todos.

Por el desarrollo de las cuestiones, podemos darnos cuenta de que (la mayoria de las personas) siguen-seguimos en la inopia, respecto a las realidades que nos rodean y a los desarrollos de las propias experiencias.

Constantemente nos hallamos rodeados e influidos por determinadas circunstancias, posiblemente entificaciones; las cuales, nos condicionan en y mediante las propias reacciones emocionales, y modos de pensar y “observar” las cosas.

No es preciso, a mi entender, que “nos comamos mucho el tarro”: las cuestiones acostumbran ser extremadamente simples, sólo que NO NOS DAMOS CUENTA DE ELLO, pues “a toro pasado”, ya sólo hay distorsión.

Es decir: las interacciones con “otros seres”, otros “estados de ser”, y las caracteristicas que se encuentran en cada uno de nosotros y que demostramos constantemente mediante las propias reacciones, son constantes.

Ésto es lo que tiene relación con uno mismo, con cada uno de nosotros, PERO, las verbalizaciones estereotipadas, pueden enajenarnos de la percepcion serena de las cosas y nuestra INTERACION, LA CUAL ES PERMANENTE y más o menos consciente, con aquello que es o puede ser más perfecto. Ésto nos requiere cuidar nuestras reacciones y puntos de vista.

Las imaginaciones nos despistan, ésto es lo que trato de indicar, y el actual aluvión de imágenes y verbalizaciones puede enajenarnos. En éste sentido, creo entender que SOLO los datos coherentes y asimilados pueden ayudarnos.

13  Y nadie sube al cielo,  sino el que descendió del cielo,  el Hijo del hombre,  que  ya  está en el cielo.

4  Una  generación  perversa  y  adúltera  busca señal,   y no se le dará señal,   sino la señal de Jonás.   Y dejándolos, se fue.

… así están las cosas … ¿porqué no se considera éste asunto …?

Día 12 de Enero 2018; continúan los intensos seismos en el enjambre de la zona de Pliego en Murcia.

Anuncios

16 comentarios

Archivado bajo Piedra Angular, TopSecret

alegría en el despertar de la joya divina

Las vibraciones de la joya-espíritu,  bañan en sus bienaventurazas  a  los ángeles  (los siete centros vitales, radiantes del Ser Uno,)  que  suenan en armonía semejantes a las  trompetas.

2 Y los Fariseos y los escribas,  murmuraban, diciendo: Éste (La Seidad o Reflejo de Él) a los pecadores recibe, y con ellos come y  comparte sus ideas, y sus sueños y conversaciones.

Os digo que así habrá más gozo en los cielos por un pecador que se arrepiente, recobrando conciencia, que por noventa y nueve justos, que ya son bienaventurados, y no necesitan arrepentimiento.

10  Así os digo que hay gozo delante de los ángeles de Dios por un pecador que se arrepiente. ( Que adquiere conciencia de Sí,  de las ilusiones y  espejismos  de la falsedad de los Hologramas Mundanos,  y de la Realidad Divina, que es el  Despertar.)

49  El Oficial del Rey le dijo: Señor, desciende antes que mi hijo muera. 50 Jesús le dijo: Ve, tu hijo vive. Y el hombre creyó la palabra que Jesús le dijo, y se fue. 51Y cuando ya él descendía, sus siervos salieron a recibirle,  y le dieron las nuevas, diciendo: Tu hijo vive.

centurion

8 Respondió el centurión y dijo: Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo; mas solamente di la palabra, y mi siervo sanará. 9 Porque también yo soy hombre bajo autoridad, y tengo soldados bajo mi cargo; y digo a éste: Ve, y va; y a otro: Ven, y viene; y a mi siervo: Haz esto, y lo hace. 10 Y oyéndolo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto os digo, que ni aun en Israel he hallado  éste  tipo  de  fe.

19  Un poco más de tiempo y el mundo no me verá más, pero vosotros,
me veréis;  porque yo vivo,  vosotros también viviréis.

cuántica

La visión está siempre ante nosotros; elude nuestra comprensión; ronda nuestros sueños y nuestros elevados momentos de aspiración. Sólo cuando el hombre pueda actuar como alma, y dirija su desarrollado ojo interno externamente al mundo de los fenómenos e internamente al mundo de la realidad, comenzará a presentir el verdadero objetivo y propósito de Dios, a obtener una breve vislumbre del propio canon de Dios y el Plan, de acuerdo al cual voluntariamente condiciona Su propia Vida, para lo cual es esencial el Eterno Sacrificio del Cristo cósmico.

La Jerarquía se ocupa hoy principalmente de estas dos tendencias divinas (la tendencia a la síntesis y a la visión). Su consigna es unificación y visión. Estos desarrollos producirán en la humanidad la integración del alma con la personalidad y el despertar de esa visión interna, la cual permitirá que un destello de la Realidad penetre en la conciencia del hombre. Esto no es un destello de su propia divinidad, o sentir a Dios como Creador, sino un destello de la divinidad inherente en el Todo, a medida que desarrolla un esquema más vasto del proceso evolutivo, de lo que hasta ahora ha podido ser captado o presentido, por las mentes más agudas de la tierra. Concierne a la visión que se le otorga al hombre que alcanza el Nirvana y entra en la primera etapa de ese interminable Sendero que conduce a la belleza, a la comprensión y al desarrollo, aún no alcanzados por la visión interna humana más elevada.

Sería conveniente señalar que más allá de la etapa de iluminación, tal como puede lograrla el hombre, se halla lo que podría llamarse el desarrollo de la divina Visión interna. Por lo tanto, se  dan a continuación los posibles desenvolvimientos y desarrollos, constituyendo cada uno una expansión de conciencia y acercan al hombre en forma más íntima y definida al corazón y a la mente de Dios:


Instinto
Intelecto
Intuición    }    Todos conducen a la Visión interna.
Iluminación

 

Estas palabras, correlativamente presentadas, quizás aclaren algo más la realidad de la propia visión de Dios. Nada más puede decirse al respecto hasta que cada una de estas palabras signifiquen algo práctico en nuestra propia experiencia interna.

Esta cualidad de la visión interna con la cual la Jerarquía trata de actuar, y desarrollarla en las almas de los hombres (sería conveniente meditar sobre esta última frase, pues presenta un aspecto del esfuerzo jerárquico aún no considerado en los libros de ocultismo), es una expresión del Principio de Continuidad, cuyo reflejo ha sido distorsionado en la palabra tan a menudo empleada por los discípulos: Duración. Este Principio de Continuidad constituye la capacidad de Dios para persistir y “permanecer”. Es un atributo del Rayo cósmico del Amor, como lo son todos los principios que consideramos ahora en relación con estas reglas o factores del alma -las tendencias de la divinidad y las inclinaciones de la vida divina. No olvidemos que los siete rayos son subrayos del Rayo cósmico del Amor. Por lo tanto, veremos por qué estos principios determinan las actividades del alma y pueden entrar en acción sólo cuando el reino de Dios o de las almas, comience a materializarse en la tierra.

El principio de continuidad está basado en una visión más clara de la Deidad y en la consiguiente continuidad del plan y del propósito de Dios, que surgen cuando el objetivo es claramente percibido por Él y desarrollado a través de un delineamiento sencillo y formulado. Es la analogía macrocósmica de la continuación y continuidad que se hallan en el hombre cuando -después de una noche de sueño e inconsciencia- emprende su actividad diaria y reasume conscientemente las actividades planeadas.

Por las indicaciones dadas anteriormente podrá verse en qué forma el trabajo de la Jerarquía, en conexión con el género humano, se divide en dos partes: el trabajo que efectúa con los seres humanos individualmente, a fin de despertar en ellos la conciencia del alma, más el que realizan con ellos como almas, para que (actuando en los niveles del alma y como entes conscientes en el Reino de Dios) puedan comenzar a visualizar el objetivo de DioMismo. La segunda parte de Su esfuerzo sólo ahora es posible realizarlo en amplia escala, a medida que los hombres empiezan a responder a la tendencia a la síntesis y a reaccionar al divino principio de coherencia, de manera que (estimulados por sus relaciones grupales) puedan en forma unida presentir la  visión y reaccionar al Principio de Continuidad. Aquí se da un indicio del verdadero y futuro propósito de la  meditación  grupal.  ( Que son nuestras propias intenciones)

El concepto einsteniano de espacio-tiempo, el espacio de cuatro dimensiones (tres espaciales más el tiempo) no es fácil de entender, pero no es imposible. En primer lugar, notemos que para localizar un suceso en el universo no nos basta con decir dónde está, tenemos tambien que decir cuándo ocurre el suceso. Por ejemplo, si decimos “Le he dicho a mi amigo que quedemos exactamente en la puerta del bar Guarapo, justo debajo del cartel, para que no haya duda”, nos damos cuenta de que no es suficiente: hay que decirle cuándo es la cita. Es decir, para situar completamente un suceso nos hacen falta las cuatro dimensiones. Pero, en segundo lugar, y esto es la esencia del concepto del espacio-tiempo, las dimensiones espaciales y temporales tienen la misma naturaleza, son la misma cosa, pueden intercambiarse entre sí. ¿Qué quiere decir esto?

Hablando matemáticamente, decimos que hemos cambiado el origen de coordenadas (una vez lo situamos en un punto y la otra en otro) y hemos recalculado en cada caso el valor de las coordenadas espaciales X e Y para situar el punto de interés. No hay ningún misterio en esto. Similarmente, al describir un suceso en el espacio-tiempo, pueden intercambiarse las coordenadas espaciales con la temporal, de modo que cierta cantidad de tiempo (hacia el pasado o el futuro) puede convertirse, si tomamos otro origen de coordenadas, en cierta cantidad de espacio (por ejemplo, hacia arriba o hacia abajo). Las coordenadas espaciales y la temporal del espacio-tiempo están completamente entremezcladas, tienen la misma naturaleza.

Einstein advirtió que las trayectorias en el espacio-tiempo de cuerpos bajo la fuerza de la gravedad son líneas curvas -y no rectas-, lo que le sugirió la idea de la deformación del espacio-tiempo por la gravedad.

doctor

Mediante nuestras cualidades Almicas en el Ser, conveniente coordinadas, podemos contactar con lo Superior en lo Espiritual.

Todo estado de conciencia está enraizado dentro de la humanidad,
(es un continuum) y que todos son hechos reales aquí y ahora, si sólo los hombres lo supieran; proclaman además la verdad de que Cristo nunca nos ha abandonado por un cielo lejano y nebuloso, sino que permanece cerca nuestro; proclaman que Su interés, Su ardua tarea en beneficio nuestro y las actividades de Sus discípulos activos, los Maestros de Sabiduría y los Señores de Compasión, se hallan también con nosotros, aquí y ahora; proclaman que no estamos solos, sino que las Fuerzas de la Luz y del Esclarecimiento están en constante actividad; que se movilizan las fuerzas y la sabiduría de Quienes saben, para ayudar al género humano y que nada puede detenerlas, ni impedir tampoco el contacto entre el Centro de aspirantes inteligentes, la humanidad, y el grupo espiritual interno, que algunos llaman, la Jerarquía, o Seres Reales.

16 comentarios

Archivado bajo Mensajes, comentarios, aclaraciones..., Metanoia